Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

viernes, 14 de agosto de 2015

Tirar la piedra y esconder la mano

Si hay algo que llevo fatal de toda la vida es la hipocresía. Yo voy siempre de cara con la verdad por delante, me cueste lo que me cueste. Eso me ha acarreado multitud de disgustos en mi vida pero no sé actuar de otra manera. Como dice la mamá de Tambor en Bambi, si no tengo nada bueno que decir mejor me callo. A eso es todo a lo que llego por evitar problemas. Sin embargo, me temo que hay mucha gente que practica esa táctica de tirar la piedra y esconder la mano, que me parece de lo más ruin. Como ocurre con los políticos que pretenden dar imagen de moderados cuando no lo son, y ya todo el mundo sabe de quién hablo.

Lo de tirar piedras me recuerda a la lapidación, que es una práctica de aplicar una sentencia de muerte muy cruel que todavía existe en buena parte del mundo. Entre los antiguos judíos era algo muy habitual y se sigue practicando en muchos países árabes. Y es que en el fondo estos dos pueblos tienen mucho más en común que lo que les separa. Yo he estudiado un poco de árabe y se parece bastante al hebreo. También sus costumbres, especialmente en lo que se refiere a la vestimenta y a la situación de la mujer son muy similares teóricamente. El matrimonio concertado sigue siendo habitual. De manera que no se entiende que se lleven tan mal. Debe ser como el refrán que dice: gallegos y asturianos, primos hermanos.

1 comentario:

  1. Hola: tampoco soporto la hipocresía de la gente. También suelo ser muy sincera y directa con lo que pienso y me trae muchos problemas. A medida que cumplo años apuesto por quedarme callada cuando sé que mi opinión va a traer problemas... seguimos en contacto

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.