Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

martes, 30 de junio de 2015

Quien tuvo, retuvo

Se suele aplicar a la belleza y es cierto que mis hermanos siguen siendo atractivos a su edad. Pero yo me refiero a la mente. Los niños superdotados suelen aburrirse en clase porque entienden todo a la primera, así que se distraen y acaban perdiendo el hilo de la lección. Como no necesitan estudiar porque les basta con escuchar no tienen costumbre de esforzarse y, cuando las cosas se complican, es fácil que saquen malas notas. El problema es que nadie te advierte de que esa facilidad no va a durar para siempre. Se vive como algo natural y te crees que a todo el mundo le ocurre lo mismo. Por eso necesitan atención personalizada.

Pero el tiempo pasa muy rápido y las neuronas que no se utilizan se van desconectando. A los treinta años ya no eres el mismo, a los cuarenta menos, y a los cincuenta a algunos nos parece que en lugar de cerebro tenemos un queso de gruyère con agujeros por donde se escapan las ideas. Quien tuvo no retuvo en mi caso, que es muy evidente. Ya no se me quedan las letras de las canciones, me cuesta horrores retener el vocabulario de inglés, soy más despistada que nunca. Lo único que me queda es la capacidad de análisis. Además la desgana tampoco ayuda. Si yo hubiera sabido en su momento el don que tenía no lo hubiera desperdiciando de esa manera, pero ya no tiene remedio.

lunes, 29 de junio de 2015

EE.UU. y los homosexuales

Se celebraron trece referenda en estados americanos y diez dieron como resultado no al matrimonio homosexual. Entonces Obama se salta la voluntad popular y lo aprueba por decreto. ¿Eso es democracia?. Ahora el mundo y especialmente España aplaude una decisión tomado por minoría absoluta y se supone que todos tenemos que estar de acuerdo. Pues yo no lo estoy. Ahora va a resultar que los únicos que quieren casarse son los homosexuales, sólo por llevar la contraria. Los demás no se casan. Y el problema no es ése sino que les otorgue el derecho a adoptar niños. Un hijo tiene derecho a conocer a su padre y a su madre.

Si estos han fallecido, entonces tiene derecho a convivir con un padre y una madre adoptivos. No es lo mismo dos hombres o dos mujeres por muy casados que estén. A mí lo que hagan con su vida privada me da lo mismo pero que adopten niños no me parece bien. Y menos todavía que los encarguen con óvulos o espermatozoides comprados y madres de alquiler. Esos hijos tienen derecho a conocer su ascendencia y a convivir con sus familiares preferentemente. Un niño no es un experimento sociológico. Es un ser humano menor de edad a quien es probable que le afecte seriamente en el futuro haber sido criado por homosexuales.

Coger el rábano por las hojas

Eso también lo oía mucho de pequeña. Se refiere a quedarse con lo superficial y perderse lo importante. Es algo que ocurre muy a menudo pero más ahora en estos tiempos en que prima lo inmediato. La gente está al día de las últimas noticias pero se queda sólo con los titulares y no se molestan en indagar sobre lo que se esconde detrás, las causas y las consecuencias de cada situación. Es terreno abonado para oportunistas que aprovechan el descontrol para hacer su agosto (enriquecerse), como los cronistas de sociedad que nos cuentan al detalle la vida de los famosos, mientras no sabemos apenas nada sobre el resto de la humanidad.

Comprendo que es apetecible pasar el tiempo entretenido en nimiedades en lugar de preocupado por cuestiones serias, pero así es natural que los problemas no se solucionen nunca. A mí lo que nunca dejará de asombrarme es la pasión y el sentimiento que ponen algunos en el deporte, especialmente en el fútbol. Procuro no ver esa clase de programas, pero cuando cojo alguna escena y veo cómo se enfadan, se alegran, lloran y ríen por las andanzas de unos muchachos en pantalón corto, me temo que no tenemos arreglo. Da la impresión de que a algunos, a muchos, les importa eso mucho más que su propia familia. Y luego me extraño de que admitan el aborto...

domingo, 28 de junio de 2015

Nuestro último verano en Escocia. La película

Fui a ver esta película y me gustó mucho. Es de esas historias sencillas sin efectos especiales que te llegan al corazón. Es amena, divertida y muy tierna. La actuación de los niños es maravillosa. Ya podrían aprender los actores españoles. La moraleja es doble, que hay que hacer caso a los hijos y aceptar a las personas y quererlas tal y como son. Como suele pasar con este tipo de películas ha pasado bastante desapercibida. La fotografía es preciosa, los actores muy buenos y el argumento original, aunque no puedo contarlo porque destriparía la historia. Os recomiendo que vayáis a verla si queréis pasar un buen rato, apto para toda la familia.

Tiene un pero, sin embargo, y es el mismo de siempre, la ideología. En un momento de la película sin venir a cuento, te meten con calzador a una señora que tiene novia e introducen el tema del lesbianismo como parte de la tolerancia. Está claro que existe una campaña para fomentar este argumento en todas las películas. Además, otro protagonista aprovecha para contarnos que es ateo. Eso me recuerda que el otro día vi un reportaje en televisión sobre un hombre que estaba enamorado de su coche y le daba besitos. Me pregunto cuando le dejarán casarse con él y adoptar niños y cómo le explicaría a sus hijos que su madre es un coche. Qué absurdo.

sábado, 27 de junio de 2015

Pasarse tres pueblos

El otro día hablaba con una amiga sobre los hijos que abusan de los abuelos para que les cuiden a los niños. Una cosa es que de vez en cuando les dejen a sus hijos y otra que por principio sean los abuelos los que tengan que hacerse cargo de todo: llevarlos al colegio, recogerlos, darles de comer e incluso quedárselos en su casa el fin de semana. Porque la responsabilidad de los niños es para sus padres, no para los abuelos, que ya hicieron el trabajo en su momento. Además a algunos se les ve ya muy mayores y llenos de achaques para tener que ocuparse de alguien más. Están para que los cuiden, no para cuidar a otros.

Supongo que hay abuelos en buenas condiciones a las que les gusta relativamente ocuparse de esta labor, pero eso no significa que esté bien. Las personas de la tercera edad deberían tener la oportunidad de descansar y ocuparse de sus propios hobbies. Ya han cumplido con la sociedad. Aparte de eso, hay muchos padres que utilizan a los abuelos por ahorrarse un dinero, para no tener que pagar asistenta o canguro, pudiendo hacerlo. Eso ya es imperdonable. Luego, con lo que se han ahorrado, aprovechan para irse de viaje dejando a los niños a cargo de los mayores. Pero también los abuelos Necesitan cuidar su relación de pareja.

viernes, 26 de junio de 2015

El Papa Francisco y la ecología

Si a mí me parece muy bien que se preocupe por la creación. Yo también amo a todos los seres vivos. Pero pensaba yo que su misión se refería más bien a las almas que a los cuerpos. Para proteger a los seres vivos existen otras organizaciones, las cuales suelen ser de izquierdas, no me pregunten por qué. Para interceder por los seres humanos en dificultades, los más pobres entre los pobres, los enfermos incurables, los perseguidos, está la Iglesia Católica. Cada cual tiene su terreno. Si el Papa se dedica ahora a hablar de calentamiento global, ¿quién defenderá a los indefensos?. Me temo que Francisco no sabe muy bien cuál es su misión.

Lo triste del caso es que a menudo la ecología choca con los intereses humanos. Es decir, que los que defienden la reducción de emisiones pretenden que en África sigan sin tener luz eléctrica o servicios básicos. Se exige el sacrificio a los países pobres de que sigan siendo pobres, que no se desarrollen, para que así los demás podamos seguir consumiendo impunemente. Les compran sus derechos de emisión de gases contaminantes. Luego nos llenamos la boca de consignas ecológicas cuando la verdad es que los únicos que las cumplen son los más pobres y porque no les queda más remedio. Eso aparte de que no está claro que el calentamiento tenga origen humano.

Quién te ha visto y quién te ve

Ni sombra de lo que eras. Cuando uno es joven piensa que tiene todo el tiempo del mundo y todas las oportunidades por delante, y no es cierto. La verdad es que hay una edad clave sobre los veinticinco años en que todos deberíamos tener nuestro futuro resuelto a nivel profesional y sentimental. Porque después ya no es tan fácil arreglar ni una cosa ni la otra. Hay trenes que sólo pasan una vez en la vida. Yo desaproveché muchas buenas oportunidades en esa época y luego no hubo más. Sin embargo, al menos yo ya tenía mi pareja. Lo peor es cuando uno empalma relaciones y al final se acaba quedando solo al llegar a la treintena.

Sin embargo, ahora la excepción se está convirtiendo en la norma, de manera que me temo que pronto tendremos una generación de solteros con futuro profesional incierto queriendo volver a empezar cerca de los cuarenta años. Una edad en la que no hace mucho tiempo, no sólo llevaban más de una década trabajando sino que ya tenían hijos mayores a punto de abandonar el nido. Pero el problema es que la naturaleza no perdona y las facultades físicas y mentales merman rápidamente a partir de la cuarentena. De modo que me temo que muchos proyectos de vida acaben frustrados si no se ponen las pilas rápidamente.

jueves, 25 de junio de 2015

Armar la marimorena

Se refiere a armar un gran jaleo. El otro día estaba en un bar y la dueña se quejaba con sus parroquianos de que su madre tiene un piso en propiedad que está ocupado por otras personas y tiene que vivir en casa de otra hija. Cuando se habla de okupas todo el mundo piensa en familias en paro con hijos pequeños que no tienen otra alternativa. La realidad es que la mayoría son personas adultas con ingresos que incluso podrían pagar un alquiler pero no quieren. Y no sólo eso, sino que se trata de gente antisistema que, no sólo no pagan la renta, sino que habitualmente aprovechan para destrozar y desmantelar el piso cuando tienen que marcharse.

Contaban varios casos de gente que incluso está todavía pagando la hipoteca y no sólo no pueden habitar su piso sino tampoco alquilarlo. Y acuden a la policía pero les dicen que ellos no pueden hacer nada. La única solución que les queda sería armar la marimorena y tomarse la justicia por su mano. Pero se aprovechan de que son buena gente, no como los okupas, y no hacen nada. Lo que tienen que hacer las autoridades (y ya lo hacen) es facilitar los alquileres sociales para gente de bajos ingresos económicos. Pero una vez solucionado eso, entonces no hay excusa para los que quieren vivir gratis a costa de otros por la cara.

miércoles, 24 de junio de 2015

Echarle a uno el muerto

Expresión que significa echarle la culpa de todo a alguien. En España siempre ha existido cierta tendencia a culpar a otro de nuestros problemas, pero últimamente es algo generalizado. La banca, los empresarios, la derecha en general, tienen la culpa de la crisis. No niego que hay cierta responsabilidad del sector bancario pero a nivel supranacional, en el hecho de que se dieran créditos sin garantías a gente que no podía pagarlos. Y que algunas constructora se lanzaran a hacer más viviendas que las que eran realmente necesarias. Incluso que algunos políticos, (de toda tendencia), se aprovecharan personalmente de ello.

Sin embargo, todo eso no hubiera pasado si existieran buenos mecanismos de control. Lo que no puede ser es que el gobierno de turno se dedique a saquear las arcas públicas para subvencionar todo lo subvencionable, tapar agujeros y ayudar a sus amigos. Cuando los particulares se quedan sin dinero tenemos un problema, cuando es el estado el que se queda sin dinero tenemos una bancarrota. Así acabamos al borde de la intervención europea. Así que la culpa no es del sistema capitalista en el que vivimos, aunque a algunos no les guste, sino sino de la tendencia al despilfarro de unos y de otros. Sólo haría falta utilizar el sentido común de un buen ama de casa.

martes, 23 de junio de 2015

Hijos del resentimiento

A nadie le gusta perder, eso está claro, y menos una guerra. Pero de ahí a defender que la Segunda República era el paraíso va mucho trecho. Lo cierto es que era un desastre a nivel económico, social y de seguridad ciudadana. Estábamos en el tercer mundo. Había asesinatos todos los días y de los más indefensos, curas y monjas. Estaba más que claro que íbamos camino de convertirnos en una república democrática socialista al estilo soviético. Que lo que vino después tampoco estuvo bien. De acuerdo. Pero al cabo de pocos años éramos la octava economía mundial y de eso se beneficiaron los dos bandos. Yo estuve allí y la gente en general estaba contenta.

Sin embargo, algunos de los perdedores se aseguraron de que sus hijos y nietos fueran incapaces de perdonar; mientras que el resto de la sociedad española había hecho un gran esfuerzo en sentido contrario. Incluso se dedicaron a inseminar su odio en los hijos de personas que nunca habían estado de acuerdo con ese sistema. Tanto que algunos todavía hoy defienden que la Unión soviética no fue para tanto y que lo de Corea del Norte son rumores. A pesar de que ahora con internet la verdad es que todo sale a la luz, todo se sabe y es imposible mantener nada oculto. Al final están teniendo su revancha a costa de quien sea y de lo que sea.

Sálvese quien pueda

O tonto el último. Famosas frases que se utilizan en una situación desesperada para que cada cual mire por sí mismo. Hay días en que me dan ganas de decir eso, coger el coche y plantarme en el pueblo y Salga el sol por Antequera, otra expresión equivalente. Y es que cuando escribo este post con la incertidumbre de las elecciones y oyendo declaraciones tan descabelladas por parte de unos y de otros, pienso que no hay nada como la paz del campo. Además no resulta nada fácil convivir con tres hijos ya casi adultos, cada cual con su carácter y sus manías. Me temo que me estoy haciendo mayor y me falla la paciencia.

Así que le he dicho a mi marido que a ver cuando puede ir pidiendo la prejubilación, aunque me temo que él acabaría aburriéndose sin trabajar, pero me temo que no hay pastillas ya que puedan darme la tranquilidad que tanto necesito. La verdad es que suelo dejar el antidepresivo en julio y retomarlo en septiembre pero este año al paso que voy me parece que no lo dejo. Y es que me temo que mi resilencia está bajo mínimos. Es como quien quien tiene más sensibilidad al dolor. Ningún calmante le basta. Además este verano mi cuñada tiene que pasar un tratamiento contra el cáncer y eso tampoco anima precisamente.

lunes, 22 de junio de 2015

Sacar de quicio

Se refiere a sacar una puerta de los goznes que la sujetan. También a irritar o molestar. A mí lo que me saca de quicio en España es que te meten en un saco en cuanto te descuidas. A la gente le gusta clasificar y etiquetar a los demás inmediatamente. A mí por ir a misa ya me tienen clasificada en extrema derecha, como si no hubiera cristianos de izquierdas.  Además no tienen en cuenta que soy ecologista, pacifista y nada xenófoba, de manera que no es tan fácil adjudicarme una ideología. De hecho, como me dijo una comentarista, los seres humanos no estamos hechos en blanco y negro. Tenemos colores, afortunadamente.

Pero es mucho más cómodo y más fácil andar descalificando a los demás por cuatro ideas. Estoy segura de que mucha gente piensa como yo que los niños deben estar a ser posible con su padre y su madre, y si no con unos adoptivos, hombre y mujer; pero la mayoría no se atreven a dar a conocer su opinión porque aquí es políticamente incorrecto. Sin embargo, en Francia, la cuna de las libertades, es un debate natural que nadie rehúye. No sé por qué los españoles siempre pensamos que, cuando se aprueba una ley el tema está zanjado, y no es así. Existe diversidad de opiniones y las leyes también se pueden modificar si existe mayoría suficiente.


sábado, 20 de junio de 2015

Zapata. Por sus frutos los conoceréis

Del santo Evangelio según san Mateo 7, 15-20

Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con disfraces de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos o higos de los abrojos? Así, todo árbol bueno da frutos buenos, pero el árbol malo da frutos malos. Un árbol bueno no puede producir frutos malos, ni un árbol malo producir frutos buenos. Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y arrojado al fuego. Así que por sus frutos los reconoceréis.

Ahora recuerdo cuando tenía comentarios anónimos y las barbaridades que me llegaron a decir, así que no me extraña que les hayan cogido del twitter cosas parecidas. Cuando mi cuñado y la mujer de mi hermano murieron de cáncer en poco tiempo, me dijeron que ojalá se muriera toda mi familia. Sobre el aborto, que iban a violar a mis hijas para que abortaran. Sobre el cristianismo, que tenían que crucificarnos a todos. Y multitud de insultos graves que no quiero reproducir. Así que ya no me choca nada de lo que está pasando.

Contra viento y marea

Viene a ser algo parecido a Acontracorriente que era el título de mi primer blog. Contra viento y marea sigo defendiendo la reforma de la ley del aborto, no para prohibirlo, sino para volver a los supuestos debidamente controlados. Es decir, que no me opongo al aborto en caso de problema grave de salud de la madre o del feto, o incluso en caso de violación. Pero eso sí, tiene que ser un problema grave y no un certificado del psicólogo diciendo que no le apetece ser madre. Una mujer es madre desde el momento en que concibe un hijo. Si lo aborta, es madre de un hijo muerto, y lo normal es que lo lamente el resto de su vida.

Contra viento y marea me opongo también a la eutanasia, que quieren aprobar ahora. Una cosa son los cuidados paliativos, incluida la sedación terminal para pacientes que no tienen remedio, y otra muy distinta es lo que hacen en el norte de Europa, que los ancianos ya tienen miedo de entrar al hospital. Porque hay quien utiliza la eutanasia para quitarse de en medio a los pacientes crónicos cuyo tratamiento resulta muy caro y a todos los que hayan superado los ochenta años. Incluso en Bélgica han aprobado la eutanasia infantil, llegando a unos niveles que sólo se pueden comparar al nazismo. La defensa de la vida es mi leitmotiv.

viernes, 19 de junio de 2015

Pablo Iglesias. Sobran las palabras

‘Alfon’ portaba un explosivo con metralla y que pudo provocar heridos
La prueba pericial presentada en el juicio por los TEDAX, los técnicos en desactivación de explosivos de la Policía, señaló que el “artefacto intervenido en poder del acusado, se trataba de un explosivo-incendiario formado por elementos explosivos e inflamables, que incorporaban además metralla (tornillos de 5 centímetros de longitud) por lo que estaba capacitado no solo para producir daños materiales sino también heridos. Es un acto de justicia de lo más elemental que un tribunal haya enviado a prisión a un energúmeno que acude a una huelga con una bomba.
Un largo historial delictivo: robo, agresión sexual, lesiones, amenazas…
Para colmo, no estamos hablando de un inocente veinteañero que ha cometido un error aislado. Su historial delictivo se inició en 2009 con unos hechos que le llevaron a ser imputado por robo con violencia, agresión sexual, lesiones, injurias y amenazas contra unas chicas. Según el auto judicial, por el que se decretó la libertad vigilada de ese sujeto y la prohibición de acercamiento a las víctimas, el tal Alfon y otro joven comenzaron a “insultar a un grupo de cinco chicas”. Los hechos continuaron así: “Comienzan a perseguirlas llamándolas “putas, lesbianas, mi hermana de 13 años es más mujer que vosotras, te la voy a meter en la boca y será lo mejor que has probado”, llegando un momento en el que el menor de edad intenta arrebatar el bolso a una de ellas.” Aunque dos de las chicas consiguieron impedir el robo del bolso, sí que les robaron un teléfono móvil y le arrancaron el sujetador a una de ellas en el forcejeo. Entonces el tal “Alfon” tenía 17 años.

Uno de los miembros más activos de los ultras violentos del Rayo Vallecano
Entre octubre de 2009 y diciembre de 2011 “Alfon” participó en peleas entre los ultras violentos del Rayo Vallecano, los “Bukaneros”, y sus rivales de otros equipos, siendo considerando uno de los ultras más activos del citado equipo madrileño. El 26 de abril de 2010 fue detenido con 230 gramos de sustancias estupefancientes, siendo condenado a dos años de prisión y una multa de 3.000 euros. En junio de 2012, unos meses antes de la detención que le ha hecho famoso, fue nuevamente detenido por atentado contra la autoridad en Puente de Vallecas.
Pablo Iglesias considera “una injusticia” que se encarcele a ese delincuente
Sin importarle lo más mínimo el citado historial delictivo de “Alfon”, la ultraizquierda española le convirtió en un ídolo. Medios de la izquierda radical española se han hartado de presentarle como un simple joven indignado. Uno de los más recientes ejemplos de esa vergonzosa campaña de propaganda basada en la mentira es este tuiteo publicado ayer por Pablo Iglesias:
Dejemos a un lado que un tipo que aspira a gobernar España no distingue un banco de una caja, la segunda controlada por políticos y sindicalistas y, dicho sea de paso, lo más parecido que hay a la banca pública que defiende Podemos (tal vez de ahí venga la interesada confusión). El caso es que el falaz argumento de Iglesias sirve también para defender a violadores, atracadores, pederastas, narcos… a cualquier delincuente que no haya quebrado una caja, eso sí. Si la existencia de una injusticia convierte en injusto el más que justo encarcelamiento de alguien que ha cometido un delito grave, abramos las cárceles y dejemos salir a todo quisque, ¿no, don Pablo? Pues no, claro. Es obvio que el líder de Podemos no quiere vaciar las cárceles. Mucho me temo que tiene otros planes para ellas. Pondré un ejemplo ofrecido por el propio Pablo Iglesias hace dos años.

En 2013 equiparó a un periodista de derechas con un dirigente etarra
En ese vídeo, Pablo Iglesias “olvidó” decir que el etarra Arnaldo Otegi está en prisión por pertenecer a una banda terrorista en grado de dirigente. En el tuiteo en el que presentaba el vídeo, y emulando a Pilatos, el entonces profesor de la UCM daba elegir a sus seguidores entre la cárcel para el terrorista Otegi o para el periodista Federico Jiménez Losantos. Ya os podéis imaginar cuál era la elección de Pablo Iglesias. Pero por si tenéis poca imaginación, aquí tenéis lo que dijo Pablo Iglesias sobre Otegi en septiembre de 2011:

Para ellos, el fin -derribar nuestra democracia- justifica cualquier medio
Un año después de ese tuiteo a favor de Otegi, Pablo Iglesias confesaba que le “emociona” ver a ultras encapuchados pateando a un policía. A la vista de estos hechos, comprenderéis que el título de esta entrada es una pregunta retórica. ¿Se imagina alguien a Pablo Iglesias considerando “una injusticia” el encarcelamiento de alguien que pretendiese volar una sede de Podemos, o diciéndose emocionado al ver a alguien pateando a un afiliado de su partido? Claro que no. En la aberrante escala de valores de la ultraizquierda, un terrorista es un hombre de paz y un tipo con una bomba es un joven indignado, siempre que ambos sean de izquierdas, claro. Si en vez de eso hablamos de un dirigente de la oposición democrática en Venezuela enviado a una prisión militar por criticar al gobierno, entonces el líder de Podemos no sólo rechaza pedir su libertad, sino que tanto él como los demás eurodiputados de su partido han votado contra dos condenas de la brutal represión chavista, represión que incluye el encarcelamiento de demócratas por el mero hecho de criticar al régimen tiránico al que asesoró Pablo Iglesias. Está medianamente claro que el Derecho, la libertad, la verdad y la justicia le importan un bledo. Lo que busca este tipo es demoler nuestro marco de convivencia democrático para sustituirlo por el modelo bolivariano, y considera que ese fin justifica cualquier medio, incluso el de “Alfon”.
www.outono.net/elentir/2015/06/19/si-la-bomba-de-alfon-fuese-para-volar-una-sede-de-podemos-que-diria-pablo-iglesias/ (Véanse los tweets en esa página).

Dar con la puerta en las narices

Siguiendo el sentido literal de la frase, significa dejarte fuera de algo, excluirte. Es algo que a mí me pasa a menudo. Como ya he dicho otras veces soy una persona que no consigo integrarme nunca en ningún grupo. Ni en la parroquia, ni en una asociación provida, ni en las clases a las que asisto. Voy siempre por libre. Cuando lo he intentado siempre me he quedado fuera por una u otra razón. Nunca estoy en la misma línea que los demás. Así que ya me he acostumbrado a que me den con la puerta en las narices y no espero otra cosa. También en el blog he tenido muchos problemas y no consigo vender los libros que publico.

Es decir, que la integración y el éxito no son cosa mía. Sin embargo, soy feliz a mi manera en mi pequeño mundo, muy pequeño. Supongo que es el precio a pagar por ser consecuente y no querer bailarle el agua a nadie (seguirle la corriente). Me consuela saber que no soy la única que se siente una apestada en esta sociedad en que vivimos. Otros me han contado lo mismo. Sin embargo, lo malo  no es el rechazo de los que no te entienden, sino el de las personas que supuestamente están más de acuerdo contigo o deberían ser más cercanas. Pero, en fin, es lo que hay. No me queda más remedio que aceptarlo así.

jueves, 18 de junio de 2015

Los extremos se tocan, comunismo y nazismo

Ha habido mucho escándalo por los tweets antisemitas de los simpatizantes de Podemos, lo que viene a demostrar que la gente no tiene ni idea de historia. Nazi, significa nacional socialista. En un principio tenían mucho en común Lenin y Hitler. Por eso firmaron un acuerdo de paz entre Alemania y Rusia al principio de la segunda guerra mundial. Beben de las mismas fuentes. Se trata de estados totalitarios con un control absoluto sobre la población con un componente nacionalista muy fuerte. El nacionalcatolicismo español en cambio tenía mucha más componente religiosa que ideológica. De manera que no es de extrañar que tanto nazis como comunistas coincidan en ideas y métodos.

Y una de sus principales premisas es el rechazo de la religión porque naturalmente no puede existir otra autoridad que la del estado, incluso a nivel moral y social. De manera que los acólitos de Podemos, llámense como se llamen, sólo están reconociendo públicamente sus más profundas convicciones, que pasan por el rechazo a todas las religiones y especialmente al cristianismo. No es de extrañar que Rita Maestre participara en un ataque a una iglesia y gritara eso de "arderéis como en el treinta y seis", porque se trata exactamente de la misma ideología que asesinó a casi diez mil religiosos españoles en los años treinta. Y quien no quiera verlo tiene un problema.

Poner todos los huevos en la misma cesta

Es decir, no diversificar. En este mundo intercomunicado en que vivimos estamos perdiendo la privacidad y lo peor es que muchos no se dan ni cuenta. Las redes sociales ya nos tienen absolutamente localizados, no sólo geográficamente, sino por amistades, gustos y trabajo. De este modo, hemos puestos todos los huevos en la misma cesta, porque a través de facebook, twitter u otras nos tienen controlados para bien y para mal. Si falla perderíamos nuestros contactos y, si alguien quiere perjudicarnos, tiene todas las herramientas a mano. Internet más que darnos libertad nos la arrebata y no nos importa.

Yo apenas uso las redes de vez en cuando para promover mis blogs, pero hay gente que está absolutamente enganchada, empezando por mi propia familia, y cada segundo les suena un mensaje de entrada, lo cual no les deja hacer vida normal. Esta nueva esclavitud invisible les impide estudiar, ver la tele o incluso comer tranquilos pero lo aceptan sin más. Yo me niego a tener un gran hermano controlando todos mis movimientos. Ya tengo bastante con los blogs donde vuelco mis pensamientos, pero que además son anónimos y poca gente que me conozca los lee. Creo que conservar la privacidad es algo esencial en la vida.

miércoles, 17 de junio de 2015

Podemos o cómo meter la pata hasta el fondo

Apenas tres días llevan en los ayuntamientos y ya han salido a relucir declaraciones de todos sus miembros que ponen la piel de gallina, que en otros países serían motivo de cárcel. Zapata con su repertorio de frases propias de un psicópata, Maestre incitando a quemar a los cristianos. Pablo Soto queriendo torturar y matar a Gallardón. Castaño pide empalar a Toni Cantó. Otro que dice que a la derecha hay que masacrarla en sus propias casas. Otro que habla de recuperar la guillotina. ¿En qué clase de tarados hemos dejado el gobierno municipal y autonómico?. Pero yo no les culpo a ellos, que ya tienen bastante con sobrevivir a su odio visceral.

Yo culpo públicamente a sus votantes. Que no será que no les advertimos del derecho y del revés. Que no será que nadie les dijo con qué clase de gente se estaban jugando las habichuelas. Que no quisieron creerlo porque ellos saben más que nadie. Que incluso desde el extranjero les avisaron de lo que iba a ocurrir. Y no se les ocurre otra cosa que votar al Frente Popular y retroceder ochenta años. Como no recapaciten de aquí a las generales, todo lo que suceda caerá sobre sus conciencias. Voy a tener que darle la razón a Jeremy Clarkson que decía que los españoles son «una panda de gente que hace una semana se estaban disparando unos a otros y apuñalando vacas». Solo falta que volvamos a hacerlo, y en este caso, del dicho al hecho puede haber poco trecho.

Al pie de la letra

Significa literalmente. Me gusta mucho escribir en internet pero tiene ese problema: todo lo que escribes se toma al pie de la letra. Quiero decir que en una conversación fluida puedes introducir matices, gestos, que clarifican tu posición. Al ponerlo por escrito cada palabra tiene un sentido concreto que no se puede modificar. Así que me ha ocurrido muchas veces en estos diez años que alguien ha malinterpretado lo que decía. Recuerdo que una vez dije que los gitanos tenían problemas de obesidad y me llamaron racista, cuando lo que yo afirmo es fácilmente comprobable y además lo estoy viendo todos los días.

Eso no significa que no quiera tener gitanos cerca. Una cosa no quita la otra. Todo lo que afirmas públicamente se toma como una declaración jurada y podrá ser utilizado en tu contra. Cuando tenía más comentarios me pasaba el día matizando lo que había dicho para que se entendiera mejor. Por eso siempre afirmo que las relaciones por internet están viciadas en principio, aunque por supuesto pueda haber casos en que funcionen porque la excepción confirma la regla. El problema es que cuando uno escribe no puede estar incluyendo todas las excepciones en el texto o cada post ocuparía una página entera y no habría quien lo leyera.

martes, 16 de junio de 2015

Carmena y las ideas de bombero

Se llama así a ideas disparatadas, no sé por qué. El caso es que la flamante alcaldesa de Madrid ha dicho que hay que formar cooperativas de madres y padres para limpiar los colegios. Y digo yo, ¿qué hacemos con los cientos de personas empleadas para tal fin?. Todos a la calle, supongo. No sé si pretende que los padres limpien gratis porque si no, no sé lo que se gana. Por otra parte, no se le ha ocurrido pensar que la mayoría de esos padres tienen sus propios trabajos y su jornada laboral y no pueden descuidarla. Que menos mal que mi hija acaba de terminar el colegio o me veo fregando las escaleras, a mi edad.

Lo que habría que conseguirle a los de Podemos urgentemente es una ración de sentido común, o en su defecto unos buenos asesores que les digan lo que se puede o no se puede decir o hacer. Aunque para la mayoría ya es demasiado tarde porque ya han soltado todas las burradas habidas y por haber, y hoy en día de todo queda constancia en los medios de comunicación. De manera que, quien no se ha querido dar por enterado antes se acabará enterando después. No hay escapatoria. Lo malo no es lo que dicen sino que realmente lo piensan y, si Dios no lo remedio, también tienen intención de hacerlo, aunque sea una.barbaridad.

Al fin y a la postre

Significa en conclusión. El mal existe por mucho que algunos no quieran verlo. Se busca excusas como la del chico que "oía voces" para atacar a sus profesores, y por eso salió de casa armado. Yo también oigo voces que me dicen que no friegue la cocina pero no les hago caso. Hay personas que son malas, aunque sólo tengan trece años. Yo he conocido unos cuantos. Simplemente, carecen de la pantalla protectora de la educación que hace que no nos comportemos como animales. Pero en el fondo seguimos teniendo el mismo instinto de comer y no ser comidos. Al fin y a la postre nosotros seguimos siendo animales.

Hay personas que ponen sus intereses por encima de todo lo demás, gente a la que le ciega la avaricia, la soberbia, el rencor o la envidia, y no ven nada más. Cuando esas fijaciones no se tratan pueden desencadenar cualquier desgracia. También hay quien actúa así pero pasa por una persona normal, y sólo al conocerla mejor te das cuenta de sus verdaderas intenciones. Lo peor del asunto es que cuando uno de estos se sale con la suya, siempre hay un inocente que es perjudicado. Pero la sociedad actual no sólo no señala estas conductas, sino que incluso las favorece. Haz lo que quieras, disfruta de la vida, son consignas que incitan a hacer el mal.

lunes, 15 de junio de 2015

Tener más moral que el alcoyano

Es el equipo de fútbol de Alcoy (Alicante). Teniendo en cuenta que mi madre está enferma en cama, mi cuñada en tratamiento por cáncer y cada vez que pongo la televisión veo a Carmena de alcaldesa de Madrid; si me sintiera bien, se podría decir que tengo más moral que el alcoyano. Pero no es el caso desde luego. Estoy hecha polvo. Además el tiempo tampoco es que acompañe, que tengo un montón de ropa para lavar y no hace más que llover. Mi cuenta corriente en cambio padece sequía crónica y todavía no han salido las notas de los exámenes. De manera que estoy en un impasse bastante molesto.

Es de esos días en que te dan ganas de volverte a la cama pero tienes mucho que hacer por otra parte. Así que aquí estoy perdiendo el tiempo con el blog porque no tengo ganas de nada. Uf, desde luego lo de tener moral no es lo mío. Y pensar que Podemos pueda ganar las próximas elecciones no ayuda. Quién nos iba a decir que tendríamos a los antisistema y simpatizantes de eta gobernando España. Si los muertos levantaran la cabeza, seguro que se volverían a morir del disgusto.

Morder el polvo

Significa acabar por el suelo. Generalmente se habla de hacer a otro morder el polvo. En un sentido figurado, acabar con tu adversario. Digamos que no es una expresión políticamente correcta. Como dice la Biblia: NO QUIERO LA MUERTE DEL PECADOR SINO QUE SE CONVIERTA Y VIVA ( Ez 18,23). Tal vez es eso lo que ha pensado el Papa al iniciar acercamientos con Cuba. Sin embargo, me temo que es una postura un poco ingenua por su parte. Porque hay pecadores que no quieren convertirse porque están muy orgullosos de ser como son. Por eso algunos sólo entienden su error cuando tienen que morder el polvo, no con bonitas palabras.

Escribo esto a continuación de la visita de Raúl Castro al Papa. A un mes vista cuando se publique, apuesto a que no habrá servido para nada. Si se pretende que el fin del embargo y el acercamiento de la Iglesia van a hacer recapacitar a los Castro, es tanto como suponer que un león se puede alimentar de lechuga. Una situación que lleva más de cincuenta años enquistada y una familia que lleva todo ese tiempo disfrutando del poder absoluto, no van a disolverse de un día para otro. De este modo, lo único que se consigue es que algunos lleguemos a la conclusión de que el Papa Francisco siente simpatías por el comunismo. Espero equivocarme.

sábado, 13 de junio de 2015

Meterse en camisa de once varas

Significa meterse en líos, que es lo que hago yo habitualmente en el blog, hablando de cosas que la gente no quiere oír. Como la Fe. Hay una cierta confusión en España entre Fe, religión y catolicismo. Digamos que lo meten todo en el mismo saco y acaba en sus recuerdos de la Primera Comunión, si es que la han hecho. Pero la Fe es algo mucho más vasto y más profundo que cuatro lectura confusas de la Biblia. Para empezar, los que creemos en Dios pertenecemos a tres religiones distintas y multitud de variedades de las mismas, aunque la principal entre las cristianas siga siendo la católica. Querer reducirlo todo a cuatro tópicos es como intentar abarcar el horizonte.

Me gustaría tener las palabras adecuadas para explicarlo y el don para utilizarlas, pero me temo que no lo tengo. La Fe lo abarca todo. Te hace sentir en comunión con los demás, con la naturaleza, con toda la creación. Es amor universal y eterno. Hace que todo lo demás carezca de importancia, al hacerte sentir parte de un proyecto mucho mayor, infinito. El amor de Dios lo impregna todo. En ese sentido también se relaciona con el budismo y otras religiones. Yo creo que en el fondo es lo mismo. Distintas maneras de interpretar la misma realidad. La paz que te hace sentir no te la puede quitar nada ni nadie, porque existía antes que tú y seguirá existiendo después.

viernes, 12 de junio de 2015

No hay nada nuevo bajo el sol

Cada generación cree que ha inventado la pólvora. Por eso es interesante leer a los clásicos para descubrir que ya tenían los mismos problemas e inquietudes que tenemos nosotros ahora. Las relaciones amorosas especialmente han sido siempre parecidas a lo largo de la historia, porque aunque las costumbres cambiasen, los sentimientos siguen siendo idénticos. El miedo al compromiso, los celos, la rivalidad, las relaciones conflictivas con parientes y amigos; son una constante universal. Por eso cuando algunos afirman que los jóvenes actuales son más seguros, independientes o pasivos que antes, yo no me lo creo demasiado.

No hay nada nuevo bajo el sol en lo que se refiere a relaciones humanas. Detrás de la pareja más hipster, nappie o como quieran llamarle ahora, sigue habiendo un hombre y una mujer que desean encontrar a alguien con quien compartir su vida, un compañero de camino. Por mucho que parezca que no les importa, toda persona desea tener una familia propia a ser posible o al menos unas buenas relaciones familiares. Todos aspiramos al matrimonio para siempre, a ver crecer a nuestros hijos y conocer a nuestros nietos. Eso es algo que ninguna ideología o moda podrá nunca derogar, afortunadamente, porque es lo mejor de la vida.

jueves, 11 de junio de 2015

No es el fin del mundo

Se dice para quitarle importancia a un problema y hacer ver que no es tan grave. Mis hijas son muy buenas estudiantes y, cada vez que sacan peores notas, piensan que es el fin del mundo. Yo intento hacerles ver que no, que afortunadamente tienen más oportunidades. En cambio mi hijo no se agobia con nada, no tiene ninguna prisa por terminar de estudiar ni por trabajar. Me gustaría tener un término medio. Para mí lo peor sería que le pasara algo a mi familia directa. El resto puedo soportarlo. No soy la alegría de la huerta tampoco pero me suelo tomar las cosas con mucha calma. Digamos que, como no espero mucho, todo es bienvenido.

Dicen que el fin del mundo va a ser enseguida. Según las profecías de Malaquías, estamos ya con el último Papa. Y según dicen los textos bíblicos ya estamos viendo los últimos signos. Sin embargo, no está claro que sea un final definitivo o el comienzo de algo nuevo. En cualquier caso, será una grave crisis y no me gusta la idea de que mis hijos la vivan. Pero, claro, si uno estuviera siempre pensando en lo que puede pasar, para empezar no te casarías ni tendrías hijos. La vida es una apuesta de futuro. Yo, desde luego, viendo la ideología de género cómo se extiende por el mundo, no me extrañaría que fuera el final. Que el Señor nos coja confesados.

miércoles, 10 de junio de 2015

Mi hija emigrante

Mi hija mayor siempre ha sido buena estudiante y el verano pasado estuvo haciendo un Erasmus en el norte de Europa. Después de eso, un amigo de allí le ofreció un trabajo temporal para este verano y allí está, trabajando, aunque todavía no ha terminado la carrera. Algunos dirán que nuestros pobres jóvenes tienen que emigrar porque aquí no hay oportunidades, pero yo pienso que es una experiencia estupenda para ella y además se lo pasa muy bien allí.

Todo es del cristal con que se mire, pero yo creo que tener la oportunidad de viajar, conocer otros países y ganar un sueldo es una gran suerte. Claro está que si no tienes preparación laboral alguna tendrás que conformarte con lo que te ofrezcan, aquí o en cualquier otro sitio. Pero alejarse de casa y de tu familia por un tiempo siempre es un enriquecimiento para la persona.

Dios aprieta pero no ahoga

Curioso dicho que significa que, cuando parece que las cosas van mal y no puedes ya más, siempre llega un respiro, un pequeño alivio. Hablando de maternidad realmente yo las pasé moradas porque tuve todas las molestias que puede tener una embarazada y alguna más. Para colmo, mis dos hijos mayores sufrieron cólicos durante meses y me pasaba el día con ellos en brazos o moviendo la cuna. Siendo yo una persona más bien debilucha y apática no me explico todavía de dónde saqué fuerzas para cuidar de ellos sola, pero lo hice y además repetí en poco tiempo dos veces. El instinto maternal te da una determinación sobrehumana.

Por eso cuando hablan de las madres como si fueran personas con un mérito especial yo suelo quitarle importancia, porque pienso que a la fuerza ahorcan, es decir que cualquiera en esa situación reaccionaría igual. Hace falta tener poca sangre para ver a un bebé llorar porque tiene hambre o sueño o lo que sea y no atenderlo. Da igual que tú no puedas más, que estés agotada y te caigas de sueño. Hay casos de mujeres que se deprimen y necesitan atención médica, pero la inmensa mayoría salimos adelante porque no nos queda otra. Y además porque sin duda es lo más gratificante que puedas hacer en tu vida, aunque te cueste la salud.

martes, 9 de junio de 2015

Estar más muerto que vivo.

Se refiere a estar asustado. No debería hablar de esto porque soy un poco gafe pero dentro de media hora tengo el examen oral de inglés y estoy más muerta que viva. Lo cual no tiene mucho sentido teniendo en cuenta que ya he hecho otros antes de francés e incluso de alemán y he sobrevivido. Desde pequeña los orales me aterran. Supongo que forma parte de mi fobia social. Hasta el punto que prefería suspender arte en cou que salir a hablar delante de toda la clase. Luego aprobaba el escrito.

Pero esto es como el parto: no hay escapatoria y además me lo he buscado yo misma y no tiene sentido que esté aquí desahogando mis miedos. Luego es media hora escasa y se acabó, así que paso mucho más tiempo reconcomiéndome por dentro. Mandadme vuestros buenos deseos...

No dar puntada sin hilo

Significa que todo lo que dices o lo que haces tiene una motivación. Yo le veo dos sentidos. Puede tratarse de gente interesada que cuando se hace amigo de alguien, por ejemplo, busca una ventaja. O puede ser gente consecuente cuyos actos son siempre premeditados. En todo caso me parece un poco estresante tener que estar siempre midiendo lo que haces, pero por otra parte la verdad es que mis textos de internet no son tan espontáneos como puedan parecer, sino que siempre intento introducir una moraleja. De modo que también se puede decir que no doy puntada sin hilo, aunque más que intencionado es algo que no puedo evitar hacer.

Creo que hay momentos en la vida para ser muy claro respecto a tus intenciones y otros en que es mejor improvisar y ver cómo va saliendo la labor. Por ejemplo, con los hijos no queda más remedio que adaptarse porque ellos van cambiando de un día para otro y lo que valía ayer tal vez ya no valga mañana. El problema es que ellos tienden a ser muy literales y enseguida te toman la palabra. Así que hay que procurar no ser demasiado categórica en tus relaciones familiares no sea que al final te arrepientas de lo que has dicho o hecho. Aunque en el fondo me temo que es inútil: siempre te acabas lamentando, por acción o por omisión.

lunes, 8 de junio de 2015

Hacer el primo

Debería ser mi segundo apellido: Susana prima. Hacer el primo es mi modus vivendi. Hay una persona que la mayoría de las veces que me llama para pedirme que haga algo, resulta ser algo innecesario. Y yo sigo picando como una idiota. Como cuando trabajaba y me tocaban las labores más engorrosas que no quería nadie, y que se podían hacer por ordenador con mucho menos tiempo y esfuerzo, pero yo sólo tenía una máquina de escribir eléctrica.

O cuando me tocaba ir a visitar a alguien que no me valoraba y que siempre aprovechaba para hacerme de menos. Y no un ratito, veinte años. Creo que no voy a ir ni al cielo ni al infierno. Me quedaré en el purgatorio por tonta. O lo mismo me mandan de vuelta a ver si aprendo de una vez a decir que no.

Ser flor de un día

Se dice del éxito que dura muy poco, como los cantantes que sólo tienen una canción famosa. Llevo con mis blogs casi diez años, unas veces con más seguidores y otras con menos. Éste en concreto ya tiene casi cuatro años, lo cual es todo un record en internet y estoy pensando en jubilarlo. He tomado por fin una decisión. Cuando acabe con los dichos lo voy a dejar, pero sólo para abrir un blog nuevo. En el nuevo blog tengo la intención (como de costumbre) de escribir menos de cuestiones políticas y morales y más de temas personales. La verdad es que no es la primera vez que me propongo esto así que supongo que no lo conseguiré tampoco.

La verdad es que luego la actualidad manda y acabo escribiendo de lo que me pasa por la cabeza en ese momento. También quiero publicar menos posts, no a diario, porque además pretendo reengancharme al francés y eso me va a llevar más tiempo. Pero bueno, son intenciones. Como dice la frase: la vida es lo que te va pasando mientras tú haces planes. Quiero retirarme de la primera línea y pasar a la retaguardia. Me gustaría recuperar el diálogo relajado sobre temas intrascendentes. A lo largo de estos años he tenido gente que he llegado a considerar amigos virtuales. Muchos ya no escriben. Espero de este modo lograr algunos más. Naturalmente, enlazaría este blog con el otro.

sábado, 6 de junio de 2015

Se me ha ido el santo al cielo

Se refiere a olvidarse de algo. A mí me pasa continuamente. Desde pequeña soy muy despistada y con el tiempo cada vez más. Por eso voy dejando notitas por todas partes, pero es inútil porque se me olvida leer las notas. Al principio me daba mucha rabia ser así y era un problema cuando trabajaba de secretaria, pero lo he acabado aceptando como todo, como las varices, las migrañas y demás. Como en casa ya saben que no me acuerdo de nada, ya lo tienen en cuenta y me lo recuerdan o lo hacen ellos. Me temo que con los años irá a peor, así que no me queda más que asumirlo. Aunque también tiene sus ventajas. Vives más relajado.

La gente que se acuerda de todo lo que tiene que hacer, no tiene un minuto de descanso. Supongo que va con la manera de ser, como hay gente más diligente y con madera de líder, otros somos más pasivos y tranquilos. El carácter también acompaña a estos rasgos y creo que yo tengo más paciencia en general. La verdad es que la gente activa me pone un poco nerviosa. Afortunadamente como paso mucho tiempo sola puedo relajarme a gusto. Sin embargo, no puedo negar que cuando se te va el santo al cielo a menudo te creas muchos problemas y también a los demás. Supongo que no debe ser cómodo convivir con una persona como yo.

viernes, 5 de junio de 2015

Hola

Sólo deciros que me he ido de puente al pueblo. Hoy he podido entrar en internet pero seguramente no lo vuelva a hacer hasta el domingo. Gracias por seguir ahí. Besos.

Tener la mosca tras la oreja

Curiosa expresión que significa que sospechas algo, como cuando oyes un zumbido y no ves a la mosca pero sabes que está ahí. En sentido literal yo me temo que no oigo nada bien. Es otro de mis problemas de salud. Pero en este sentido tengo un oído muy fino. Me temo que siempre tengo la mosca tras la oreja y a veces preferiría realmente no enterarme de las cosas como me entero. Ya sé que está mal que lo diga pero soy más inteligente de lo normal, o lo era, porque he perdido mucho, pero lo que conservo es precisamente este sexto sentido que hace que me de cuenta de las cosas incluso antes de que tengan lugar.

También me considero una buena persona, tal vez demasiado buena y por eso mismo tengo un detector inmediato para las personas que actúan llevadas por la envidia, el rencor o la avaricia. Digamos que soy una experta en el mal en general porque lo veo venir de lejos. Cosa que tampoco me gusta nada, pero qué le voy a hacer si soy así desde niña. Detecto las malas intenciones inmediatamente, aunque a menudo no pueda hacer nada por evitar las consecuencias. Ojalá tuviera la misma capacidad para convencer a los demás de que cesen en su actitud. Eso también tiene mucho que ver con mi tendencia a la depresión. Resulta difícil ser positiva así.

jueves, 4 de junio de 2015

No caer en la trampa

Todos los psicólogos dicen que hay que alejarse de las personas negativas, de aquellos que sólo ven blanco o negro alrededor. Sin embargo yo soy un poco boba y siempre me meto en problemas intentando convencer a los demás de otro punto de vista. Como cuando una madre primeriza se cree que es la primera mujer que ha dado a luz y tiene la fórmula secreta para la crianza que a todas las demás se nos ha escapado. Y yo, que tengo un hijo de veintitrés años, trato de explicar que hay tantos métodos como padres y como hijos y cada cual hace lo que puede, pero la experiencia sigue siendo un grado. No hay nada nuevo que no esté inventado. (no me refiero a ti, Silvia).

Y sigo cayendo en la trampa de meterme en debates sobre aquello que conozco, que es la escuela de la vida. Naturalmente no hablo de fútbol ni de matemáticas. Hablo de lo que he vivido. Pero hay gente que piensa que si no tienes al menos un graduado o un máster no eres nadie y no tienes derecho a opinar. Como si no fuera evidente que hay más sabiduría entre muchos analfabetos que en las mejores escuelas. Así que si a veces me arrepiento de no haber ido a la universidad no es por no tener un título, sino porque veo que hay gente sin talento que, sólo por el hecho de tener un diploma, consiguen beneficios que no se merecen ni se han ganado.

miércoles, 3 de junio de 2015

A bote pronto

Significa de repente, inesperadamente. Por ejemplo, no se me ocurre nada a bote pronto. Pero sí se me ocurre. Llevo diez años dedicada a hablar en este blog sobre la familia y en contra de la ideología de genero; es decir, del aborto, la eutanasia y las adopciones homosexuales, entre otras cosas. En todo este tiempo he hecho muchos amigos y enemigos, y amigos que se han transformado en lo segundo con el paso del tiempo. Quiero decir que estoy muy acostumbrada a lidiar con malentendidos, falsas interpretaciones e insidias. Al principio me afectaba mucho. Ahora ya tengo asumido que forma parte del todo. Lo tomas o lo dejas.

Así, a bote pronto, pienso que si tuviera que volver a pasar por lo mismo lo volvería a hacer, al mismo coste. Porque realmente creo que mi tarea consiste en defender a los más indefensos: los niños no nacidos, los enfermos y los hijos adoptivos. He elegido hablar por los que no tienen voz ni voto en esta sociedad y creo que no hay labor más importante. Así que cualquier sacrificio que pueda hacer será por una buena causa. Por eso me molesta tanto cuando me dicen que soy radical o intolerante. No se puede tolerar según qué situaciones o comportamientos. Es evidente. Y yo no sirvo para remar entre dos aguas según me lleve la corriente.

martes, 2 de junio de 2015

Una puntada a tiempo ahorra ciento

Sigo pensando en si continúo con internet o no. Llevo así meses. Lo que pasa es que veo la televisión, leo los periódicos y me doy cuenta de que mi punto de vista está poco representado. No porque mucha gente no piense como yo, sino porque no se atreven a decir nada. También hay quien simplemente no se planteado nunca estos temas ni ha oído hablar de la ideología de género, y sabe que hay un problema pero no sabe identificar cuál es. Entonces pienso que si me voy, en poco tiempo mis post pasarán a las últimas páginas del buscador y que la gente que tiene interrogantes y dudas no tendrá dónde informarse.

Creo firmemente que muchos de los problemas de nuestra sociedad se podrían evitar con sólo fomentar la educación en valores como el esfuerzo, la iniciativa, la perseverancia, el autocontrol... Aun así siempre hay gente que falla por circunstancias personales o malas influencias, pero no serían como ahora un tanto por ciento tan elevado de nuestros jóvenes. También seguiría habiendo divorcios pero no tan precipitados ni en tanta cantidad. Pienso que realmente existen fórmulas válidas que no hemos inventado ahora, que vienen de generaciones anteriores, para hacer las cosas un poco mejor. Y por eso pienso que es importante divulgarlas.

lunes, 1 de junio de 2015

Sacar las castañas del fuego

Se refiere a solucionarle los problemas habitualmente a otra persona. Hay quien tiende a meterse en líos y luego siempre hay que estar sacándole las castañas del fuego, es decir, quemándose un poco por él. Es muy habitual con los hijos, especialmente los adolescentes, que se creen que lo saben todo y, por más que les adviertes, acaban metiéndose en problemas, y al final es mamá o papá quien tiene que dar la cara. Pero en fin, forma parte del oficio de ser padre y madre y la verdad es que lo hacemos con gusto en el fondo. Supongo que porque significa que nos siguen necesitando y eso es algo muy gratificante, sobretodo cuando se hacen mayores.

Por ejemplo, ahora los jóvenes son muy poco de comprometerse con su pareja. Siguen la consigna de que hay que seguir saliendo con los amigos y haciendo vidas independientes lo más posible. No se dan cuenta de que con ello pueden hacer que la relación se enfríe o incluso que surjan terceras personas, porque nadie está libre de caer en la tentación. Pero, luego, cuando llega el disgusto ahí están los padres para apoyar, consolar o lo que haga falta. Aunque la verdad es que da cierta rabia pensar que si nos hicieran más caso se ahorrarían muchas castañas, el caso es que nosotros también hemos sido jóvenes y hemos hecho cosas parecidas.