Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

lunes, 1 de junio de 2015

Sacar las castañas del fuego

Se refiere a solucionarle los problemas habitualmente a otra persona. Hay quien tiende a meterse en líos y luego siempre hay que estar sacándole las castañas del fuego, es decir, quemándose un poco por él. Es muy habitual con los hijos, especialmente los adolescentes, que se creen que lo saben todo y, por más que les adviertes, acaban metiéndose en problemas, y al final es mamá o papá quien tiene que dar la cara. Pero en fin, forma parte del oficio de ser padre y madre y la verdad es que lo hacemos con gusto en el fondo. Supongo que porque significa que nos siguen necesitando y eso es algo muy gratificante, sobretodo cuando se hacen mayores.

Por ejemplo, ahora los jóvenes son muy poco de comprometerse con su pareja. Siguen la consigna de que hay que seguir saliendo con los amigos y haciendo vidas independientes lo más posible. No se dan cuenta de que con ello pueden hacer que la relación se enfríe o incluso que surjan terceras personas, porque nadie está libre de caer en la tentación. Pero, luego, cuando llega el disgusto ahí están los padres para apoyar, consolar o lo que haga falta. Aunque la verdad es que da cierta rabia pensar que si nos hicieran más caso se ahorrarían muchas castañas, el caso es que nosotros también hemos sido jóvenes y hemos hecho cosas parecidas.


4 comentarios:

  1. Lo malo es que no son sólo los adolescentes a los que hay que sacarles las castañas del fuego. Hay gente que no escarmienta. Jajajaja. Besos.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.