Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

miércoles, 10 de junio de 2015

Dios aprieta pero no ahoga

Curioso dicho que significa que, cuando parece que las cosas van mal y no puedes ya más, siempre llega un respiro, un pequeño alivio. Hablando de maternidad realmente yo las pasé moradas porque tuve todas las molestias que puede tener una embarazada y alguna más. Para colmo, mis dos hijos mayores sufrieron cólicos durante meses y me pasaba el día con ellos en brazos o moviendo la cuna. Siendo yo una persona más bien debilucha y apática no me explico todavía de dónde saqué fuerzas para cuidar de ellos sola, pero lo hice y además repetí en poco tiempo dos veces. El instinto maternal te da una determinación sobrehumana.

Por eso cuando hablan de las madres como si fueran personas con un mérito especial yo suelo quitarle importancia, porque pienso que a la fuerza ahorcan, es decir que cualquiera en esa situación reaccionaría igual. Hace falta tener poca sangre para ver a un bebé llorar porque tiene hambre o sueño o lo que sea y no atenderlo. Da igual que tú no puedas más, que estés agotada y te caigas de sueño. Hay casos de mujeres que se deprimen y necesitan atención médica, pero la inmensa mayoría salimos adelante porque no nos queda otra. Y además porque sin duda es lo más gratificante que puedas hacer en tu vida, aunque te cueste la salud.

1 comentario:

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.