Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

sábado, 30 de marzo de 2013

Anna Karenina

He visto la nueva versión de esta historia en el cine y me ha encantado. No entiendo mucho de cinematografía, pero me ha parecido una gran película. Tiene una estética muy original, con un escenario de teatro en el que se suceden escenas incluso al aire libre. Los personajes están muy conseguidos y la narración resulta amena. Los actores están muy convincentes. Las escenas de baile sobretodo son impresionantes. Se la recomiendo a todo el mundo, aunque a algunos tal vez les resulte muy larga porque dura más de dos horas. Era difícil sacar una secuela comparable con el original, pero creo que lo han conseguido.

Pero a mí lo que más me llama la atención es, digamos, la moraleja de la historia. Al final de la película, una de las protagonistas le pregunta a su marido algo así como: ¿ya sabes lo que es el amor?. Y como respuesta se ven los desenlaces de las tres historias que venían contando en paralelo. No quiero desvelar demasiado, pero realmente trata de cómo el amor es más un trabajo diario, una cuestión de voluntad, que un arranque sentimental inconsciente. Y cómo romper los compromisos y lanzarse a la aventura sin preocuparse de los sentimientos ajenos, a la larga solamente trae sufrimientos. El amor no puede ser una pasión egoísta. Preciosa película.

viernes, 29 de marzo de 2013

La Pasión

http://1.bp.blogspot.com/-s0-2qZWeAR8/UUnBJK-M1-I/AAAAAAAABTE/dAWexu9dza0/s1600/Semana_Santa_2010_El_Prendimiento_30.jpg

Los mercaderes del templo

Otra de esas lecturas de la Biblia que todo el mundo conoce y pocos saben interpretar. No se dan cuenta de que los que vamos habitualmente a misa, lo hacemos precisamente para que el sacerdote nos enseñe la interpretación de las lecturas. Porque cuando uno lee el texto puede sacar conclusiones erróneas, y no hay más que ver la cantidad de iglesias y sectas protestantes que han proliferado por ese motivo; tantas como interpretaciones personales. Cuando Jesús llega al templo y lo encuentra convertido en un mercado, se enfada y echa a los vendedores. Esto se enmarca en el judaísmo, que es una religión con más de seiscientas reglas o normas de obligado cumplimiento.

Es decir, que el judaísmo se había convertido en una religión de apariencias, donde eran más importantes los sacrificios que la oración. Lo que vendían en el templo eran ofrendas para el sacrificio. Pretender como eso que Jesucristo rechazaría la Iglesia católica actual porque hace negocio con las imágenes, es poner en boca de Jesús demasiadas palabras. No es comparable el judaísmo de hace dos mil años con el cristianismo actual. Nosotros, para empezar, no hacemos ofrendas al templo. Tampoco vivimos rodeados de normas, y los sacerdotes, siguiendo el ejemplo de Jesús, se dedican a servir a su comunidad sin pedir nada a cambio.

jueves, 28 de marzo de 2013

El perdón

Otra de las grandes diferencias entre el Antiguo y el Nuevo testamento es el tema del arrepentimiento y el perdón. Mientras los judíos practicaban la Ley del Talión (ojo por ojo y diente por diente), Jesucristo predica que hay que perdonar "setenta veces siete". Y no sólo eso, sino que dice "amad a los enemigos, rezad por los que os maldicen". Eso resulta algo revolucionario. Sin embargo, Jesús también dice algo rompedor: "no he venido a traer la paz sino la guerra". Es decir, que ser cristianos, amar al prójimo y perdonar no nos mantiene a salvo de las dificultades, de los rencores  y las iras ajenas. Sin embargo, hay que evitar que eso nos contamine.

Un trabajo muy difícil realmente. Por eso en el Padrenuestro afirmamos también: perdónanos nuestras ofensas así como nosotros perdonamos a los que nos ofenden. Así queda claro que nuestro perdón, nuestra paz de espíritu no depende sólo de que nosotros no hagamos el mal, sino también de que sepamos compadecer y comprender a los que sí lo hacen, incluso en nuestra contra. En este blog tengo yo ocasión todos los días de practicar con esta máxima. A veces lo consigo y a veces no. Supongo que si no hubiera tentación tampoco tendría mérito alguno. La historia está llena de cristianos que han sabido perdonar hasta el final, como nuestro Señor Jesucristo en la cruz.

miércoles, 27 de marzo de 2013

Las mujeres en la Iglesia

En el Antiguo Testamento, las mujeres apenas servían más que de mal ejemplo, en general. Sin embargo, Jesús las hace presentes en su vida a través de la figura de María Magdalena, que aparece en varios textos como un miembro del grupo de seguidores. También la samaritana, que no sólo era mujer, sino pecadora y extranjera, y ningún judío de la época se le hubiera acercado a hablar de tú a tú como hizo Jesús. Sin olvidar por supuesto a la Virgen maría, que en algunos lugares del mundo tiene incluso más protagonismo que su hijo entre los cristianos. No hay otra religión donde las mujeres sean tan importantes. En su época ese tratamiento era impensable.

Por todo ello, el cristianismo ha contribuido enormemente ente a la integración de las mujeres en la sociedad. Empezando por las iglesias, donde hombres y mujeres se sientan juntos, cosa que no ocurre en el islamismo, como todos sabemos. Sin embargo, se le reprocha a la Iglesia Católica que las mujeres no puedan ser sacerdotes. La vida de sacerdote no es envidiable. Implica renunciar al matrimonio y la paternidad, y eso es muy duro. También en muchos casos supone un trabajo cansado y hasta peligroso en lugares inhóspitos. Además no hay que olvidar que Jesucristo eligió a doce hombres. Lo lógico es seguir su ejemplo.

martes, 26 de marzo de 2013

Caridad cristiana

Una de las grandes diferencias entre el mundo judío y el cristianismo es que los antiguos judíos pensaban que, cuando alguien estaba enfermo, se debía a algún pecado que había cometido el mismo o alguien de su familia. Jesucristo creo una gran revolución al dedicarse a curar a los enfermos, independientemente de que fueran judíos o paganos, pecadores o no. También porque curaba a la gente en sábado cuando, según las normas del judaísmo, no se puede trabajar.  Por eso Jesús era considerado un revolucionario de su época. Igual que curaba a los enfermos, perdonaba los pecados e incluso resucitaba a los muertos. Muchos no entendían porque se ocupaba de gente inútil.

Por esa razón, los cristianos a través de los tiempos y en todos los lugares del mundo donde habitan se dedican a cuidar a los enfermos. Ahora parece muy obvio, pero en la antigüedad no se veía de esa manera. Había bastante costumbre de abandonar a los niños no deseados, de modo que en Roma se empezó a conocer a los cristianos como los que recogían a los niños de la calle. En las culturas orientales, por ejemplo, se tiene en consideración a los ancianos pero a los niños no se les da mucho valor. El concepto que existe en occidente de obligación de asistir a los pobres y necesitados nació con el cristianismo. Antes, cada cual se las arreglaba como podía. La caridad es un concepto cristiano.

lunes, 25 de marzo de 2013

Salvación universal

Voy a dedicar la Semana Santa a comentar las diferencias entre el antiguo y el nuevo testamento, porque se presta a muchas confusiones. En primer lugar, según los judíos, sólo puede ser judío el hijo de mujer judía. Es algo que se hereda. No es nada fácil ser admitido en el judaísmo. Sin embargo, Jesús, rompe con esa tradición, como con muchas, admitiendo al cristianismo a toda persona que se convierta, sea judío o extranjero. Así en la parábola del rey que invita a mucha gente a su boda, resulta que no aparece nadie de los invitados. Entonces, el rey ordena a los criados que traigan gente de la calle al convite. Es decir, rechaza a los invitados y acepta a los demás.

De este modo, Jesús da a entender que la salvación ya no va a ser algo reservado a los elegidos, sino que cualquier puede alcanzarla. De modo que, cuando Jesús manda a sus discípulos a predicar de dos en dos les dice: Id por todo el mundo y proclamad la Buena Nueva a toda la creación. Es decir, que la salvación se convierte el algo universal, que puede alcanzar cualquier, judíos y paganos, justos y pecadores, si se convierten. De hecho, los judíos en la Biblia se escandalizan porque Jesucristo invita a su mesa incluso a los publicanos (recaudadores de impuestos para Roma). Ésa es una de las grandes revoluciones del Nuevo Testamento.

viernes, 22 de marzo de 2013

Público versus privado

Desde que el PP ganó las elecciones, raro es el día en que no tenemos manifestaciones para defender la educación o la sanidad públicas. Me pregunto si antes estaban tan bien y ahora están tan mal, o qué es exactamente lo que ha cambiado. Porque pagar algo por las medicinas es algo que se ha hecho siempre en otros países europeos, pero es que yo llevo toda la vida pagando mis medicinas íntegramente y tampoco me ha pasado nada. Me parece un poco absurdo tener que ir al médico de cabecera cada vez que me duele la cabeza. Además, en nuestro caso, nos pasaríamos más tiempo en el médico que en casa.

Si el PP quiere mejorar la gestión de los hospitales para que no se derroche tanto dinero, me parece lógico, porque cuando llegaron al poder se encontraron las arcas del estado esquilmadas. Por otra parte, en la enseñanza pública también tenían muchos privilegios, cosa que no se reflejaba en los resultados ni mucho menos. No sé cómo se puede defender un sistema que arroja un fracaso escolar del treinta por ciento y unos resultados globales en matemáticas y lengua que son de vergüenza. Claro que, después de saber los conocimientos que tienen los aspirantes a profesores, según se ha sabido hace poco, ya no me extraña nada.

Pero lo que más me molesta de estas manifestaciones no es que defiendan lo suyo, cosa lógica hasta cierto punto. El problema es que cada vez que se manifestan a favor de lo público están atacando lo privado. Por una educación pública y de calidad. Pero si yo soy tan tonta que prefiero pagar dos veces; por una parte la educación y la sanidad pública, y por otra seguro y colegio privado, supongo que es mi problema. Lo malo sería si me negara a contribuir a la educación y la sanidad estatal. Simplemente creo que vale la pena pagar aparte por tener una habitación con cama para acompañante en el hospital y una educación personalizada religiosa para mis hijos. No creo que haga daño a nadie con eso.

jueves, 21 de marzo de 2013

Aguafiestas

Últimamente me han dicho varias veces eso de que sólo veo el lado negativo de las cosas. No es cierto. Yo veo ambos lados. Lo que ocurre es que no escribo un blog para contar las cosas bonitas que nos rodean. Para eso hay muchos otros, páginas de autoayuda llenas de buenos pensamientos, y me parece estupendo. Pero no ése el papel que yo he asumido. Precisamente pretendo poner de relevancia lo que no se sabe, lo que se oculta detrás, la realidad frente a las apariencias. En este mundo de lo políticamente correcto comprendo que esto es un pecado muy grave, pero el que no quiera saber, no tiene más que rehuir esta página.

Porque muchos problemas de los que nos aquejan vienen precisamente de esa afición por mirar a otro lado o negarse a ver las cosas como son. Y luego no vale venir con lamentaciones cuando no te enteras de nada porque no te quieres enterar, en una palabra. Comprendo que es mucho más fácil y más cómodo quedarse con los titulares de la noticia y no querer ver más allá, ni analizar los hechos ni buscar otros puntos de vista. Es más divertido pasarse la vida tras la pantalla del ordenador o el móvil dejando que te distraigan con nimiedades. Pero luego la vida se empeña en tomar las riendas y la gente anda más perdida que nunca porque están acostumbrados a que les digan lo que tienen que pensar en todo momento...
"Cuando Jesús desembarcó y vio tanta gente, tuvo compasión de ellos, porque eran como ovejas sin pastor ” (Mc 6:30-34).

miércoles, 20 de marzo de 2013

San José

Perdón por el retraso, porque esta entrada tenía que haber salido ayer, pero fue cuando la escribí. Para comprender la figura de San José hay que ponerse en su época y en su lugar de nacimiento. Para un hombre por entonces el matrimonio era algo sagrado y la fidelidad algo esencial. De hecho, a las mujeres adúlteras se las condenaba a morir lapidadas, a pedradas. Por eso cuando San José supo que María estaba embarazada y no podía ser suyo, pensó en repudiarla en secreto, para poder evitar la boda sin condenarla a muerte, porque la apreciaba. Sólo eso ya demuestra que era una buena persona. Era una decisión muy arriesgada incluso para él.

Sin embargo, cuando en sueños el ángel le dice que María es inocente, San José decide llevarla a su casa y por tanto, reconocer a ese niño como suyo y hacerse cargo de su manutención y cuidado. Además, siguiendo la doctrina de la Iglesia, San José renuncia también a tener relaciones sexuales con María, ya que es la madre del hijo de Dios. Más tarde, cuando se ven obligados a viajar a Jerusalem para el censo, y después a huir a Egipto porque Herodes les está buscando, San José es ése hombre que encarna todas las virtudes de un buen esposo y padre. Los protege, los apoya y cumple con su papel sin quejarse y sin pedir nada a cambio. Es un gran ejemplo a seguir.

martes, 19 de marzo de 2013

Puentes

Aquí seguimos como siempre. yo con mis achaques, mi marido liado en el trabajo, mi hijo mayor no hace nada, mientras mi hija mayor hace demasiado y se estresa; y la pequeña, que sale a madre, la pobre, cuando no le duele una cosa es porque le duelen dos. Los sábados visitamos a los abuelos o a la abuela y los domingos vamos a misa por la tarde. Y así se pasó el invierno y llega la primavera, y las vacaciones, y todo el mundo se va de viaje. Y yo me pregunto si somos más tontos que nadie, que nosotros nunca vamos a ninguna parte, cuando no es por el dinero es por el trabajo o si no por la familia. Siempre hay algo que lo impide.

No sé cómo se las arreglan las demás, la verdad, que nosotros tenemos que hacer malabares para marcharnos una semana a la playa, y un fin de semana una vez al año los dos solos. Pero llega el puente y ya se nota mucho más tráfico de lo normal porque todo el mundo ha cogido el coche para luego viajar. Y te cuentan que se han ido un mes de vacaciones o que han estado en algún sitio exótico, y tú te quedas pensando qué hacen con los hijos, con los padres, con las mascotas, con el dinero... Yo siempre pensaba que cuando nuestros hijos fueran mayores tendríamos más libertad de movimiento, pero parece que no sabemos organizarnos bien.

lunes, 18 de marzo de 2013

Caballo de fuego

Es mi signo del horóscopo chino.
El Caballo de Fuego - 1906, 1966, 2026
Un Caballo flamante y errabundo, dotado de un intelecto soberbio y de gran magnetismo personal. Se empeña en conseguir los cambios que desea por la fuerza y el puro poder de la voluntad.
Es un doble signo de Fuego (ya que el elemento fijo del Caballo es el Fuego) cuyo producto será un nativo sumamente excitable y de sangre ardiente.
El Caballo de Fuego se altera fácilmente y es demasiado inconsecuente para llevar a cabo tareas repetitivas. Tiene olfato, ingenio y encanto, pero su corriente continua de ideas brillantes lo uelve sumamente volátil. Su personalidad multifacética necesita multitud de sabores y una gran variedad en su vida. Es más feliz cuando puede llevar una doble o triple vida, o desempeñarse al mismo tiempo en varias profesiones.
Le encantará trabajar, se anticipa a la acción y al cambio, y su trabajo es más eficiente cuando él es el responsable. Es raro que acepte la supervisión de otros, aunque sean sus superiores.
El Caballo de Fuego es un buscador de emociones intensas. En apenas un minuto, puede distinguir y enfrentar toda clase de personas y situaciones. Es hábil para resolver asuntos difíciles pero no desdeña una buena discusión. Es un tipo de Caballo bien dotado de ingenio e iniciativa.


Parece ser que los caballos de fuego tienen fama de buscarse problemas. Por eso, los chinos procuran no tener hijos de este signo o incluso los abortan.  Yo que, por otra parte, soy acuario, me siento muy identificada con estas definiciones. Me gusta ir a contra corriente, dar la cara y no rehuyo las discusiones, al menos en mi faceta de internet. En la vida real, sin embargo, soy mi propio alter ego. Sólo quiero paz y tranquilidad. Se puede decir que tengo varias personalidades.

viernes, 15 de marzo de 2013

Sexo natural

Estas últimas semanas la televisión se ha llenado de anuncios de una marca de productos sexuales que aseguran que frenan al chico y aceleran al chico; así como de otra que se ofrece para fogosos, impacientes y no sé qué más. Total, que ahora resulta que no se puede hacer el amor sin tener a mano una serie de productos químicos y artilugios tecnológicos porque parece ser que ya no funcionamos como antes. No sé cómo se las arreglarán en el tercer mundo contando sólo con sus cuerpos y sus hormonas a la antigua usanza. Pobrecillos, que no deben saber lo que es la satisfacción sexual, ni acelerar ni frenar ni todas esas cosas.

Yo siempre había creído que el instinto era suficiente, con un añadido de amor a ser posible, que facilita mucho las cosas. Porque cuando aprecias a tu pareja intentas averiguar lo que le gusta y, con la práctica se va mejorando, como se ha hecho siempre sin manual de instrucciones ni ayudas externas. Pero, como ahora dicen que los mayores de cuarenta años no sabíamos hacerlo, ni estábamos satisfechos porque habíamos tenido una educación represiva, etc., etc., pues ahora va a resultar que saben más los expertos que los propios interesados. A ver si es que había cámaras espías en todas las habitaciones...

jueves, 14 de marzo de 2013

Cuetara flakes

A mis hijas les gustan esas galletas pero yo no las compro. Me niego a hacerlo mientras sigan poniendo esos anuncios que fomentan la agresividad y la mala educación. Yo no digo que todo tengan que ser mariposas y flores, pero caramba, es que el último anuncio resulta ya repugnante. Y ya sé que ésa es la idea, que se te quede fijada la marca, pero yo creo que el fin en este caso no justifica los medios. Bastantes problemas tenemos ya con una infancia que se ha criado con todos los derechos y sin obligaciones, niños acostumbrados a ser el rey de la casa, a exigir y no aceptar un no como respuesta, para encima tener una publicidad que fomenta esas actitudes.

Además, no se dan cuenta los publicistas de que lo que ganan por un lado lo pierden por otro. Que le pregunten a Panrico, que tuvo que retirar los memes del Bollicao por el mismo motivo. La postura cómoda en publicidad es darle a la gente lo que busca, lo más fácil y vulgar. Sin embargo, la mejor publicidad es la que hace pensar y deja un buen sabor de boca (nunca mejor dicho). Naturalmente cuesta más en el sentido económico y también en el intelectual, pero vale la pena.  Entretanto yo seguiré sin comprar ese producto o cualquier otro que siga alentando valores negativos en la sociedad. Estoy en mi derecho.


miércoles, 13 de marzo de 2013

Una recopilación

Mi madre me decía el otro día que hay que ver que energía tiene Fulanita a su edad, entra y sale y está siempre alegre. Y yo le contestaba, que es fácil estar animado cuando no te duele nada. Si tuviera problemas de salud o de otro tipo no tendría tanto ánimo. Y es como lo que decía del cáncer, que estar animada ayudará sin duda, pero eso no quiere decir que se cure en todos los casos. La pregunta es: estás contento porque no te duele nada o no te duele nada porque estás contento. A mí la segunda opción me parece absurda. Aunque es cierto que hay dolencias que empeoran por razones psicológicas, tampoco se justifican sólo por la psicología. Parece que tenemos la obligación de encontrarnos bien y ser felices siempre.

Existe una cierta tendencia a quitarle importancia a las molestias, especialmente en las personas mayores. Naturalmente, una enfermedad siempre es más grave, pero eso no significa que una molestia no te pueda complicar mucho la vida. Y si son varias, más. Tendinitis en la brazo izquierdo, varices en la pierna derecha, cifoescoriosis, vértigo auricular, hernia de esófago, colon irritable, astigmatismo, anemia crónica, alergias, tabique nasal desviado, tendones laxos, migrañas... No son todas a la vez, afortunadamente, se van turnando, pero raro es el día en que no toca. Es muy fácil decirte que te animes en estas circunstancias, pero no es tan fácil conseguirlo.


martes, 12 de marzo de 2013

Desigual o imperfecto

Esta semana estoy con la publicidad. El otro día mi hija mayor me enseñó unos anuncios de una tienda de ropa que se llama Desigual. En el primero de ellos una chica decía que quería cambiar de vida y se iba a vivir a un lugar paradisiaco donde pensaba liarse con un surfista y por supuesto iba a abandonar su trabajo y a su pareja. En el segundo, otra chica hablaba claramente de acostarse con su jefe, porque era "muy mono", sin más razón que esa. No sé si es que ella también era un poco simio y estaba en celo. En el tercero, otra chica habla de presentarle a su pareja a sus padres y que "les va a encantar", aunque al final resulta que la pareja es otra mujer, como no.

Supongo que la publicidad de Desigual va dirigida a esta nueva sociedad donde se supone que las mujeres deben ser autosuficientes y promiscuas, y a ser posible con ambos sexos. Es curioso porque internet está lleno de parodias del anuncio con alternativas mucho más creíbles y acertadas, y sobretodo más ocurrentes. Desde luego, si lo que pretende la liberación de la mujer es que nos convirtamos en uno de esos especímenes, creo que prefiero no liberarme. No puede ir más en contra de los valores que sostienen mi vida: la familia, la fidelidad, el compromiso y la responsabilidad. La verdad es que esos anuncios me asustan. No sé si quiero estar en un futuro así.

lunes, 11 de marzo de 2013

Curar el cáncer (de mama)

Ya he escrito alguna vez sobre que no me parecen bien las campañas que se hacen sobre el cáncer de mama. Me refiero a esos anuncios en que una mujer anuncia que ya está bien, gracias a que una marca de compresas ayuda a la investigación. En primer lugar, existen decenas de tipos de cáncer y el de mama ni siquiera es el más grave. Parece como si el resto de los enfermos no tuvieran derecho a apoyo ni ayuda. En segundo lugar, por desgracia, el cáncer no siempre se cura. Con estos mensajes dan la impresión de que el que no se recupera es porque no quiere, como si fuera una cuestión de aptitud y no una enfermedad grave.

Mi cuñada murió de cáncer cuando ya llevaba más de siete años "limpia". Hace poco me han dicho de otra persona a quien se le ha reproducido después de once años. El cáncer no se cura, se queda latente. En algunos casos no aparece más y en la mayoría, me temo, acaba volviendo a salir en otro momento y en otro lugar. Es una enfermedad muy seria, complicada e imprevisible. Me parece algo frívolo convertirlo en un juego de pañuelos rosas, en una ocasión para que los famosos luzcan sus modelos o en una cuestión feminista. El cáncer ataca a hombres, mujeres y niños, y todos necesitan y merecen la misma consideración.

sábado, 9 de marzo de 2013

Día internacional de la mujer glamurosa

Remedios Falaguera
(ArgentinosAlerta.org) Es ya una evidencia incontestable que la mujer participa en todos los ámbitos de la vida pública, laboral y familiar; también lo es que a lo largo de estos últimos años la mujer ha demostrado estar igual de preparada que el hombre para trabajar y acceder a los centros de poder, de decisión empresarial, política, económica, jurídica y de cualquier otro ámbito.
Afortunadamente para todos, gracias al sentido común, hemos superado la conquista de la igualdad que, en no pocas ocasiones, nos ha llevado a abandonar por el camino no solo la vida y la familia, sino también nuestra inteligencia, nuestros méritos, nuestras capacidades y nuestros dones. Y que, desgraciadamente, nos ha convertido en "víctimas de un complejo de inferioridad, cuando no de desviaciones patológicas mas severas", como suele decir una amiga mía.
Nuestra "lucha" de hoy, y para esto debe servirnos también el Día Internacional de la Mujer, es defender nuestra dignidad como ser humano y para el ser humano, aceptando nuestras diferencias, y celebrando ser nosotras mismas. Es decir, reconocer

  • "un feminismo de la diferencia, haciendo hincapié en que el conocimiento y el respeto por la especificidad femenina es el modo correcto de interpretar la necesaria y omniabarcante complementariedad entre el varón y la mujer, convocados desde el inicio de la creación a construir juntos y en pareja el destino de la humanidad"
como le gustaba decir a Edith Stein.
Por esta razón, soy de las que afirman que ser mujer, que no mujer-florero, tiene un glamour especial; un glamour que no se encuentra ni en una cara bonita ni en un cuerpo perfecto, sino más bien, en el encanto y la seguridad que produce descubrir que la mujer orgullosa de serlo "sabe ocupar su lugar en un plano de auténtica igualdad".
Dicen los expertos en moda que "glamour" es sinónimo de elegancia, de atractivo, de fascinación, de buen gusto; significa, en fin, brillar, pero no por los accesorios externos sino por la seguridad que cada persona desprende. Es más, la persona verdaderamente glamorosa es aquella que sabe combinar principios, creencias, educación, cultura, sensibilidad y saber estar, consciente de la calidad y el atractivo que provoca en todo aquel que se cruza en su camino.
Entonces, ¿por qué no lucir todas esas cualidades con la elegancia y el descaro propio de la que se sabe una persona glamorosa?.
Es verdad que todavía existen mujeres que se sienten acomplejadas por su feminidad, su ternura, su intuición, etc.; o que se consideran unos bichos raros, retrógrados y anticuados, y que se esconden ante un mal entendido “todo vale” para acallar su conciencia.
Muchas otras, recurren a un vocabulario confuso y tibio que pervierte el sentido original de las palabras con el fin de “no mojarse”, de quedar bien, ante quienes les rodean, convirtiéndose así en auténticas esquizofrénicas. E incluso, encontramos a mujeres que intentan adornar sus ideas y principios para no ser rechazadas por la ortodoxia política, cultural y social, aun sabiendo que ponen en juego su coherencia, su identidad y su autoestima.
Sin embargo, hay muchas mujeres que se sienten orgullosas de serlo y que se atreven con gran descaro y glamour a caminar en la dirección contraria a la que se dice y se piensa en la sociedad que impera actualmente a su alrededor. Son mujeres valientes que ven en las ideas y comportamientos considerados políticamente incorrectos, un encanto especial, una mezcla entre estilo, serenidad, brillo, sencillez y garbo, que aporta a la mujer un glamour humano y sobrenatural que ennoblece su vida, aunque muchos consideren y se mofen de que la suya es una vida triste y sin atractivo.
No estamos hablando de algo baladí.
Cada una verá cuál es su presente y cuál quiere que sea su futuro y el de la humanidad pero nunca olviden que

  • "Primero te ignoran, luego se burlan, después pelean contigo, después ganas"
como decía Gandhi.
Y este pequeño gran hombre, cuando se refería a valores sólidos y duraderos con los que servir de estímulo para construir un futuro mejor, un mundo más humano, no se equivocaba ni un ápice.
Remedios Falaguera Silla (Valencia, 1961) es casada y madre de seis hijos, intenta compaginar su trabajo de madre con el de maestra y periodista. Tres profesionesque exigen mucha oración, mucha paciencia, firmeza y justicia, y grandes dosis de sentido del humor y cariño para no desfallecer en el intento. Es autora del libro "PIDE EL CAMBIO!: Cartas a los jóvenes que sueñan con cambiar el mundo" en el que exhorta a las nuevas generaciones de mujeres y de hombres a “pedir el cambio” para transformar esta sociedad en un campo fértil y limpio de rastrojos heredados: ¿Qué he de hacer para transformar el mundo? ¿Cómo? ¿Con qué instrumentos cuento para esta tarea?
Publicado originalmente en Infocatólica.com

 http://argentinosalerta.org/noticia/2367-d%C3%ADa-internacional-de-la-mujer-glamorosa

viernes, 8 de marzo de 2013

La malaria

La verdad es que estoy harta de escuchar todos los días lo mal que estamos en España. Cuando se conoce la situación de África y de otros lugares del mundo todo parecen tonterías. Especialmente cuando sabes que un tercio de los niños que mueren en el mundo lo hacen a causa de diarreas debido a la contaminación del agua. Otro porcentaje muy alto de niños y adultos mueren a causa de la malaria; más que por el sida, aunque éste se lleve todos los titulares. Pero como aquí no tenemos mosquito anópheles, gastamos enormes cantidad de dinero en cosas superfluas y nos quejamos por haber perdido estado de bienestar. Muchos no saben lo que es eso.

Se dice que la solución para la pobreza es tener menos hijos. Ve a explicarle eso a un africano que sabe que de diez hijos que tenga sobrevivirán con suerte tres. Por eso, ocurre una cosa terrible y es que no les ponen nombre a los niños hasta que cumplen los cinco años, porque hasta esa edad no tienen ninguna seguridad de que sobrevivan. Aún después, es muy posible que no lo hagan. Y eso no se soluciona teniendo pocos hijos, porque el mosquito anópheles no distingue por número de personas. Puede atacar a cualquiera en cualquier momento. Primero habría que asegurar la supervivencia de los niños, y luego ya se puede empezar a hablar de planificación familiar.


jueves, 7 de marzo de 2013

Echándole leña al fuego

Como bloguera desde hace casi siete años, a menudo tengo la tentación de escribir cosas agradables o curiosas para caer bien a la gente y que entren muchos en el blog y me feliciten. A todos nos gusta tener amigos aunque sean virtuales. Pero entonces me acuerdo de que no estoy aquí para eso. Que tengo que hablar de temas polémicos con los que incluso algunos de mis amigos no están de acuerdo, y tengo que intentar que comprendan mi punto de vista. Y se me hace muy cuesta arriba, pero qué le voy a hacer, si esto hace mucho que dejó de ser una página personal para convertirse en algo reivindicativo y ya no podría volver atrás aunque quisiera.

Homosexualidad. Vuelvo a repetir que no tengo nada en contra de los homosexuales, aunque sigo pensando que lo suyo no es de nacimiento, no es un estado natural, sino una consecuencia psicológica de alguna experiencia de su infancia. Aún así, me da igual si se emparejan entre ellos y quieren llamarlo matrimonio, aunque para mí no lo sea. La cuestión es que no estoy de acuerdo en absoluto con que adopten niños. Creo que los hijos deben estar a ser posible con sus padres biológicos, y de no ser así, con un hombre y una mujer. Porque no es cierto que seamos iguales y, para construir su identidad, un niño necesita tener un ejemplo masculino y otro femenino, al menos, en su vida.

Por supuesto, lo de fabricar niños a la carta me parece una aberración. En primer lugar, porque en ese proceso siempre se descartan embriones (otros niños). En segundo lugar, porque aunque no ejerza, sigue existiendo un padre o madre biológico que nunca conocerá a su hijo (el donante). En tercer lugar, naturalmente, porque el niño tiene derecho a convivir con sus padres biológicos y demás parientes consanguíneos. En cuarto lugar, porque un hijo no es un bien de consumo. Si una unión es estéril por si misma (homosexual) no se puede ir contra la naturaleza. En quinto lugar, porque los hijos deberían ser el fruto del amor de una pareja heterosexual, no un capricho de cualquiera.

Y ya conozco los argumentos de que si algunos padres no se quieren, algunas parejas homosexuales se quieren mucho... Aquí nadie pone en duda sus sentimientos. Estoy hablando del derecho de un ser humano a tener una infancia lo más normal posible.

miércoles, 6 de marzo de 2013

La jerarquía de la Iglesia

No pensaba escribir sobre esto hoy. La verdad es que estoy saliendo de un gripe y no tengo ganas de líos. Pero a veces uno tiene que hacer lo que tiene que hacer y hoy es uno de esos días. Cuando se habla de la Iglesia, se tiende a señalar por una parte a los sacerdotes "rasos" digamos que atienden a la población y por otra a la jerarquía, esos señores mayores que viven en el Vaticano. Pero lo que no entienden algunos es que son las mismas personas. Todo cardenal de la Iglesia católica empezó siendo un sacerdote joven en una parroquia pequeña de algún pueblo, donde atendía a los enfermos y a los necesitados como uno más.

Con el tiempo y por sus méritos, algunos de ellos son ascendidos a la posición de obispo, que viene a ser un directivo que organiza las parroquias de su zona. Y unos pocos, ya cerca de la vejez, consiguen ascender a la categoría de cardenal, que ya es un alto cargo de la Iglesia y pasa mucho tiempo en el Vaticano, donde se dedica principalmente a hacer papeleo burocrático. Vienen a ser los ministros del estado Vaticano, donde el Papa es el Jefe del Estado. Lo que no se puede pretender por su edad ni por su condición es que hagan el mismo trabajo de campo que los curas. Sería como pedirle al jefe de cirugía del hospital que ponga vacunas. Para eso están los practicantes.

Por tanto, cuando se dice que la Iglesia tiene mala imagen a causa de los cardenales, que son señores viejecitos y poco simpáticos, que hablan un lenguaje encriptado fruto de cincuenta años al servicio del cristianismo; yo me pregunto si deberíamos poner jovenzuelos sin experiencia a hacer el trabajo de más responsabilidad y administrar todo el dinero que los fieles confían a la Iglesia para su labor social. En el estado vaticano no hay más gastos que en cualquier otro conglomerado burocrático de cualquier otro país moderno. Porque una cosa es la labor social y otra la administrativa. La riqueza de la Iglesia consiste en obras de arte que no se pueden vender, no en lujos de ninguna clase.

martes, 5 de marzo de 2013

Realismo

Podría pensar firmemente que mañana me va a tocar la lotería y sería muy feliz ahora, y muy desgraciada mañana cuando no me tocara. O podría pensar que es realmente muy improbable que me toque mañana la lotería (sobretodo si no la he comprado). Entonces estoy siendo pesimista, pero me ahorro un disgusto. Yo prefiero ser realista, la verdad. Hay dos maneras de ser feliz en la vida: una es siendo inconsciente de lo que te rodea. Me gustaría practicarla pero va contra mi naturaleza. La otra tiene más mérito. Consiste en pensar que todo lo malo tiene un lado bueno y que las cosas suceden por una razón. Para eso todavía me falta aprendizaje.

Desde luego, yo recomiendo el segundo método. Porque ser feliz en la inconsciencia no es práctico. Funciona hasta que la realidad, que es muy tozuda, se empeña en hacerte ver las cosas. Hoy en día está muy de moda la felicidad basada en mirar hacia otro lado, disfrutar de pequeños placeres, relacionarte sólo con la gente que te interesa, refugiarse en las nuevas tecnologías, cultivar el relativismo moral... Sin embargo, está claro que no funciona y la gente es menos feliz que antes. Lo peor es que además no se dan cuenta. La verdad es que prefiero ser menos feliz y más consciente. Es el precio que hay que pagar por no huir de la realidad.

lunes, 4 de marzo de 2013

Una nueva etapa

Una de las cosas más duras que tiene la vida es cuando te das cuenta de que nada volverá a ser como antes. No es porque las circunstancias hayan cambiado, se trata solamente del paso del tiempo. La montaña y la playa siguen estando en su sitio donde llevan miles de años ya han visto pasar a tantas generaciones, pero nuestros hijos ya no son niños y no podremos ir en familia, al menos no como antes. Ya no tienen sentido los juegos de bolas de nieve o saltar juntos las olas, o construir castillos de arena. Es el fin de una etapa que hemos disfrutado mucho y a fondo pero que tenía que terminar tarde o temprano. Cuesta aceptarlo.

Espero que algún día podamos volver a empezar con nuestros nietos, pero seguirá sin ser igual porque nosotros tampoco somos los mismos. El cuerpo no responde igual con treinta, cuarenta, cincuenta o sesenta años. Es curioso como hay cosas que parece que van a durar para siempre, y a veces incluso ya te cansan; y cuando ves que ya no las vas a repetir, te invade una melancolía difícil de calmar. Pero cada etapa tiene sus propias ventajas e inconvenientes. Como solía decir mi abuelo,  ya casi estamos para "sopitas y buen vino". Pues bienvenidos sean ambos. Ahora creo que estoy pasando lo que llaman la crisis de la madurez.

viernes, 1 de marzo de 2013

Lo que realmente importa

Hay muy pocas cosas en la vida que valgan la pena. Tener una vocación y un trabajo que te guste es muy importante, por supuesto, pero no es imprescindible. Tener dinero para vivir, un coche, una casa, unas vacaciones, te hace la vida más fácil, pero se puede vivir sin ello. Tener una vida social intensa, amistades, fiestas, ropa bonita, debe ser agradable pero no te hace feliz. Yo quiero pensar que he dedicado mi vida a lo que realmente importa. Por una parte, mi familia, criar a mis hijos, cuidar de mi casa, mantener la relación con mi marido, con mis padres... Por otra parte, defender el derecho a vivir de todos los seres humanos desde su concepción a su muerte natural.

No se me ocurre nada más importante. Porque sólo hay un trabajo que pueda hacer yo en exclusiva, y es el de esposa, madre e hija. Nadie puede ni debe sustituirme en esa labor, porque realmente me necesitan a mí, no a otra persona. Amar a las personas que te aman por sí solo ya justifica una vida. Pero por desgracia hay mucha gente que no recibe ese amor, que se encuentran solos, abandonados y perdidos. Para esas mujeres con un embarazo inesperado, esos ancianos desvalidos, esos minusválidos discriminados; para todos los pobres, enfermos y víctimas olvidadas del mundo, quiero dedicar mi capacidad de escribir. Tal vez no consiga nada, pero lo habré intentado. Lo demás sobra.