Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

miércoles, 20 de marzo de 2013

San José

Perdón por el retraso, porque esta entrada tenía que haber salido ayer, pero fue cuando la escribí. Para comprender la figura de San José hay que ponerse en su época y en su lugar de nacimiento. Para un hombre por entonces el matrimonio era algo sagrado y la fidelidad algo esencial. De hecho, a las mujeres adúlteras se las condenaba a morir lapidadas, a pedradas. Por eso cuando San José supo que María estaba embarazada y no podía ser suyo, pensó en repudiarla en secreto, para poder evitar la boda sin condenarla a muerte, porque la apreciaba. Sólo eso ya demuestra que era una buena persona. Era una decisión muy arriesgada incluso para él.

Sin embargo, cuando en sueños el ángel le dice que María es inocente, San José decide llevarla a su casa y por tanto, reconocer a ese niño como suyo y hacerse cargo de su manutención y cuidado. Además, siguiendo la doctrina de la Iglesia, San José renuncia también a tener relaciones sexuales con María, ya que es la madre del hijo de Dios. Más tarde, cuando se ven obligados a viajar a Jerusalem para el censo, y después a huir a Egipto porque Herodes les está buscando, San José es ése hombre que encarna todas las virtudes de un buen esposo y padre. Los protege, los apoya y cumple con su papel sin quejarse y sin pedir nada a cambio. Es un gran ejemplo a seguir.

9 comentarios:

  1. Un ejemplo que parece estar ya en desuso. Una pena.

    Ayer fue festivo aquí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Afortunadamente todavía quedan algunos. Un beso.

      Eliminar
  2. Me encantó la referencia del Papa ayer a San José.

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado mucho que explicaras la vida de san José. Pasa muy desapercibido y, sin embargo, tuvo un papel fundamental en la Sagrada familia de Nazareth.

    Un beso, Susana.

    ResponderEliminar
  4. Sí que encarna muy bien la figura de padre.
    Besazo

    ResponderEliminar
  5. Fue un gran hombre y para la época, se comportó como todo un caballero cuando lo normal hubiera sido repudiar a María. El padre que todos hubieran querido tener y que Jesús tuvo. Besos
    Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una figura imprescindible en la historia. Un beso.

      Eliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.