Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

martes, 30 de septiembre de 2014

Esto es importante

Me refiero al post siguiente. Ayer publiqué un post y apenas había entrado gente hasta que puse otro con el efusivo título: estoy harta. Entonces tuve más de cincuenta vistas. Hoy publico sobre algo muy importante y que me preocupa mucho como son los vientres de alquiler, y otra vez ha entrado poca gente. Pero como soy muy astuta sé que si pongo un reclamo viene todo el mundo. Me parece un poco rastrero, la verdad, este método, pero el caso es que funciona.

Esto de crear niños a la carta parece de película de ciencia ficción antigua pero ya está pasando. Por eso creo que no podemos seguir mirando para otro lado y lo primero es estar informado del tema. Detrás de los deseos de procrear de algunas personas se esconden intereses muy oscuros.

El mercado de los vientres de alquiler

Hace poco salió la noticia de que un hombre había encargado dos niños a una mujer para que los gestara y después rechazó a uno por tener síndrome de down. Le dijo que lo abortara pero ella no quiso y pedía ayuda para mantenerlo. Después de ha sabido que ese hombre había sido acusado de abusar de un niño. De manera que está claro para qué quería los dos hijos. Parece mentira que sucedan cosas tan horribles, pero es que el tema de los vientres de alquiler está muy descontrolado. La mayoría de la gente prefiere mirar para otro lado y dar por supuesto que esos niños tienen alguien que les quiera.

Pero tener hijos no supone que estés capacitado para cuidarlos, incluso siendo biológicos, más aún en estos casos. Está el caso de Asumpta Basterra cuyos padres parece claro que la adoptaron y luego la asesinaron cuando se cansaron de ella. Por eso es una barbaridad permitir que se encarguen hijos a la carta. Más aún teniendo en cuenta la explotación de las mujeres del tercer mundo que gestan hijos ajenos por dinero. Y es que un niño es un ser humano en ciernes, como lo hemos sido cualquiera de nosotros, y debería contar con los mismos derechos y protección legal desde la concepción, y no ser nunca utilizado como mercancía de uso y disfrute para otras personas.

lunes, 29 de septiembre de 2014

Estoy harta

Esto es sólo un señuelo. Es que basta que hable de mis libros para que aquí no entre ni el gato, sin contar al mío que sí que está. Ya me imagino que estáis hartos de que haga publicidad de mis escritos, que al fin y al cabo son recopilaciones del blog en su mayoría. Pero tengo que seguir haciéndolo porque si no me quedo sin posibilidades de que alguien los compre. Y todo el mundo quiere ver el fruto de su trabajo, aunque en mi caso lo tenga muy difícil. Como hace poco me quitaron el único anuncio que me habían ofrecido estoy un poco sensible con el tema. Así que, como siempre, por intentarlo que no quede.

Mi último libro

Como podéis ver en el lateral he publicado otro libro. Se llama 150 refranes y 200 reflexiones y corresponde aproximadamente al último año y medio de este blog. Incluye todos los refranes que he analizado desde un punto de vista personal y la mayoría de mis pensamientos. Como mis otros libros, está a la venta en papel y en descarga, en este caso, gratuita. He comprobado que cuando los ofrezco gratis tienen un gran éxito y cuando los cobro no. No tiene mucho sentido tratándose de tres euros el ebook, pero bueno. En todo caso, tengo que aclarar que ahora es posible comprarlos con cualquier tarjeta bancaria de las habituales.

Si no me equivoco este hace el libro número quince y tengo otros dos en edición. La mayoría son recopilaciones de blogs, salvo uno llamado Mi gran secreto de la felicidad, que es inédito. Cuando miro atrás me parece increíble que todo eso haya podido escribirlo yo en ocho años. La verdad es que los publico más que nada para conservar el material en papel, pero si de paso hiciera negocio sería estupendo. Guía para la vida 1 y 2 son recopilaciones de tres libros cada uno. Bueno, pues ya he cumplido una vez más informando de mis libros. Os aseguro que son pequeños, decorativos y muy manejables. Gracias por vuestra atención.


sábado, 27 de septiembre de 2014

El aborto y la pederastia

Se diría que no tienen ninguna relación pero es un problema de fondo. Siempre se ha dicho que las sociedades orientales valoran más a los ancianos, cosa que está muy bien, pero en cambio se despreocupan mucho de los niños (véase los niños que viven en las calles de la India). Sin embargo, las sociedades occidentales tendemos a descartar a los ancianos y valoramos más a los niños. O así era antes. Desde que existe el aborto, la fecundación artificial, etc. los niños se han convertido en material de uso y disfrute. Así que no es de extrañar que algunos lleven esa máxima hasta el límite. Una sociedad que descarta a sus hijos no puede esperar que se les respete.

Además estamos hablando de países donde las relaciones sexuales se pueden consentir desde los doce años y las niñas pueden abortar desde los dieciséis. Luego existe en teoría mucha protección a la infancia y algunos niños incluso están sobreprotegidos y sobrevalorados. Pasamos como siempre de un extremo al otro. Pero mientras sigamos cayendo en la contradicción de considerar a los niños propiedad de sus padres (de su madre) y por otra parte capaces de valerse por sí mismos sin ayuda, seguiremos dejando brechas por donde gente sin escrúpulos se aprovecha para su propio beneficio. Un hijo es una responsabilidad de por vida, no un producto de usar y tirar.

viernes, 26 de septiembre de 2014

Cocinillas y otros realities televisivos

A veces me siento realmente preocupada al ver lo diferente de soy del resto. Ya en su momento no me gustaba Gran hermano ni tampoco Operación Triunfo y similares. Pero es que los programas de cocina tipo Master Chef no los soporto ni cinco minutos. Esa exhibición de competividad animal y emociones desbordadas mientras los concursantes juegan a las cocinillas con los alimentos, como cuando era niña, no me cabe en la cabeza. Porque eso no es cocinar. Pero además todo está sobredimensionado y sobreactuado. Nunca sabes lo que es real o fingido. Se trata de un inmenso soufflé que se desincha al más mínimo soplido.

Nunca he entendido a los hombres que no saben nada de historia, pero se conocen las alineaciones de su equipo de fútbol desde la fundación. Tampoco a las mujeres que pueden hablar horas y horas sobre ropa, tendencias y maquillaje. No es que yo sea una intelectual tampoco, pero esas conversaciones me resultan soporíferas. A menudo me gustaría haber sido más normal y haberme sentido más integrada en la sociedad en la que vivo. Entonces podría poner la televisión y pasarme las horas entretenida con cualquier cosa, y luego comentarlo. Pero supongo que no tengo remedio. Ya es tarde para cambiar tanto. Tendré que seguir viendo películas grabadas.

jueves, 25 de septiembre de 2014

El precio a pagar

Después de más de ocho años dedicando mi tiempo y mi esfuerzo a escribir en internet, pensaba que al fin iba a obtener algún beneficio tangible. Me ofrecieron un anuncio para poner en mi blog, de un producto además muy interesante. Estaba en negociaciones cuando llegó la cita anual con el derecho a vivir, la Marcha por la vida, y naturalmente le dediqué un post y varios carteles informativos. Entonces, de repente los anunciantes perdieron el interés y empezaron a pedirme datos de seguimiento que sabían perfectamente que yo no tenía. Después de varios correos al respecto, retiraron su oferta de colaboración.

Hace falta ser muy ingenua para no darse cuenta de la relación causa-efecto. A pesar de que se supone que habían revisado mi blog y estaban al tanto de mi ideología y creencias, han considerado que no les interesa anunciarse en una página tan polémica. No les culpo. El negocio es el negocio. Pero me da rabia pensar que hoy en día defender la vida de los niños no concebidos sea visto como un problema político y no como una simple cuestión de derechos humanos básicos. Por supuesto, yo no escribo un blog para ganar dinero (aunque me vendría muy bien). Escribo para defender mis principios y lo seguiré haciendo.

miércoles, 24 de septiembre de 2014

Planes

Me he apuntado otra vez a inglés este año, a ver si me gusta el profesor y me quedo. Me ha ocurrido dos veces de darme de baja en un idioma porque no encajaba con el profesor. Esto me suele ocurrir en el cuarto año curiosamente, de francés y de alemán. Luego me he encontrado con una amiga que me ha dicho que me apunte a la gimnasia también, que ella va a ir. El problema es que el año pasado lo hice y luego faltaba tanto que no me compensaba, pero he pensado que yendo con alguien tendré más alicientes y puede que no falte mucho. Lo malo es que me coincidiría el inglés y la gimnasia en el mismo día, mañana y tarde.

Aunque eso no sería un problema en una persona normal, yo siempre he sido débil y tengo anemia crónica, de manera que muchos días no me encuentro bien y perdería las dos clases de una vez. Eso es lo que me preocupa. No sé si voy a tener fuerzas para tanto. Pero la cuestión es que la inscripción es ahora y tengo que decidirme en una semana. Supongo que me apuntaré, por eso que digo de entrenar el cuerpo y la mente. Todo será que en el siguiente trimestre me tenga que dar de baja por falta de aprovechamiento. A veces me siento muy frustrada por no poder estar a la altura de las circunstancias, pero es lo que me ha tocado.

lunes, 22 de septiembre de 2014

La amenaza islamista radical y la tercera guerra mundial

Hace mucho tiempo leí un libro llamado La profecía de los Papas y decía más o menos que éste que tenemos ahora es el último. También que el fin vendría de parte de la media luna. Por entonces, el islamismo no daba ningún problema, así que yo pensé que el libro estaba desfasado. Treinta años después en cambio está de plena actualidad. No me gusta pensar en este tema porque me asusta, pero lo cierto es que la amenaza es muy real y especialmente hacia España, a la cual consideran territorio musulmán. El Estado Islámico es lo peor que le ha ocurrido a la humanidad en siglos, y eso realmente es mucho decir.

Pero, por si fuera poco, también tenemos a los rusos intentando reconstruir la extinta Unión Soviética. Una democracia que nunca ha sido tal, sino una oligarquía disfrazada donde gobiernan los mismos que antes con otros collares. Y luego está Corea del Norte, gobernada por una familia de fanáticos comunistas que no respetan los derechos humanos, valga la redundancia. Sin olvidar a China, que poco a poco se está adueñando del mundo. Más los países bolivarianos de América, más de lo mismo. Así que creo que estamos ante los mayores peligros para la paz de la historia. Dios quiera que me equivoque.

sábado, 20 de septiembre de 2014

Domingo 21. Marcha por la vida

Hace más de dos años que el Partido Popular ganó las elecciones generales con la promesa de que iba a modificar la ley del aborto. Es decir, que iba a volver a método de supuestos en lugar del de plazos. Se podría abortar solamente en caso de violación, peligro de la salud física o psicológica de la madre y algunas malformaciones graves del niño. Después de marear la perdiz durante meses, parece ser que el PP ha retirado el proyecto de ley de reforma del aborto, debido a las presiones internas y externas recibidas. Es decir, que ha traicionado la confianza de su electorado. Mientras tanto casi trescientos mil niños han sido abortados.

Por ello, este domingo voy a ir una vez más a la Marcha por la vida en Madrid. Se celebrará una en cada ciudad de España. Voy a recordarle a Rajoy que somos muchos los que seguimos esperando que se derogue la ley Aído y no estamos dispuestos a ceder en este punto. Lo sentiré mucho, porque creo que están haciendo una gran labor, pero si no se cambia la ley el Partido popular no contará con mi voto en las próximas elecciones. Ni el mío, ni el de muchos otros cientos de miles de personas que no estamos dispuestos a sacrificar nuestros principios innegociables. El respeto a la vida humana desde la concepción no puede seguir esperando.

viernes, 19 de septiembre de 2014

Extremismos y niños mimados

El marxismo, el fascismo, el nacionalismo y el islamismo radical han traído los peores problemas de la humanidad. Todos ellos son extremismos y, por ello, se definen por estar al margen de la legalidad. Es decir, que no aceptan las normas de la democracia o de las leyes internacionales, empezando por el respeto a los derechos humanos. Al comenzar el siglo XXI, algunos teníamos la esperanza de dejar atrás estas ideologías, pero pecamos de ingenuos. Al contrario, me temo que algunas están más vigente que nunca y eso ha sido posible con nuestra complicidad más o menos inconsciente. Hemos bajado la guardia demasiado tiempo.

Decía Silvia, cuyo blog no tiene desperdicio, que los niños pequeños que quieren llamar la atención pueden ser de dos tipos: los que de verdad demandan atención porque no la tienen y hay que dársela, y los que están acostumbrados a ser el centro de atención. En el caso de los extremismos, por una parte los hemos ignorado para ver si cambiaban de opinión. Y por otra parte, hemos intentado contentarlos dándoles todos los caprichos. Ambas actitudes son erróneas. No es bueno tratar de evitar el problema, pero tampoco tratar de satisfacerlos porque, como los niños mimados, son insaciables y cada vez se exigen más y más, y además se vuelven incontrolables.

Mi gatito





¿A que es una monada?