Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

viernes, 30 de noviembre de 2012

No es oro todo lo que reluce

Vivimos en un mundo de apariencias, donde a algunos les da vergüenza tener un coche de más de cinco años o un móvil que no sea smartphone. Sin embargo, llevan los pantalones rasgados a propósito porque resulta que es la moda. Además esto ocurre en todas las esferas sociales. Se puede decir que nos hemos igualado en el sentido de que ahora ya no cuentan los orígenes sino el dinero del que se dispone. Por eso en las fiestas se juntan famosos con deportistas y gente de alta alcurnia. No sé si es algo positivo o empeora aún las cosas. Lo que está muy claro es que el dinero sigue abriendo todas las puertas y algunos lo tienen más fácil que otros.

También la belleza es un importante punto a favor, lo cual no resulta en absoluto justo. Pero es cierto que la gente guapa no tiene la culpa de que le den facilidades si no las han pedido. La verdad es que todos tenemos tendencia a ver virtudes en las personas agraciadas y vicios en las demás, aunque sepamos que no es cierto. Bueno, hay personas que transmiten paz en su rostro, pero eso no tiene que estar asociado a buena presencia. El caso es que el aspecto se ha convertido en algo tan básico que hay quien dedica media vida a cuidarlo. Es triste que tantas cosas dependan de lo que tenemos y lo que parecemos, pero no de cómo somos realmente.

jueves, 29 de noviembre de 2012

Sintiéndome tonta

Cada uno es como es. Parece obvio. Y la manera de ser marca tu destino desde la infancia hasta la vejez. Por eso dicen que las personas pesimistas atraen cosas negativas y en cambio los alegres tienen buenas experiencias; o al menos las viven como tales.  El caso es que yo me siento como la hormiguita de la fábula, todo el verano recogiendo grano para que al final lo disfruten otros. Es difícil notar las vacas flacas cuando no has conocido nunca las gordas. A veces me siento un poco tonta pensando que desaproveché oportunidades pensando siempre en los demás. Pero uno no puede actuar en contra de su propia naturaleza.

Elegí la tranquilidad, la comodidad, mientras otros tal vez corrieron más riesgos, y a veces se gana y otras se pierde, pero para eso hay que jugar. No es que no esté satisfecha con mi vida. He sido muy feliz. Pero a veces me pregunto si no he hecho el tonto, al ver como otros han sacado más partido aparentemente de sus circunstancias. Tal vez es que el éxito personal nunca ha formado parte de mi destino. No tengo las cualidades necesarias. O tal vez es que mi idea del éxito no coincide con lo que se acepta habitualmente. Pero visto desde fuera, sin duda, no me extraña que algunos puedan pensar que no he sabido explotar mis posibilidades.

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Más sobre mi

Hacía mucho que no ponía videos de Estopa. "Y subir el río a contracorriente aunque a veces no es posible".

Once cosas sobre mi

Me va a costar encontrar tantas, porque la verdad es que soy una persona muy corriente:

1. Tengo alergia todo el año.
2. De pequeña era tan rubia que parecía albina.
3. Me da miedo conducir, pero lo hago.
4. Tengo poco sentido de orientación y malos reflejos.
5. Soy la pequeña de cinco hermanos.
6. Hablo cinco idiomas (aunque el árabe lo tengo muy olvidado).
7. Me gustan todos los animales, incluidos insectos y reptiles.
8. Pasé mi viaje de novios en Marruecos.
9. Soy secretaria de dirección pero no trabajo.
10. Llevo veinticuatro años casada.
11. Tengo tres hijos de veinte, dieciocho y quince años.

Bueno, supongo que algunas cosas ya las sabíais. Dejo el premio para quien lo quiera. La imagen del premio era ésta tan mona:


Y faltan mis preguntas, pero no se me ocurre nada ahora; así que les dejo las que he contestado yo u otras que encuentren por ahí.

martes, 27 de noviembre de 2012

Premio

Bautizado como " si quieres lo tomas y si no lo dejas", incluye once cosas sobre mí y once preguntas que me envía el blog No soy Silvia Plath.

Aunque no tengo mucho tiempo, haré un esfuerzo para contestar porque quiero agradecer la fidelidad de mis lectores, y especialmente la de Silvia.


1. ¿Cantas villancicos en diciembre? Sí. Me gustan bastante, sobretodo unos que tengo iberomericanos.

2. ¿Cuánto mientes? Lo mínimo indispensable.

3. ¿Qué es lo que menos te gusta hacer? Pasar el aspirador. Me duele la espalda.

4. ¿Cuál es la peor canción que hayas oído? La del Chiquilicuatre ese de Eurovisión.

5. ¿Qué personaje fantástico te gusta?  Cualquiera de los de disney.

6. ¿Cómo te consientes? Con dulces. Soy muy golosa.

7. ¿Cuál es tu comida favorita? El revuelto de setas, tal vez.

8. ¿Cuánto tiempo pasas conectado a Internet? Más del que debería. Unas dos horas al día.

9. ¿Cómo es tu teléfono celular? Muy antiguo y plegable. No lo cambio por nada.

10. ¿Qué es lo primero que te viene a la mente cuando escuchas "México"? El lugar donde me gustaría celebrar mis bodas de plata.

11. ¿Qué hay debajo de tu cama? Un par de maletas.

La parte de once cosas sobre mí y mis preguntas las dejo para otro día.

lunes, 26 de noviembre de 2012

Primeras parejas

Cuando se tiene hijos ya mayores como yo, llega un momento en que empiezan a tener amigos especiales y te tienes que mantener al margen. Porque ya no controlas todas las circunstancias y no sabes si realmente les conviene o si es la persona adecuada. A veces esas relaciones no funcionan y no sabes si reaccionar con alivio o con tristeza. Me gustaría tener una visión del futuro fugaz para poderles aconsejar debidamente, pero como no es así, no me queda más que confiar en su criterio. Es duro ver como tus hijos van creciendo y van eligiendo pareja y te preguntas si será la definitiva, si será el padre o madre de tus nietos, pero no puedes hacer nada más que esperar.

Y cuando la relación se acaba, es difícil consolarlos sin saber si ha sido mejor así o tenían que haber intentado mantener el fuego encendido. Intento no mezclar mis propias experiencias en sus decisiones personales, pero me resulta difícil reconocer que yo no tengo ya opinión en esa parte de su vida, que es personal y propia y no me incumbe. Supongo que forma parte del aprendizaje de ser madre y con el tiempo me iré acostumbrando. Al fin y al cabo siempre supe que mis hijos algún día serían independientes y tomarían su propio camino sin consultarme. Pero a veces me gustaría tener acceso libre a sus pensamientos.

sábado, 24 de noviembre de 2012

Para mis amigos aragoneses


Lo elemental del nacionalismo catalán

Para entender lo que está sucediendo en Cataluña no hacen falta grandes tratados. Basta con volver a los tópicos de siempre: los catalanes son trabajadores y los andaluces alegres. Sobre esa base se ha montado todo un negocio (porque de eso se trata, de dinero), convenciendo a algunos catalanes de que lo que los laboriosos catalanes cotizan se lo quedan los vagos andaluces. Y así se escribe la historia. Lo demás son formas de distraer a la ciudadanía para que no se den cuenta de que todo es un monumental engaño, que Madrid cotiza más y recibe menos y que ellos se han beneficiado durante siglos de pertenecer a España.

Viajando por el norte de Europa me llamó la atención que la mayoría de las ciudades tienen una zona de cultivos grande alrededor. Esto es posible gracias a su clima, que permiten cultivar en todas las regiones. Sin embargo, en España tenemos autonomías industrializadas, como Madrid, Cataluña o el País Vasco; y otras cuya economía se basa en la agricultura o la ganadería. Son las que abastecen al resto. Naturalmente, las zonas industriales producen más beneficios y tienen mejor nivel de vida, pero las zonas primarias son imprescindibles. De ahí que exista un principio de compensación territorial para que todo el país pueda beneficiarse de los mismos servicios.

Que tal vez el gobierno andaluz abusa de sus privilegios con el famoso subsidio agrario, que permite a tanta gente trabajar sólo unos meses al año. Que los catalanes son más modernos, más cultos y más emprendedores. Es posible, pero de esta fusión precisamente procede todo el entramado económico que nos lleva manteniendo al menos desde la revolución industrial. Que unas veces nos va mejor y otras peor, de acuerdo, pero es el sistema menos malo. Cataluña sin España posiblemente no sería viable. Se quedarían sin mercado, sin trabajadores, sin materias primas  y sin proyección internacional. Si es eso lo que deciden, no dudo en que se arrepentirán más pronto que tarde.

viernes, 23 de noviembre de 2012

Pesadilla en la cocina o el arte de la humillación

Parece ser que este programa de Antena tres partía de la idea de ayudar a negocios de hostelería en problemas, pero con esa clase de ayuda no necesitan enemigos... El responsable, Chicote, no puede ser más cruel, sarcástico y desagradable. Me recuerda a esos programas para nuevos talentos, felizmente desaparecidos, donde se dedicaban a burlarse de los concursantes. Aquí también se trata de sacar toda la suciedad, criticar ferozmente y no dejar "títere con cabeza", sin tener en cuenta que se trata con personas, con sentimientos, una reputación y una familia, a menudo hijos, que se van a ver humillados públicamente por televisión.

No vale todo a la hora de ganar audiencia, como tampoco a la hora de conseguir beneficios económicos. Como ese empresario Miguel Ángel Flores, que después de revender las entradas del Madrid Arena, ahora pretende culpar a la policía. Hace falta desvergüenza. Lo triste es que esa clase de programas funcionen llevados por el morbo de la audiencia. No he visto más que trailers y a mí me da lástima de esas personas y esos empleados, a menudo extranjeros, que no entienden porque están siendo atacados de esa manera por un desconocido. Todo para asegurar un teórico éxito en el futuro que nadie puede garantizar.

jueves, 22 de noviembre de 2012

Funcionarios...

Cuando acabé de estudiar secretariado me presenté a una oposición para funcionario del estado. No la aprobé porque no había practicado máquina en ninguna academia y no conocía el sistema del examen. El caso es que que se puede decir que por eso me meto con los funcionarios, por pura envidia, y algo de eso hay. Pero el caso es que desde niña he estado viendo como se escapaban toda la mañana de compras y a los bares, porque yo vivía cerca de un ministerio. Además conozco una señora que deja a los hijos en el colegio y entra a trabajar sobre las diez, para salir a las dos. Y luego se quejan de que cobran poco, pero tienen el Muface y otras ventajas importantes.

No sólo eso, sino que sobrando funcionarios ni siquiera son eficientes, la mayoría. Siempre hay la excepción del que trabaja más que nadie. Mi marido tenía que hacer un papel oficial y, después de insistir durante semanas, fue personalmente a la oficina. Y, qué casualidad, en ese mismo momento estaban gestionando su papel. Vamos, que lo habían archivado en alguna parte y no se acordaron más de ello hasta entonces. Está claro que si les sobra tanto tiempo es porque hay más funcionarios de los necesarios, y además el personal laboral, que a veces es el que saca el trabajo adelante. Le sumamos las vacaciones y, todavía se extrañan de que critiquemos a los funcionarios...

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Austeridad

Me gusta el programa Madrileños por el mundo porque ayuda a conocer otros puntos de vista y formas de entender la vida. El otro día estaban en Nueva Zelanda y me llamó la atención una chica que hablaba sobre los jóvenes neozelandeses. Decía que son muy austeros a la hora de vestir, que se las arreglan con cinco camisetas para toda la temporada. También dijo que en las casas limpian menos que en España porque prefieren dedicar más tiempo a sus seres queridos. Ahí me sentí muy identificada. Me parece que debería emigrar, aunque me pilla muy lejos, justo al otro lado del mundo. Y es que yo tengo esa misma mentalidad. Yo soy austera por naturaleza.

Muchas veces he pensado que nací en el país equivocado, porque por ejemplo me gusta acostarme temprano, madrugar y comer a la una del mediodía. También procuro utilizar la ropa hasta que se cae de vieja. Y sobretodo, no me gusta pasar la tarde haciendo tareas del hogar en lugar de convivir con mi marido y mis hijos. Así que no soy un ama de casa modelo ni mi casa está reluciente. Hago lo que me da tiempo cuando estoy sola y cuando vienen procuro no tener nada pendiente. Hace tiempo que pienso que el consumismo afecta también al gasto de agua y detergente que tenemos en España. Creo que no hace falta lavar tan a menudo y además la ropa también se desgasta con tanto lavado.

Volviendo al post de ayer, estaba pensando que los funcionarios no suelen ser expertos precisamente en eficiencia y austeridad. Por eso quieren privatizar la gestión de los hospitales, no la atención médica en sí misma. No confundamos una cosa con otra.

martes, 20 de noviembre de 2012

Economía doméstica

No me resisto a poner este video, que explica claramente por qué ya no hay dinero para sostener la Seguridad Social como antes. Porque si uno tiene cinco duros, no puede gastarse seis. Más claro, agua.


A vueltas con la sanidad española

No quería hablar de estos temas por no perder seguidores pero es que hay veces que acaba una harta de oir declaraciones demagógicas y consignas ideológicas. La sanidad española es una de las mejores del mundo porque es de las pocas universales y gratuitas; claro está, siempre que hayas cotizado por tu trabajo. Lo que no tiene sentido es que sigas teniendo las mismas prestaciones sin cotizar o incluso sin tener la documentación en regla. Que se tenga un servicio sanitario de urgencias está muy bien naturalmente, pero no todas las especialidades. Así sucede que muchos extranjeros europeos residentes de verano en España vienen a operarse aquí porque les sale gratis y en su país de origen no es así.

Porque en otros países europeos sin ir más lejos es habitual pagar por los medicamentos y por las visitas al médico y nadie se rasga las vestiduras. También en España muchos pagamos la Seguridad Social y no la utilizamos porque tenemos seguro médico privado, y no vamos por ahí reprochándole a nadie que vaya más o menos al médico. Por tanto, no veo a qué viene tanta queja contra el gobierno sobre si están estropeando la sanidad o que quieren privatizarla; cuando de momento a nadie le han cobrado por la consulta. Cuando empiecen a hacerlo que protesten, no antes. Lo que está claro es que el estado tiene que reducir gastos porque de donde no hay no se puede sacar. Reclamaciones a Zapatero.

lunes, 19 de noviembre de 2012

Renovación

No sé por qué hay temporadas en que de pronto necesitas un cambio.  Y el caso es que a mí los cambios me dan miedo porque casi siempre tienen que ver con hospitales, y yo me apunto a eso de "Virgencita que me quede como estoy". Sin embargo, de vez en cuando me da la neura, ya lo saben los que me siguen hace años, de querer empezar con algo nuevo, salir de viaje o al menos ir de compras; y suele ser en el momento más inoportuno para esa clase de planes. Así que a veces lo soluciono escribiendo, abriendo otro blog incluso, porque creo que es sano dejar entrar novedades en tu vida cada cierto tiempo.

Como en este momento no veo razón para empezar otro blog, ni tengo inspiración para otro libro, ni posibilidad de gastar dinero, me encuentro un poco como león enjaulado. Pero, bueno, ya se me pasará. Al menos siempre nos quedan los paseos que relajan y salen gratis. Una buena película en televisión, un libro, un disco que hace tiempo que no escuchas o una comida especial, también aportan ese ingrediente especial que todos necesitamos para endulzar la vida. Y me lanzo a internet en busca de otros blogs interesantes que puedan estar interesados en el mío. De ese modo también amplío horizontes y traigo soplos de brisa fresca a mi vida.

viernes, 16 de noviembre de 2012

Ama de casa

Uno de los primeros post que escribí trataba del tema de si compensa realmente trabajar fuera de casa. Porque, desde el momento en que se tiene un trabajo, hay que gastar dinero en desplazamiento, en comidas, ropa de oficina...  y, si tienes niños, en guardería, en cuidadoras... Si tienes suerte y se ocupan tus padres, entonces a veces es un abuso. Si además quieres descansar el fin de semana necesitas una asistenta. Total, que yo hice un cálculo hace años y, con mi sueldo de secretaria, me salía "lo comido por lo servido". Vamos, que tenía que trabajar para ganar un sueldo para poder permitirme tener un trabajo. Así que me quedé de ama de casa.

El otro día me dijeron que soy una vaga y, si todas las mujeres hicieran como yo... Pues no creo que pasara nada. De hecho, hasta hace unos cuarenta años era muy habitual que las mujeres se limitaran a quedarse en casa con su familia. Bueno, lo de limitarse es un decir, porque el trabajo de ama de casa si lo tomas en serio te lleva todas las horas del día y más. Claro que yo tengo que reconocer que no soy un modelo en ese sentido. Por eso me queda tiempo para internet, para salir de paseo con mi marido, pasar tiempo con mis hijos e incluso hacer alguna actividad. Confieso que soy afortunada, pero también he hecho mis renuncias por ser ama de casa y no creo que haya nada que reprocharme.


jueves, 15 de noviembre de 2012

La Iglesia y la promiscuidad

Llevo ya tres días escribiendo de temas de actualidad y ya me tiene aburrida. Además parece que mis lectores prefieren otros asuntos más personales porque no entran muchos. Así que me vuelvo a lo mío. Estaba viendo un reportaje sobre Angola y decían que la gente allí es muy religiosa, ya sean católicos o de otras confesiones, pero cristianos. Sin embargo, también mostraba cómo tienen poco sentido del pudor a la hora de desnudarse en público y digamos que son muy liberales a la hora de entablar relaciones sexuales libremente con diferentes parejas. Cosa que curiosamente va contra la doctrina de la Iglesia católica.

La promiscuidad es un comportamiento natural en muchos lugares del mundo, especialmente en áfrica. No sé si será por el clima, el calor que invita a llevar poca ropa, el ritmo de vida relajado, la música o simple tradición cultural. En los países africanos musulmanes naturalmente no se permite esa actitud. Y en otros muchos por desgracia se sigue practicando la mutilación genital de las mujeres, pero eso no impide que los hombres sean infieles. De ese modo, resulta casi imposible evitar los embarazos de adolescentes y la transmisión de enfermedades venéreas. Entonces hay quien centra la solución en el uso de preservativos.

Pero los condones también fallan, no son cien por cien seguros contra los virus y cuestan dinero. No se trata de poner tiritas en las heridas sino de evitar el daño. Por eso la Iglesia promueve la fidelidad y la abstinencia, para evitar males mayores, no porque quieran cortarle el rollo a nadie. Otra cuestión es que los ya contagiados utilicen preservativos, ya que no les queda otro remedio. Por eso se llama Estrategia abc: abstinencia (retrasar la edad de inicio de las relaciones sexuales), be faithful (fidelidad a la pareja) y condón (en caso necesario). Resulta evidente, pero algunos no se han dado cuenta aún, que si todos los africanos usaran preservativos no tendrían más hijos y se extinguirían.

miércoles, 14 de noviembre de 2012

Los piquetes informativos y el derecho a trabajar

Hoy en día los trabajadores saben de sobra cuando hay huelga y no necesitan que nadie les informe, suponiendo que fuera eso lo que hacen los piquetes. La realidad es que se colocan en la puerta de las empresas y no dejan pasar a nadie; eso cuando no se dedican a insultar o agredir a los trabajadores que intentan trabajar. No me explico que se sigan permitiendo esa clase de actuaciones antidemocráticas. He visto gente en la parada del autobús con cara de desesperación porque al primer lugar que van los piquetes siempre es a la terminal de autobuses. Deberían poner policía suficiente para permitir el derecho al trabajo.


Pero naturalmente, eso significaría tener que utilizar antidisturbios, con las clásicas imágenes de brutalidad policial que luego salen en todos los medios, pero no salen las de los piquetes… El otro día decía un “artista” algo así como: acabamos de salir de una dictadura. Perdona, pero de la muerte de Franco ya han pasado treinta y siete años, y parece mentira que sigamos teniendo sindicatos verticales sostenidos por el estado. Que además no representan a los trabajadores sino a partidos políticos y sólo salen a la calle cuando gobierna el Partido Popular. Y luego se extrañan de que la gente no les tome en serio. Así van a conseguir que se hagan todos de derechas.

martes, 13 de noviembre de 2012

Sobre el Madrid Arena y el Prestige

La verdad es que no me gusta hablar de temas de moda y he intentado eludir lo de los desahucios y lo de la tragedia de Halloween. Pero el problema es que cuando uno se calla, otros aprovechan para sembrar la discordia e incluso el odio entre la ciudadanía. Contra los banqueros, como os decía ayer, o contra el ayuntamiento por el tema de las chicas muertas en una macrofiesta. En España tenemos un verdadero problema con los extremistas que utilizan cualquier desgracia para atacar al partido del gobierno, porque a ellos naturalmente no les gusta, o ya de paso al capital, a la banca o a la policía. Eso es lo que no se debe fomentar en ningún caso.

A mí, la verdad, me extraña mucho que un recinto deportivo que ha costado tanto dinero al contribuyente se pueda utilizar para fiestas privadas, para empezar. No me parece bien. Por otro lado pienso que toda reunión de cientos de personas en un recinto cerrado es una ratonera. Ni siquiera me gusta realmente entrar en edificios muy altos porque pienso que la seguridad es relativa. Más aún si además se había sobrepasado el aforo. Yo creo que no deberían entrar más de la mitad de los que teóricamente caben. Igual que en un autobús aunque entren cien personas no suelen viajar más de cincuenta. Es una cuestión de comodidad y sentido común.

A partir de ahí, si se celebró un macrobotellón y, como de costumbre, hicieron la vista gorda, pues lo entiendo. Porque si se les ocurre disolverlo ya estaríamos con las denuncias de brutalidad policial, los pobres jóvenes indefensos, etc. Que la empresa encargada de la vigilancia se desentendió del asunto. No me extraña por lo mismo que acabo de decir. Vigilante de seguridad agrede niños...,etc. Luego resulta que la alcaldesa se había ido de puente y no regresó. Bueno, eso no la hace culpable de nada más que de despreocupación. Total que la desgracia previsible se quiere aprovechar para desalojar al Partido popular de la alcaldía y si es posible del gobierno. Siempre la misma historia.

Eso me recuerda que hoy se cumplen los diez años del Prestige: ese petrolero que hundió Aznar en persona para fastidiar a los gallegos. Me gustaría saber que hubiera pasado si, en lugar de alejar el barco de la costa, lo hubieran acercado. Probablemente la catástrofe hubiera sido peor aún, pero eso no lo admite nadie.

lunes, 12 de noviembre de 2012

Los banqueros y el mal



Visto en Facebook:
Razonemos un momento. ¿Es que a alguien le han obligado algún banquero a pedir un crédito hipotecario? Antes estábamos todos tan contentos porque los bancos no nos pedían prácticamente ninguna condición a la hora de darnos un crédito, Ahora les llamamos ladrones. Me parece que no es así. Una cosa es que lamentemos el tema de los desahucios y la pobreza que hay, etc., y que haya que hacer algo para evitar estos casos tan dramáticos. Otra es que -como siempre-generalicemos y le echemos la culpa a los demás... Hay que considerar además, que si los bancos no recuperasen el dinero de sus créditos, simplemente no darían más créditos o los limitarían muchísimo (p.ej, poniendo intereses muy altos o financiando solo un máximo de p.ej. 50% del valor de los inmuebles). El tema es muy complejo y no vale hacer demagogia barata. Que conste que ni soy banquero ni me gusta esa profesión por muchos motivos, pero una cosa no quita la otra.

Ya sé que voy como de costumbre a contracorriente, pero me preocupa mucho la fijación contra los banqueros de nuestra sociedad. Como siempre se busca un único culpable. De las miles de personas que trabajan en banca en España, sólo unos pocos se beneficiaron de la crisis; el resto son trabajadores como los demás.  Puede que las hipotecas fueran abusivas pero nadie dijo nada hasta ahora. Y siento mucho lo de la señora de Baracaldo pero tendría otros problemas, porque ya son miles los desahuciados y ninguno se había tirado por el balcón hasta ahora. Lo habitual es que se vayan a vivir con familiares directos.

Cuando compré mi piso me dieron una hipoteca del setenta por ciento de su valor con unos intereses del 16 % y con avales. Luego bajaron los intereses y empezaron a dárselas a todo el mundo, cosa que a mí me pareció bien. Sin embargo, no se me olvida que me pasé quince años sin llegar a fin de mes por pagar mi piso. Quiero decir que tampoco me parecería justo que perdonaran las hipotecas, aparte de que se arruinarían los bancos. En cuanto a alquilar los pisos, las entidades bancarias no son ongs. ni tampoco inmobiliarias. De eso tendrían que encargarse otros. No le pidamos a los bancos más responsabilidad de la que tienen.

Y es que no me fío un pelo de mis paisanos y me temo que alguno no se quede satisfecho hasta que no maten a un banquero. A ver si ahora van a tener que salir a la calle con escolta. Por supuesto que me da mucha lástima la gente que se ha quedado en la calle por no poder pagar el piso. Yo tengo dos hermanos que viven de la pensión de mis padres. Pero no creo que la solución sea acabar con un sistema que funcionaba hasta ahora. Bastaría con volver a la moderación y el sentido común. Me parece bien la dación en pago, pero como excepción puntual, no como norma. Y sobretodo dejar de buscar enemigos donde no los hay.

Una última reflexión: cuando los bancos ganan dinero lo reparten con sus miles de accionistas. Cuando los bancos pierden dinero, pierden nuestro dinero, de la gente que lo hemos depositado allí. Acabo de encontrar un artículo clarísimo sobre el tema. En mi otro blog: sigoacontracorriente.blogspot.com, publicado hoy.

viernes, 9 de noviembre de 2012

Las palabras mágicas

Recuerdo que cuando empecé a ir a los bares yo sola a tomar café por las mañanas me llamó la atención que nadie utilizaba las expresiones por favor y gracias. Así que yo tampoco lo decía, porque la verdad es que me daba cierta vergüenza ser la única. Hasta que un día empecé a hacer firme propósito de ser más educada y poco a poco me fui acostumbrando y ahora me sale natural. Y es que las personas somos animales de costumbres. Llama la atención ver como los inmigrantes todavía utilizan las fórmulas de cortesía, al menos hasta que se contagian del ambiente general. No cuesta nada ser cortés y marca la diferencia.

Ocurre lo mismo con la palabra perdón. El otro día leí un post sobre eso. Yo acostumbro a disculparme continuamente sobretodo en mi casa, cuando tropiezo o me confundo o cualquier cosa. Incluso cuando no es culpa mía o no lo he hecho a propósito. Creo que en esto más vale que sobre que no que falte. Sin embargo, a veces el ejemplo no es suficiente, y noto que a mis hijos les sigue costando mucho pedir perdón. Espero que con los años vayan comprendiendo que disculparse no te rebaja lo más mínimo, sino que es una prueba de cariño, una consideración hacia los demás que, al contrario, te engrandece ante sus ojos.

jueves, 8 de noviembre de 2012

Contradicciones

Me dicen a menudo que no hago más que repetir la doctrina de la iglesia en todos los temas. Pero no es cierto. Para empezar porque yo tengo grandes discrepancias con los cristianos más ortodoxos en cuestiones como los preservativos y otras muchas. Me dicen que soy de extrema derecha, cuando la verdad es que yo tengo discusiones a menudo por defender al gobierno actual frente a gente demasiado crítica  e intolerante, aunque a veces yo también lo critico. Así que estoy en tierra de nadie y, como tal, me llevo todos los palos. Pero es lo que tiene tener criterio propio. Desde niña siempre he dudado de todo y lo he puesto todo en cuestión hasta llegar a mis propias conclusiones.

Por dudar, dudo hasta de mis conclusiones. Pero cuando opino sobre algo es porque he leído y escuchado mucho sobre el tema, desde todos los ángulos y los puntos de vista. Por eso no empecé a tener mis ideas claras hasta cumplir los cuarenta años. Tiene gracia que me consideren una mosquita muerta que nunca ha roto un plato, porque a mi modo siempre he sido una rebelde. No encajo en ningún grupo, ni religioso ni político ni social. Todo lo veo desde fuera y por eso nunca me he sentido integrada en ningún lugar, salvo tal vez en mi iglesia, porque allí (aunque algunos no lo crean), nadie te pregunta lo que piensas ni coarta tu voluntad. Allí puedes ser realmente tú mismo con todas tu contradicciones.

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Disfrutar de la vida

Tal vez no sea yo la persona más adecuada para escribir este artículo, ya que estoy en tratamiento por depresión. Sin embargo, creo que he disfrutado mucho de la vida y la sigo disfrutando siempre que la falta de serotonina no me lo impide. Especialmente cuando nacieron mis hijos, esos primeros  años de vida los viví minuto a minuto, no quise perderme nada. Y cuando ya jugaban los tres juntos yo me quedaba con ellos en la habitación. Siempre he hecho mis tareas por la mañana o cuando estaban durmiendo y he dejado todo el tiempo posible libre para simplemente pasarlo con ellos, ver televisión con ellos o leer un libro mientras ellos hacían los deberes.

Por eso, hay una cosa que realmente no comprendo y es cuando veo madres y padres por la calle que llevan el cochecito del bebé como si fuera un carro de la compra. Es decir, que no los miran, ni les hablan, ni les hacen ningún caso. Esta mañana una señora en el supermercado llevaba al bebé mientras hablaba por el móvil (cosa cada vez más habitual), y además iba con una cara de mal genio que no era normal. También se ve mucha gente con ese aspecto de estar peleado con el mundo. Pero yo creo que tener un hijo es una experiencia tan maravillosa que no debería importar si no has dormido, si te duelen las muelas o tienes trabajo atrasado. Compensa todo lo demás.

Me temo que hay gente que pasa tan poco tiempo con sus hijos que no llega siquiera a desarrollar el vínculo de apego natural. Así no me extraña que la sociedad sea cada vez más insensible.

martes, 6 de noviembre de 2012

La huelga general del 14 de noviembre y el Iphone 5

 El esperado iPhone 5 de Apple ha llegado por fin a España y lo ha hecho con fuerza. Cientos de personas hacían cola esta mañana en las dos tiendas que la firma de la manzana posee en Barcelona y Orange asegura haber agotado todos los modelos comercializados a través de su web. expansion.com/2012/09/28/empresas/digitech/1348788641.html. Precio entre 700 y 900 euros.
A mí es que me hablan de huelga general a causa de los recortes del gobierno y me acuerdo del Iphone 5 y me indigno. Porque España es uno de los países del mundo donde se venden más dispositivos electrónicos de última generación. Vas por la calle y ves niños de apenas doce años con su teléfono de 500 euros en la mano. Y luego sus padres se quejan de que tienen que pagar los libros de texto o un euro por receta en la farmacia.

Es que hemos perdido el sentido de la proporción. No es normal tener en el salón un televisor de cuarenta pulgadas, ni un ordenador por miembro de la familia, ni cambiar de teléfono cada seis meses. El consumismo puro y duro se ha convertido en la nueva religión y algunos, aún sin trabajo, se resisten todavía a no poder estar al día de los últimos adelantos de la tecnología. Para eso sí que hay dinero. Y para seguir yéndose de puente, que no queda un alma, y para los bares. Pero cuando se trata de pagar un poco por lo que debería ser lo más importante, es decir, educación y sanidad; entonces se llevan las manos a la cabeza. Así nos van las cosas.

lunes, 5 de noviembre de 2012

Incertidumbres

Me gustaría poseer la seguridad que tienen otras personas y estar convencida de que sigo el camino correcto. pero no lo estoy y a menudo me cruza por la cabeza la idea de que tal vez esté haciendo todo mal en mi vida. A lo largo de los años pasamos por una serie de encrucijadas donde no tenemos más remedio que elegir queramos o no. Luego arrastramos las consecuencias de nuestras decisiones. Suelo pensar que elegí bien y estoy donde quería estar. Sin embargo, cuando surgen problemas, a veces no puedo evitar pensar que es culpa mía en alguna medida. A pesar de que la psicóloga y otras personas me han dado la razón muchas veces, la incertidumbre siempre me acompaña. ¿Y si estuviera equivocada?, ¿y si todo fuera al contrario de como lo imagino?, ¿y si hubiera hecho todo mal?.

Mi autoestima siempre ha estado en el límite y, cuando abro el blog y veo comentarios adversos, pienso que tal vez tengan razón o si es que simplemente no valgo para explicar estas cosas. Porque yo no tengo preparación universitaria ni teológica ni tampoco mucha experiencia directa de las situaciones de las que hablo, sino que me baso en testimonios ajenos. Aunque es cierto que tampoco pretendo tenerla, sino que sólo doy mi opinión personal sobre las cosas. Esto no es una consulta especializada, ni un documental, ni un artículo teóricamente impacial sobre la actualidad. Es sólo un diario de mis pensamientos, equivocados o no, pero sin duda con la buena intención de compartirlos con aquellos a quienes puedan interesar.

sábado, 3 de noviembre de 2012

Recapitulación

De vez en cuando escribo posts con mis últimas impresiones sobre el blog. Supongo que es un recurso cuando ando baja de inspiración, pero también me ayuda a mantener mis ideas al día. Me ha llamado mucho la atención que ha bajado el número de visitas y también las actualizaciones en mis enlaces. Yo pensaba, por otros años, que en verano habría menos movimiento y aumentaría al llegar el frío; pero este año ha sido al contrario. En verano tuve muchas visitas y muchos blogs para leer y ahora parece que tal vez la gente está más ocupada y no tiene tiempo para esto, o puede que sea simple casualidad. Sin embargo, el fin de semana aumenta el tráfico.

Después del puente de todos los Santos, quiero empezar a ir a clase de Tai chi otra vez. He estado esperando a ver si se me curaba la tendinitis del brazo, pero ya me rindo. No puedo esperar más. Para no aburrirme ahora he empezado con artrosis en las articulaciones de las manos, cosa nada extraña ya que mi madre y mi abuela también la han padecido. Lo malo es que me duelen al escribir a máquina y no sé si acabará afectando a mi actividad en internet. Además tengo una cita con el cirujano vascular porque me tienen que quitar una vena safena de la pierna derecha. Así que la cosa está un poco complicada. Sólo espero que al menos mis padres sigan bien. (Lo mejor posible).

jueves, 1 de noviembre de 2012

Día de todos los santos

Una imagen de serenidad para un día festivo….Todos los Santos.

Yo creo que hoy y mañana es el día de los que se marcharon y su huella en nuestras almas dejaron.
Vaya por ellos…..la serenidad y la aceptación con la que tenemos que recibir sus “partidas”.
http://ticotica.wordpress.com/2012/11/01/serenidad/