Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

jueves, 22 de noviembre de 2012

Funcionarios...

Cuando acabé de estudiar secretariado me presenté a una oposición para funcionario del estado. No la aprobé porque no había practicado máquina en ninguna academia y no conocía el sistema del examen. El caso es que que se puede decir que por eso me meto con los funcionarios, por pura envidia, y algo de eso hay. Pero el caso es que desde niña he estado viendo como se escapaban toda la mañana de compras y a los bares, porque yo vivía cerca de un ministerio. Además conozco una señora que deja a los hijos en el colegio y entra a trabajar sobre las diez, para salir a las dos. Y luego se quejan de que cobran poco, pero tienen el Muface y otras ventajas importantes.

No sólo eso, sino que sobrando funcionarios ni siquiera son eficientes, la mayoría. Siempre hay la excepción del que trabaja más que nadie. Mi marido tenía que hacer un papel oficial y, después de insistir durante semanas, fue personalmente a la oficina. Y, qué casualidad, en ese mismo momento estaban gestionando su papel. Vamos, que lo habían archivado en alguna parte y no se acordaron más de ello hasta entonces. Está claro que si les sobra tanto tiempo es porque hay más funcionarios de los necesarios, y además el personal laboral, que a veces es el que saca el trabajo adelante. Le sumamos las vacaciones y, todavía se extrañan de que critiquemos a los funcionarios...

49 comentarios:

  1. Yo, además de a los funcionarios, critico a los políticos Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Susana, creo que no hablas de funcionarios, sino de la burocracia. Funcionarios también son maestros, policías, bomberos, médicos, jueces, personal de las embajadas, o "funcionarios grupo A" (los de más alto nivel y los que más se llevan al bolsillo cada mes)... Igual que recepcionistas, administrativos o bedeles. Igual de funcionarios son unos que otros, y no se puede igualar la dedicación de unos y otros colectivos, ¿no te parece?.

    Y sí, se escaquean, cierto, y nadie les controla, cierto. En el apartado burocracia te puedo asegurar, después de haber trabajado con ellos, que por cada uno que trabaja hay 5 que se escaquean, y el que trabaja saca adelante el trabajo de 3. Si haces la cuenta, o sobran funcionarios o hay un atasco de mil pares. En justicia por ejemplo, hay un atasco de narices, y en otros servicios directamente se tocan los hu€v*$ porque "eso no entra en mis funciones" y hay que contratar personal extra para que cubra esas nuevas funciones que los funcionarios con plaza no quieren hacer. Conozco el caso de uno que se negaba a utilizar el correo electrónico porque "eso no estaba en las bases de la convocatoria de su plaza" y se quedaba tan ancho, y nadie le podía decir nada.

    Pero creo que es injusto hablar de "funcionarios" cuando nos referimos a ciertos colectivos dentro de los funcionarios. Me cuesta imaginar a un bombero que se escaquea, o a un policía que no cumple con sus funciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón. La verdad es que al escribir el post no pensaba en policías o bomberos, que me parecen una gente muy digna y trabajadora. Pero me temo que son la excepción que confirma la regla, porque entre médicos y profesores del estado también se nota esa desidia que tantos criticamos. Un beso.

      Eliminar
  3. Sí, pero es que los funcionarios ya vivían así durante el franquismo y siguen igual. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Habría que matizar muchas cosas; yo defnedí siempre a los funcionarios, porque me parecía injusto generalizar, desde que soy jefe de funcionarios mi visión es más crítica, aunque sigue habiendo gente que cumple su obligación ... no me atrevería a hablar de proporciones.

    Lo que sí tengo claro es que hace falta una reforma amplia y profunda de la Administración, el sistema actual no da más de sí y favorece a los que se aprovechan de su situación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una persona responsable suele ser allá donde esté, pero me temo que no abundan mucho. Un beso.

      Eliminar
  5. La casta de los funcionarios no es muy querida en general...bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más que nada porque viven muy bien y se quejan mucho. Un beso.

      Eliminar
  6. Hay de todo como en botica, pero abundan los malos, si...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Especialmente de cara al público. Un beso.

      Eliminar
  7. En mi país la mayoría de los empleados públicos son nombrados por el gobierno del turno por favoritismo político, y no van a sus puestos a trabajar, salvo a honrosas excepciones. Hay otros, que son muy trabajadores que llevan años trabajando para el gobierno, son muy eficientes, y a ellos no los cambian cada 4 años, generalmente son los que estoicamente hacen el trabajo de los demás. Creo que "los funcionarios" se han ganado su fama.

    un abraxo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre está el pobre que trabaja por diez para sacar la tarea adelante, pero cobra lo mismo que los demás. Un beso.

      Eliminar
  8. Asociamos funcionarios a los administrativos que están dando la cara en ventanilla, con los que tratamos para los trámites burocráticos, etc. Pero funcionarios son también: médicos, bomberos, policías, maestros...
    Que desempeñan un gran papel. No podemos hacer caer a justos por pecadores.
    El funcionariado español hace mucho tiempo que necesita una revisión, pero en este caso de la crisis, la verdad es que no tienen culpa. Los problemas de ineficiencia o falta de motivación los tenían ya hace 20 años.

    Conste que no soy funcionaria ni mi marido tampoco, pero me da pena que se generalice y se les ponga tanto en la punta de mira últimamente.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Es que cuando sobra el dinero, a nadie le importa mantener más o menos empleados ineficientes. Pero cuando falta ya es otra cosa. Yo sé de médicos que se pasaban meses de excedencia y de maestros que faltaban a clase cada dos por tres sin avisar. Cuando uno tiene el trabajo asegurado de por vida se ve que cuesta ser competente. Un beso.

    ResponderEliminar
  10. en mi pais tambien pasa lo mismo ,, esto nunca se acabara ... cuando habra un cambio de mentalidad .

    saludos...


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me temo que tenéis la misma mentalidad que nosotros. un beso.

      Eliminar
  11. Dentro de los funcionarios hay de todo, como en todas partes. Yo he trabajado toda la vida en la empresa privada y te puedo garantizar que ocurre lo mismito. Unos hacen el trabajo de 4 que están tomando café, de baja, buscando eternamente cosas, "agobiadísimos de papeles" con montones inefables de papeles en sus mesas y despachos, de viejes super "importantes".
    Aunque no lo creas no es muy diferente unas empresas que otras.
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser, pero en una empresa privada, si te escaqueas y el jefe se da cuenta, te despiden. Un beso.

      Eliminar
  12. susana, creo que tu entrada tiene cierta parte de fundamento pero muy remota, es injusto radicalizar una opinión, cualquiera. Los funcionarios son como cualquier trabajador y caraduras existen en todos los sectores y empresas, públicas o privadas.
    Ser funcionario era un privilegio, ahora no lo es ni será tanto, es un concepto caduco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que yo no soy de medias tintas. Si un sesenta por ciento de los funcionarios no hacen su trabajo, me vale para citar a todos. Si empezamos con excepciones no podríamos hablar de ningún tema. Un beso.

      Eliminar
    2. Todos no es el 60%. El blanco o el negro absolutos no existen.

      Cuando alguien generaliza por un tema puntual o anecdótico, por ejemplo la iglesia, duele por injusto. De todo hay en la viña del Señor.

      Eliminar
  13. ¡¡¡Bueno!!!
    ¡¡¡Temazo!!!
    Yo soy FUNCIONARIA. Desde hace 25 años :)
    Creo que hago bien mi trabajo, que tengo sentido de responsabilidad y no suelo escaquearme ni en mis horas en fiscalía, ni cuando trabajo en casa.
    Tengo compañeros de quitarse el sombrero y tengo compañeros de echar a correr.
    Ya no defiendo nada y no defiendo a los funcionarios pero como funcionaria que soy-de Justicia-me apena que todo el mundo nos meta en el mismo saco porque no me siento reflejada en absoluto cuando nos bañan de barro.

    Salvando las distancias, he conocido fontaneros vagos e inútiles, abogados flojos, arquitectos sin escrúpulos, comerciales araganes, amas de casa de cafeteo mañanero durante horas y un largo etc de criaturas.

    Cuando alguien que desempeña su trabajo con profesionalidad me atiende, suelo felicitarle.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que en justicia se trabaja más. Yo conocí una secretaria judicial que no paraba ni el fin de semana. Pero me tendrás que reconocer que las siete horas diarias no las cumple casi nadie en la administración. Un beso.

      Eliminar
    2. Chapeau, Luisa!
      Mi pareja también es funcionario y muchas veces llega a casa con el ánimo por los suelos por esa manía de meter a todos en el mismo saco y ponerles una etiqueta.
      Por supuesto que hay empleados públicos que no se ganan el sueldo que cobran, como en cualquier otro empleo; pero también los hay que se desviven por hacer bien su trabajo, como cualquier otro profesional que se precie.
      Sí creo que habría que establecer unas reglas y hacerlas cumplir, más control, que es lo que falta en ciertas administraciones públicas.
      Un saludo.

      Eliminar
    3. Desde luego, con más control se acabarían los problemas.

      Eliminar
  14. Susana, estás cañera últimamente, pero en este caso, suave para mi gusto, es un tema sobre el que hablar largo y tendido, y yo tengo una opinión muy clara al respecto, que está totalmente en consonancia con la tuya, aunque tal y como apuntan en uno de los comentarios, siempre que hablo del tema distingo entre los funcionaruchos (Hacienda, Inem, S.S. etc etc etc) y médicos, policía, bomberos y profesores.
    que conste que yo también me presente a oposiciones a Justicia, y que más quisiera yo que ahora me pusieran a parir, que ande yo caliente ríase la gente, pero conociéndome como me conozco, estoy segura de que yo curraría, siempre he pensado que cuesta más esfuerzo y agota más tratar de escaquearse que trabajar.
    Besos
    Te incluyo el enlace a algo que escribí sobre ellos, no recuerdo si tú lo leiste, porque ya tiene tiempo.

    http://patchworkdeideas.blogspot.com.es/2012/05/funcionarios-la-mitad-fuera-y-la-otra.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me gustaría ser de los criticados, claro que sí. Luego me paso a ver tu enlace. Un beso.

      Eliminar
  15. Querida, hay que reconocer que te sobran bemoles, podría hablar largo y tendido al respecto, hacer símiles y cosas raras, pero en fin, que el que lo que yo piense sobre el funcionariado en general, que debe ser reducido al máximo y más en tiempos de crisis, es lo de menos.

    Tú ante todo sigue echándole bemoles al asunto, y mira que no coincido contigo en casi nada, pero vaya, que se agradece ver gente que defiende cosas y posturas con tanta claridad.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que si no voy a hablar claro, para eso me callo, que gente tibia ya hay demasiada. Un beso.

      Eliminar
  16. Parece que pasa en el mundo... pero, al menos donde estoy, la ineficacia es frecuentemente cosa del sistema de trabajo, de la estructura de la organización, más que de las personas, al menos, más que de la mayoría de las personas.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que ocurre es que cuando el ambiente invita a relajarse, digamos que cuesta mucho resistirse. Un beso.

      Eliminar
    2. Sí que sí... pero ¡ay, Susana!, donde estoy, por ejemplo, lo que nos relajamos es humanamente necesario, una plática de café nos hace posible seguir pensando y haciendo...
      Fíjate que esta semana hay un evento, así que mis compañeras están de aquí para allá, trabajando, y como no las ven en sus escritorios, parece que algunos piensan que están paseando.
      Lo siento, pero esto me ha resultado catártico :D
      Saludos :)

      Eliminar
  17. Estoy de acuerdo contigo, es el cuento de nunca acabar. Estoy en el AMPA del instituto. Somos tres y las otros dos son del PSOE, con carnet del partido y una de ellas sindicalista. CAda jueves, cuando tenemos que reunirnos, es no parar de darme el mitin, que si la sanidad, que si la educación, que si la huelga... y yo a veces entro al trapo y otras me callo, y ya con los funcionarios, ni te cuento... Es que no se puede...manejan muy bien el mover a la gente. Ayer pidiendo firmas contra las privatizaciones. Yo las dije ¿Acaso te cobra el médico por su consulta, por un análisis, por una prueba?
    Me dijeron, no, pero ya nos cobrarán. Joder, así cualquiera...
    En fin, lo dejo porque me mosqueo. Besos
    Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también me mosqueo. Parece mentira que la gente se deje manipular tan fácilmente, pero es algo generalizado. Aquí los raros somos los que pensamos por libre. Un beso.

      Eliminar
  18. Mi abuela me dijo en una ocasión que cuidado con lo que se escribe, que escrito queda y deberias tomar es cuenta este consejo, funcionarios son los policias que te atienden si te hace falta, los bomberos que llamas si los necesitas, el médico que te atiende cuando estas enferma, o el profesor que enseña a nuestros hijos, sinceramente antes de escribir cosas como las que escribes piensa, que pensar no cuesta dinero y es muy sano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como ya he dicho antes no tengo nada contra bomberos y menos contra la policía. Sin embargo de los médicos y profesores públicos no estoy tan satisfecha. De hecho tuve que sacar a mi hijo de un colegio público. Pensar, otra cosa no haré pero eso...

      Eliminar
  19. Es evidente que en España sobran funcionarios y no hay más que compararnos con los países de nuestro entorno. Sin embargo, hay gente que trabaja y hace horas y horas. Depende del puesto y del departamento. Otros, sin embargo, leen la prensa y hacen solitarios que también eso lo he visto yo (trabajé un año en la Administración). No se puede, sin embargo, generalizar porque hay asimismo excelentes servidores de la función pública que trabajan a destajo. Hay de todo en la viña del Señor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sigo la consigna de "la excepción confirma la regla". Si no, no podría hablar de ningún tema. No generalizar tiene el riesgo de acabar siendo relativista y llegar a la conclusión de que no se puede sacar conclusiones. Eso es peligroso. Un beso.

      Eliminar
    2. Eso es. Como los curas que abusan de niños, que la excepción también confirma la regla, ¿no es lo que estás diciendo? Diez, cien o un millon, ¿qué más dará entonces?
      Te contradices tú sola, Susana, porque tú sigues la consigna que más te interesa en cada momento. Criterios como el tuyo dejan bastante que desear.

      Eliminar
    3. Estúdiate qué significa esa expresión porque no te has enterado. La regla son los curas decentes.

      Eliminar
  20. A esos que tú comentas con los que deben "meter mano" el ser un funcionario no significa ser un vividor, esa gente se aprovechan y no es justo para el resto de personal que le dan mala fama, pero como esos hay en todas las profesiones, mécanicos que dan unos precios inflados, informáticos que son lentos,etc,etc,etc

    A los incompetentes de la profesión que sean y los políticos igual

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero como ya he dicho, en la empresa privada a los vividores los echan, pero un funcionario tiene el trabajo asegurado. Un beso.

      Eliminar
  21. Yo siempre he pensado que la Administración trabaja con unos sistemas demasiado normatizados y cualquier procedimiento que se puede resolver a "e-mail" puede resultar incluso no procedente; trabajar en un entorno así puede llegar a ser incluso deprimente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que me aburriría muchísimo en esa situación. Un beso.

      Eliminar
  22. Anónimo. De lo que diga el Plural yo me fío tanto como de los comentarios anónimos.

    ResponderEliminar
  23. Anda mira, lo mismo que me pasa a mi con todos los católicos ^^ La diferencia está en que lo que uno dice se puede grabar y demostrar, en cambio...el día que vosotros demostréis que dios existe, directamente no existe ese día. Lo otro tampoco.

    ResponderEliminar
  24. Y dale con demostrar, demostrar. Tampoco se puede demostrar que Dios no exista y además la Fe no necesita pruebas. Precisamente por eso se llama Fe.

    ResponderEliminar
  25. La fe es únicamente lo que tú quieras imaginar. Yo puedo tener fe en que existen las hadas, pero si científicamente en siglos nadie me confirma que existen, no deja de ser una simple imaginación creada por mi misma. Son ganas de creer en algo de lo que no se tiene constancia en siglos...

    ResponderEliminar
  26. La fe es, generalmente, la confianza o creencia en algo o alguien. Puede definirse como la aceptación de un enunciado declarado por alguien con determinada autoridad, conocimiento o experiencia.

    Las causas por las cuales las personas se convencen de la veracidad de una fe, dependerán de los enunciados filosóficos en los que las personas confían. La palabra «fe» puede también referirse directamente a una religión o a la religión en general, sin embargo, tener fe no implica tener una religión. Al igual que la "confianza", la fe implica un concepto de eventos o resultados futuros, y puede o no carecer de un mínimo de pruebas.
    Definición de la wikipedia

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.