Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

martes, 31 de marzo de 2015

Apuntarse a un bombardeo

Creo que hay gente que piensa que a los cristianos nos gusta el martirio. Si no no se explica que no le den mayor importancia. Tal vez piensan que quien practica el cristianismo está dispuesto a apuntarse a un bombardeo, en el sentido de meterse en líos o buscarse problemas. Los pocos cristianos que quedan por oriente medio saben muy bien lo que es el peligro y vivir al límite, pero desde luego no lo hacen por afición sino porque no les queda más remedio. Con su ejemplo nos enseñan lo que es ser consecuente con tus ideas y deberíamos sentirnos avergonzados porque, no sólo no hacemos lo mismo, sino que ni siquiera les prestamos atención.

Hay quien piensa que es una causa perdida y no vale la pena intentar defenderlos pero eso es un argumento muy cobarde. Muchos nos conformamos con rezar por ellos a diario. Resulta una paradoja pensar que, mientras en muchos lugares del mundo los cristianos se juegan la vida por su fe y por servir a los más necesitados, nosotros nos escondemos en las iglesias y no abrimos la boca. La Europa de raíces cristianas mira a otro lado por miedo a que se cuestione su laicidad o por no ponerse en el punto de mira de los extremistas islámicos. Y mientras un genocidio está teniendo lugar que nunca aparecerá en los libros de historia.

lunes, 30 de marzo de 2015

Guardar como oro en paño

Significa tener algo muy valioso y cuidarlo mucho. Para un creyente, la Fe es lo más valioso que tenemos. Lástima que no es algo que puedas enseñar o regalar; sólo lo puede sentir uno mismo. El otro día Silvia escribió algo que me hizo pensar, que hay personas más predispuestas a creer en lo que no se puede ver. Para tener fe hay que estar abierto al misterio. Alguien que sólo confía en las herramientas informáticas, por ejemplo, difícilmente podrá entender lo que supone amar a Dios cuando nunca le has visto. Pero por eso precisamente se llama Fe y no evidencia. El mérito está en confiar en lo que no puedes probar.

Yo guardo como oro en paño mi Fe porque pienso que es lo más valioso que tengo y por eso he intentado transmitírselo a mis hijos, con éxito desigual. Sin embargo, quien no sabe nada de religión porque nadie se lo ha contado difícilmente podrá llegar alguna vez a creer. Por eso hoy en día cada vez hay más gente que se dice agnóstica. Como dice Jesús: Nadie, cuando enciende una lámpara, la pone en un sótano ni debajo de un almud, sino sobre el candelero, para que los que entren vean la luz. (Lucas 11:33). Es decir, que cuando tienes Fe deberías mostrarla a los demás para que tengan la oportunidad también de conocerla y que les ilumine.

domingo, 29 de marzo de 2015

Las cosas claras y el chocolate espeso

Empieza la Semana Santa. Este dicho se refiere a hablar claramente y actuar de forma franca y directa, sin segundas intenciones. Ésa es mi máxima. Yo soy una gran golosa y el chocolate a la taza que venden preparado me parece un gran timo porque no espesa. Después de este inciso, me gustaría referirme a las cofradías de Semana Santa, especialmente a las andaluzas. Sé que no debería tirar piedras contra mi propio tejado pero hay cosas que hace mucho que dejaron de tener algo que ver con la religión. Muchas personas aprovechan estas fechas para apuntarse a la fiesta, comer y beber de más y no dormir. Eso me parece que es lo más alejado que existe del sentido de la fecha.

La Semana Santa conmemora el martirio, la muerte y la resurrección de Jesucristo y, sin llegar al extremo de tener que estar de luto como antiguamente, creo que no es momento para el cachondeo. Además me temo que esa gente, muchos, no van a misa desde su primera comunión. Que no pisan una iglesia más que en las celebraciones. Que ni siquiera están contra el aborto ni comparten los principios morales cristianos. De manera que su religiosidad es una farsa. Aún así yo prefiero que siga habiendo cofradías de Semana Santa, aunque sólo sea por conservar la tradición. Pero no me hago muchas ilusiones al respecto de lo demás.

sábado, 28 de marzo de 2015

El piloto de Germanwings y la depresión

La depresión es más que  una enfermedad. Es un estado permanente. Igual que una persona alérgica puede tener una crisis en cualquier momento, una persona depresiva puede caer en el agujero negro cuando menos se lo espera. Hay quien se toma a las personas depresivas como si fueran niños mimados que se autocomplacen en su sufrimiento. Yo, que soy una de ellos, puedo asegurar que la depresión no es algo que puedas controlar a tu antojo, sino que te controla a ti. Sinceramente, creo que no tiene cura. Puedes tener épocas mejores porque todo te va bien, pero cuando las cosas se tuercen vuelves a caer sin remedio, y te bloqueas completamente.

Y es inmediato y agudo. Quiero decir que no es que te vayas deprimiendo poco a poco y te des cuenta a tiempo. Es que te puede ocurrir de un momento a otro sin avisar, por cualquier desencadenante, y ya no puedes hacer nada para frenarlo. Por eso una enfermedad así debería suponer la baja total para personas que tienen la vida de otros en sus manos: conductores de tren, autobús, bomberos, policías, militares o pilotos. No se puede hacer un tratamiento y esperar que no se repita. Es un riesgo que no se puede correr. Una cosa es que alguien esté triste por algo y lo supere, y otra es que esté deprimido. La depresión es algo que te acompaña de por vida.

viernes, 27 de marzo de 2015

Jugar con fuego

Se dice del que corre riesgos innecesarios y acaba lamentándolo. Estos días se ha hablado mucho de la gente que va a la montaña en pleno invierno sin conocimientos adecuados y acaba accidentándose. Incluso los hay que van con niños o embarazadeas, como Shakira. Si no entiendo arriesgarse uno mismo, menos aún poner en riesgo a tus hijos. Luego están los que se acercan a hacerse el selfie junto al mar embravecido y se los lleva una ola. Que me perdonen pero me parece que eso es del género tonto. Caramba, que hoy en día por el afán de exhibicionismo y por colgar una foto en las redes sociales se estén jugando la vida.

Hay cosas con las que no se debe jugar y la principal es la salud. Por eso estoy en contra de que algunas mujeres contraten amigas de pago para que les acompañen en el parto (doulas), como si la carrera de medicina o enfermería no fuera suficiente garantía. Los amigos son una cosa y los profesionales otra muy distinta. A mí no se me ocurriría pedirle consejo legal a un amigo por mucho que le aprecie, o que me construya una casa; menos aún que se ocupe de mi embarazo. Por eso tampoco entiendo que la gente considere deporte al hecho de acudir a un lugar peligroso a practicar actividades de riesgo. La vida ya es bastante peligrosa por sí misma.

jueves, 26 de marzo de 2015

Que si quieres arroz, Catalina

Curiosa expresión que utilizaba mucho de pequeña. Significa que algo que no tiene remedio. Por ejemplo, yo sigo pidiendo la reforma real del aborto y que si quieres arroz, Catalina. La verdad es que estoy muy acostumbrada a que haya cosas que no mejoren nunca. Llevo décadas esperando el fin de la dictadura comunista en Cuba y no hay nada que hacer, sobre todo mientras siga habiendo gente en España que niegue su existencia. Lo primero para cambiar las cosas es reconocer que existe un problema, pero hay gente que no va a dar jamás su brazo a torcer (cambiar de opinión). Ya me he hecho a la idea de que no lo veré en vida. Hay gente que no aprende nunca.

Es como las campañas que se hacen contra el abandono de los animales. Mira que ya nos han explicado de todas las maneras posibles que una mascota no es un objeto que puedas coger y dejar a tu antojo, pero sigue habiendo gente que los compra como peluches y cuando crecen los abandonan. Es tremendo. Lo peor es que los animalitos tienen sentimientos y se encariñan con sus dueños. No es sólo que les falte comida o cuidados, es que los pobres añoran a las personas que los han dejado. Yo creo que las personas capaces de hacer eso no tienen remedio. Yo intenté adoptar un perro y no resultó bien, pero al menos lo intenté. Ahora tengo un gato adoptado.

miércoles, 25 de marzo de 2015

Que me quiten lo bailao

Se dice cuando te van mal las cosas pero te han ido muy bien también. Yo fui secretaria durante dos años y, aunque el trabajo era agobiante y poco agradecido, me sentía integrada en la sociedad. Cuando decidí dejar de trabajar y quedarme en casa con mis hijos me convertí en un parásito social. Según muchas mujeres de mi generación sólo soy una aprovechada que vive de su marido y se da la gran vida. Que mi trabajo sea monótono y repetitivo no cuenta, porque dicen que ellas lo hacen al volver a casa. Sin embargo no es lo mismo cocinar y comprar a diario, y la mayoría de las mujeres que trabajan tienen ayuda en casa. Me critican mucho pero que me quiten lo bailao.

Yo he criado tres hijos al cien por cien, pasando todo el día con ellos de la mañana a la noche, fines de semana y especialmente cuando estaban malos. Si no hubiera estado en casa, habría tenido que acudir a los abuelos o pagar a alguien para que me sustituyera. El trabajo de ama de casa es invisible pero el más imprescindible que existe. Si te organizas bien también puede ser agradable porque sacas más tiempo para tu familia y tus hobbies. No digo que trabajar fuera de casa no tenga mérito, eso no se discute, pero también lo tiene la labor callada de miles de mujeres que trabajan gratis siete días a la semana sólo por el reconocimiento de los suyos.

martes, 24 de marzo de 2015

Creo que he metido la pata

Es decir, que he cometido un error. Resulta complicado explicar lo que es una familia biológicamente hablando y lo que se entiende socialmente, así como lo que dice la ideología de género. Por eso he escrito los dos post anteriores. Sin embargo, me temo que no me he explicado bien. La familia natural está formada por el padre, la madre y los hijos de ambos. Eso es el ideal. Sin embargo, si la madre es soltera o se ha divorciado, sigue habiendo una familia natural aunque no lo sea legalmente. Lo mismo mi madre sigue siendo familia mía aunque la familia como hogar donde convivíamos ya no exista. La familia no desaparece hasta que no lo hace el último de sus miembros.

Otra cuestión es que se considere familia a efectos de normalidad el caso de dos personas del mismo sexo, estén o no estén casados. Con eso no estoy de acuerdo. Cuando un hombre o mujer adulto no ha tenido hijos, el árbol familiar por su parte se ha truncado; lo que no quiere decir que no siga en otras ramas. A eso me refiero con que el ideal de familia es algo vivo, porque crece o tiene capacidad en teoría para seguir creciendo. Naturalmente una mujer sola con su hijo también es una familia porque es su descendiente y tiene posibilidad de tener más hijos o nietos. Es una familia natural, digamos incompleta, por las circunstancias nada más. Espero haberlo aclarado un poco.

Por si las moscas

O por si acaso, es hacer algo sin estar seguro de que sea necesario. Yo tengo una colección de dieciocho carpetas de tesoros. Son recibos, folletos y demás de sitios donde hemos estado. Los guardo por motivos sentimentales pero también por si las moscas, por si queremos volver o nos los reclaman. Reconozco que es demasiado y ya no sé dónde guardarlos pero aun así lo sigo haciendo. Me gusta ojear los recuerdos antiguos porque me traen a la memoria situaciones y emociones que había olvidado. También tenemos miles de fotos pero me temo que algunas sólo las he visto una vez porque son demasiadas para tenerlas a la vista todo el tiempo.

Por si las moscas, guardo también toallas viejas en los armarios, cacharros que nunca he utilizado y multitud de bolsas de plástico. Es un poco de síndrome de Diógenes también. Afortunadamente, como ahora tenemos dos casas puedo llevarme algunas cosas para allá. Pero es curioso, porque por más que saque mucho del armario, sigue estando lleno... Es un misterio. No sé si las cosas se expanden o soy yo que las sustituyo por otras enseguida. El caso es que me temo que acabaré teniendo las dos casas a rebosar y es que yo me encariño mucho con los bienes materiales y me da pena tirar nada a la basura.

lunes, 23 de marzo de 2015

Definición de familia

Grupo de personas emparentadas entre sí y que viven juntas. Así que técnicamente hablando mi madre, por mucho que yo la quiera, no es una familia; es el último reducto de un grupo familiar ya disuelto. En cuanto a los padres ancianos con un hijo soltero sin descendencia, son una familia camino de la extinción natural. Por supuesto, dos personas del mismo sexo que no comparten genes no entran en mi definición de familia, aunque vivan con niños que tampoco comparten genes con ambos, ya que es imposible. La familia natural es aquella que tiene solución de continuidad y variedad genética por la mezcla del padre y la madre. Lo demás son excepciones.

Coloquialmente le podemos seguir llamando familia a una unión sin descendencia, porque están emparentados legalmente. A los hijos mayores mientras vivan con sus padres. O incluso a grupos de parientes ya adultos que conviven en una misma casa, como hermanos o primos. Pero el sentido original de la palabra familia está siempre ligado a la procreación y el ideal familiar siempre será el de padre, madre e hijos, porque así ha sido desde que existe la humanidad. Y lo políticamente correcto nunca podrá sustituir a la realidad por más que se empeñen algunos. Sobretodo porque es el único sistema que garantiza la supervivencia de la especie.

Asevi, el detergente contra la familia tradicional

No niego que sus anuncios no tengan cierta gracia, especialmente el del hijo cuarentón viviendo con sus padres, pero sigue siendo ideología de género encubierta. Aunque existan toda clase de personas conviviendo en una misma casa, eso no quiere decir que el ideal no siga siendo la familia tradicional. Una viuda, por muy alegre que se vea, es una persona sola. Y un padre que friega el suelo es algo habitual que no tiene por qué destacarse. Pero la pareja homosexual no es una familia en el sentido tradicional del término. Bajo mi punto de vista es sólo una excepción que confirma la regla, para nada equiparable ni comparable con el original.

Al igual que los anuncios de desigual, esta campaña pretende empatizar con una parte del público a fuerza de molestar a otra parte. yo no sé si esa clase de publicidad compensa a la larga. Yo desde luego no pienso comprar esa marca porque no me vale que le llamen familia a cualquier sucedáneo. Familia es el grupo formado por el padre, la madre y los hijos de ambos. Ya sé que el ideal a veces es imposible de lograr pero no hay que dejar de aspirar a ello. Se empieza haciendo excepciones y se acaba admitiendo hasta la endogamia. Así funciona nuestra sociedad. Por eso yo siempre defenderé la familia tradicional, que además sigue siendo la mayoritaria.

sábado, 21 de marzo de 2015

Ponerse las pilas

Significa coloquialmente ponerse en marcha o darse prisa con algo. Creo que a mí se me agotaron las pilas hace años. Ahora funciono con batería y tengo que cargarla a diario con el antidepresivo. Cuando llega el verano procuro dejarlo al menos un mes y luego lo retomo con el curso. Así llevo unos cinco años si no recuerdo mal. Siempre me propongo dejarlo definitivamente pero no puedo. Este verano lo intentaré otra vez. Pero llega un momento en que me siento tan mal que no me queda más que las pastillas o las píldoras para dormir. Es difícil de explicar pero el vacío que siento con la depresión es insoportable.

No es sólo que no tenga ganas de salir de la cama, de comer, de ir a la calle... Es que quiero desaparecer, o mejor dicho me gustaría nunca haber existido. Pero como eso no es posible, me conformo con meterme en la cama, taparme entera y no pensar en nada. Hacer como si no estuviera ahí. Para quien no lo ha vivido puede parecer que es algo voluntario, pero no lo es porque no te queda otra opción. Porque te es imposible hablar, pensar y menos moverte. La depresión te paraliza. Y lo peor es la sensación de que nada tiene sentido. Perdida en algún lugar fuera del espacio y del tiempo esperando a que todo termine.

viernes, 20 de marzo de 2015

No pegar ni con cola

Se dice de algo que es anacrónico, que está fuera de lugar o de una persona que no se parece nada a otra. Una pareja que no pegan ni con cola es porque son muy diferentes. A mí lo que me llama mucho la atención últimamente es la moda de los selfies. Entiendo que lo hagan los jovencitos aunque lo de poner morros no favorece a nadie, pero no me explico que se apunten ya hasta la tercera edad. Me parece algo un poco ridículo. Una cosa es que visites un lugar y quieras una foto. (Antes se le pedía a algún transeúnte que te la hiciera) y otra que tengas que estarte fotografiando continuamente en las situaciones más absurdas.

El añadido del palito ya es el colmo. Tanta tecnología para que ahora dependamos de un alargador para hacer las fotos... A veces parece que en vez de avanzar retrocedemos. Yo me niego a ir por ahí con un palito haciéndome fotos delante de la comida o en cualquier lugar para luego publicarlo en mi muro y que todo el mundo sepa a qué dedico las horas. Se ha perdido el concepto de intimidad. Creo que a mi edad además ya no pega ni con cola ir por ahí haciéndose selfies. Eso es para los jóvenes que todavía pueden presumir. Ese exhibicionismo es una mala señal de la época de superficialidad que nos están tocando vivir.

jueves, 19 de marzo de 2015

Tomar las de Villadiego

Es marcharse lo más lejos posible sin avisar. Cuando yo era jovencita a veces fantaseaba con la idea de hacer una maleta y marcharme a algún lugar donde nadie me conociera y volver a empezar. Se ve que la depresión viene de lejos. Nunca lo hice y fue una suerte porque nunca hubiera conocido a mi marido ni formado esta familia. Además, no sé de qué hubiera vivido si no tenía oficio ni beneficio. Pero la idea de tomar las de Villadiego es muy tentadora. Si fuera tan fácil como en las películas. La realidad es que muchos jóvenes se marchan y acaban volviendo sin haber conseguido sus objetivos después de malvivir como el hijo pródigo.

Hoy día de San José quiero reivindicar la figura del padre de familia. Hay algunos que se desentienden de sus hijos, pero creo que en muchos casos son las propias mujeres las que les dejan fuera de la familia por un sentido de propiedad de los niños mal entendido. La maternidad no tiene que excluir la paternidad. Para los niños es muy importante contar con su padre y con su madre aunque con cada uno tengan una relación diferente, y precisamente por eso, para equilibrar la familia. Muchos hombres no tomarían las de Villadiego ni buscarían fuera de su casa si entendieran esta cuestión y se sintieran más valorados como padres.

miércoles, 18 de marzo de 2015

Ni tanto ni tan calvo

Quiere decir que no hay que pasarse ni quedarse corto, que en el término medio está la virtud. Volviendo a la política, yo me considero de centro derecha. Creo que el centro es el espacio natural de la mayoría de la gente y huyo de los extremismos. Hasta ahora en España parecía que era así, pero después de la gestión desastrosa de la crisis y los múltiples casos de corrupción ahora hay grupos que defienden un cambio de sistema. Eso es absurdo. Hemos necesitado veinte siglos de historia para llegar a tener una democracia eficaz y una paz duradera, para que ahora algunos quieran tirarlo todo por la borda porque a ellos no les convence. Ni tanto ni tan calvo.

Y lo que ofrecen a cambio es un sistema caduco que ha demostrado su ineficacia en sobradas ocasiones y, no sólo lleva a la miseria a los pueblos, sino que acaba con las libertades individuales. De verdad que no me explico que haya personas medianamente razonables y preparadas que estén pensando seriamente en votar a ese partido, que no quiero nombrar para no hacerle más propaganda gratuita. Ninguna rabieta y ninguna venganza justifica acabar con el sistema que nos sustenta. Es como si a mí no me gustan las alcachofas y decido prohibir las verduras. Me temo que este post me cueste algunas visitas pero no puedo callarme ante la situación.

martes, 17 de marzo de 2015

No dar un palo al agua

Se refiere a no trabajar, no dar ni golpe, ser un vago. Es lo que se dice de los funcionarios con bastante razón. De acuerdo que siempre hay las excepciones que trabajan un montón, pero la mayoría apenas hacen cinco horas de trabajo diarias con su pausa para el desayuno de una hora. Luego se quejan de que ganan poco; naturalmente, porque producen poco. Siempre ha habido exceso de funcionariado en España pero ahora con la crisis hace tiempo que no salen oposiciones, así que me imagino que a algunos se les acabó el chollo. Además tienen muchas más vacaciones y días de libre disposición que en la empresa privada y pueden salir cuando quieran.

Por no hablar del seguro médico privado a precio de público y ventajas en otros medios. Yo me presenté a una oposición hace unos veinte años. También quería formar parte del sistema, la verdad. Pero fallé porque no me había preparado bien la mecanografía. Si no es por eso probablemente ahora estaría defendiendo el trabajo de los funcionarios porque a nadie le amarga un dulce. A mí no me importa que trabajen menos horas. Lo que me molesta es que se quejen. Porque, caramba, mi marido trabaja más de ocho horas diarias y no le pagan extra, pero resulta que le consideran un trabajador igual que los que no dan palo al agua.

lunes, 16 de marzo de 2015

Pasar página

El miércoles 18 mi padre hubiera cumplido 88 años. Hace un año y medio ya que murió mi padre y sigo teniendo la impresión de haberle decepcionado toda la vida. Desde que nací cuando no esperaban más hijos, siendo una niña debilucha, enfermiza, tímida e hipersensible. Después una mala estudiante, una secretaria mediocre y un ama de casa del montón. Lo único que se me ha dado bien fue tener hijos y aun así la educación no tanto. Afortunadamente tenía a mi hermana para cubrir todas sus expectativas, las buenas y las malas. Lo que siento es que mi padre muriera sin haber hecho nada yo que le hiciera sentirse orgulloso.

Ni siquiera le enseñé nunca mis blogs. Tenía miedo de que no le gustaran y resultara una decepción mayor. Nunca supo que había publicado diez libros. Ya sé que debería pasar página y no pensar más en ello. Al fin y al cabo lo importante es el cariño que se da y se recibe y no las compensaciones. Pero yo siempre quise que estar a su altura y el problema es que el listón estaba tan alto que supongo que no me atrevía ni a intentarlo. Ahora ya da lo mismo. Pero, en fin, de vez en cuando regresan los fantasmas y además yo tengo la mala suerte de soñar con temas recurrentes, éste entre ellos, de manera que nunca consigo acabar de pasar página.

domingo, 15 de marzo de 2015

Quién dijo miedo

Es una expresión que se utiliza para afirmar que no se teme algo. El 24 de mayo hay elecciones generales en España y muchos temen que el panorama político se radicalice. No es para menos. Tenemos alrededor muchos ejemplos de cómo los extremismos de izquierda han llevado a la ruina a otros países. Sin embargo, va a haber antes elecciones en el parlamento de Andalucía y dicen los sondeos que la izquierda tiene muchas posibilidades de ganar otra vez. Yo me pregunto cómo es posible que sigan revalidando una fórmula que ya ha fracasado durante treinta años. Pero da igual porque yo no puedo votar allí.

Que los andaluces, un pueblo teóricamente tan religioso, estén dispuestos a votar a los partidos que se oponen a los acuerdos con la Iglesia, a los que quieren expropiar los templos y cobrar impuestos a las obras de caridad, es algo que no me entra en la cabeza. Pero supongo que tienen una religiosidad muy particular. Si no no se explica. Supongo que ya saben que Podemos es de la misma cuerda que aquellos que prohibieron la práctica religiosa en España en los años treinta. Si lo ignoran será porque quieran, no porque no sea evidente. Claro que si prefieren vivir de la cultura de las subvenciones, poco puedo yo decir que les convenza de lo contrario.

sábado, 14 de marzo de 2015

No dar el brazo a torcer

Es sinónimo de ser un cabezota, un terco. Sin embargo, yo creo que en algunos temas es bueno no dar el brazo a torcer, cuando se juega algo importante como tu familia o tus principios fundamentales. En la Onu hace años que están presionando a los países del tercer mundo para que acepten el aborto y el matrimonio homosexual, sin éxito, afortunadamente. Una cosa es que en occidente nos hayamos acostumbrado a todo y otra intentar convencer a la gente que para bien y para mal vive en otro tiempo. También a nosotros hace apenas cincuenta años o menos nos hubiera parecido una aberración y de hecho a algunos nos lo sigue pareciendo en muchos casos.

En los países pobres la familia sigue siendo un valor fundamental y saben que las uniones homosexuales son estériles por naturaleza. Los hijos son la mayor riqueza que puede atesorar una persona y no se les pasa por la cabeza librarse de ellos aunque les cueste encontrar algo que comer. No puedes quitarles a estas personas lo poco que les queda: su ilusión por la vida que viene precisamente de dejar su legado, su descendencia. Es muy fácil teorizar desde los países ricos sobre si es más fácil sobrevivir con menos hijos, pero para alguien que no sabe si vivirá mañana precisamente la familia es el único pilar que le sostiene. Además un niño concebido es un hijo que ya existe.

Hoy concentración contra el aborto en Madrid a las 12. Calle Sevilla a Puerta de Alcalá. Acude por los que no tienen voz.

viernes, 13 de marzo de 2015

Mucho ruido y pocas nueces

Esto se dice cuando una situación provoca mucho alboroto y luego no es para tanto. Supongo que se refiere al ruido que se produce al varear un nogal para coger las nueces. Estaba yo pensando últimamente en la educación de los niños, aunque parezca que no tiene mucho que ver; y enlazando por los pelos (como siempre), pienso que hay gente que se complica mucho la vida con esto. No entiendo por ejemplo cuando veo a padres y madres intentando razonar con un niño de dos años sobre lo que se debe o no se debe hacer, cuando está claro que a esas edades lo único que entienden es sí o no. Son ganas de gastar saliva. Mucho ruido y pocas nueces.

Si es más adelante y aún así se quedan con la mitad de la mitad de lo que les dices; y cuando ya te crees que lo han interiorizado, llegan a la adolescencia y resulta que no se acuerdan de nada... Los niños son niños, no robots programables. Olvidan las cosas más rápido de lo que tardan en aprenderlas. Lo único que funciona es repetírselo todo una y otra vez como un papagayo. Ya sé que eso no es moderno ni queda tan bien como darles largas explicaciones, pero resulta mucho más práctico. De otro modo lo que puede ocurrir es que te encuentres al cabo de los años siendo cuestionado continuamente por un niño, que te trata de igual a igual porque no ha aprendido a respetarte.

jueves, 12 de marzo de 2015

No ser trigo limpio

Significa no ser una persona honrada o sincera. Se refiere a aquellos que aparentan una cosa pero son otra distinta. Entre los políticos parece ser que es algo muy común en España, también en Podemos. Me temo que yo soy trigo limpio y eso no es una ventaja. Cuando nací era demasiado buena y lo fui los diez primeros años de mi vida hasta que aprendí que aquello no era nada práctico. Ser buena persona es una faena en el mundo en que vivimos. Es necesario tener malicia, saber disimular y barrer para casa (otra expresión). De otro modo, es fácil que acabes de candidato para una depresión antes de cumplir los cincuenta años, como yo.

Yo llevo toda la vida intentando endurecerme, aunque suene mal, ser peor persona, pero me cuesta mucho. En cuanto me descuido me sale la fibra sensible. Por eso pienso que habría que captar a los niños en riesgo de bondad y llevarlos a una especie de correccional, antes de que sea tarde. Donde les enseñen a ser más egoístas, a cultivar la soberbia y la avaricia. No, en serio, sería una pena que no quedaran buenas personas pero se sufre mucho. Y yo también tengo mis defectos como todo el mundo. La diferencia está en que yo me siento culpable y eso es algo que muchos han dejado de sentir hace décadas, porque ya no tienen valores.

miércoles, 11 de marzo de 2015

Poner los puntos sobre las íes

Significa hablar claro. Cada vez que oigo esta expresión me trae malos recuerdos de un blog homónimo con el cual tuve problemas cuando andaba discutiendo sobre terrorismo. Resulta que yo, tonta de mí, pensaba que era evidente quiénes eran las víctimas y quién los verdugos en el País Vasco, pero me encontré con la opinión contraria. Cuando pienso en la cantidad de militares, policías y sobretodo guardias civiles que han sido asesinados por eta se me abren las carnes. También hubo civiles, pero menos. Además aquellos servidores de la ley estaban allí haciendo su trabajo, obedeciendo órdenes, cumpliendo la ley y no merecían ese trato.

Más teniendo en cuenta que el sueldo de un guardia civil especialmente es irrisorio. Está claro que su labor es vocacional porque si no no se explica: las horas de trabajo, los turnos, los fines de semana, el frío y el calor y sobretodo el peligro que soportan por poco más de mil euros al mes. Lo policías y militares, poco más según su puesto. Sólo por eso deberíamos estarles agradecidos aunque no hubieran dado su vida por defender nuestra sociedad. Ahora que eta ya no mata, aunque sigue activa, y sus representantes políticos están en todas las instituciones, algunos todavía nos preguntamos si mereció la pena un sacrificio tan ejemplar.

Hoy se conmemora el atentado del 11M. 191 personas murieron entonces. Más de mil a manos de eta, de los cuales trescientos crímenes aún está sin resolver todavía.

martes, 10 de marzo de 2015

Juego sucio

Se dice de quien utiliza información privilegiada para aprovecharse de alguien. Por ejemplo, si yo acabo de decir en el blog que he fracasado en varios proyectos, no es que haya que tomarlo al pie de la letra. No fui a la universidad porque no quise, no porque no aprobara la selectividad. Simplemente no me decidía por ninguna carrera. Dejé de ser secretaria porque me mudé de ciudad y no quería estar todo el tiempo yendo y viniendo. Y no domino los idiomas porque nunca he vivido en el extranjero, lo que no quita para que tenga un buen nivel medio. Realmente no son proyectos frustrados, sino abandonados voluntariamente, que no es lo mismo.

Tal vez si me hubiera decidido por una carrera o hubiera encontrado un trabajo en mi nuevo lugar de residencia, o hubiera tenido oportunidad de vivir fuera, ahora no estaría lamentando no haber llegado a la excelencia. Pero la pregunta es hasta qué punto es importante ser el mejor en algo. Esa obsesión que tienen algunas mujeres por destacar en algo o mejor aún en todo. Ser las mejores trabajadoras, las mejores madres, las mejores amas de casa, lo único que produce es una frustración continua; que a su vez se refleja en mal humor evidente. Es mejor relajarse y procurar hacer lo que se pueda en los campos que has elegido, aunque eso suponga que te miren por encima del hombro.

Monto un circo y me crecen los enanos

Esto lo siento yo muy a menudo. Se trata de tener mala suerte. La verdad es que yo he tenido muchos proyectos frustrados, como el de estudiar una carrera, hacerme secretaria o dominar idiomas. Pero en suma no puedo quejarme de los derroteros por los que va mi vida. Soy feliz con el resultado. Ya me imagino que nunca me tocará la lotería, ni los ciegos, aunque llevo años jugando al mismo número. También mi padre jugó durante décadas y nunca le tocó. Me parece que la suerte va por personas. Hay gente afortunada. Pero yo prefiero seguir con la vida que llevo, aunque de vez en cuando me dé el bajón porque soy un poco depresiva por naturaleza.

Creo que hay personas que tienen el temperamento acelerado y tienen ánimo para hacer muchas cosas aunque luego se quejen de que están estresadas. Otras, en cambio, somos más tranquilas y nos entusiasmamos menos por los proyectos pero también nos agobiamos menos. El problema es que alguien que tiene el ánimo justo para pasar el día como yo, a la mínima que algo se complica se puede ir para el fondo. Cuando era jovencita no me pasaba pero a partir de la madurez siento que estoy siempre en el límite de lo que puedo aguantar. Así que ya no monto circos por miedo de que me crezcan los enanos.


lunes, 9 de marzo de 2015

Amores reñidos son los más queridos

Este dicho se refiere a que las parejas que riñen son realmente las que más se relacionan, es decir, las que más les importa lo que el otro piense o haga. Cuando alguien me dice que en su matrimonio no han reñido nunca o nunca han tenido problemas pienso que van a durar muy poco. Porque un matrimonio es mucho más que una amistad. A un amigo le sigues la corriente porque en el fondo no te afecta mucho lo que diga. A tu pareja tienes que dejarle claro siempre lo que quieres para evitar malentendidos. Tampoco es cuestión de estar todo el día riñendo como otros. Eso ya es una mala costumbre y no es sano.

Pero es perfectamente normal que haya discrepancias e incluso que existan largas temporadas en que no se consigue encajar. Tal vez por los problemas del trabajo o de los hijos, o porque uno pase por un mal momento. Como se ve en la serie Cuéntame, que yo sigo habitualmente, incluso los matrimonios mejor avenidos se pueden ir distanciando sin darse cuenta. Pero lo bueno es que la vida suele ser larga y con el tiempo las aguas vuelven a su cauce. Una pareja es algo vivo que va evolucionando con las personas que la forman. Por eso hay que darle tiempo al tiempo y confiar en que el amor sea más fuerte que las circunstancias.

Dar gato por liebre

Se refiere a engañar a alguien dándole algo que no es lo que se espera. Creo que la tecnología nos está dando gato por liebre, en el sentido de que nos tienen entretenidos con aplicaciones y programas que se supone que nos facilitan la vida, pero la verdad es que nos la complican. No hay más que ver cuántas personas van por la calle manipulando el móvil o la tablet, incluso cuando pasean con sus hijos. Cada vez hay más adictos; gente que no puede soltar su dispositivo electrónico ni para ir al baño. Luego nos cuentan lo mucho que hemos avanzado tecnológicamente, pero esa tecnología no está mejorando nuestro mundo ni nuestra vida.

Si todos esos cerebros volcados en los móviles, se dedicaran a investigar nuevos combustibles, la solución para el hambre o la cura de enfermedades, sin duda estarían mejor aprovechados. En su lugar, tenemos conexiones a internet cada vez más rápidas para que podamos seguir perdiendo cada vez más tiempo en cosas sin importancia. Empezando por mí misma (mea culpa) y mi familia. Por eso en la casa del pueblo no quiero que haya wifi y procuro que sea un lugar para desintoxicarnos de internet. Me temo que nos han vendido  la electrónica como la cura de todos los males y solamente nos está deshumanizando a marchas forzadas.

domingo, 8 de marzo de 2015

La mujer y la maternidad

Declaración
WOMEN OF THE WORLD
Nosotras, las Mujeres del Mundo, y miembros de las entidades abajo firmantes, declaramos que:
I. Los hombres y las mujeres necesitan redescubrir y afirmar su identidad y complementariedad en beneficio propio, de la familia, del mercado laboral y de la sociedad en su conjunto.
II. Existe la identidad femenina que se desarrolla en su plena dimensión en complementariedad y reciprocidad con el hombre.
III. La mujer aporta una contribución singular a la estabilidad de la familia, el mundo laboral, la sociedad y el bien común.
IV. Se debe desarrollar el papel diferencial de la mujer en la sociedad sin discriminación, violencia o explotación.
V. La maternidad tiene un valor y una dignidad única e irremplazable.
VI. Hoy en día, las mujeres son discriminadas en occidente en por razón de su maternidad.
VII. La maternidad supone una ventaja indiscutible para la mujer en el mundo laboral y un beneficio para toda la sociedad.
VIII. La maternidad y la dedicación de la mujer a la familia no merman su crecimiento personal o intelectual, sino que muy al contrario suponen una consolidación de su personalidad y el desarrollo de su identidad femenina.
IX. El trabajo en el hogar y la dedicación exclusiva o prioritaria a la familia suponen un valor social y económico indiscutible.
X. La auténtica emancipación femenina consiste en la libertad de ser realmente una misma, en ser mujer en términos de mujer.
Por ello exigimos:
1. El reconocimiento universal y el respeto de la identidad femenina, su dignidad y la auténtica igualdad entre el hombre y la mujer en su complementariedad y reciprocidad.
2. Políticas internacionales de defensa de la libertad de elección de la mujer, lo cual implica la auténtica conciliación de la vida familiar y laboral.
3. El reconocimiento en la legislación internacional del valor del trabajo silencioso y, aparentemente invisible, de la mujer en su familia y el tratamiento del término “dedicación exclusiva a la familia” como categoría laboral.
4. La creación de un marco de políticas internacionales de protección de la mujer trabajadora que tiene o quiere tener hijos o que está dedicada parcial o exclusivamente a su familia y la denuncia de cualquier tipo de discriminación contra ellas.
5. La prohibición universal de la maternidad subrogada por constituir una violación de la dignidad tanto de la madre como del niño. Dicha práctica es una nueva forma de explotación de la mujer y de tráfico de personas que convierte a los niños en un producto comercial.
[signature]

sábado, 7 de marzo de 2015

No somos más tontos porque no entrenamos

Resulta que el otro día vi un documental en la 2 sobre los moriscos en España y venía a decir que ellos eran los genuinos habitantes de la península, o Al Andalus, y que los habían echado sin razón. Es lo mismo que si yo digo que los españoles éramos los habitantes de América porque llevábamos allí muchos siglos y que no tenían derecho a echarnos tampoco. Que un invasor se quede durante generaciones no quita que siga siendo un invasor. Los genuinos indígenas de la Península ibérica eran los celtíberos y si acaso los visigodos que se mezclaron con ellos. Los musulmanes nos invadieron y sustituyeron nuestra cultura por otra distinta.

Según el documental resulta que los cristianos del norte, malísimos, como no, fueron quitándoles los territorios a los moriscos. Lo que antes llamábamos la reconquista si no recuerdo mal. Así que aquí estamos dándole argumentos a los yihadistas para que nos ataquen porque ésa es precisamente la versión de los extremistas islámicos de nuestra historia. Por eso digo que no somos más tontos porque no entrenamos. Si ahora resulta que el invasor es el dueño del territorio, espero que cualquier día Italia reclame también la posesión de la península ibérica y de medio mundo. En todo caso me parece más apetecible que volver a ser Al Andalus.

viernes, 6 de marzo de 2015

Ni fu ni fa

Significa que todo te da igual, que eres tibio. Tengo una lectura del Apocalipsis en el lateral del blog que habla sobre eso y dicen que se refiere a los tiempos actuales.
15 'Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueras frío o caliente! 16 'Así, puesto que eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca
Es algo para reflexionar. Vivimos tiempos de relativismo moral donde no existe el bien ni el mal, sino el punto de vista de cada uno. Siendo así,  no puede haber verdad ni justicia, ya que depende del cristal con que se mire.

Nos quejamos mucho de los integristas musulmanes o judíos y con razón, pero al menos ellos tienen unos valores que les guían. Nosotros ya no tenemos valores y por eso no somos fríos ni calientes. sólo tibios.
17 'Porque dices: "Soy rico, me he enriquecido y de nada tengo necesidad"; y no sabes que eres un miserable y digno de lástima, y pobre, ciego y desnudo,
El gran peligro que acecha a la civilización occidental no son tanto los extremismos como nosotros mismos. Porque la falta de valores conduce al vacío existencial y no hay riqueza que lo llene.

jueves, 5 de marzo de 2015

Miel sobre hojuelas

Se dice cuando algo bueno viene a sobreponerse sobre otra cosa buena. De manera que es la gota que colma el vaso, pero en positivo. Por ejemplo, lo importante es tener buena salud. Si además eres guapo, miel sobre hojuelas. El caso es que según algunos estudios las personas agraciadas lo son precisamente por su aspecto refleja buena salud, que tienen los mejores genes. Eso explica por qué resultan más atractivos. Hace unos siglos se prefería a las mujeres rellenitas porque estaban bien alimentadas y ahora se prefieren delgadas porque la grasa se considera poco saludable. Lo que en unos lugares puede sugerir una cosa en otros sugiere otra.

Sin embargo, los cánones de belleza han sufrido también la globalización, de manera que hace poco leí que las mujeres musulmanas se operan la nariz grande mientras que las chinas en cambio se ponen prótesis para alargarla. Los occidentales nos ponemos al sol para coger moreno mientras en Asia y África intentan aclarar su tono de piel. Existe un standard de belleza muy claro para hombres y mujeres. Esto provoca que todos los que nos encontramos fuera en cierto modo nos sintamos al margen de la sociedad. No cabe duda de que el aspecto físico te facilita la vida, pero no debería ser el factor principal de éxito en una sociedad que se dice civilizada.

miércoles, 4 de marzo de 2015

Demasiado es demasiado

Como la propia frase indica se refiere a algo que agota la paciencia, a la gota que colma el vaso. Me queda poco para cumplir cincuenta años y tal vez por eso ya no tengo el aguante que tenía de joven. De manera que cuando veo por ejemplo a los padres que malcrían a sus hijos convencidos de que están haciendo las cosas bien me dan ganas de darles un tirón de orejas, a ellos, no a los niños. No se trata de volver a la disciplina pura de los años cincuenta, pero tampoco de pretender que los niños entiendan los razonamientos y sean capaces de discernir por sí mismos el bien y el mal. Eso no tienen ningún sentido y es muy pernicioso a la larga. Véase el post siguiente.

De hecho, la triste realidad es que los niños apenas recuerdan nada de sus primeros diez años de vida cuando llegan a la adolescencia, así que las charlas interminables con ellos caen en saco roto. Lo único que entienden es sí o no, y como tampoco son tontos, si una vez les dejas esperan que les dejes siempre. Como dice mi suegra: los niños llevan un notario dentro. El otro día en un ascensor una señora se puso enfadadísima porque una niña de apenas dos años la había pisado sin querer. Esa mujer desde luego no entiende nada de niños, pero una cosa no quita la otra. Lo más importante que tiene que aprender una persona desde la infancia es a respetar a los demás, incluidos sus padres.

Meter cizaña

Yo diría más bien sembrar cizaña y para hacer honor al título, esta vez voy a hacerlo. Creo que las mujeres en general somos más proclives a esto. Quiero decir que los hombres son más nobles y hacen y dicen directamente lo que quieren, mientras que nosotras vamos un poco por detrás preparando el terreno. Supongo que es un mecanismo de defensa. De todas maneras, no debería pluralizar porque la verdad, aunque suene mal, es que yo en eso soy muy poco femenina. Yo siempre digo lo que pienso y si no debo decirlo me callo, pero no voy lanzando insinuaciones o diciendo medias verdades para favorecer mis intereses. Me parece muy mezquino.

Meter cizaña viene de la Parábola del sembrador de la Biblia, donde éste iba echando semillas pero unas caían en terreno favorable y otras entre cizañas que no las dejaban crecer. Eso es real como la vida misma. Si tuviera que poner un ejemplo de alguien directo y sincero sin duda sería Jesucristo. Él jamás dijo nada para agradar a su público. Siempre hablaba de forma clara y concreta, tanto que a veces resultaba incluso brusco. No se dedicaba a dorar la píldora a unos o a otros. Creo que ése es el camino que debe seguir un buen cristiano y cualquier buena persona en general. De ese modo se hace más difícil que haya malas interpretaciones.

martes, 3 de marzo de 2015

Meter el dedo en la llaga

Es decir a hacer algo que resulta muy doloroso para la otra persona. También se dice mentar la soga en casa del ahorcado. Es algo que no se debe hacer pero a veces no te das cuenta o es inevitable. Una de las situaciones más duras que se pueden dar en la vida son las separaciones matrimoniales. Dicen que es el equivalente a la muerte de un ser querido. En esos casos es realmente difícil no andar metiendo el dedo en la llaga porque la herida tarda mucho en sanar. A mí todavía me duele cuando pienso en mi hermano mayor que se separó hace ya unos diez años. Pensaba que hacían una pareja estupenda y que estarían juntos para siempre.

Pero la vida es así y es mejor no hablar de ello ni pensarlo. Ahora tienen otras parejas y sus hijos se acostumbraron aunque lo pasaron muy mal al principio. Como hoy en día existen cada vez más separaciones, cada vez hay más hijos sufriendo las consecuencias y el dolor se multiplica. Me temo que con el tiempo las secuelas de estas situaciones afecten a toda una generación. Pienso que la gente debería estar más segura de sus relaciones antes de tener hijos, pero sobre todo que deberían tener más paciencia a la hora de aprender a entenderse como pareja; porque creo que en la mayoría de los casos las separaciones se podrían evitar con un poco de buena voluntad por ambas partes.

lunes, 2 de marzo de 2015

Me ha salido rana

Se refiere a la prueba de embarazo que se hacía antiguamente utilizando una rana. Si salía rana era negativa. A la rana no le pasaba nada. Yo suelo utilizarlo con personas, como que alguien te ha salido rana porque esperabas más de él de lo que ha resultado. Es algo que me ocurre habitualmente con las amistades. Tuve una amiga de mucho trato hasta que ella se separó de su marido de muy mala manera. Hace poco ha muerto la pobre de cáncer. También me relacionaba mucho con la madre de una amiga de mi hija, hasta que dejaron de ser amigas porque se cambió de colegio. No he vuelto a saber nada de la madre.

Me cuesta mucho congeniar con las personas para que luego, cuando lo consigo, resulte que el interés no es mutuo. Siempre me salen rana los amigos pero supongo que la culpa es mía. Es como los exámenes: cuando un alumno suspende es su culpa pero si suspenden todos es culpa del profesor, que no ha sabido enseñar bien su asignatura. En mi clase de alemán también hice una amiga a la que vi un par de veces después y ya no más. En la de francés congenié mucho con una señora a la cual no he vuelto a ver desde la última clase. Está claro que no tengo el don de la amistad, así que ya ni lo intento. Qué le vamos a hacer.