Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

martes, 30 de abril de 2013

Castilla, sin ir más lejos

Tengo una predilección especial por las provincias de Valladolid y Zamora. No sé si será porque mi familia materna venía de por allí. El caso es que me escapé hace un mes un fin de semana con un paquete de ésos de turismo rural y me he quedado impresionada. Siempre me pregunto por qué la gente se empeña en viajar al extranjero cuando ni siquiera conocen la belleza de lo que tenemos aquí. No hace falta irse a Escocia, con toda la lluvia, para encontrar paisajes de cuento de hadas a la vuelta de cada esquina en Castilla León. No es necesario marcharse a los Alpes, cuando tenemos serranías preciosas a la vuelta de la esquina.

Por no hablar de los castillos franceses. En Valladolid hay uno en cada pueblo, y muchos bien conservados. Sus iglesias  y monasterios no tienen nada que envidiar a los de Alemania. Quien quiera naturaleza virgen puede encontrar lugares que el turismo todavía no ha hollado. Pájaros que sólo aparecen en los libros, animales que creíamos extinguidos en España, arroyos con toda clase de fauna. Espacios abiertos hasta donde alcanza la vista. Es como regresar a nuestro país hace un siglo y soñar por un momento que no existen las grandes ciudades. El paraíso no está en el extranjero. Se encuentra en España para quien sepa buscarlo.

lunes, 29 de abril de 2013

La espera

Sentada en una silla junto a la cama de mi padre en el hospital, contemplo su brazo lleno de moratones de sucesivas hemorragias. Lleva pañal y apenas tiene fuerzas para darse la vuelta en la cama. No puede comer sólido y a veces habla en sueños. Sin embargo, cuando me mira, yo sigo viendo en sus ojos al hombre que fue, entre cuyos brazos me refugiaba. Su mirada mantiene la fuerza y la decisión de cuando era él quien nos cuidaba y nos protegía, hace ya tanto tiempo. Creo que era mi suegro el que decía: cuánto cuesta morirse; y es que parece mentira la capacidad de resistencia que tiene el cuerpo, incluso sin alimento, con la sangre envenenada y todos los órganos desgastados.

A veces me pregunto si vale la pena seguir así; pero entonces abre los ojos y veo que su espíritu no ha envejecido y que, detrás de ese niño grande, sigue habiendo una persona tan válida como cualquiera. No sé hasta qué punto es mejor o peor que siga siendo consciente de su situación. Para mí resulta duro, pero supongo que sería peor todavía haber perdido también su reconocimiento. Los meses van pasando y la rutina del hospital se ha instalado en nuestras vidas, no sé por cuánto tiempo. Sólo pido a Dios que mi padre lo lleve lo mejor posible, que no sufra ni se desespere. Al fin y al cabo, todos acabaremos en la misma situación tarde o temprano.

sábado, 27 de abril de 2013

Un mundo mejor

Empiezo a temer que nunca veré la libertad de Cuba. Os dejo una preciosa canción de la Oreja de Van gogh.

viernes, 26 de abril de 2013

Indecisa

Tengo una duda que no sé si podéis ayudarme a resolver. Resulta que estoy en el plazo de inscripción para la escuela de idiomas, pero no sé si apuntarme o a qué idioma hacerlo. Me corresponde tercero de francés, cuarto de inglés o quinto de alemán. La verdad es que el inglés me resultaría fácil porque yo tengo más nivel y el alemán muy difícil porque se me ha olvidado mucho. Así que me queda el francés, pero si me toca la misma profesora de la última vez no me interesa. Por otra parte, es que realmente con los altibajos de ánimo y de salud que sufro no sé si es demasiado esfuerzo comprometerme otra vez en ésto, y más con los problemas familiares.

Porque yo si me apunto es para estudiar a diario e intentar sacar buenas notas. Para perder el tiempo prefiero quedarme en casa viendo la televisión. Además, si voy a clase no podría llevar a mis hijas a música, y ahora no importa porque hace bueno, pero en invierno es más incómodo. De manera que me siento un poco culpable si le quito tiempo a mi familia, pero lo cierto es que me gusta mucho estudiar idiomas y lo disfruto. Lástima que tenga que ser siempre por la tarde. Si me aseguraran que me iba a tocar el profesor simpático de francés  no me lo pensaba. Por otra parte, en alemán conozco a una señora, y el inglés hace diez años que no lo practico. Vaya duda.

jueves, 25 de abril de 2013

Premio arco iris


Asunción me ha entregado este regalo tan bonito. Premio arco iris a las grandes causas. Parece hecho especialmente para el tema de la lucha contra el aborto. Muchas gracias.

Tropezando de nuevo con la misma piedra

Si yo escribiera en internet para hacer amigos procuraría hacerlo sobre temas amenos y no conflictivos. Creo que no podría aunque quisiera, pero ésa es otra cuestión. El caso es que yo escribo sobre lo que pienso que debo escribir y defiendo mi punto de vista con uñas y dientes, a veces demasiado. Pero resulta que el objetivo de este blog es dar a conocer un punto de vista a contracorriente y no podría hacerlo si yo misma fuera dudando o cambiando de opinión a cada momento; aparte de que, como digo, eso no es posible, porque yo no escribo hasta que no tengo las ideas muy claras sobre el tema en cuestión.

Sin embargo, como en el fondo sigo siendo una ingenua falta de autoestima con pocos amigos en la vida real, es inevitable que acabe encariñándome demasiado con la gente que conozco por este medio, hasta el punto de compartir confidencias que no sé si son comprendidas. Me recuerda en mi primer trabajo de secretaria, yo hablaba con una chica por teléfono de otra oficina y pensaba que era como yo, pero ella tenía más categoría. Un día se me ocurrió consultarle sobre otro trabajo que me habían ofrecido y se lo contó a mi jefe. Siempre me dice mi marido que sea más discreta, pero no puedo evitar dejar un poco de mí en cada página. Soy así.


miércoles, 24 de abril de 2013

La discriminación secular del hombre

En el día de la mujer acabé bastante cansada de oír loas desproporcionadas al papel de la mujer en el mundo. Vale que hay algunas que se merecen eso y más porque tienen mucho mérito, pero viven a miles de kilómetros de distancia. Las mujeres que conozco, entre las que me incluyo lo hemos tenido siempre bastante fácil. Recuerdo que yo pensaba cuando era jovencita que era una suerte haber nacido mujer. En la antigüedad me hubiera librado de salir a cazar algo para la comida con riesgo de ser devorada. A lo largo de la historia no hubiera tenido que participar en las múltiples guerras que todavía hoy, por desgracia, existen.

Porque nacer hombre siempre ha supuesto tener que estar dispuesto a jugarse la piel por tu familia y por tu patria. Por ser hombres puede ser que mañana mi marido y mi hijo tengan que salir a la calle a matar o morir, y no es una metáfora... Además, al haber nacido mujer tampoco me sentí tan presionada a tener que prepararme y ganarme la vida. La sociedad acepta en cierto modo que una mujer se quede en casa cuidando su casa, pero si es un hombre le llaman de todo. Así que, por ser hombre, uno tiene que estar dispuesto a trabajar en lo que sea para ganarse la vida. De un hombre se espera que mantenga y proteja a los suyos.

A cambio, en muchas sociedades cuenta con una autoridad reconocida, especialmente dentro de su familia. Pero como ése ya no es el caso en nuestra sociedad, la verdad es que ser hombre no resulta algo envidiable hoy en día. Se puede alegar que ahora el esfuerzo de manutención es compartido, pero también el cuidado de los niños; así que sale una cosa por la otra. Tal vez ahora los hombres no se sienten tan presionados para ser fuertes, trabajadores y responsables como antes y puede que eso resulte un alivio. Sin embargo, hay algo que la evolución social no podrá evitar: que a las mujeres nos sigan gustando esa clase de hombres. ¿Para cuándo el día internacional del hombre?.

martes, 23 de abril de 2013

Selección natural

Recuerdo que cuando era jovencita hubo un momento en que pensé que no debía casarme ni tener hijos, debido a la posibilidad de transmitir mis múltiples dolencias. En otras palabras, que estoy mal hecha. No sé cómo fue que abandoné esa idea. Me pareció una tontería. Y han tenido que pasar casi cincuenta años para darme cuenta de que tenía razón. Cuando veo a mi hija pequeña, que todos los días se encuentra mal o le duele algo me siento realmente culpable. También cuando me doy cuenta de que no estoy a la altura y no puedo hacerme cargo siquiera de mis obligaciones. Tenía que haber seguido mi primer pálpito y haberme quedado soltera.

Sin embargo, el problema empezó mucho antes. Cuando estuve a punto de morir a los seis meses (realmente estuve muerta), la naturaleza simplemente estaba haciendo su trabajo de selección natural. Fui una niña enfermiza y ahora soy asidua a los médicos. Los ejemplares débiles no deben salir adelante. Si hubiera nacido en otro momento u otro lugar esa ley se hubiera cumplido. En ese fatídico minuto yo estaba donde tenía que estar. Creo que alguien cometió un error por ahí arriba. Ya sé que está feo que diga eso siendo creyente porque es tanto como dudar del designio divino, pero me temo que sigo pensando lo mismo, aunque no quiera.

lunes, 22 de abril de 2013

October baby

Se me olvidaba recomendaros esta gran película:
ESTRENO 12 ABRIL
Al levantarse el telón, Hannah da sus primeros pasos vacilantes en el escenario teatral de la Universidad. Sin embargo, antes de que pueda pronunciar sus primeras líneas, Hannah se derrumba delante de una audiencia totalmente atónita. Después de innumerables pruebas médicas, todas las señales apuntaban a un factor subyacente: el difícil parto de Hannah. Esta revelación no es nada comparado con lo que se entera de sus padres: y es que se trata de una hija adoptada, tras ser rechazada por su madre biológica después de un aborto fallido. Descentrada, enojada y confundida, Hannah se embarca en un viaje por carretera para descubrir su pasado oculto.
No os perdáis el post anterior.


Decíamos ayer...

Como dijo fray Luis de León, creo que debería volver a mi tema estrella que es la lucha contra el aborto. Hace poco que el ministro Gallardón ha anunciado una reforma, pero la verdad es que yo hasta que no se apruebe no me creo nada, que ya van varios anuncios antes que éste. Se trataría de volver a los supuestos, en lugar de los plazos. No es que sea ideal, pero para mí desde luego es lo menos malo. Sin embargo, el noventa por ciento de los abortos se producían antes por el supuesto de daño psicológico para la madre, que servía de coladero. Si no se controla ese tema no serviría de mucho el cambio de ley.

Los problemas de salud del niño quieren eliminarlos, porque si son incompatibles con la vida ya se ocupará la naturaleza de seguir su curso. Si no es así, no debería haber diferencia entre un niño concebido enfermo o uno que se enferme al poco de nacer. La línea entre el aborto y el asesinato de neonatos es muy fina, como se ha podido comprobar hace poco en EE.UU. Así que en principio yo desde luego me daría por satisfecha con esta nueva ley, siempre que incluya también ayudas para las embarazadas y para la adopción de los niños no deseados, porque si no quedaría incompleta. Espero que sea el primer paso de muchos en otros muchos países.

domingo, 21 de abril de 2013

Más sobre la belleza

En relación con mi artículo sobre la belleza femenina, he encontrado este artículo que tal vez explique lo que opino mejor que yo. Sobre cómo la sociedad cambia la visión de sí mismas que tienen las mujeres creándoles multitud de complejos.

La prueba de que las mujeres son crueles consigo mismas

Un reciente estudio ha arrojado un dato más que llamativo: sólo el 4% de las mujeres del mundo se ven guapas. Ante esta situación de baja autoestima Dove se ha planteado el reto de convencerlas de que en realidad son más bellas de lo que ellas creen.
Para que este mensaje sea realmente efectivo la compañía ha decidido llevar a cabo un original experimento que demuestre con pruebas irrefutables que las mujeres son injustas consigo mismas a la hora de juzgarse. Para hacerlo han contado con la ayuda de Gil Zamora, un miembro del FBI especializado en hacer retratos a través de descripciones de personas.

La acción consistió en que varias mujeres se describían a sí mismas, y este experto retratista forense se encargaba de dibujar su retrato sin ver realmente cómo son. Es decir, que su única fuente de información era la percepción que ellas tenían de su propia imagen.

El especialista del FBI les preguntaba por su pelo, su barbilla o sus ojos, encontrándose con respuestas como “mi madre me dice que tengo una mandíbula grande”, “tengo una cara gorda y redonda”, “tengo la frente grande” o “cuánto mayor me hago, más pecas tengo”.
A continuación el especialista dibujaba otro retrato de la misma mujer, pero esta vez basándose en la opinión de otra persona que no la conocía pero que había estado hablando un rato con ella previamente. La diferencia entre el primer dibujo y el segundo dejó heladas a las protagonistas del experimento.
El retrato confeccionado en base a las opiniones propias no hacía justicia, al presentar a las mujeres con rasgos inexistentes en la realidad. El otro, sin embargo, las mostraba tal y como son. “La segunda parece más abierta, amigable y feliz”, “debería estar más agradecida de mi belleza natural”, afirmaron sorprendidas las mujeres que se sometieron a la demostración. Un buen mensaje y una brillante manera de transmitirlo por parte de la agencia Ogilvy & Mather.




 http://es.finance.yahoo.com/blogs/findandoguerrillaes/prueba-mujeres-crueles-consigo-074212558.html


viernes, 19 de abril de 2013

Eta. Ni perdón ni olvido

Estaba yo pensando cómo cuando empecé en el mundo de los blogs el tema del nacionalismo vasco estaba tan presente, porque todavía había atentados, y ahora se ha olvidado como si nunca hubiera existido el terrorismo. Pero los muertos siguen muertos, los heridos con secuelas y los parientes desconsolados, y más aún al pensar que los han olvidado. Por eso quiero proclamar hoy una vez más: ni perdón ni olvido. Estaré siempre con las víctimas de eta. No sólo con los directamente afectados, sino también con los cientos de miles que han tenido que abandonar su tierra porque no les dejaban vivir en paz. No hay peor desprecio que el olvido.

Porque el escrache no es un invento reciente. Lo conocen bien los vascos no nacionalistas y sus familias, incluidos sus hijos que no pueden estar tranquilos ni en el parque. Aunque ahora me imagino que, ya que han conseguido lo que querían, estarán más pacíficos. También lo conocen muy bien en Cuba y Venezuela, donde es actividad habitual hacerles la vida imposible a los pocos opositores que resisten, llegando incluso a la violencia física. Tal vez hace falta que recuerde, para los que lo han olvidado, que los tres ejemplos son de regímenes marxistas, no fascistas, porque es uno de sus métodos de presión. Hay cosas que no nos podemos permitir olvidar.

En esta página encontraréis la lista completa de atentados con víctimas de eta, salvo los casos sin resolver: http://www.interbook.net/personal/angelberto/listatentados.htm

jueves, 18 de abril de 2013

Fuera de catálogo

Hay que ver cómo le gusta a la gente meter a los demás en un saquito y ponerles una etiqueta. Pero, si algo me define a mí de siempre, es que soy indefinible. Nunca me he sentido identificada con ninguna tendencia o grupo social. De hecho, tengo la especialidad de encontrarme fuera de lugar en todas partes. Es mi maldición. Estuve veinticinco años sin ir a la iglesia. No he sido pobre como para dar pena, ni rica como para poder despreocuparme del dinero. A los de derechas les parezco muy liberal y a los de izquierdas muy carca. No tengo la edad ni la capacidad de un ama de casa típica. Las mujeres de mi generación están trabajando, la mayoría.

No soy guapa ni fea, gorda ni flaca. No encajo en ningún lugar. No estoy enferma, pero tampoco sana. Soy muy familiar pero sólo con el círculo cercano. Tengo la selectividad pero no estudié carrera. Sé conducir, pero me da miedo. Así que no me puedo considerar dentro de ninguna categoría. Soy incatalogable. Todo eso para que alguien que lea mi blog se sienta capacitado para decirme qué tengo que pensar, qué tengo que hacer y con quién debería relacionarme. Aun suponiendo que quisiera o pudiera hacerlo, me temo que mi lugar está en mitad de ninguna parte. Precisamente por eso soy una observadora bastante ecuánime. Es la ventaja de permanecer al margen.

miércoles, 17 de abril de 2013

Body Bell por un mundo superficial

 He encontrado estos lemas en la perfumería Body bell y todavía estoy horrorizada.

image006.jpg
Así que en eso consistía la liberación de la mujer..., en convertirte en una esclava de tu aspecto.
1. O, si no puedes vencerlos únete a ellos... Vaya falta de valores.
2. Naturalmente que la belleza no es un crimen, al contrario, te abre muchas puertas y eso no es justo.
3. También tenemos derecho a una vida digna, un trabajo, una familia... pero eso son tonterías.
4. Si te importa tanto el exterior, me extrañaría mucho que seas una persona bella por dentro.
5. ¿Desde cuándo reprochan eso?. Al contrario, te reprochan que no lo hagas.
6. La paz mundial, el fin del hambre y las guerras... Todo tonterías.
7. Yo pensaba que ser humano era otra cosa, como amar al prójimo.
8. Eso. Ya no hace falta que estudies ni te prepares. Sólo ponte maquillaje.
9. Que se mueran los feos. Ya está tardando mucho la eutanasia.
10. No hay más que ver este decálogo y sacar conclusiones.

martes, 16 de abril de 2013

Gran engaño XIV

Recuerdo que hace mucho escribí una entrada dedicada a Gran hermano. Llevaba una o dos temporadas y ya pensaba que no daba para más. Va por la catorce. El otro día vi un trocito, esperando a que empezara lo de José Mota, y me bastó para comprobar que sigue siendo exactamente lo mismo, o peor. Al fin y al cabo los primeros concursantes eran medianamente normales. Los de ahora los seleccionan para que den más juego entre personas sin ninguna clase de escrúpulos ni nada parecido a la conciencia, la vergüenza propia o ajena o el sentido del ridículo. Por no hablar de sus familiares, que de casta le viene al galgo...

Pero lo que realmente no entiendo es que haya tanto público para seguir un espectáculo así. Porque podría ser que tuvieran instinto de voyeur, pero es que las relaciones que se dan en esa casa no son en absoluto naturales. Todo es forzado, artificial y pensado para la galería. Todos sobreactúan y llevan las situaciones hasta el límite. Los diálogos son histriónicos y las emociones falsas. Creo que algo va muy mal realmente en nuestra sociedad si eso es lo que le gusta ver en televisión a la mayor parte de la audiencia. Yo apenas conseguí soportarlo unos segundos. Entiendo que le pueda interesar a un adolescente, pero no a una persona madura.

lunes, 15 de abril de 2013

Preguntas sin respuesta

Tal vez no debería escribir cuando estoy melancólica. Luego me dicen que soy muy negativa. Pero es que echo la vista atrás y me pregunto si realmente he hecho algo que mereciera la pena. Fui una niña muy solitaria. Los primeros diez años de mi vida me parecieron veinte. Realmente hasta los dieciocho no empecé a sentirme dueña de mi destino. Pero, cuando hago balance, sólo recuerdo mi matrimonio y mis hijos, y ni siquiera eso estoy segura de haberlo hecho todo lo bien que debería. No creo que mi paso por el mundo haya influido realmente a muchas personas.

Estudiar idiomas me gusta, pero no es útil si no puedes practicarlos. Leer me llevó mucho tiempo y ya no me atrae. Viajar está bien, pero tampoco se trata de huir de la rutina. Internet me abrió otro mundo, pero me temo que ya no me queda mucho que descubrir. Así que llevo un tiempo pensando qué quiero hacer con el resto de mi vida y no encuentro una respuesta. Tal vez sólo iré a dónde el destino me lleve. A veces tengo la impresión de que nunca he tenido tantas posibilidades reales de elegir. Sigo una senda marcada de antemano.

No he visitado los enlaces porque he estado fuera un par de días. Besos.

sábado, 13 de abril de 2013

Jóvenes de treinta: iguálamelo

Hace ya muchos años (cómo pasa el tiempo) recuerdo que escribí un post con ese nombre (la primera parte) que no fue bien comprendido. Ahora con la ayuda de José Mota y sus sketches espero que se entienda mejor. (Es un show de telecinco española). Dice el personaje: Me acuesto a las ocho de la mañana, me levanto a las tres, encuentro la mesa puesta, como, me acuesto una siesta porque todavía tengo sueño; después chateo un rato, veo la televisión, no tengo ninguna obligación, no hago nada en casa, me dan dinero para mis gastos, me lavan la ropa, si necesito algo me lo compra mi madre, salgo con mis amigos y así hasta el día siguiente...

Iguálamelo, no te digo que me lo mejores, sólo iguálamelo, le dice a un chica guapa. Y yo me acuerdo de mi hijo que hace exactamente esa vida y sé que es algo más que una broma, es la realidad. Qué chico hoy de veintitantos o treinta años va a dejar de ser el príncipe de su casa, para mudarse a vivir con una chica, y tener que hacer la compra, limpiar, trabajar para ganarse la vida, cuidar de sus niños... Habría que ser mu tonto... que dicen en la misma comedia. Y es que la ambición mueve a las personas y tiene que ver con cambiar de vida para mejorar, no para ir a peor. Me temo que la compensación de tener una familia propia no les convence.

viernes, 12 de abril de 2013

¿La generación mejor preparada?

Me molesta cada vez que oigo que esta es la generación mejor preparada de la historia de España. Y me acuerdo de esa frase que dice: hay pequeñas mentiras, grandes mentiras y estadísticas. ¿Cómo se puede decir que está bien una generación donde un tercio de los chicos no superan la educación obligatoria?. Y los que la superan apenas tienen una cultura general básica, según se demuestra por las pruebas de nivel que les realizan. Creo que cualquier estudiante de la década de los ochenta los superaba con creces, incluso los que no pasábamos de la nota media de bien. Por no hablar que entonces casi todos aprobábamos la selectividad.

Nunca hubo en España tantos titulados superiores entre todas las clases sociales como entonces. Los hijos de los albañiles se hicieron ingenieros. Ahora vamos al proceso contrario: los hijos de los ingenieros serán albañiles porque no tienen estudios básicos. De acuerdo en que los pocos que superan el bachillerato y la universidad salen bien preparados; especialmente si se han pagado un master de su bolsillo o han recibido una buena beca. No me refiero al Erasmus, que todo el mundo sabe que es pura diversión. Pero no se puede medir el nivel académico de una generación basándose en apenas un diez por ciento de los jóvenes. Para mejorar la situación lo primero es ser realista.

jueves, 11 de abril de 2013

Sobre dimes y diretes, de siete años

Hay gente por aquí que me sigue desde mis comienzos y eso ya es tiempo..., ahora viene a hacer los siete años. Como soy tan veterana he tenido toda clase de experiencias buenas y malas y ya no me lo tomo tan a pecho. Mi segundo blog tuve que borrarlo del mapa debido a unas desavenencias con gente poco recomendable, más concretamente, abertzales. En el cuarto tuve que cerrar los comentarios cuando personas que yo consideraba mis amigas se volvieron contra mí y empezaron a boicotearme todos los post, con colaboraciones entusiastas de anónimos. En éste también he tenido trolls molestos, pero ya sé defenderme sola.

Por otra parte, comentando en otros blogs se me ha molestado gente, principalmente porque yo me preocupo por la gente y les digo lo que pienso, les guste o no. Parece ser que algunos sólo quieren que les comenten los que están de acuerdo. También hay temas y actitudes que no admito de ningún modo, como son los ataques gratuitos a la Iglesia. Vestir hábito no te convierte en un payaso para que cualquiera se pueda reír de ti o de tus palabras. Así he perdido algunas relaciones, pero es el precio que hay que pagar por ser coherente. Desde que no tengo anónimos, vivo mucho más tranquila. Sin embargo, quiero dejar claro que ya no guardo rencor a nadie. Son gages del oficio.

miércoles, 10 de abril de 2013

Internet y los jóvenes

De vez en cuando toca una de esas entradas que no os gustan nada donde me meto con la mano que me da de comer, por decirlo de algún modo, ya que a mí internet no me produce beneficios tangibles. El otro día vi un reportaje en televisión de esos que ponen los pelos de punta sobre niños y adolescentes que publican sus fotos semidesnudos para enviarlas a algún noviete y acaban en la red. Incluso, casos peores en que el destinatario es un acosador o un pederasta. Dicen que uno de cada tres niños dicen haber sufrido algún tipo de acoso por internet. Creo que la cosa se nos están yendo de las manos y no quiero ser tremendista, pero es lo que hay.

Como ahora además, cualquier móvil en manos de cualquier chico con mucho tiempo libre y poca madurez, se convierte en un dispositivo capaz de almacenar y difundir imágenes y videos por todo el mundo; puede ocurrir, como decían en el programa, que las fotos de tu hija las esté viendo un señor de Singapur. Sin embargo, me temo que no sirva de mucho advertir a los chicos sobre este peligro, porque están en una edad en que la transgresión es un placer añadido. Sinceramente, yo creo que lo único que realmente sirve en este tema es dar marcha atrás y limitar la tecnología, pero ya sé que ése es un deseo que no voy a conseguir.

martes, 9 de abril de 2013

La buena educación

El otro día mi hija estaba comiendo en una convivencia con sus compañeros, cuando les pusieron una paella delante y le preguntaron qué quería. Ella contestó que le gustaba todo, y la señora le dijo: qué niña tan bien educada. Cosa que me llena de orgullo como madre suya. No es que en mi casa ahora se coma de todo, la verdad, porque a mí me sientan mal la verdura y las legumbres; pero, cuando mis hijos eran pequeños me puse como obligación acostumbrarlos poco a poco a todos los sabores. Así que en casa han comido de todo, aunque unas cosas les gusten más y otras menos. Bueno, de todo, menos riñones y sesos, que yo no los puedo ni ver...

Sin embargo, esto que a mí me parece tan normal no sucede igual con sus compañeros de clase, que rechazan sistemáticamente todas las verduras y la mayoría de los pescados. Es una cuestión muy seria porque va su salud futura en juego. Como les suelo decir, el cuerpo cuando eres joven aguanta cualquier cosa, pero luego te pasa la factura. En mi casa, nunca se ha tirado comida; lo que sobra lo tomamos en las cenas. Ocurre igual con toda la educación que les hemos dado. La ropa se utiliza hasta que no sirve y sólo les damos caprichos en ocasiones especiales. Ahora alguno dirá que soy una tirana. Bueno, hasta ahora no se me han quejado y en cambio les felicitan fuera de casa.

lunes, 8 de abril de 2013

Un hijo no es una mascota

Si antes había leído muchos argumentos a favor del aborto y de las adopciones homosexuales, ahora ya creo que los he leído todos. Y he llegado a la conclusión de que la gente no distingue muy bien entre lo que es tener un niño o un perro o un gato. Me explico. Dicen que para criar un hijo basta con que lo quieras mucho y lo cuides. Yo también quiero mucho a mi gato, le doy de comer, le limpio y no le visto porque no se dejaría, que si no también. Y por supuesto, lo mimo todo lo que puedo. Pero un hijo no es una mascota. Necesita mucho más que cariño y cuidados. Hay que enseñarle a manejarse en la vida, lo que está bien y lo que está mal, ayudarle a madurar.

Como dice la definición de José Saramago, en el lateral de mi blog,  un hijo es un préstamo: EL MÁS PRECIADO Y MARAVILLOSO PRÉSTAMO ya que son nuestros sólo mientras no pueden valerse por sí mismos, luego le pertenecen a la vida, al destino y a sus propias familias. Por tanto no se trata de lo que nosotros deseamos o cómo queremos que sean. Los hijos simplemente SON por sí mismos, independientemente de nosotros, otros seres humanos sobre los que tenemos el deber de guardia y custodia. Por tanto no debemos verlos sólo como niños, porque no lo van a ser para siempre. Algún día serán adultos tan válidos como nosotros y debemos procurarles un entorno adecuado para crecer.

viernes, 5 de abril de 2013

Por la vida

Este sábado en la Puerta del Sol de Madrid celebraremos una vez más el día internacional por la vida, que fue el veintiséis de marzo. Es una jornada para reivindicar el derecho a la vida desde la concepción hasta la muerte natural. He escrito muchas veces sobre estos temas, pero es necesario seguir haciéndolo porque todavía hay gente que no entiende el problema. Hay quien dice que el aborto debe ser legal porque ha existido siempre. También ha existido la esclavitud y era algo muy habitual en Grecia y Roma y ahora nos parece una aberración, aunque por desgracia de hecho sigue existiendo en algunos lugares del mundo. Un mal repetido no se convierte en un bien.

Desde el momento en que un óvulo humano se funde con un espermatozoide humano, allí existe un nuevo ser humano, absolutamente único y diferente de cualquier que pueda existir antes o después. Esa futura persona debe ser protegida, incluso de sus propios padres si es necesario, porque es un miembro de la humanidad insustituible. El relevo generacional ya empieza a ser un problema importante en muchos países, entre ellos España. En otros, se ha producido un desequilibrio entre hombres y mujeres, debido al aborto feminino, que a la larga puede ser desastroso. Cincuenta años de aborto y millones de personas no nacidas son más de lo que la humanidad puede y debe soportar.

jueves, 4 de abril de 2013

With time by your side

Con el tiempo de tu parte. Cuando uno llega aproximadamente a la mitad de la vida se plantea las cosas que ya no va a poder hacer. Tener hijos, por ejemplo, aunque eso no es algo que me preocupe porque ya tuve tres y me doy por contenta. Estudiar una carrera. Hubo un tiempo en que pensé que cuando mis hijos fueran mayores lo haría. Ahora ya no tengo tiempo ni ganas. Volver a trabajar. Bueno, en cierto modo ya tengo un trabajo no remunerado aparte de las tareas de la casa, así que me doy por contenta. No me veo ya cumpliendo un horario, pasando tantas horas fuera de casa o intentando cuadrar las vacaciones.

Viajar. Eso sí me gustaría, pero con mis hijos ya es complicado, por las clases y demás, y sin ellos es una preocupación dejarlos solos. Luego está el tema de dinero que nunca sobra. Y la salud que ya no acompaña. Viajaríamos cargados de medicinas y aún así puede que acabemos yendo al médico. Eso es lo que llevo peor, pensar que aunque tuviéramos medios y posibilidades ya no podremos disfrutar como antes porque nos acompañan multitud de pequeñas molestias que nos complican la vida a ambos. Con eso no contaba yo, con estar ya tan mal hacia los cincuenta. Me temo que ya nada volverá a ser como antes, but day after day, the show must go on...

miércoles, 3 de abril de 2013

Cuando nada es suficiente

Hay situaciones en la vida que no tienen arreglo o por lo menos no depende de ti. Cuando ya has hecho todo lo posible no te queda más que esperar un milagro, que se solucione solo o que otro encuentre una solución. Pero esa impotencia te va desgastando día a día y no sirve de nada decir que vas a ser positivo a ver si el Karma te ayuda o aunque te pases el día rezando, como es mi caso, el tiempo pasa y las cosas siguen igual o peor, y te preguntas qué has hecho para merecer eso. Y cuando toda tu vida llevas esperando a que se reconozcan tus esfuerzos, a que las semillas den su fruto y llegue tu momento, empiezas a preguntarte si no será que estás de más en esta historia.

Está claro que algunos tienen el papel de protagonista y otros solamente somos extras absolutamente prescindibles. Parece que hemos venido al mundo únicamente a ocupar un hueco que estaba vacante, una pieza del puzle para completar un diseño en el cual no tienes ninguna relevancia. Hace tiempo escribí que me sentía como un peón de ajedrez que solo vale para colocar el resto de las fichas en el tablero esperando que alguien lo elimine, porque ése es su destino. A estas alturas de mi vida, con más de medio camino recorrido no puedo esperar conseguir más de lo que he logrado y a veces me pregunto si será suficiente para justificar mi existencia.

Ya le han vuelto a dar el alta a mi padre. Gracias por vuestro apoyo.

martes, 2 de abril de 2013

Las vacas gordas

Me siento un poco mal escribiendo esto cuando hay gente mucho peor que yo, pero creo que cuando repartieron la suerte yo debía estar fuera. Hay quien tiene épocas de vacas gordas y de vacas flacas, pero nosotros sólo conocemos a las flacas. Las gordas no han encontrado nuestra dirección. Desde que recuerdo siempre he tenido que preocuparme por el dinero; de niña porque éramos cinco; de joven por el piso y ahora por los gastos de nuestros hijos jóvenes . Tuvimos una época relajada de novios y recién casados, pero que apenas serían un par de años. A este paso cuando nos relajemos estaremos ya en la residencia de ancianos, o bajo tierra.

Total, que tengo la impresión de que nunca nos tocará el turno. Que cada vez que nos va a tocar nos saltan en la lista. Apenas llegamos a fin de mes. No hablo ya de tener ahorros. Lo poco que teníamos de una herencia se lo quedó Bankia. Y los intereses de ese dinero se los prestamos a mi cuñado, que en paz descanse. Así que ponemos un circo y nos crecen los enanos. Y eso no me molestaría tanto si no fuera porque mi marido lleva más de veinte años trabajando como un animal y sin apenas vacaciones para que al final no tengamos ni un colchón para guarecernos... En fin, no quiero ser tan materialista, pero caramba, es que fastidia un poco.

lunes, 1 de abril de 2013

El hijo pródigo

Existen algunas lecturas de la Biblia que son tan conocidas que, incluso los ateos, las citan, a veces sin sentido o proporción. Una de las más famosas es la del hijo pródigo, que también es una de las más difíciles de comprender. Recuerdo que, hasta hace poco, yo me identificaba con el hijo mayor, el que se queda en casa con el padre y se enfada cuando regresa el hermano. Porque su hermano pequeño se había gastado la herencia en juergas. Pero ahora comprendo que "hay más alegría en el cielo por un pecador que se convierte que por cien justos que no necesitan convertirse". Las reglas de Dios no son las mismas que las nuestras, afortunadamente.

De hecho, si sólo se salvaran aquellos que nunca abandonaron el camino correcto, se iban a salvar muy pocos. Tal vez resulta que para poder valorar lo que el cristianismo nos ofrece es mejor haberse perdido y haber regresado. Me recuerda a la otra parábola, la de los jornaleros que cobraban lo mismo, tanto los que empezaron a trabajar temprano como los que llegaron a última hora. Antes me parecía injusto. Ahora sí comprendo que lo importante es llegar y que tiene mucho mérito arrepentirse y volver a empezar, tal vez más que no haber fallado nunca. Por eso desde este blog siempre invito a la gente a volver a la Fe. Aunque tú le hayas dado la espalda a Dios, Él nunca te dará la espalda.