Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

jueves, 31 de julio de 2014

En boca cerrada no entran moscas.

Parecido a Por la boca muere el pez, viene a recomendar que se piensen bien las palabras antes de hablar, no vaya a ser que metas la pata y luego ya no puedas enmendar el daño de lo dicho. Para una persona como yo que lleva escritos más de quince libros, resulta muy difícil ya controlar lo que he dicho y lo que no. Me temo que debo haber contado ya mucho más sobre mi vida que lo que tenía previsto. De hecho a veces pienso que quien leyera mis libros me conocería mejor que mi propia familia. Así que supongo que ya es tarde para arrepentirse o pensar que tenía que haber cerrado la boca a tiempo. Casi todo lo que he escrito permanece.

Todo empezó como un ejercicio de autoanálisis hace más de ocho años y, aunque me temo que me repito más que el ajo, creo que he tocado absolutamente todos los temas y todos los puntos de vista. Siempre pensé en que llegaría un momento en que tendría que dejarlo porque no habría nada más de lo que hablar, pero afortunadamente, como entran visitas nuevas, puedo volver a abordar los mismos temas buscando orientaciones distintas. Afortunadamente no soy un personaje público, pero si lo fuera, como Pablo Iglesias, existirían hemerotecas dispuestas a recordar cada una de mis palabras, de manera que sería imposible desdecirme. Pero la verdad es que no lo iba a hacer tampoco.

miércoles, 30 de julio de 2014

El perro del hortelano, ni come ni deja comer al amo.

Qué bueno. Hay muchas personas que son perro del hortelano. Por ejemplo aquellos que mantienen una relación sentimental por comodidad o conveniencia, con tal de no quedarse solos. O las personas  sin hijos que opinan sobre el aborto. O las trabajadoras que opinan sobre las amas de casa, y viceversa. O los jóvenes ninis que se quejan del paro, cuando no buscan trabajo. O los que van a protestas de estudiantes cuando ellos no estudian. O los que promueven la enseñanza pública y llevan a sus hijos al privado. O los ateos que critican a la Iglesia. La verdad es que en España hay mucha costumbre de opinar de lo que no se entiende.

El dicho se refiere a aquel que no hace algo pero tampoco deja que los demás lo hagan. Y por eso se aplica tanto en nuestro país. Porque existe una cultura de lo políticamente correcto que impregna todo. Y no sólo se trata de que pensemos que todo el mundo opina lo mismo (ignorancia pluralista), sino que se intenta evitar o incluso prohibir que existan personas que piensen o actúen distinto. Por eso me temo que cualquier día me van a cerrar este blog o los otros que tengo. Porque opinar a contracorriente está muy mal visto y enseguida te acusan de extremista, intransigente e intolerante, cuando la verdad es que ellos deberían aplicarse la misma fórmula.

martes, 29 de julio de 2014

Me voy pal pueblo...


El mejor escribano echa un borrón.

Eso estaba yo pensando este mes pasado con el tema del mundial de fútbol. Ha bastado que la selección española no pasara la primer eliminatoria para que, todos los que antes les ensalzaban, ahora les insulten directamente. Es terrible, sic transit gloria mundi, que antes Vicente del Bosque fuera un héroe y Casillas estuviera en un pedestal y ahora sean unos apestados. Me parece vergonzoso. Ni antes serían tan infalibles ni ahora son una piltrafa. Simplemente hay otras circunstancias. Los años pasan, los equipos no son los mismos, la suerte tiene mucho que decir y todo el mundo puede tener un mal día, o un mal año.

Así que cada vez que los medios de comunicación ensalzan a alguien yo espero a "ver pasar el cadáver del enemigo", porque sé que antes o después va a caer en desgracia. Debe ser muy duro eso de ser un día el protagonista y otro el villano de la historia. Pero me imagino que están preparados psicológicamente para lo que viene después. Una y otra vez se pasa de la fama al anonimato, cuando no al escarnio público. No se puede esperar que nadie sea perfecto. Tal vez el gran error de nuestra sociedad reside precisamente en pretender que toda persona conocida tenga que ser un ejemplo a seguir en todos los ámbitos de su vida personal y profesional. Es pedir demasiado.

lunes, 28 de julio de 2014

Finales de julio

A día veintiocho de julio y además lunes es natural que haya tan poco movimiento en internet. Ni siquiera entrando a comentar en los periódicos consigo atraer mucho más público. Lo que pasa es que yo tengo poco que hacer, pocas ganas y mucho tiempo libre; así que me paso el día entrando al blog a ver si ha pasado alguien por aquí. Afortunadamente dentro de un par de días ya me voy para la casa del pueblo, donde seguramente no tendré acceso a internet y dejaré de daros la lata. Bueno, no del todo porque tengo posts programados hasta el quince de agosto, y es que la inspiración no toma vacaciones ni en verano. Así que si no nos vemos mucho virtualmente, que tengáis buen verano. Besos.

El buen paño en el arca se vende.

No conocía este refrán pero me gusta mucho. Quiere decir que, cuando tienes un buen producto no tienes ni que enseñarlo, se vende solo. Quiero pensar que es verdad que hay cosas, ideas y personas que no necesitan publicidad porque salta a la vista su valía. También se puede decir que el tiempo pone a cada cual en su sitio. Y aunque me temo que hay gente muy lista que sabe situarse más arriba del lugar que le corresponde, supongo que a la larga todo acaba saliendo a la luz. Así como ocurre con los establecimientos que venden productos de buena calidad, que al final se corre la voz y por el boca a boca acaban acudiendo los clientes.

En el otro extremo, quiero hablar hoy de la discriminación positiva que viene a ser todo lo contrario. Ya que, si una mujer está bien preparada debería ser capaz de conseguir lo que quiera por sus propios méritos. El hecho de que la elijan para el puesto por ser mujer, yo lo considero algo humillante, ya que es tanto como suponer que no está a la altura. Yo tengo dos hijas y un hijo y no me parecería bien que consiguieran el trabajo ellas por ser mujeres, mientras él y otros hombres se quedan fuera.

Es como cuando se dice que las mujeres no ganan tanto como los hombres por el mismo trabajo, y yo siempre lo niego tajantemente. Tiene que ser con la misma dedicación y responsabilidad. Suele ocurrir que muchas mujeres prefieren hacer un trabajo más básico de menos horas para poder pasar más tiempo con su familia y eso no es malo; al contrario, creo que hacen muy bien, aunque eso signifique que naturalmente cobren menos. Una persona no es sólo valiosa por su éxito profesional.

sábado, 26 de julio de 2014

Cocina: mariconadas las justas

Bajo riesgo de que me denuncien el blog por homófobo y demás, acudo a esta expresión sin tener nada que ver con el tema. Pero eso exactamente es lo que pensé el otro día mientras veía un programa de cocina de no recuerdo qué canal. El "cocinero" estaba intentando convencernos de que iba a hacer un postre delicioso, el cual consistía en una mancha de crema en el plato adornada con trocitos de fruta y una especie de masa de bizcocho a medio hacer. Todo ello hasta un total de unos cien gramos que se supone que era suficiente para un comensal. No quiero pensar en cuánto dinero pensaba cobrar por esa delicatesen, pero ya me lo imagino.

Ya he dicho alguna vez que no entiendo el éxito clamoroso que tienen de repente los programas de cocina en televisión, más aún teniendo en cuenta que ni siquiera se trata de platos apetitosos. Son más bien figuras de adorno que se podrían fabricar en loza y venderlas en las tiendas de decoración. Para mí, donde esté una tortilla de patatas o un bocadillo de chorizo, me sobra lo demás. Pero ya puestos, apreciaría aprender algo de cocina tradicional de nuestras abuelas, de platos de puchero, buenos, bonitos y baratos. Lo que no acepto es que nos tomen el pelo con experimentos culinarios que ni siquiera alimentan. Pero, bueno, a nadie le engañan si no se deja.

viernes, 25 de julio de 2014

El que se pica, ajos come.

Otro refrán que oía mucho de pequeña y la verdad es que no entendía mucho lo del picor por los ajos. Pero el sentido sí, que el que se molesta es el primero que sale perdiendo. Me acuerdo de que cuando mis hijos eran pequeños y se metía alguien con ellos en el colegio les decía que no hicieran caso, que si te das por enterado les estás haciendo un favor. Pero la verdad es que no es tan fácil permanecer impasible cuando alguien te pica. Es todo un aprendizaje. Todavía hoy me cuesta mucho no contestar cuando alguien me molesta, aunque sepa que les estoy siguiendo el juego, porque hay quien disfruta precisamente con la polémica.

Por ejemplo, me dicen mucho eso de que por qué hablo de felicidad si estoy deprimida. Así que he estado mirando las definiciones del diccionario y resulta que la felicidad es el estado emocional de la persona que cree haber alcanzado su meta en la vida, pero Freud decía que sólo puede ser parcial porque depende de las circunstancias externas. En cambio contento quiere decir satisfecho o conforme. De manera que yo pienso que es posible tener un estado psicológico de felicidad aunque no siempre estés contento, porque las experiencias de la vida a veces te impiden estarlo. Pero si te hacen rabiar y te picas entonces todavía es más difícil que lo consigas.

jueves, 24 de julio de 2014

Después de la tempestad, viene la calma.

Hablando del paso del tiempo, cuando andas cerca del medio siglo te das cuenta de que la vida tiene ciclos que se repiten. Igual que es fácil de comprobar en la historia que a una época de bonanza le sigue siempre una de crisis y viceversa; en nuestra vida también tenemos temporadas, que en el momento parece que van a durar para siempre, pero luego pasan. Es bueno recordarlo cuando estás en un momento de desesperación porque parece que los problemas nunca se van a solucionar. Y lo cierto es que todo tiene fin, para bien o para mal. Tanto los momentos mejores como los peores. Es ley de vida.

También se dice que hay un momento de calma antes de la tempestad y es cierto. Parece que todo se paraliza antes de que las nubes descarguen. Por eso no hay que fiarse mucho, ni cuando parece que todo va bien, ni cuando al contrario diríamos que nada funciona. El clima, como las circunstancias, puede cambiar de un minuto para otro. Pero lo único que está claro es que después de la tormenta siempre vuelve a salir el sol. A cada anochecer le sigue un amanecer. Y tal vez nosotros no lo veamos pero el mundo seguirá dando vueltas sin nuestra ayuda. Es importante relativizar pero a veces se te hace realmente difícil.

miércoles, 23 de julio de 2014

Aborto: Una cosa es predicar y otra dar trigo.

Aunque suene anticlerical es todo lo contrario, porque después de todo la Iglesia es la primera ong. mundial. Me refiero a que es muy cómodo decirle a la gente lo que tiene que hacer en lugar de implicarse en ayudarles. En el caso del aborto, llevamos años oyendo decir que la mujer tiene derecho a matar a sus hijos cuando no le viene bien tenerlos. Pero ninguna mujer desearía matar a sus hijos si fuera realmente consciente de lo que está haciendo y, sobre todo si se ofrecieran ayudas y alternativas para seguir adelante con su embarazo. Una mujer es madre desde el momento en que concibe un hijo. Si aborta, es madre de un hijo muerto.

Así que el estado tiene la obligación moral de ayudar a la mujer a tener hijos, aunque sólo sea porque un país sin nuevas generaciones es inviable. ¿Quién pagará nuestras pensiones?. Los niños no son sólo parte de sus padres, son riqueza para un país, son sus futuros ciudadanos y no puede abandonarlos sin más. Decirle a la mujer que aborte es lavarse las manos de un problema y provocar otros muchos. El aborto tiene consecuencias físicas y psicológicas a largo plazo (síndrome postaborto). El aborto es la solución machista para el hombre que no quiere hacerse cargo de sus responsabilidades. Digamos no al aborto de una vez por todas.

Dentro de cien años, todos calvos.

Gran sabiduría la de este refrán. Es cierto, en cien años todos estaremos enterrados. Uno tiende a olvidar que la historia se compone de la vida de millones de personas a lo largo de miles de años. Y no somos más que un grano de arena en la playa insignificante. La verdad es que a veces te crees que realmente tienes un papel importante en tu familia, en tu ciudad, en tu país, y lo cierto es que en pocos años no serás más que un anciano, con suerte, aparcado en una residencia. Pero mientras lo estás viviendo parece que todos los acontecimientos tienen una importancia extraordinaria y que nada volverá a ser lo mismo.

Por eso, es interesante leer los escritos romanos y griegos, por ejemplo, y comprobar que ya entonces les preocupaban las mismas cosas. Que el amor, el matrimonio, la fidelidad, el trabajo, ya producían los mismos sentimientos en nuestros antepasados. Porque además realmente no somos más inteligentes que los primeros homo sapiens. Solamente tenemos más conocimiento de lo que nos rodea. Pero nuestra capacidad intelectual, como nuestras emociones, son las mismas que las de los hombres primitivos, y las mismas que tendrán los nietos de nuestros nietos si tienen la suerte de existir. Conviene no olvidar esa realidad.

martes, 22 de julio de 2014

Suegra, abogado y doctor cuanto más lejos mejor

Este refrán lo encontré hace años en uno de esos azulejos que venden para las casas y me hizo gracia. El abogado y el doctor son personas a las que sólo acudes cuando tienes problemas serios. Yo afortunadamente he tenido muy poco trato con abogados. Me recuerda un chiste que no sé si sabré contar bien: Un ingeniero va al infierno y nada más llegar decide que todo funciona muy mal. Así que pone aire acondicionado, convierte las hogueras en saunas y organiza todo. Así que en el cielo se enteran y le dicen al demonio que les devuelva al ingeniero, que ha sido un error. Él se niega y le amenazan con ponerle un litigio. Y contesta: no podéis. Tenemos a todos los abogados.

Así que ya os podéis imaginar lo que opino de ese gremio (con honrosas excepciones).  Los médicos son imprescindibles, pero tampoco les tengo mucha confianza. Cuando surge algo suelo ir a tres especialistas, porque sé que cada uno me va a dar un opinión diferente. Ahora precisamente tengo que ir por un problema de la rodilla y todavía no sé a qué carta quedarme. En cuanto a las suegras..., espero que pronto me toque ese papel y sé que no va a ser fácil. Porque es imposible ser imparcial y siempre deseas lo mejor para tus propios hijos, aunque no estés al tanto de todas las circunstancias. Para mí, la mejor suegra es la que ves una vez al mes como mucho.:)


lunes, 21 de julio de 2014

El gato escaldado, del agua fría huye.

Muchas veces me han dicho en este blog que soy demasiado negativa, pero lo que estoy es escaldada. Hay cosas que no cuento nunca en blog porque no es cuestión de dar mala fama a mi familia y como bien se dice: los trapos sucios se lavan en casa. Pero ya os podéis imaginar que no todo es un jardín de rosas y, leyendo entre líneas, algo se sabe. Por ejemplo, que no es normal que mi hijo no apruebe, que mi hija mayor tiene mucho carácter y la pequeña se parece demasiado a mí. No quiero dar más pistas, pero os aseguro que escribir este blog me relaja, a pesar de que los temas que toco no son precisamente para hacer amigos, y tengo otros dos blogs todavía más comprometidos.

Escribo un libro llamado Los enemigos del matrimonio, porque los conozco. Y tengo dos hermanos en paro desde hace más de dos años. Además mis embarazos fueron un desastre y mis hijos tuvieron todos los problemas que se pueden tener en la infancia, desde enfermedades a acoso escolar. Es decir que me temo que de casi todos los temas tengo experiencia directa. Por eso ahora huyo del agua fría. Porque me recuerda que todos los problemas empiezan con poco, como los catarros, y se pueden complicar y acabar en neumonía, como las cinco que pasó mi hijo mayor. Tal vez me paso de inquisitiva y desconfiada, pero tengo mis razones.

Don't look back in anger

Para conocerme mejor una de mis canciones preferidas de siempre. Escuchar a todo volumen.

sábado, 19 de julio de 2014

Un premio

Siguiendo mi costumbre me he apropiado de un premio de libre disposición en la página de Covadonga. Es el versatile blogger award,

1.- MOSTRAR TU PREMIO EN EL BLOG 
No lo pongo porque ya lo he publicado otras veces


2.- ANUNCIA TU PREMIO CON UNA ENTRADA Y AGRADECE A QUIEN TE LO HA DADO
Bueno,eso ya está más o menos.


3.- DÁSELO TU A QUINCE BLOGS
"Ultimamente siempre digo lo mismo, pero de verdad, es lo que pienso, os lo merecéis todos, muchos ya los tenéis todos, que te lo den repetido no sé si mola o más bien lo contrario, a otros no os gusta nada el tema premio-cadena, así que aquí está para todo aquel que lo quiera, porque merecer, de verdad y sin ánimo de peloteo, os lo merecéis todos". Copiado del original.
4.- PONER UN ENLACE CON LOS PREMIADOS Y COMUNICÁRSELO CON UN COMENTARIO
Esto va a ser que no ...
  5.- COMENTAR SIETE COSAS SOBRE TI:
Vamos a lo importante: 
1. Soy una persona terriblemente tímida e insegura aunque por escrito pueda dar la imagen contraria. Por eso me hace gracia que me consideren prepotente.
2.En la vida se me hubiera ocurrido meterme en polémicas hasta que descubrí el mundo de internet y el bendito anonimato.
3.Me encantan los animales y todos los seres vivos, a veces incluso diría que más que las personas.
4.Aunque muchos piensen que soy una beata la verdad es que no me gusta nada rodearme de curas o gente demasiado devota.
5. Solía tener una gran capacidad para aprender de joven y me temo que la desperdicié y ahora no soy ni la sombra de la que era.
6. Tengo achaques todos. En otras palabras, estoy mal hecha, pero nada serio afortunadamente.
7. Mi familia es mi prioridad número uno y defender la familia y la vida se ha convertido en mi principal objetivo..

Pues ésa soy yo...

viernes, 18 de julio de 2014

De lo que no veas, ni la mitad te creas.

Me gustaría pensar que todo el mundo va con la verdad por delante, pero sé que incluso con la mejor intención todos manipulamos lo que decimos. No conscientemente, sino aportando algo personal a los hechos o a la interpretación de los mismos. La verdad absoluta es difícil de encontrar. Pero aun así existe gente de más confianza y gente que habitualmente falsea todo lo que dice y lo que hace. Supongo que no lo pueden evitar pero a mí me molestan mucho esa clase de personas que siempre tienen una versión propia que difiere del resto. Lo que está claro es que no hay nada como ver las cosas con tus propios ojos.

Últimamente en la política española se han colado unos partidos políticos que parecen escapados del siglo XX y que repiten hasta la saciedad las consignas marxistas sobre el imperialismo, la explotación del obrero y el capitalismo salvaje. Para alguien como yo que ha vivido ya casi cincuenta años, que ha pasado por la guerra fría, el telón de acero y la caída del muro de Berlín, estar escuchando otra vez esos argumentos es como una pesadilla recurrente. Pero hay muchos jóvenes a los que se les ha contado otra versión de los hechos y se la han creído, y no tienen ninguna intención de verificarla. Los pueblos que olvidan su historia están condenados a repetirla. (Cicerón)

jueves, 17 de julio de 2014

De lo que no cuesta, llena la cesta.

Otro buen consejo. Me recuerda a esa historia de Socrates que fue al mercado y dijo: cuántas cosas que no necesito, al ver los estantes llenos. En mi pueblo viven muchos hombres negros africanos de los que han venido probablemente en pateras jugándose la vida en el mar. Son gente muy educada y agradable y yo siempre que los veo suelo darles algo, pero no se trata sólo de caridad. Es que realmente les admiro. Por haber tenido la valentía de dejarlo todo para buscar una vida mejor para los suyos. Pero sobre todo, por no haber dejado que las malas experiencias de su vida estropearan su manera de ser ni su carácter.

Cada vez que los veo me demuestran que, para ser feliz y para ser una buena persona, no hace falta dinero, ni posición, ni una gran casa, ni un armario lleno de cosas que no necesitas. Para tener una buena vida basta con ilusión, familia y buenos amigos con quien compartirla. Se nota que estas personas son de confianza porque saben por experiencia lo que realmente importa. Tal vez no tengan muchos estudios ni dominen la última tecnología, pero saben cómo mantenerse con lo mínimo, cómo compartir lo poco que tienen y cómo ayudar sin esperar nada a cambio. Realmente tenemos mucho que aprender de ellos.

miércoles, 16 de julio de 2014

Cuando menos se piensa, salta la liebre.

Hay veces en que uno se pasa la vida esperando a que algo suceda. Recuerdo cuando era niña que los días, los meses y los años me parecía todos iguales. Luego sucede que todo cambia y te gustaría poder volver atrás pero no puedes. Así es la vida. Como decía Einstein, el tiempo es relativo. Yo nunca había contado con poder tener una casa en un pueblo. Era algo que no entraba en mis planes aunque había fantaseado sobre ello. Ahora que la tengo todavía me cuesta hacerme a la idea. Pero sin embargo, hay otra clase de planes que nunca llegan a hacerse realidad. Uno de las mayores retos de la madurez está en aceptar esto.

A veces nos gustaría tener la vida planificada al centímetro y contar con esa tranquilidad. Pero luego resulta que la monotonía se hace muy pesada. Así que esas pequeñas sorpresas de la vida, siempre que no sean muy desagradables, son un aliciente para seguir adelante. Como bien se dice, no apreciaríamos el sol si no hubiera lluvia. Y la palabra crisis quiere decir cambio. De modo que tal vez es bueno que tengamos una de vez en cuando para volver a lo esencial, para aprender a apreciar lo que tenemos, para llevarnos alguna sorpresa de vez en cuando. Que sigan saltando las liebres aunque nos sobresalten un poco.

martes, 15 de julio de 2014

Coser y cantar, todo es empezar.

Se refiere a que para aprender cualquier cosa hay que ponerse a ello. No sirve de mucho teorizar sobre cómo se hace si nunca empiezas a hacerlo. Precisamente hace poco le decía a mi hija que a coser se aprende cosiendo, no hay más sistemas. También se dice: esto es coser y cantar, como que es algo muy fácil. En cuanto a cantar, es algo que sale natural desde el principio de los tiempos. Es decir, que no necesita de teoría. Yo pienso lo mismo del sexo. Cuando insisten tanto en que los niños tienen que tener educación sexual en las escuelas, estoy de acuerdo en que se enseñe lo básico, pero hay cosas que sólo se pueden aprender de forma natural.

Así que asuntos como la autoestimulación no tiene sentido que se expliquen. Cada persona es diferente y en función de sus hormonas sabe lo que necesita en cada momento. No se puede dar normas generales. Hay quien siendo muy pequeño ya siente cosas y quien siendo casi adulto no ha sentido nada. Lo bueno es que cada cual vaya haciendo el descubrimiento de sus propias sensaciones. En cuanto a tener pareja, es algo que tampoco se puede forzar. Para mí el sexo tiene que ir unido al sentimiento para ser algo más que animales. Así que no conviene plantearlo como si fuera una actividad física más. De ese modo, más que evitar los problemas se provocan, ya que no se respetan los plazos de cada individuo.

lunes, 14 de julio de 2014

Con pan y vino, se anda el camino.

Decía el otro día que tener exceso de dinero no trae más que problemas. Estoy convencida de que es mejor tener lo justo para cada día. Bueno, y una reserva en el banco por si acaso no viene mal. Pero es bueno acostumbrarse a vivir con lo justo. Por ejemplo, yo tengo sobrinos a los que les dan de paga lo que yo gasto en la compra para una semana y me parece una barbaridad. Creo que se ha perdido la medida de lo que es o no es normal. También veo niños pequeños que, no sólo tienen ya teléfono móvil, sino que andan con tabletas electrónicas de las de quinientos euros y sus padres tan satisfechos, aunque las utilicen para jugar.

Yo pienso que cada cosa tiene su momento y la gracia está en ir haciendo descubrimientos poco a poco. Pasar de lo más sencillo a lo más complicado respetando los tiempos. Es como si empiezas a conducir en un ferrari. Lo normal es empezar con un coche utilitario pequeño y luego ir cambiando según mejora tu nivel de vida. Así, digamos que la ilusión se renueva una y otra vez. Mientras que si empiezas por arriba apenas lo disfrutas. Sobre todo es importante tener la impresión de que te lo has ganado. Las cosas que se consiguen con esfuerzo son mucho más valiosas. Entretanto, con pan y vino es suficiente para ir tirando.

viernes, 11 de julio de 2014

Corazón codicioso, no tiene reposo.

Este refrán no lo conocía pero es muy cierto. Se dice que es bueno tener algo de ambición, porque si no se queda uno anclado en lo conocido y no avanza. Pero hay gente que es demasiado ambiciosa y cuanto más tienen, más necesitan. Son esas personas que andan siempre en cien proyectos y además no suelen acabar la mayoría porque no les interesa el trabajo en sí sino el beneficio económico inmediato. Pero no sólo existe la codicia material sino también espiritual, como quien se empeña en tener cientos de amigos, aunque luego no se interese realmente por ninguno. O quien pasa de una relación a otra porque no sabe estar solo.

Hay algunos que se obsesionan con el deporte, por practicarlo o por seguirlo. Otros con la salud, o el juego, los coches, o por estar todo el día de fiesta. Me refiero a que se trata de personas un poco obsesivas con lo que hacen. Pero esa búsqueda de satisfacción queda siempre frustrada porque sus metas son cada vez más ambiciosas. Si tienen un buen trabajo, quieren uno mejor. Si tienen dos coches, quieren tres... Es una pena, porque les pasa como a los niños que, por exceso de juguetes, acaban por no jugar a nada. Es importante saber disfrutar de lo que se tiene, desde lo más sencillo a lo más grandioso.

Too much information

Había una canción de Duran Duran que me gustaba mucho en mis tiempos mozos y ahora me estoy acordando de ella. Porque me he pasado unos días demasiado tiempo sentada delante del ordenador y ahora la espalda me está pasando la factura y estoy hecha polvo. He empezado a tomar diazepam y a ver si llego hasta el miércoles, que tengo cita para un masaje. Pero para un ama de casa estar así es un problema muy molesto, porque tengo que seguir haciendo las cosas pero con dolores. Procuro hacer lo mínimo y aun así es demasiado. Por suerte tengo a mis hijas para que me echen una mano ahora que están de vacaciones.

Lo malo es que, como podéis ver, tengo mucho vicio, y sigo viniendo al ordenador cuando debería tenerlo vetado. Pero es que precisamente ahora hay muchos temas candentes en España y es el peor momento para quitarse de en medio. Lo de menos es lo de este blog, que está bastante parado, pero tengo otros dos en marcha y comento en varios diarios, más que nada para atraer gente a los blogs. De manera que últimamente mi tiempo en internet se dedico más a los periódicos y la información que a la faceta personal. Y además estoy escribiendo borradores para publicar durante las vacaciones. Así tengo la espalda...

jueves, 10 de julio de 2014

Cada loco con su tema.

Se dice sobre la gente que habla siempre de lo mismo, sea cual sea el tema de conversación; los que están obsesionados con un tema determinado. En estos años en internet he tenido ocasión de comprobar cómo se cumple este refrán, porque hay mucha gente que se limita a tratar temas determinados desde un punto de vista determinado y no hay quien les saque de ahí. Existen dos clases de personas: aquellos con lo que es posible razonar y llegar a un cierto entendimiento y esos otros que les digas lo que les digas van a seguir en sus trece. Eso pasa mucho por ejemplo con las feministas. No hay quien razone con ellas.

Por ejemplo, cuando dicen que las mujeres ganan menos dinero que los hombres por el mismo trabajo. Se ha comprobado ya en varios estudios que no es cierto, que no se trata de las mismas responsabilidades ni del mismo horario. Pero siguen erre que erre con la cantinela. Y lo que ocurre es que cuando algo se repite mucho en los medios de comunicación, la mayor parte de la sociedad se lo acaba creyendo; aunque no haya pruebas, o haya pruebas en contra. Lo que es indudable es que existe una discriminación positiva a favor de la mujer que a mí me parece muy injusta, que a iguales o menores méritos eligen a las mujeres.

miércoles, 9 de julio de 2014

Cada moneda tiene dos caras.

El punto de vista es importante. No es lo mismo ver algo en primer plano que de lejos, desde dentro que desde fuera. Por eso, cuando se habla del tercer mundo por ejemplo, es habitual encontrar teorías simplicistas, donde todo se limita a libertad y control del estado. Pero está claro que ésa no es la solución, como tampoco ha resultado serlo el Banco mundial. Cada país pobre es diferente absolutamente a cualquier otro y tremendamente complejo. No existen fórmulas mágicas válidas para todos. La multitud de etnias, lenguas y costumbres suelen complicar mucho la situación, y más si se intenta ayudarles al margen de su población.

Tienen que ser ellos los que dén el primer paso ya que nadie conoce mejor las dos caras o más que tiene su cultura. Lo que en occidente nos puede parecer normal y lógico para ellos puede no ser viable, aunque sólo sea a causa de sus tradiciones. No conviene abordar este asunto con un punto de vista de superioridad como quien sabe lo que se debe hacer. Éso es lo que se ha venido haciendo hasta ahora y por eso no se avanza. Los que de verdad saben ayudar son las ongs. que llevan allí ya décadas trabajando, pero no cuentan con medios suficientes para realizar un cambio visible. Por eso, debemos apoyarles todo lo posible.

martes, 8 de julio de 2014

Al perro flaco, todo se le vuelven pulgas.

Este refrán me da pena, porque me recuerda a mi perro, que cuando era ya mayor siempre andaba lleno de garrapatas y hay que ver lo que costaba quitárselas. Igual que decía antes que dinero llama a dinero, parece que también que Las desgracias nunca vienen solas. Es decir que, basta que alguien tenga problemas económicos o de salud para que le aparezcan otros. A veces se debe simplemente a que el estrés provoca enfermedades. También se dice que una actitud positiva atrae cosas buenas, aunque yo la verdad eso no me lo creo mucho. Pero sí que tengo comprobado que las enfermedades y las averías de los aparatos suelen venir por rachas.

Cuando nosotros firmamos los papeles de la casita nueva, a continuación se nos rompieron los dos coches con averías diferentes y una de ellas muy cara. Para colmo nos dieron un golpe estando el coche aparcado. Luego se nos salió el gas del aire acondicionado, cosa que sale carísima, de uno de los coches y el de casa. Se pone uno a pensarlo y parece demasiada casualidad. Me gusta ese dicho de: si pongo un circo me crecen los enanos. Pero como todo es por una buena causa, la verdad es que me doy por contenta. Lo malo es cuando a alguien le va realmente mal y parece que el destino está empeñado en demostrarle que se puede estar peor todavía.


lunes, 7 de julio de 2014

Al pan, pan, y al vino, vino.

Un refrán muy castizo. Se refiere a llamar a las cosas por su nombre, a ser claro y directo, como se supone que somos los castellanos. En la sociedad actual se lleva mucho el eufemismo. El otro día me decía Paterfamilias lo de la Interrupción involuntaria del embarazo, para hablar del aborto. También se llama Planificación familiar a la manera de no tener hijos. Le llamamos Violencia machista a lo que es maltrato dentro de la familia (no sólo mujeres). Se dice Derechos sexuales y reproductivos también para hablar del aborto y la promoción de la homosexualidad. Hablan de Democracia real cuando se refieren al comunismo...

Yendo a otros temas: tercera edad por anciano; hombre de color por negro; discapacitado por minusválido; país en vías de desarrollo por país pobre; incremento negativo por pérdida; mujer liberal por prostituta; interno o recluso por preso; daños colaterales por víctimas civiles; persona con sobrepeso por gordo; muerte digna por suicidio; etc... Es decir, que parece que se tiene miedo de llamar a las cosas por su nombre como si fueran a ser peores de lo que son. El problema es que se empieza por ocultar el nombre de algo y se continúa incluso por quitarle toda su importancia; como cuando Aído dijo que un feto no era un ser humano sino un ser vivo.

domingo, 6 de julio de 2014

Juntos y revueltos

Es la última película que he visto. No es que sea una obra maestra pero tiene gracia y pasas un buen rato y es apta para niños, que no es poco. Pero lo que a mí me interesa es hablar del fondo de la historia. Es curioso porque el otro día vi una película que estaba bien pero me quedé pensando en que no tenía mensaje ni moraleja y eso me dejó un poco vacía. Yo siempre necesito que me diga algo, incluso aunque no esté de acuerdo, pero el relativismo realmente no es lo mío. Juntos y revueltos cuenta la historia de dos familias uniparentales. Un padre viudo con tres hijas y una madre separada con dos hijos y los problemas que tienen que sus hijos respectivos.

Lo que me gusta es que no pretende mostrar casos ideales. Es una historia de amor complicada. El padre trata a sus hijas como si fueran chicos. La madre tiene un hijo obseso sexual y otro hiperactivo e inseguro. Los dos lo hacen lo mejor que pueden pero no pueden sustituir la figura que les falta a sus hijos, ya sea la materna o la paterna. De modo que, cuando se juntan, sin darse cuenta van supliendo las carencias de los hijos del otro. Por otra parte viajan con una serie de parejas "arrejuntadas" de segundas nupcias y todos cuentan las dificultades que tienen con sus respectivos hijos adoptivos. De manera que, aunque la película acaba bien, no resulta poco natural ni adulterada.

Refleja claramente que, aunque las segundas parejas y las adopciones puedan funcionar bien con buena voluntad, no deja de ser un camino difícil. Por tanto, siempre será preferible intentar que la primera relación funcione. Porque un sucedáneo puede estar bueno pero nunca será el original.

viernes, 4 de julio de 2014

Afortunado en el juego, desafortunado en amores.

Es la frase con la que suelo consolarme yo porque a mí nunca me ha tocado ningún premio importante. Y el caso es que llevo más de diez años jugando al cupón de la once y a la lotería casi todas las semanas. Pero la verdad es que si alguien viniera a decirme si prefiero dinero o amor no lo dudaría ni un segundo. De hecho creo que tengo mucha suerte en la vida aunque no sea en el juego. Soy negada con las cartas, ruletas y demás. Pero en cambio tengo un gato negro llamado Suerte que es de las mejores cosas que me han pasado en la vida. Así que me doy por satisfecha aunque se pueda decir que nunca nadie nos ha regalado nada.

Creo que recibir un premio de lotería puede ser bueno o un desastre. Porque hay gente que realmente necesita el dinero para montar un negocio o demás y hay quien lo desperdicia en cosas perjudiciales para la salud. Por lo que yo he visto, la gente que tiene habitualmente dinero más que suficiente, suelen tener problemas en sus relaciones familiares y sociales. Como bien se dice, dinero llama a dinero, y acaba corrompiendo lo que toca. Véase por ejemplo las familias de Rocío Jurado o de Isabel Pantoja. De manera que yo siempre he pensado que es mejor tener lo justo para vivir y poco más, y de amor, eso sí, más vale que sobre que no que falte.

jueves, 3 de julio de 2014

Un paso adelante y dos atrás

A veces pienso que todo va hacia adelante lentamente y otras que no hacemos más que retroceder sin remedio. Me obligo a mí misma a leer diarios que no están de acuerdo con mis ideas y encuentro una agresividad que me preocupa mucho. No es que no estén a favor de los planteamientos, es que están en contra de las personas. Y ésa es una dinámica muy peligrosa, cuando empiezas a personalizar al enemigo en lugar de avivar el debate. Dijo Guerra que a España no la iba a conocer ni la madre que la parió, y me temo que han conseguido su objetivo. No reconozco al país donde crecí y me temo que hemos salido perdiendo. Hemos retrocedido un siglo.

Vamos camino de convertirnos en una nueva Venezuela. A cien años del nacimiento del marxismo, el otro día me dijo un twuittero que está más vivo que nunca. Pero lo peor no son las ideologías sino todo lo que arrastran detrás. El pensamiento humanista cristiano que venía rigiendo el mundo por más de cinco siglos parece ser que también está muerto y enterrado. Me cuesta horrores convencer a la gente de que no es lícito matar a tus hijos durante el embarazo. Sigo sin hacer comprender que la familia natural consiste en el padre, la madre y los hijos de ambos. Y no hay nada comparable. Pero no sé qué me esperaba si ni siquiera consigo poner orden en mi casa...

A un clavo ardiendo se agarra el que se está hundiendo.

Hay quien me dice que la religión es el consuelo para la gente que no se siente capaz de afrontar la vida sin ayuda. Es decir, que queremos pensar que existe algo más, que todo tiene sentido y que todos los actos tienen consecuencias. Puede que tengan razón. Pero aun así yo prefiero seguir teniendo Fe y agarrándome a ese clavo ardiendo, a no tener donde agarrarme. La Fe es una apuesta de futuro. Dicen que la gente que creemos en Dios somos más felices precisamente porque contamos con una herramienta para afrontar los malos momentos de la vida, pensando que en el fondo el sufrimiento  puede valer la pena. y así disfrutamos también más de los buenos.

Yo creo que todo el mundo debería tener una cultura religiosa, aunque luego creer o no es una opción personal que incluso uno mismo no elige. Pero tener la opción de pensar que pueda existir otra realidad donde tendremos la ocasión de volver a vivir con nuestros seres queridos, no tiene precio. Es el mejor consuelo que puede existir, el mejor aliciente para seguir adelante. Yo pienso que la religión nos hace querer ser mejores personas, cualquier religión en principio. Porque te hace ser consciente de cada uno de tus actos en función de cómo afectan a los demás y querer contribuir a un futuro mejor para todos. Es la mejor terapia que existe.

miércoles, 2 de julio de 2014

A nadie le amarga un dulce

Lo digo yo que soy una golosa terrible. Me gusta todo lo que lleve azúcar. Pero el refrán se refiere a que nadie va a rechazar algo tan atractivo como un dulce. Esto se puede interpretar como decía ayer con el tema del populismo. Naturalmente si un candidato te dice que hay que trabajar más y otro que hay que cobrar más, te quedarás con el segundo. El razonamiento no se lleva mucho y al final quien tiene más éxito es quien vende el producto más atractivo. Así también, me temo que las personas agraciadas suelen conseguir mejores trabajos y tener más historial sentimental, al menos en número de conquistas, aunque tal vez eso no sea lo más importante.

Pero como madre de dos hijas guapas, para mí es básico que comprendan que puede haber gente que se acerque a ellas con malas intenciones; aunque para ello tengan que aparentar amor o intereses inocentes. Me parece realmente una pena que en el mundo actual se dé tanta importancia al aspecto físico, por encima de otras cualidades personales. Las mujeres especialmente nos vemos presionadas para permanecer jóvenes y atractivas el mayor tiempo posible, lo cual ocasiona enfermedades e incluso adicción a la cirugía estética. Todo ello para una batalla contra el tiempo que está perdida de antemano pero que mueve millones de euros.

martes, 1 de julio de 2014

Nadie da duros a cuatro pesetas

Este refrán lo utilizo mucho. Por ejemplo, cuando voy a comprar algo, especialmente si es electrónico, procuro no coger el más barato. Porque evidentemente, no es lo mismo un producto hecho en Alemania que en China. Lo que es tan barato suele ser de peor calidad y a la larga sale caro. Sin embargo, puede ocurrir que se trate de una oferta por volumen, en cuyo caso se justifica que al tener más cantidad de producto cueste menos. Pero lo habitual es que, si algo cuesta menos es porque vale menos y no hay que ser demasiado confiados, por mucho que te digan que es lo mismo o te den una garantía de dos años.

Igual ocurre con las ideas. El otro día cuando hablaba del populismo también estaba pensando en esto. Porque es fácil y cómodo prometer la luna, mientras no tengas que cumplirlo. Y cuando los resultados nos son los esperados ya es tarde para reclamar, igual que ocurre con las compras. Además, así como hay electrodomésticos con obsolescencia programada, es decir, hechos para durar poco tiempo; también se puede decir que hay ideologías que sólo funcionan sobre el papel, en el programa electoral, porque son irrealizables. No obstante me temo que la gente sigue cayendo en el viejo truco de hacerles creer que han encontrado una ganga o una quimera.