Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

jueves, 31 de julio de 2014

En boca cerrada no entran moscas.

Parecido a Por la boca muere el pez, viene a recomendar que se piensen bien las palabras antes de hablar, no vaya a ser que metas la pata y luego ya no puedas enmendar el daño de lo dicho. Para una persona como yo que lleva escritos más de quince libros, resulta muy difícil ya controlar lo que he dicho y lo que no. Me temo que debo haber contado ya mucho más sobre mi vida que lo que tenía previsto. De hecho a veces pienso que quien leyera mis libros me conocería mejor que mi propia familia. Así que supongo que ya es tarde para arrepentirse o pensar que tenía que haber cerrado la boca a tiempo. Casi todo lo que he escrito permanece.

Todo empezó como un ejercicio de autoanálisis hace más de ocho años y, aunque me temo que me repito más que el ajo, creo que he tocado absolutamente todos los temas y todos los puntos de vista. Siempre pensé en que llegaría un momento en que tendría que dejarlo porque no habría nada más de lo que hablar, pero afortunadamente, como entran visitas nuevas, puedo volver a abordar los mismos temas buscando orientaciones distintas. Afortunadamente no soy un personaje público, pero si lo fuera, como Pablo Iglesias, existirían hemerotecas dispuestas a recordar cada una de mis palabras, de manera que sería imposible desdecirme. Pero la verdad es que no lo iba a hacer tampoco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.