Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

miércoles, 30 de enero de 2013

No es lo mismo

A veces me parece increíble cómo ha podido cambiar tanto la sociedad en tan poco tiempo y para peor, según mi punto de vista. Parecía fácil cuando yo era pequeña y la mayoría de las familias estaban formadas por padre, madre e hijos de ambos; a no ser que hubieran tenido la mala suerte de enviudar o separarse. Naturalmente también las rodeaban los abuelos supervivientes y multitud de tíos y primos que eran parte sustancial de nuestra vida y los recuerdos de la niñez. Aunque en mi generación las mujeres ya soñábamos con tener una profesión y un trabajo, y la mayoría lo consiguieron, ser ama de casa se consideraba algo normal.

Apenas treinta años más tarde resulta que la sociedad que conocíamos y que había sido así durante milenios, se ha transformado, no tanto en su esencia como en su mentalidad. Lo que antes se consideraba natural, ahora resulta anacrónico. Creo que hay más matrimonios separados que los que permanecen casados, muchos hijos nacen fuera del matrimonio, y muchos miles por desgracia no tienen la oportunidad de nacer. Además, ahora resulta que el concepto de familia no incluye la consanguinidad, sino que viene a ser de libre elección. No tengo nada en contra de las adopciones por parte de matrimonios, pero no estoy de acuerdo con otros sistemas.

Cuando en Francia, sin ir más lejos, se manifiestan contra el matrimonio homosexual, en España no se entiende. Sin embargo, nuestro país vecino es la cuna de la libertad y, si ellos no están de acuerdo, tal vez sea porque el tema es discutible. A mí me da lo mismo si los homosexuales quieren vivir en pareja, pero no estoy de acuerdo con que ofrezcan ese modelo de vida a los niños, sean suyos (de uno de ellos) o adoptados. La familia tradicional heterosexual es el sistema que ha demostrado su validez y su eficacia a lo largo de la historia de la humanidad. Otros experimentos sólo son excepciones a esa regla que no deberían ser fomentados en ningún caso.

Especialmente, me resulta sangrante la naturalidad con que los medios de comunicación acogen las adopciones e inseminaciones por donante de esperma o de ovulos, o incluso ambas cosas, por parte de personas solteras o parejas del mismo sexo. Los niños no dejan de ser un estadio precoz de un ser humano. Es decir, que con el tiempo llegan a ser personas adultas, hombres y mujeres, que tienen derecho a disfrutar de una familia completa con padre, madre y demás familiares. Privarles voluntariamente de esa referencia vital me parece algo muy egoísta; más aún si es para intentar crear una familia incompleta que no pueda garantizar su bienestar físico y psicológico.

lunes, 28 de enero de 2013

Recuerdos

Mi padre está otra vez en el hospital. No sé si podré seguir los enlaces.
No quiero recordarle como un viejecito desvalido y gruñón. Quiero conservar en mi memoria la imagen de un hombre grande y fuerte. Trabajador, responsable, profundamente familiar. Amante de los paseos por el monte, recuerdo cómo jugaba con mi perro. Cómo le gustaba bañarse en mar atlántico, desafiando las olas y nadando en aguas profundas. Recuerdo que siempre hacía planes para el fin de semana con nosotros: las excursiones a ciudades cercanas, el cine. También salir a tomar el aperitivo a algún parque. Lo que disfrutaban de las comidas especiales, y lo alegres y activos que eran los dos: mi padre y mi madre.

Un gran hombre en todos los sentidos, con la fuerza de un toro y la inteligencia de un genio. No voy a decir menos. Conserva en su memoria desde joven los nombres de todos los ríos y localidades de España. Nunca he conocido a nadie con una cultura general tan extensa, a pesar de que su trabajo se refería al campo de los números. Gran amigo de sus amigos, atento con los mayores y cariñoso con los niños, no había situación que le frenara. Sólo cuando le jubilaron anticipadamente consiguieron minar su moral. Religioso sin ser dogmático, con sentido del humor y sensible.  Quiero recordar al gran hombre que fue, es,  y que siempre seguirá siendo en mi memoria.


viernes, 25 de enero de 2013

La mejor causa de todas

Este video me lo envía  http://elblogdefus.blogspot.com.es/. Es precioso y benéfico. No os lo perdáis.


jueves, 24 de enero de 2013

Sólo para mi

Éste es el post que no debería escribir. Alguien me dijo que no me muestre débil sino segura de mi misma, pero eso es complicado porque no se me da bien mentir. Os echo de menos. Entro en el blog y veo que no tengo apenas comentarios y me dan ganas de volver a escribir de forma compulsiva, pero luego pienso que no vale la pena. Me conformo con visitar unas páginas y así mantenerme en contacto con el mundo virtual. Muchas veces borro comentarios ofensivos y ya no me molesto en rebatirlos. Creo que ya le he dado demasiadas vueltas a la cabeza y necesito algo más sólido, más físico, más real.

Pero luego cuando quiero hacer cosas me entra una desidia tremenda y es que no acabo de dominar la depresión y está ahí acechándome a cada momento. He ido al médico a hacerme unos análisis de sangre a ver si encuentro algo que justifique mi falta de energía, o si sólo está en mi mente. Mientras el mundo sigue girando, la actualidad, la lucha por la vida, las alegrías, las preocupaciones y los sufrimientos más o menos justificados. Nunca he sido una persona fuerte, pero al menos estaba llena de vitalidad y ganas de hacer cosas. Sigo intentando recuperar ese espíritu para volver a ponerme en marcha, una vez más.

martes, 22 de enero de 2013

Premio amigachos Monchichis




Aprovecho este premio sin normas para dárselo a todos los que se me quedaron fuera ayer. Desde Territorio sin dueño para el mundo. Que lo disfrutéis.

lunes, 21 de enero de 2013

Liebster blog award



En alemán, blog favorito. La verdad es que he hecho trampa porque no recuerdo si me han pasado este premio alguna vez. Como antes no tenía tiempo para seguir estas cosas... Así que lo he buscado en internet y me lo he apropiado.:)

Se trata de nombrar cinco blogs que te gusten y las razones para ello. Nunca había hecho algo así en tantos año de internet, así que me apetecía. Como sigo unos sesenta blogs, me sería muy difícil elegirlos; así que he decidido poner a los blogueros con los que tengo un trato más personal, aunque seguramente ya tengan este premio, para agradecer que aguanten mis neuras.

1. http://www.dolega.es/. Muy conocida por aquí. Aunque lleva poco tiempo en internet se ha metido a todo el mundo en el bolsillo gracias a sus historias y sus anécdotas tan originales.

2. http://aniazulada.wordpress.com/. Ana se parece mucho a mi. Últimamente anda tristona y espero que pronto nos amenice otra vez con sus relatos y poesías.

3. http://patchworkdeideas.blogspot.com.es/ Inma es un soplo de aire fresco. Nada mejor para empezar las mañanas con alegría y buen humor.

4. http://zambullida.wordpress.com/ Alguien muy especial para relajarse y apreciar la trascendencia de la vida. No os perdáis su libro.

5. http://silviaparque.blogspot.com.es/. Una lectora fiel desde el otro lado del océano. Aunque no solemos estar de acuerdo, siempre me hace pensar y me respeta.

Bueno, me da lástima porque se me queda mucha gente fuera... Es lo que tienen los premios. Quien quiera apuntarse a este post puede hacerlo libremente.

jueves, 17 de enero de 2013

Lovely blog award


Gracias Rayén: http://unrinconcitoespecial.blogspot.com.es/
Tengo que decir siete cosas que me gustan:
1. Escribir, desde que aprendí a hacerlo.
2. Pasear por el campo
3. Mimar a mi gatito
4. Pasar tiempo con la familia
5. Viajar
6. Fotografiar puestas de sol
7. Aprender idiomas
Ah, y se me olvidaba decir que el premio está a disposición de todos. 

lunes, 14 de enero de 2013

A quien pueda interesar

No tengo ninguna intención de contestar correos electrónicos donde me pidan mis apellidos, teléfono, fecha de nacimiento, ni mucho menos las contraseñas de mis correos. No entiendo mucho de informática pero a eso llego. No se debe dar esos datos y menos para un blog anónimo. Así que si me cierran esa cuenta, ya abriré otra. Será por cuentas... Pero naturalmente, no creo que nadie me la cierre. Es un truco muy viejo. Si quieren mis datos tendrán que contratar a un hacker, pero realmente no creo que yo valga la pena tampoco.

lunes, 7 de enero de 2013

Mi decisión

De momento he decidido que no sigo escribiendo esta semana. Pero sí que he vuelto a visitar mis enlaces recientes. Así que, bueno, estoy en un impasse, en un término medio. No sé si será hasta mañana, hasta pasado o indefinidamente. Eso depende de las circunstancias. Pero al menos quiero recuperar el contacto con otros blogs. Las navidades han estado bien dentro de lo esperado y el nuevo año viene con nuevos planes. Quise apuntarme a tai chi este año, pero sigo con la tendinitis en el brazo izquierdo y no puedo. Voy a tener que ir a un traumatólogo. Espero que os haya ido a todos bien y que sigamos viéndonos en vuestras páginas. Saludos a todos.

viernes, 4 de enero de 2013

Comprar y comprar

El otro día hablaba de cómo la moderación, también llamada austeridad es la mejor política. El caso es que llevamos unas décadas acostumbrados a salir y comprar lo que se nos antoje. También se ha extendido la idea de que hay que demostrar el cariño con regalos; no sólo en cumpleaños y santos, sino en Navidad, por el día del padre, de la madre, de los enamorados. Cuando todo el mundo sabe, sin embargo, que cualquier día es bueno para acordarse de ti y que el mejor regalo es tu compañía. Pero eso lo sabemos en teoría y luego nos dejamos llevar por la publicidad de los productos, la cual como es lógico sólo tiene interés en vender.

Parece ser que ahora el último grito es hacer listas de regalos, como si se tratara de una boda e ir tachando lo que ya se ha comprado. Eso me parece ya el colmo del consumismo. Porque la finalidad de un regalo debería ser dar una sorpresa agradable, y no que el interesado lo pida. Es comprensible si se trata de niños pequeños como se ha hecho siempre con la carta de los Reyes Magos, pero tratándose de adultos no tiene sentido. Los regalos de Navidad deberían ser pequeños detalles de algo que piensas que le puede gustar a alguien todo lo más. Nosotros este año, debido a la situación, al fin hemos decidido eliminar la obligación de regalar y menudo peso me he quitado de encima...

A mis seguidores de Rusia

Hace tiempo que he visto en mis estadísticas que me entra mucha gente desde Rusia. De hecho últimamente es mi segundo lugar de procedencia de las visitas después de España y antes de EE.UU. Me pregunto cómo hay allí tanta gente que habla español. Supongo que serán descendientes de los niños de la guerra que la república evacuó allí, en lugar de dejarlos en Francia o Portugal,  por evidentes simpatías políticas. También parece ser que el idioma español se estudia mucho en Rusia, gracias al instituto Cervantes, que hace una labor tan importante para la difusión de nuestra cultura en todo el mundo.

El caso es que quería dedicar un saludo especial y un homenaje a esos lectores tan lejanos y con tanto mérito de leer en un idioma tan diferente. A mí me hubiera gustado aprender ruso. Es uno de mis objetivos. Pero me surgió la oportunidad del árabe y de momento lo tengo aparcado, porque ahora no me siento capaz de aprender un sexto idioma. Estaba pensando que también puede ser que me lean desde Rusia por la temática de mis posts. Mientras aquí caminamos hacia el progresismo ateo, allí están de vuelta ya, volviendo a sus orígenes cristianos. Y especialmente, están empezando a comprender el terrible drama que supone el aborto cuyo efecto en Rusia ha sido devastador.

jueves, 3 de enero de 2013

Autocontrol

Cuando hablamos de la situación económica se tiende a culpar a los empresarios, a la banca, a los políticos en general. Yo creo que todos somos un poco responsables, pero unos más que otros. No olvidemos que quien se gastó todo el dinero y endeudó a España por décadas fue el señor Zapatero que ahora disfruta de sus nubes en Somosaguas. Acabo de leer que nuestro país ya es el número uno mundial en ventas de smartphones. Este fin de semana fui de paseo y estaban todas las tiendas y los bares a rebosar. Resulta difícil creerse lo mal que estamos viendo estas cosas. Me imagino que un extranjero se quedará pasmado al ver cómo celebramos las navidades.

El autocontrol tiene que ver con la disciplina que está en desuso desde hace unas cuantas décadas. En otras palabras, que puedas hacer algo no significa que debas hacerlo. Que puedas conducir a cincuenta por hora por zona escolar no supone que sea algo sensato. Lo digo porque lo he visto esta misma mañana, como todos los coches intentan ir lo más rápido posible. Que puedas pagar un viaje a plazos no quiere decir que sea una decisión razonable. Luego hay que devolver los créditos con intereses. Que puedas pagar tres copas no implica que vayas a estar mejor que con sólo una. La moderación es la mejor estrategia vital.

miércoles, 2 de enero de 2013

La felicidad

Acabo de leer en Hoy mujer un artículo que habla sobre el último congreso sobre la felicidad organizado por Coca Cola. Viene a decir que el secreto de la felicidad consiste en estar muy ocupado. Explica que, cuando estás concentrado en una labor importante se te pasa el tiempo volando y no te llegan pensamientos negativos. Yo no creo que eso sea ser feliz; eso se llama no pensar en absoluto. Los budistas afirman que la felicidad consiste en la ausencia de dolor. Es decir, que si eliminamos todos aquellos deseos y necesidades que nos producen sufrimiento, ya seremos totalmente felices. Supongo que este artículo viene a basarse en la misma teoría.

También afirma que las personas optimistas son más felices. Eso me recuerda a mi hijo que, cuando era un bebé lloraba mucho porque tenía dolores de tripa. Una vez fui al médico y me dijo que le dolía la tripa porque lloraba, y que más o menos la culpa era mía por darle importancia. Supongo que todo depende del cristal como se mire. Mi libro Mi gran secreto de la felicidad predica absolutamente lo contrario de estas teorías. La felicidad no es algo mágico que se atrae sólo con pensarlo. Tampoco consiste en centrarse en algo y olvidar el resto. La felicidad se consigue con el trato con los demás, amando y siendo amado e implicándose con la vida. No hay más fórmulas.

Cuestión de expectativas

He estado pensando que a veces el problema no son tanto los hechos como lo que esperábamos de ellos. En las fiestas de Navidad ponemos demasiado deseos: que todo vaya bien, que tengamos ocasión de hablar, que todos estén alegres... Pero la realidad es que siempre falla algo: la carne se quema, el salmón se queda corto y alguno se deprime. Es lo normal de todos los días pero que en esas fechas especiales parece que cobra más valor porque pedimos mucho más a esos pocos días del año en que coincidimos todos o en los cuales se supone que celebramos la familia, la amistad y el amor más que en cualquier otro momento.

Nos pasamos la vida esperando que nuestro trabajo dé fruto, que nuestros hijos respondan a lo que les hemos transmitido, que la gente a la que valoramos nos valore. Pero la realidad que es muy tozuda nos dice que a veces los esfuerzos no dan resultado ni tenemos la respuesta que esperábamos. Entonces creemos que al menos en las navidades el sueño podría hacerse realidad aunque fuera por unas pocas horas. Tal vez sería mejor bajar las expectativas. Aceptar que la familia es como es y así la queremos, que las circunstancias a veces no son favorables y que la gente no tiene por qué reaccionar como deseamos.

martes, 1 de enero de 2013

Reafirmación

Ayer entraron mil personas a este blog, pero no por el texto sino por las imágenes. Así que no sé si felicitarme o no de haber llegado a las cuarenta mil visitas. Necesito que me digan que escribo bien, que mi labor es importante, que lo que escribo interesa, que me sigue mucha gente de todo el mundo... Quiero asegurarme de que esto no es una especie de onanismo mental donde me limito a reafirmarme cada día sin que a nadie le importe. Quiero pensar que no es una pérdida de tiempo, que no estoy luchando contra molinos de viento, que mis palabras llegan, que algo queda, que puedo llegar a cambiar las cosas al menos para una persona en algún lugar en algún momento del tiempo.

Porque si no, no me siento capaz de seguir aguantando el insulto nuestro de cada día, ver como en muchos países se extiende la cultura de la muerte, que se siga experimentando con los niños, que se siga difamando a gente inocente. Y es que ya son muchos años de labor anónima, muchísimas horas en internet, miles de páginas escritas, sentimientos encontrados, amistades y desavenencias, en una doble vida que a veces no me parece real ni tangible. No sé si merece la pena dedicar tanto esfuerzo e interés a algo cuyo valor y beneficios nunca llegaré a conocer. Tal vez es sólo que los anónimos me han acabado haciendo mella.