Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

miércoles, 30 de enero de 2013

No es lo mismo

A veces me parece increíble cómo ha podido cambiar tanto la sociedad en tan poco tiempo y para peor, según mi punto de vista. Parecía fácil cuando yo era pequeña y la mayoría de las familias estaban formadas por padre, madre e hijos de ambos; a no ser que hubieran tenido la mala suerte de enviudar o separarse. Naturalmente también las rodeaban los abuelos supervivientes y multitud de tíos y primos que eran parte sustancial de nuestra vida y los recuerdos de la niñez. Aunque en mi generación las mujeres ya soñábamos con tener una profesión y un trabajo, y la mayoría lo consiguieron, ser ama de casa se consideraba algo normal.

Apenas treinta años más tarde resulta que la sociedad que conocíamos y que había sido así durante milenios, se ha transformado, no tanto en su esencia como en su mentalidad. Lo que antes se consideraba natural, ahora resulta anacrónico. Creo que hay más matrimonios separados que los que permanecen casados, muchos hijos nacen fuera del matrimonio, y muchos miles por desgracia no tienen la oportunidad de nacer. Además, ahora resulta que el concepto de familia no incluye la consanguinidad, sino que viene a ser de libre elección. No tengo nada en contra de las adopciones por parte de matrimonios, pero no estoy de acuerdo con otros sistemas.

Cuando en Francia, sin ir más lejos, se manifiestan contra el matrimonio homosexual, en España no se entiende. Sin embargo, nuestro país vecino es la cuna de la libertad y, si ellos no están de acuerdo, tal vez sea porque el tema es discutible. A mí me da lo mismo si los homosexuales quieren vivir en pareja, pero no estoy de acuerdo con que ofrezcan ese modelo de vida a los niños, sean suyos (de uno de ellos) o adoptados. La familia tradicional heterosexual es el sistema que ha demostrado su validez y su eficacia a lo largo de la historia de la humanidad. Otros experimentos sólo son excepciones a esa regla que no deberían ser fomentados en ningún caso.

Especialmente, me resulta sangrante la naturalidad con que los medios de comunicación acogen las adopciones e inseminaciones por donante de esperma o de ovulos, o incluso ambas cosas, por parte de personas solteras o parejas del mismo sexo. Los niños no dejan de ser un estadio precoz de un ser humano. Es decir, que con el tiempo llegan a ser personas adultas, hombres y mujeres, que tienen derecho a disfrutar de una familia completa con padre, madre y demás familiares. Privarles voluntariamente de esa referencia vital me parece algo muy egoísta; más aún si es para intentar crear una familia incompleta que no pueda garantizar su bienestar físico y psicológico.

11 comentarios:

  1. Por si te sirve de consuelo, mi madre también es ama de casa. Yo la admiro mucho. Respecto a los otros temas que hablas, mi pensamiento acerca de algunos de ellos va evolucionando, y tal evolución me parece una broma repugnante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es difícil no dejarse llevar por el pensamiento dominante, pero miles de años de evolución deberían contar más que unas décadas. Un beso.

      Eliminar
  2. Prueba de que el tema es polémico es que nadie se atreve a comentar. Pero el caso es que no debería ser polémico; se trata de defender la familia natural frente a experimentos que no han probado su validez ni creo que lo consigan. Tanto hablan los psicólogos de niños traumatizados simplemente por un padre ausente por motivos de trabajo o por una madre fría. Esa clase de problemas son nimios frente a los que se enfrentan actualmente.

    ResponderEliminar
  3. La familia siempre permanecerá vigente ,es indispensable para formar una sociedad donde los niños sean los verdaderos centros de interés pues serán ellos los que llevarán el sello para el tipo de sociedad en que se desee vivir.
    Un abrazo
    Claro de Luna

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso el derecho de los niños a vivir con su familia natural debería estar por encima de los intereses particulares de las personas. Un beso.

      Eliminar
  4. En algo estamos de acuerdo: cada uno de los temas tocados es discutible.
    Saludos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Discutible, pero como se ve pocos se atreven a abordarlo. Un beso.

      Eliminar
  5. Estoy contigo totalmente. Besos y perdona que no venga mucho
    Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay nada que perdonar. Mucha gente este tema ni siquiera se lo ha planteado seriamente, pero es importante. En Gran Bretaña también han recogido firmas a favor del matrimonio. Un beso.

      Eliminar
  6. Escribes menos, pero estás cañera eh!
    Venga, opinión: creo que el estado ideal, el mejor para un niño es con un papá y una mamá que se amen y respeten entre ellos y a su niño.
    A partir de ahí, mientras se cumplan las premisas de amor y respeto, cualquier otra opción me parece válida, aunque no sea la mejor, al fin y al cabo todos crecemos rodeados de algunas carencias, con padres ineptos en algunos casos, por mucha pareja heterosexual que sea etc.
    Creo que la felicidad y el equilibrio de un niño dependen de cosas más importantes que si tiene solo una mamá y no existe papá, o si tiene dos mamás etc. Amor, cariño, valores humanos, respeto, están por encima, y se pueden ofrecer con fórmulas muy diferentes.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo digo yo, sino que es bien sabido en psicología que un niño para crecer equilibrado necesita tener en su casa al menos un ejemplo masculino y otro masculino. De otro modo no puede construir su personalidad, y sobretodo no define bien su opción sexual. Aparte de eso, perdona que te diga, pero los homosexuales monógamos también son la excepción que confirma la regla. Un beso.

      Eliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.