Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

jueves, 30 de abril de 2015

Me voy pal pueblo

Sólo deciros que me voy un par de días y, como en el pueblo no tengo wifi, no podré aprobar los comentarios, porque mi móvil tampoco tiene datos. La idea es precisamente aislarse allí del mundo y especialmente de la tecnología. Casi todos los fines de semana me voy algún día y por eso me quedan pendientes. Lo digo porque siempre hay quien puede pensar que no se lo apruebo porque no quiero pero no suele ser eso. Es que no los veo tampoco.

La verdad es que me tienta la idea de mirarlo en el móvil de mi marido pero me lo tengo prohibido porque si no no desconecto. Creo que la gente está cada vez más colgada de estos cacharrillos y la verdad es que me pone negra verlos a todos mirando la pantalla en lugar de mirar hacia delante. O sentarnos en el sofá y que esté cada uno en lo suyo. Yo quiero volver al siglo XX. Al menos en el pueblo puedo hacer como que no existiera todo eso.

Tentar a la suerte

Se dice de que corre riesgos innecesarios. Tentar a la suerte es como jugarse todo a una carta, solo puedes ganar o perder. Supongo que el día que dejé de trabajar tenté a la suerte porque no estaba segura de poder vivir con un solo sueldo. Mi marido ha resultado ser un gran profesional pero yo eso no podía saberlo por entonces. Además hemos pasado varias crisis con millones de parados. Claro está, que si hubiera sido necesario yo hubiera vuelto a trabajar. Pero sigo pensando que en cuestiones laborales es mejor ir a lo seguro. Para mí lo ideal es una oposición para tener el trabajo de por vida, incluso si eso significa ganar menos dinero.

Pero por otra parte, comprendo que haya personas que prefieran jugarse el todo por el todo yendo detrás de sus ideales, al menos mientras son jóvenes y no tienen obligaciones familiares. Ahora bien, una vez que se tienen hijos no creo que sea justo para ellos hacer experimentos de ese tipo. Conozco personas que, euro que tienen, se gastan dos, y realmente no entiendo esa mentalidad. Siempre están a la búsqueda de dinero rápido y fácil. Pero eso no funciona así. Lo normal es que las personas se hagan ricas a base de trabajo duro y a menudo en oficios bastante humildes, como la hostelería. Lo demás es buscar la gallina de los huevos de oro.

miércoles, 29 de abril de 2015

No mezclar churras con merinas

Se trata de dos razas de ovejas que existen en España y son bastante diferentes. Lo sé porque las he visto en el pueblo. Este dicho se refiere a no confundir unos temas con otros, cosa que pasa muy a menudo. Existen una serie de palabras que se malinterpretan aquí sistemáticamente:

- Tolerancia. Es la palabra talismán que vale para todo. Pero yo considero que hay cosas que no se deben tolerar si alguien sale perjudicado, aunque ese alguien no tenga todavía voz ni voto.
- Desahucios. Es decirlo y la gente se sube por las paredes (se enfada), pero yo pagué mi hipoteca hasta el último céntimo a base de no darme ningún lujo. No veo por qué a otros deben perdonársela sin más.
- Bancos. Es el nuevo coco. Los bancos nos son instituciones de caridad. Están para ganar dinero con nuestro dinero y ser rentables. A nadie le han obligado nunca a pedir un crédito que yo sepa.
- Inmigrantes. Aquí hay una doble moral porque a todos nos dan mucha pena las pateras pero luego la mayoría quieren tenerlos lo más lejos posible. Hay que acogerlos pero que los acojan otros.
- Iglesia. Hablando de acoger. Quien se ocupa de los desahuciados y los inmigrantes son siempre los curas, pero no se te ocurra decir algo bueno de ellos porque te puede caer todo el mundo encima.
- Rajoy. Ha sacado a España de la peor crisis de su historia reciente pero no le quieren ni los suyos. Desde luego algunos consideramos que nos ha traicionado pero eso no le quita sus méritos.
- Jóvenes. Se dice que es la generación mejor preparada pero la mayoría no han aprobado la Eso. Se dice que son muy responsables pero ni estudian ni trabajan. Tienen buena fama y no la merecen.
- Libertad. Es eso que sirve para salir a cortar las calles y quemar los contenedores pero luego no respetes las opiniones de los otros, porque son todos unos carcas y unos fascistas sin remedio.
- Niños. Cuando ya han nacido son los reyes de la casa, aunque estén allí siempre solos. Cuando no han nacido entonces son poco más que un tumor del que puedes liberarte en cualquier momento.
- Pareja. Concepto trasnochado a más no poder. Ahora puedes elegir al que te apetezca cada día, hombre o mujer, sin responsabilidades, ni apego ni planes para el futuro. Y luego acabar solo.
- Amor. Según vox populi, resulta que el amor no existe. Es un engaño de los sentidos. Habrá que avisar a todos los ancianitos que llevan toda la vida juntos para que no se hagan ilusiones.

martes, 28 de abril de 2015

Defensor de pleitos pobres

Eso lo decía mucho mi madre. Se refiere a quien se dedica a defender causas perdidas sin ganar nada con ello o incluso perdiéndolo. Hace diez años que me considero una defensora de pleitos pobres porque intento dar voz a los que no la tienen, a los más indefensos de nuestra sociedad: los niños no nacidos y los ancianos o enfermos. A nadie le interesan y a muchos les estorban. Por eso los he elegido como objetivo de mi labor en internet. Ya sé que no es una causa popular, que es un tema incómodo, pero alguien tiene que hacerlo. El aborto ha provocado ya la muerte de más de un millón de seres humanos en España desde que se aprobó la primera ley.

Pero hay quien está todavía más indefenso porque legalmente ni siquiera existe: se trata de los millones de embriones congelados que hay almacenados en todo el mundo en espera de un destino incierto. Unos pocos llegarán a ser inseminados y nacer, y son los afortunados aunque nunca lleguen a conocer a su verdadero padre o madre, o ambos. La gran mayoría pasarán décadas hasta que sean destruidos o utilizados para la experimentación, que viene a ser lo mismo. Cada uno de ellos es o podría llegar a ser una persona única e irrepetible, un miembro de la humanidad que ni siquiera tiene derecho a nacer. Por eso pienso que esta causa es justa y vale cualquier sacrificio.

Salvados por la campana

Se refiere a que alguien se ha librado de un problema porque acabó el plazo. Como cuando suena la campana de final de clase justo cuando te iban a preguntar. Creo que es lo que les ha pasado a los partidos tradicionales, PP y Psoe, que era cuestión de tiempo que Podemos acabara resultando tan corrupto o más que cualquiera de ellos. Sólo han tenido que esperar y, justo antes de las elecciones, han empezado a salir todos los escándalos relacionados con ese nuevo partido que ni siquiera ha llegado a gobernar todavía pero ya se aprovecha de todos los privilegios adquiridos sólo por su candidatura electoral, y ya les han pillado en cientos.

Yo me alegro mucho y además sabía que era evidente, que no eran trigo limpio. Más que nada porque beben de las fuentes del populismo bolivariano y del comunismo más rancio, lo cual es tanto como decir corrupción pura. Todos los países donde el estado ha conseguido el poder absoluto han sido víctimas de la lacra de los abusos de los gobernantes. Esto sucede porque las personas somos así. A más posibilidad de lucro, más picaresca, especialmente entre los latinos. Es una lástima, pero en fin. Para que el paraíso socialista funcionara haría falta que los organizaran unos santos en vida. Como no es así, agradezcamos que nos hayamos salvado por la campana.

lunes, 27 de abril de 2015

Cortar por lo sano

El Papa Francisco ha vuelto a decirle a los curas que sean más simpáticos. Yo seré anticuada pero aseguraría que lo menos importante de la misa son los curas. Eso me suena a pastor protestante. Pero además es que lo encuentro un poco absurdo. Quiero decir que la Iglesia Católica en estos momentos sigue negándose a aceptar la píldora anticonceptiva y las relaciones prematrimoniales, aunque la mayoría de los católicos no hagamos mucho caso. Tampoco aceptan el divorcio y de hecho se considera que los hijos de segundo matrimonio no son legítimos. Otra cosa con la que la mayoría de los fieles discrepamos.

Sin embargo, lo tomas o lo dejas. Comprendo que la Iglesia trata de prevenir los problemas cortando por lo sano, es decir, poniendo reglas muy estrictas. Sin embargo eso no cuadra con que luego salga el Papa diciéndonos que tenemos que ser más tolerantes. ¿En qué quedamos?. O toleramos todo y entonces cambiamos la moral de la Iglesia o seguimos como hasta ahora admitiendo la norma y las excepciones. Pero lo que no se puede pretender es decir una cosa y fingir que se hace otra, porque eso tiene un nombre muy feo. Lo mismo con el aborto, la adopción homosexual y la eutanasia, aunque puedas comprenderlo en algunos casos, o estás a favor o estás en contra.

domingo, 26 de abril de 2015

Pedir peras al olmo

Se refiere a hacerse ilusiones con algo irreal. A veces ocurre que te aferras a algo porque te trae buenos recuerdos, porque es un retazo de tu juventud, así que lo idealizas y quieres mantenerlo al margen del tiempo y de la realidad. Pero el problema es que la vida suele acabar poniendo cada cosa en su lugar y todo cae por su propio peso. No se puede mantener un trozo de tu pasado vivo contra toda evidencia, pretendiendo que todo sigue igual. Al final te encuentras con que las cosas y las personas han cambiado y los buenos momentos no volverán, ni los malos, afortunadamente. Y lo peor del caso es que te das cuenta de que apenas te importa, porque la gente que cuenta es la que ha estado a tu lado.

Supongo que es en ese momento cuando descubres que has estado pidiendo peras al olmo, viviendo una ilusión y que realmente tampoco lo necesitas. Que tu vida hace ya mucho tiempo que marchó por otros derroteros y no tiene sentido aferrarse al pasado. La lástima es todo el tiempo y el esfuerzo que has podido dedicar a mantenerlo en marcha. Porque un olmo nunca dará peras por más que te empeñes. Un olmo es un olmo, un peral es un peral, y aunque puedan vivir cercanos en algún momento no tienen nada que ver, aparte de ser árboles. Va en la naturaleza de cada uno y lo más sano es aceptarlo sin más y pasar página.

sábado, 25 de abril de 2015

Perder el norte

Se refiere a no saber lo que se hace. El otro día leí una noticia sobre una señora que lleva años sin reírse para que no le salgan arrugas en la cara. No sé si será verdad pero desde luego debe tener problemas psicológicos graves. Para eso mejor sería que se suicide y pida que la congelen. Es la mejor manera de asegurarse de no tener nunca arrugas, no vivir. Porque las arrugas son testigos de la vida. El otro día hablaba con una amiga de que mucha gente parece haber perdido el norte en esta época que nos ha tocado vivir. Desde los que están obsesionados con su físico a los que realmente no saben qué hacer con su vida.

A veces la mejor solución puede ser precisamente poner tierra por medio. Marcharse a otro país para aclararse las ideas. Estos días están poniendo una película española sobre los jóvenes que tienen que emigrar y hay quien lo plantea como una tragedia. Yo creo que es una experiencia positiva, especialmente para aquellos que no tienen profesión porque no han querido estudiar y necesitan ponerse en contacto con la realidad de las cosas. Que nadie da nada a cambio de nada. A veces es necesario abandonar el nido y verse en necesidad para recuperar el norte y comprender lo que es realmente importante en la vida y lo que es accesorio.

viernes, 24 de abril de 2015

Poner una pica en Flandes

Sería que el Partido Popular ganará las elecciones de mayo con mayoría suficiente para gobernar. Al menos en las principales ciudades. La expresión se refiere a poner un arma en los Países Bajos. Así que es de la época del imperio de Carlos V. Se ve que era muy duro llegar hasta allí y conseguir una victoria. Ahora se refiere a lograr algo casi imposible. Realmente, comparando con la época de Zapatero, hemos avanzado mucho y lo lógico sería pensar que ganara el PP; pero como las circunstancias no acaban de ser buenas y hay mucha campaña en contra y partidos políticos que no se definen, me temo que hasta el día D no se va a saber lo que ocurre realmente.

Del resultado de las municipales y autonómicas dependerá bastante el de las elecciones generales, que son en el año 2016. Muchos estamos realmente preocupados pensando que la recuperación económica se pueda ir al traste (a la basura) como la oposición se haga nuevamente con el poder. Cada vez que la situación se estropea cuesta décadas y generaciones recuperarla y la verdad es que a algunos ya nos coge mayores para seguir esperando. Además, mis hijos ya empiezan a estar en edad de trabajar y me gustaría ser abuela antes de los setenta años. Vamos, que España no se puede permitir ya muchas más meteduras de pata.

jueves, 23 de abril de 2015

Pa alegrar los corazones


No caerá esa breva

La breva es el primero de los dos frutos anuales que produce la higuera. A mí los higos en general no me gustan demasiado, pero el árbol sí es muy bonito. En la casa nueva nos han dicho que pongamos algún árbol frutal, pero yo no estoy segura de que aguanten con ese clima, y además está el problema de qué hacer con una cosecha abundante. De momento tenemos un pino pequeñito, dos aprendices de acebo y encina y un abeto. También pensamos poner un madroño, que es un árbol pequeño, bonito y con frutos comestibles. Ahora que ya llega el buen tiempo hay menos peligro de heladas que echen todo a perder.

Hablando del dicho, significa que no tendremos esa suerte, por ejemplo la suerte de que el buen tiempo acompañe y las plantas se nos den bien. De momento, durante el invierno hemos perdido unas cuantas. Sobretodo las que sembramos para la huerta, que tan pronto no aguantaban el frío como el calor. Ahora las hemos comprado ya en tiesto. El hibiscus no sé si aguantará y el tomillo también está medio helado. Vamos haciendo el método de ensayo y error. El problema es que en nuestra parcela sopla mucho viento del norte. Pero la ventaja es precisamente que en verano se está fresquito. Supongo que no se puede tener todo.

miércoles, 22 de abril de 2015

Justificar lo injustificable

Sobre el crimen del chico del trece años que mató a su profesor con una ballesta que él mismo había construido, escucho a un profesor diciendo que es un pobre niño y no sabía lo que hacía. Pues llevaba tiempo diciendo que pensaba matar a los profesores... La niña a quien su madre tiró por el balcón había acudido al ayuntamiento a decir que estaba asustada porque su madre estaba muy violenta. Pero se ve que no la creyeron. El hombre que mató al menos a una inquilina era conocido por sus vecinos porque hacía ritos satánicos en su casa. De vez en cuando lo ingresaban y volvía otra vez a la calle. Tres crímenes que se podrían haber evitado.

Desde que alguien decidió acabar con los sanatorios mentales permanentes porque se ve que eran centros represivos, ahora los locos peligrosos andan sueltos sin que sus familiares puedan hacer nada por controlarlos. Pero la culpa no es de la sociedad o del sistema sanitario. Es que son imprevisibles. El chico tuvo un brote psicótico, que casualidad, después de salir de casa armado hasta los dientes. Mientras los políticos no asuman que hay enfermedades incurables y hay enfermos que no se van a tomar su medicación, seguiremos en peligro. Los violadores y los pederastas tampoco pueden controlar sus impulsos. Alguien tendrá que hacerlo por ellos.

No hay noticias, buenas noticias

Acabo de llegar a la conclusión de que lo mejor que puedo hacer hoy es doblar los calcetines; y no sé si cortarme las venas o dejármelas largas. ;) Lo peor es que también he descubierto que me gusta poner los calcetines por parejas, cosa que me coloca al nivel de un primate superior. Hay días en que no hay nada en absoluto en que ocupar el tiempo y la mente más que labores repetitivas y resulta bastante monótono. Te preguntas si tu labor vale la pena, especialmente si tienes tendencias depresivas, como yo. Pero entonces es cuando aparece este dicho: no hay noticias, buenas noticias. La rutina indica que todo va bien.

También es necesario ordenar los calcetines. Es de esas cuestiones que nunca inspirarán un tratado pero que son importantes a su manera. Como las labores de la casa en general. Si tú no las haces, alguien tendrá que hacerlas. No se puede dejar todo sucio porque se llena de bacterias. Si no lavas la ropa tiene mal aspecto y si no la guardas se te llena la casa de cosas por medio. Es una cuestión de higiene y también de comodidad. La labor del ama de casa es impagable. Por supuesto, puede hacerlo una asistenta pero entonces se lleva parte de tu sueldo. Quien desprecia esta clase de trabajo es que ha perdido el contacto con la realidad.

martes, 21 de abril de 2015

Dar la murga

Equivalente al dicho anterior, quiero utilizarlo para insistir en que no me encuentro bien. Por supuesto, prefiero naturalmente estar bien y encontrarme mal que lo contrario. Hay quien se encuentra estupendamente y está fatal. Yo en cambio, no tengo nada importante gracias a Dios pero raro es el día en que me encuentro bien. Ahora estoy con medio catarro medio alergia, sinusitis y migraña, lo cual hace que me tome las pastillas y me maree.

Ya sé que soy bastante cansina pero es frustrante eso de estar mal y ni siquiera poder decir: me pasa esto o lo otro, porque no sé lo que me pasa; si es del vértigo, del aparato digestivo, del circulatorio, del respiratorio o de qué. Pero mientras eso sea de lo peor que tenga que quejarme, la verdad es que me quejo de vicio. Sin embargo, es el único consuelo que me queda después de dos días sin poder hacer vida normal quién sabe por qué razón.

Dar la matraca

Es lo que hago yo con el blog. Ser un poco cansina, la verdad. Sobretodo cuando me da por darle vueltas a si estoy perdiendo el tiempo con este hobby y debería dejarlo. La verdad es que he probado a hacer cosas más útiles pero no me ha funcionado, así que supongo que estoy condenada a seguir dando la matraca. Es lo único que se me da bien. Podría repetir que prefiero un trabajo donde me paguen, que a otros les remuneran por mucho menos, pero para qué... Las cosas son como son. A mí me toca tener una fuente de inspiración inagotable que no me produce ningún beneficio. Es como quien tiene un arroyo sin peces.

Como me temo que estoy ya demasiado pesada con este tema, que aburro hasta a las ovejas, volveré a uno de mis temas talismán: la eutanasia. Es cierto que hay enfermedades muy duras y dolorosas que tienen un final anunciado y sin cura posible. Pero también la ciencia ha avanzado tanto que hoy en día en España prácticamente nadie sufre dolores gracias a los cuidados paliativos. Existen unos parches de morfina que hacen milagros. Siendo así, qué mal hace mantener a tus seres queridos un poco de tiempo más contigo para poder expresarles tu cariño y hacerles el trance más llevadero... Habría que preguntarse si la eutanasia beneficia realmente al paciente o a los familiares o a los médicos...

lunes, 20 de abril de 2015

Tocado y hundido

Es una expresión que viene del juego de los barcos. Tocado es cuando te han dado y hundido cuando se hunde el barco. Yo llevo mucho tiempo tocada por la depresión de vez en cuando también me hunde. Esta mañana por ejemplo, hay que ver lo que me ha costado vestirme y salir a la calle, total a comprar unas pastillas a la vuelta de la esquina. Me he tenido que sobornar a mí misma con un café, y eso que hacía un día estupendo, o tal vez precisamente por eso. Porque parece que la primavera me pone más melancólica. Parece que invita a salir acompañado y yo no tengo habitualmente con quien ir por las mañanas. Voy sola.

Cuando era jovencita es cuando peor lo pasaba, a pesar de que solía ir con mis padres y mi perro. Pero veía a otros jóvenes con amigos o con pareja y me preguntaba cuál era mi problema para que nadie quisiese ir conmigo. Aunque la verdad es que era yo la primera demasiado selectiva. Al menos tenía la suerte de poder salir de paseo,  siendo una suerte relativa porque además era muy alérgica y lo pasaba mal en los parques. Pero, lo tomas o lo dejas, era mi única manera de disfrutar un poco de la naturaleza en buena compañía.  Así que supongo que mi depresión ya se estaba gestando por entonces aunque yo no me diera cuenta todavía.




domingo, 19 de abril de 2015

Coca cola y la familia

El presidente de Coca cola en España Marcos de Quinto ya ha protagonizado algunas polémicas por su apoyo implícito al aborto. Ahora vuelve a la carga con una campaña a favor de las familias alternativas, yo diría desestructuradas. Presenta a una madre mayor de cincuenta años con un hijo pequeño, a una pareja de homosexuales y otros que dicen que el padre es la madre y viceversa (supongo que transexuales). En todos los casos al niño le han criticado en el colegio por esa causa, lo cual al menos refleja la realidad, aunque a los "padres" no parece importarles en absoluto esa circunstancia, siempre que ellos sean felices, a cualquier coste.

¿Y la felicidad del niño?. soy hijos generalmente logrados de forma artificial con un donante anónimo al que nunca conocerán. Son carne de psiquiatra. Son niños que vivirán su infancia con un handicap añadido que ellos no han buscado. Si ya es difícil salir adelante y madurar psíquicamente en las mejores condiciones posibles, mucho más aún si se vive en una familia no tradicional. Existir existen, porque la ciencia y la ley lo permiten, pero no creo que sea algo que haya que favorecer o fomentar. Ya están surgiendo voces en contra, de esos niños, una vez convertidos en adultos, por haber sido convertidos en cobayas humanas en favor de la ideología de género.

sábado, 18 de abril de 2015

El tiempo vuela

He salido a pasear por los parques donde llevaba a mis hijos cuando eran pequeños. Suena a tópico pero es cierto que el tiempo vuela sin darte cuenta. En su momento parecía que no pasaría nunca, que estaríamos toda la vida de parque en parque. Y allí siguen los lugares con otros niños, porque los míos ya tienen edad para ser padres (en otros lugares del mundo). Me da cierta nostalgia y melancolía volver a esos lugares sin mis niños, pero al mismo tiempo me alegro de pensar que hemos superado esa etapa, lo cual significa que están bien, que la vida sigue su curso natural. Espero algún día poder volver a visitar los parques con mis nietos, si Dios quiere.

El tiempo vuela y a veces me parece mentira pensar que ya no estoy en los treinta ni en los cuarenta, sino más cercana ya a los cincuenta. Por dentro, como suele pasar, me sigo sintiendo una veinteañera. Por eso creo que es importante recordar que sólo se vive una vez y el tiempo que se desperdicia no regresa. Tampoco se trata de ir a lo loco, como decia el otro día, pero sí intentar aprovechar las oportunidades y sobretodo pasar tiempo con tus seres queridos. Si pudiera volver atrás creo que hubiera estudiado más y me hubiera relacionado más con la gente. Como no se puede, al menos espero aprovechar bien el tiempo que me quede.

viernes, 17 de abril de 2015

Otro gallo nos cantaría

Se refiere a que si actuáramos de otra manera el resultado sería distinto. Por ejemplo, si yo hubiera estudiado más y no hubiera dejado de trabajar, otro gallo me cantaría. No sé si sería mejor o peor pero distinto. La vida te va llevando por distintos caminos y, aunque en teoría puedas elegir, en la práctica a veces te es imposible porque no te sientes capaz de hacer otra cosa. Yo no me vi con fuerzas para ir a la universidad, ni para dejar a mis hijos en casa y volver al trabajo. En ese momento no me pareció que hubiera opciones aceptables. Tal vez si hubiera encontrado un trabajo de media jornada o aprobado unas oposiciones...

La vida me ha llevado hasta aquí y no me puedo quejar. De hecho, me encantan los gallos y las gallinas, y los animalillos en general. Alrededor de mi casa nueva hay muchos corrales de ganaderos, especialmente vacas y ovejas. Ya os he dicho que a mí me encanta el contacto con la naturaleza. La verdad es que no me veo ya viviendo otra vez en Madrid capital, con todo el ruido, el tráfico, las prisas. Parece mentira que haya estado allí más de veinte años. Ahora cuando voy me siento una extraña, aunque me gusta mucho. Ahora soy más de pueblo que de ciudad. Está claro que otro gallo me ha cantado y lo prefiero.

jueves, 16 de abril de 2015

No dar una

Desigual es una marca de ropa española que tiene cierta gracia porque los diseños son alegres y atrevidos. No es algo que me pondría yo porque ya no tengo edad pero sí me lo habría puesto hace años. Sin embargo, tiene unas campañas de publicidad que parecen dirigidas a despertar lo peor de cada ser humano y especialmente de las mujeres. Por eso digo que no dan una. La última que he visto repite entre otras perlas que disfrutes de la vida, que hagas lo que te dé la gana y que no tienes que darle explicaciones a nadie. Literalmente: líate con quién quieras. Me pregunto si luego ellos costean el tratamiento médico y psicológico de esa filosofía que propugnan.

Hay quien piensa que una marca influyente, una empresa o incluso un artista tiene la obligación de dar a conocer sus ideas al público. No sé de dónde sacan eso. Un trabajador del ramo que sea lo que tiene que hacer es cumplir con su trabajo lo mejor que pueda o que sepa, no dar lecciones a nadie. Para opinar están los profesionales como periodistas, políticos o profesores y aún así muchas veces meten la pata. También opinamos en los blogs a título personal pero no pretendemos sentar cátedra. Que una marca de ropa propicie un estilo de vida irresponsable y hedonista, no sólo es algo fuera de lugar, sino que incluso puede perjudicarla más de lo que la beneficia.

miércoles, 15 de abril de 2015

Cornudo y apaleado

Como su nombre indica se dice de aquel al que aparte de poner los cuernos, encima le apalean. Figuradamente, una persona que, por ejemplo, hace todo el trabajo y además se lleva la bronca si algo sale mal. Es algo muy habitual en las oficinas. Siempre suele haber el pringao que carga con casi todas las tareas y luego otro se queda con el mérito. Cuando yo era secretaria, como era tan ingenua, me pasaba siempre eso. Que curraba más que nadie, otro se apuntaba el tanto y, encima, si algo fallaba era culpa mía. Me temo que es algo que va intrínseco en la manera de ser. Mil trabajos que hubiera tenido, seguro que me habría pasado lo mismo.

Es lo que tiene querer ser una buena persona y no ir por ahí echándose flores, como hacen otros; quejándose de que hay que ver cuánto trabajo y qué poquito me lo agradecen. También en las familias los hay que hacen las labores más ingratas y los hay que son alabados por todos. Al principio me fastidiaba mucho, pero me dí cuenta de que sólo conseguía disgustarme yo y no iba a cambiar la situación. No es que ya no me disguste, pero al menos quiero pensar que en alguna parte hay un balance que cuenta estas cosas en mi haber. Es el único consuelo que me queda. Eso y saber que hago algo por alguien que me importa.

martes, 14 de abril de 2015

Ir como loco

Se dice de aquel que conduce demasiado rápido o que en general actúa sin reflexionar. Es muy propio de la época en que vivimos. La gente parece tener mucha prisa por ir a cualquier parte, y yo me pregunto para qué. Eso que decían los rockeros de vivir rápido, morir joven y dejar un bonito cadáver. Aunque muchos han llegado a viejos a pesar de todo... Esto es completamente contrario a mi filosofía de vida. Veo a la gente andando deprisa por la calle siempre con el móvil en la mano y me parecen ciborgs.  Me pregunto si se dan cuenta de la imagen tan penosa que dan, a parte de ponerse en peligro porque no miran en los pasos de cebra.

Yo soy más partidaria de madrugar y acostarme con las gallinas, cuando anochece. Me va el ritmo natural de la vida.  Por eso a veces pienso que nací en el momento y el lugar equivocado.  Cuando escucho que el futuro es de la tecnología y que tendremos que implantarnos un chip bajo la piel para estar siempre conectados, me dan ganas de hacerme mormona. Conmigo que no cuenten para eso. Yo no quiero estar siempre localizada. Eso me recuerda a la novela 1984 de Orwell con el gran hermano vigilándote noche y día. Me gusta salir de paseo y que nadie sepa dónde estoy ni qué estoy haciendo. No por nada, sino porque a nadie le interesa.

lunes, 13 de abril de 2015

Me duele la cabeza.

Hablando de achaques que me decían en un comentario, hoy toca un post rollo donde explico mis dolencias. Resulta que hace años me empezaron a doler los senos nasales y fui al otorrino. Tenía sinusitis, tomé un antibiótico y se me pasó. Pero me sigue doliendo la nariz y de ahí me sube a la cabeza. Así que fui al neurólogo y me dijo que tenía cefalea en cascada y me dió una pastilla que me la cura, pero es muy cara y no se debe tomar a menudo. Como también tengo contracturas en el cuello suelo ir a fisioterapia y me dice el masajista que el dolor de cabeza puede ser por falta de riego en las arterias cerebrales. Para eso sirve también la pastilla.

Pero llegó un momento en que me dolía la cabeza todos los días y no podía seguir así. Pensando en la influencia de las hormonas fui al ginecólogo y me recetó la píldora anticonceptiva. Ahora he mejorado bastante. Sólo me duele la cabeza dos o tres veces por semana. Pero entonces llegó la primavera y la alergia. La rinitis no ayuda tampoco con esto. Así que estoy tomando naproxeno para la inflamación, reactine para la alergia, la píldora naturalmente y de vez en cuando Maxalt, que es mi pastilla milagrosa. El problema es que además tengo el hígado graso y quistes benignos, aparte de colon irritable, y ya no sé si es peor el remedio o la enfermedad.

Rizar el rizo

Significa complicar algo que ya de por sí es complicado. Ir más allá. El otro día una señora provida me llamó la atención en el twitter por mezclar mi logo contra el aborto con otros temas mucho más mundanos. De hecho estaba comentando GH. Intenté explicarle que sólo lo hacía con la intención de atraer gente a mis propias páginas. Ya sé que eso es rizar el rizo. Meterse en polémicas gratuitas con el fin de introducir un tema completamente distinto es algo realmente enrevesado, pero el caso es que funciona. Eso nos lo explicaron en una charla con un periodista famoso. Que no hay que esperar a que la gente venga a ti. Hay que salir a buscarlos donde estén.

A mí no me hace ninguna gracia meterme en según que temas, aunque siempre intento aportar un punto de vista razonable. Pero sé que uno de cada diez tal vez acaba recalando en uno de mis blogs y ésa es la idea. Que me lean, que conozcan otras realidades, que se replanteen si la idea que tienen sobre el aborto es acertada. Realmente esto es un poco ensuciarse, enfangarse, pero es por una buena causa. Al principio me metía también en discusiones, pero ahora ya no me merece la pena. Prefiero buscar gente razonable, que la hay, con quien se pueda dialogar. Puede que no sea el camino más fácil, pero es el que llega a la meta.

domingo, 12 de abril de 2015

Kingsmen, la película

Esta película de acción recuerda a las de James Bond por el argumento disparatado y el toque de humor. Trata sobre un grupo de espías de élite que intenta evitar una conspiración mundial. Me ha gustado mucho, tiene frescura, acción y es muy amena. Sin embargo, hay algo que no me convence. Existe una secta en la película que predica consignas racistas y xenófobas, al mismo tiempo que se oponen al aborto y la promoción de la homosexualidad. No creo que haga falta ser tan extremista para defender la vida de los niños no nacidos y el derecho a tener un padre y una madre. Me parece una visión muy maniquea del asunto.

Por lo demás, resulta que el villano, interpretado magistralmente, lo que desea es reducir la población mundial para evitar el cambio climático. Siendo así, el aborto y la homosexualidad serían dos de sus medios preferidos para ese fin. De manera que no tiene sentido lo que sucede a continuación. No quiero destripar la película, que vale la pena. Eso sí, decir que no es muy apta para niños porque algunas escenas son innecesariamente gore. Y al final del todo ocurre algo de tipo sexual que no aporta nada a la película y me parece bastante inadecuado. Pero la verdad es que se pasa un buen rato y es una película entretenida.

sábado, 11 de abril de 2015

no decir oste ni moste

Se refiere a no decir nada. Es lo que suelo hacer yo habitualmente cuando me encuentro en situaciones desagradables. Hombre, si hay un claro perjudicado entonces no me callo, pero si no se sabe si es peor el remedio o la enfermedad, prefiero quedarme callada. Claro está que eso me va minando por dentro y a veces pienso que está en el origen de todas mis dolencias físicas y psicológicas. Afortunadamente tengo esta página para soltar algunos pensamientos, pero hay cosas demasiado personales que no creo que deba contar tampoco aquí. De manera que tengo problemas enquistados por no decir oste ni moste.

La cuestión es que realmente da igual lo que digas o lo que hagas si cuando vamos a mirar se nos ha pasado la vida. Las personas con las que tuvimos cuitas ya han muerto o son completamente distintas, o son iguales pero ya no van a cambiar tampoco. Al fin y al cabo, como digo siempre, si de nosotros no van a quedar con suerte más que un par de fotografías. Tanto afán por conocer gente, por acumular cosas, para qué, para ser el más popular del cementerio. Como dice la Biblia: de qué te sirve ganar el mundo si pierdes tu alma. Y aún respecto de eso tampoco las tengo todas conmigo... Así que mejor seguir callando y no complicar más las cosas.

viernes, 10 de abril de 2015

Dar de comer aparte

Desde luego hay personas a las que es mejor mantener a distancia. A eso se refiere dar de comer aparte. Acabo de ver una película que se llama Les doy un año, que trata sobre una pareja que se casan sin apenas conocerse y resultan ser totalmente incompatibles. Sin embargo, luego encuentran a otras personas con las que encajan mejor. Sin embargo, eso no quita para que sean gente realmente extraña y poco recomendable, especialmente el marido y su familia. Toda la película es, como diría mi hija, una pasada. Son el ejemplo de lo contrario de lo que yo llevo intentando y predicando toda mi vida con mi marido y mis hijos.

Sin embargo, la verdad es que no puedo hablar muy alto, porque en mi propia familia de origen yo soy un bicho raro. Quiero decir que no comparten en absoluto mis ideales ni mi forma de ser. Es más, le dan un valor enorme a las riquezas y las apariencias, incluso cuando no pueden permitírselo. A veces pienso que debo ser adoptada. Mis primos también son así y los tíos a los que llegué a conocer, de manera que está claro que soy yo la que mutó los genes. Tal vez por eso nunca han llegado a entenderme y me temo que ya es tarde para lamentarlo. Supongo que son cosas que pasan en todas las familias. Siempre tiene que haber un perro verde.

jueves, 9 de abril de 2015

Durar lo que el agua en una cesta

Se dice de aquello que no puede funcionar por naturaleza, igual que el agua no se puede retener en una cesta. Esto ocurre ahora con la mayoría de los matrimonios en España. Por eso he escrito un libro al respecto dando mis recetas personales para que la pareja funcione. No tengo grandes esperanzas al respecto porque ya sé que el éxito no es lo mío, pero es una pena porque pienso realmente que podría ayudar a mucha gente. Porque no hay mejor aprendizaje que el que se adquiere después de veinticinco años de matrimonio. Las teorías están muy bien pero las cosas se demuestran en la práctica. Lo escribí con esa idea de intentar explicar el tema.

El enlace para comprar el libro en e-book o en papel está en el lateral. Es una autopublicación de Bubok.es. Tengo otros diez libros ya, aunque sólo he vendido once en total. Bueno, como se dice también: la intención es lo que cuenta. Creo que los matrimonios duran tan poco en España porque la gente se casa sin conocerse bien, porque tienen unas expectativas desmesuradas y sobretodo porque no tienen voluntad real de que funcione. Es una verdadera lástima porque puedo asegurar que no hay nada más bonito ni más satisfactorio que un matrimonio para toda la vida, como el que tuvieron mis padres y tantos más de la misma época.

miércoles, 8 de abril de 2015

Estar con el agua al cuello

Es lo habitual en mí. Significa tener el dinero muy justo, o también puede ser meterse en problemas. En mi caso, desde que me casé y dejé de trabajar allá por los años ochenta no recuerdo prácticamente un año en que no hayamos estado mal de dinero. Primero porque sólo trabajaba mi marido y estaba empezando. Luego por la compra del coche y la hipoteca. Eso fue tremendo. Apenas llegábamos a día cinco del mes. Por entonces nos llegó una herencia que nos ayudó a tener un pequeño respiro. Luego metimos a nuestros hijos en un colegio privado porque el público nos había ido muy mal. Aquello ya fue el desastre total.

Afortunadamente, Dios aprieta pero no ahoga, nos pusieron al fin un colegio concertado religioso y cambiamos a las niñas. Luego acabamos de pagar el piso. Llegaron las universidades pero tenemos descuento de familia numerosa. Cuando al fin respirábamos tranquilos llegó la herencia de mi padre y no se nos ocurrió otra cosa que comprar otra casa y meternos en otra hipoteca. Somos un poco masocas. Pero bueno, como dice el chiste: hay otra vida más barata pero no interesa. Así que ya me he resignado a pasar la vida con el agua al cuello. Hay cosas mucho peores. Lo más importante es tener salud y amor.

martes, 7 de abril de 2015

Me rindo

Ya he publicado hoy pero tenía ganas de hablar en directo. He perdido una pequeña batalla contra mí misma porque tenía que ir a la gimnasia esta mañana y lo he dejado pasar. Después de varias horas buscando excusas plausibles, he decidido que mejor voy el jueves acompañada, aunque la verdad es que no estoy segura de ir tampoco entonces. Mi guerra privada contra la apatía ha tenido otro pequeño fracaso pero cada día es bueno para volver a intentarlo. Me siento culpable porque pago bastante dinero al mes por el taichi para ir la mitad de las veces, pero al final he decidido ser más indulgente conmigo misma y conformarme con esto.

Sobre mi post siguiente, se me ocurre más que decir. Quiero recalcar la importancia que tiene para mí vivir la vida acompañado, por alguien que te conozca bien y comprenda tus debilidades, como ésta mía de la pereza. Como dice hoy Silvia Parque. Creo que es muy triste tener que luchar solo. Por eso siempre les insisto a mis hijos en que quiero verlos casados y con hijos, a ser posible. Para mí la pareja y la familia es lo más valioso que existe.  Luego si además se tiene una vocación y se puede trabajar de ello, entonces es perfecto. Pero yo no sé que haría sin mi pareja en días como hoy en que parece que todo va cuesta arriba y me falla la fuerza de voluntad.


Cada oveja con su pareja

Es una frase que me gusta mucho, porque además me gustan las ovejas y los animales en general. Yo soy muy bichera, incluso de insectos y reptiles. Mi marido y yo también se puede decir que somos más de campo que las vacas, a pesar de haber nacido en la ciudad. Por eso en la casa del campo lo pasamos en grande. Sobre el dicho, se refiere a que cada cual debe juntarse con las personas con las que es más afín, especialmente a la hora de emparejarse. Es algo importante, porque muchos problemas de las parejas vienen del hecho de estar siempre en grupos rodeados de amigos y con los familiares y no pasar tiempo a solas, porque no tienen casi nada en común.

Hay otro refrán que dice: cada uno en su casa y Dios en la de todos. Últimamente ha salido un anuncio de una web de citas, cosa que a mi en principio no me atrae, pero que está muy bien porque dice algo así como que los defectos que tú te ves le pueden gustar a otro. Es cierto y es bueno que sea así porque si no el mundo estaría lleno de gente desparejada. A veces ves por la calle personas con problemas físicos muy evidentes, como la obesidad, que sin embargo han encontrado alguien que les acepta tal como son y eso es realmente bonito. Es de las cosas que hacen que conserve la fe en la humanidad. Que el amor es ciego.

lunes, 6 de abril de 2015

Morir de éxito

Eso no me va a pasar a mí y reconozco que ando un poco obsesionada con el tema últimamente. Morir de éxito se refiere a la gente que se le sube la fama a la cabeza y acaban desgraciando su vida. Como ya sabéis, yo llevo años esperando que alguien me ofrezca una colaboración remunerada en algún medio digital, pero me temo que no veré ese día. Ya sé que es una cabezonería, la verdad, porque estoy bien así escribiendo sin compromisos previos ni posteriores; pero siempre me pregunto si vale la pena dedicarle tanto tiempo y esfuerzo a algo que no frutos visibles. Vamos, que soy un poco monotemática, qué le voy a hacer.

La gente que tiene un éxito inmediato e inesperado a menudo sucede que no sabe administrarlo y por eso luego le van mal las cosas. Es una lástima. Supongo que carecen de personas que les asesoren y les ayuden a llevar mejor el tema. Con lo que cuesta triunfar en cualquier parcela de la vida, la verdad es que es un desperdicio perder esa oportunidad por falta de visión de futuro. Pero como ya digo, ése no creo que sea precisamente mi problema. Me conformaré como suelo decir con ver a mis hijos con una profesión y una familia. A estas alturas de la vida, para mí eso ya es éxito suficiente. No creo que pueda ni deba aspirar a más.

sábado, 4 de abril de 2015

Lo que los periódicos no dicen sobre los estudiantes keniatas asesinados

Que eran cristianos. De hecho, los terroristas separaron a los estudiantes por confesiones y dejaron marchar a los musulmanes. Sólo asesinaron a los cristianos.
¿Por qué ni las televisiones ni los periódicos quieren informar sobre esta cuestión fundamental?. Igual que tampoco dijeron que las niñas secuestradas por Boko Haram también eran cristianas. Tal vez porque no interesa hacer ver que el cristianismo es la víctima principal del terrorismo islámico. Porque la sociedad secular y laica de los países occidentales les da motivos para la venganza pero luego los que pagan son los más inocentes.

Y tal vez a muchos les interesa que siga siendo así, que sigan asesinando cristianos en sus países de origen y se mantengan alejados de nosotros. Por eso ningún organismo internacional se ha movilizado en su defensa. Ni oiréis a Ammnistía internacional levantar la voz. Ni los artistas de siempre de uno y otro lado del charco van a dar discursos en su favor. Porque en el fondo algunos hasta se estarán alegrando de quitarse unos miles de cristianos de enmedio. Ya se sabe que aquellos que defienden la justicia y la paz siempre estorban en el país donde se encuentren. Esto es una vergüenza a nivel mundial.

Lo que me faltaba por ver

Es lo que se dice cuando ya has llegado al límite de ver cosas que no te gustan. Por ejemplo, a mí lo que me faltaba era ver embriones humanos de tres padres, como han creado en Gran Bretaña. Hay veces en que llegas a un punto en que pierdes ya la fe en la humanidad. Los hijos a la carta son el colmo de la degradación humana. Pero el otro día nos decían en misa que los momentos difíciles cuando crees que ya no puedes soportar más, son precisamente las mejores ocasiones para ponerte en contacto con Dios y conocerte mejor a ti mismo. Esas pruebas que nos llevan al límite nos hacen valorar más lo que tenemos y lo que somos.

Una persona que siempre ha tenido una vida fácil es más complicado que pueda llegar a comprender y compadecer a personas en otras circunstancias. Como quien nunca se hubiera constipado no podría valorar lo que es un catarro. Por eso creo yo que a veces fallan los matrimonios precisamente porque no han pasado por dificultades. Cuando no existen problemas ni conflictos cuesta más distinguir la felicidad, porque te acostumbras a ella sin más. Los momentos de sufrimiento y preocupación son pruebas que fortalecen a la pareja si son capaces de superarlos juntos. También son momentos para encontrar a Dios. Por eso no se debe rehuir las dificultades.

viernes, 3 de abril de 2015

Dejar pasar carros y carretas

A pesar de ser católica practicante soy muy crítica con la Iglesia últimamente. Y no por los consabidos temas de la inqusición y las cruzadas. En total el santo tribunal apenas acabó con la vida de unos cientos de personas y sólo en los años treinta fueron asesinados en España más de ocho mil religiosos. Digamos que todo es relativo. Lo que me molesta precisamente es esa obsesión por estar siempre haciendo el "mea culpa" como si los errores de la iglesia no fueran compensados con creces por la inmensa labor social que lleva más de viente siglos practicando en todo el mundo. Me parece un menosprecio para los miles de religiosos intachables.

El nuevo Papa, como buen argentino, tiende a hablar demasiado sin meditar sus palabras. Yo creo que deberíamos estar orgullosos de pertenecer a la Iglesia Católica y no acomplejados. Más ahora que además los cristianos son perseguidos y vilipendiados en todo el mundo. Sólo falta que el Papa les ayude a criticar.  Cuando dice cosas como: algunas de las mejores personas de la historia no creían en Dios, mientras que muchos de los peores actos se hicieron en su nombre, está tirando piedras contra su tejado, y por añadidura contra todos los que nos dejamos la voz y la tinta defendiéndole.  Una cosa es querer caer bien y otra dejar pasar carros y carretas, o dar un mensaje confuso.


miércoles, 1 de abril de 2015

Los que oyen campanas y no saben dónde

Eso pasa mucho en España con la religión. Hay gente que conoce algunos textos de la Biblia como lo de Adán y Eva o Noé y poco más. Así que piensan que es un cuento para niños porque no saben que se trata de relatos alegóricos. Son textos escritos de forma sencilla para personas de hace más de cuatro mil años que no tenían ninguna cultura. Además pertenecen al Antiguo Testamento, el texto de los judíos, mientras que los cristianos seguimos más el Nuevo Testamento, la vida de Jesús. De manera que muchos tienen una idea del cristianismo que se semeja más al judaísmo y se queda en lo más llamativo sin profundizar en nada.

De este modo es natural que no tengan mayor interés en informarse sobre el tema. Si leyeran los Evangelios encontrarían hechos y declaraciones de Jesucristo que, aún hoy en pleno siglo XXI, siguen totalmente vigentes. Pero mejor que leerlo uno mismo es ir a misa para que un sacerdote te ayude a interpretarlos. Si la iglesia más cercana no les gusta, siempre pueden buscar otra. Oír campanas y no saber dónde significa saber algo sobre un tema pero no lo suficiente para poder tener una opinión formada. Eso no quita para que muchos opinen sin saber. La próxima vez que oigan campanas les aconsejo que entren en la iglesia.