Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

viernes, 17 de abril de 2015

Otro gallo nos cantaría

Se refiere a que si actuáramos de otra manera el resultado sería distinto. Por ejemplo, si yo hubiera estudiado más y no hubiera dejado de trabajar, otro gallo me cantaría. No sé si sería mejor o peor pero distinto. La vida te va llevando por distintos caminos y, aunque en teoría puedas elegir, en la práctica a veces te es imposible porque no te sientes capaz de hacer otra cosa. Yo no me vi con fuerzas para ir a la universidad, ni para dejar a mis hijos en casa y volver al trabajo. En ese momento no me pareció que hubiera opciones aceptables. Tal vez si hubiera encontrado un trabajo de media jornada o aprobado unas oposiciones...

La vida me ha llevado hasta aquí y no me puedo quejar. De hecho, me encantan los gallos y las gallinas, y los animalillos en general. Alrededor de mi casa nueva hay muchos corrales de ganaderos, especialmente vacas y ovejas. Ya os he dicho que a mí me encanta el contacto con la naturaleza. La verdad es que no me veo ya viviendo otra vez en Madrid capital, con todo el ruido, el tráfico, las prisas. Parece mentira que haya estado allí más de veinte años. Ahora cuando voy me siento una extraña, aunque me gusta mucho. Ahora soy más de pueblo que de ciudad. Está claro que otro gallo me ha cantado y lo prefiero.

6 comentarios:

  1. ¡¡Ah!! Pues ya puedes empezar a hacer magdalenas y rosquillitas, y bizcochos, y mantequilla... jejeje

    ResponderEliminar
  2. Yo me tuve que mudar a la capital por circunstancias pero espero poder volver a un pueblito bueno cuando tenga oportunidad. Madrid está bien para hacer planes y cosas así pero vivir aquí es muy estresante. Un besote!!!

    ResponderEliminar
  3. Sí. Vamos haciendo camino, y hay un momento en el que tomamos rumbo para un lado, que nos lleva a un lugar, y eso necesariamente nos quita de otro rumbo, que nos habría llevado a otro lado.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.