Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

martes, 31 de julio de 2012

Moral universal

Las ideas de la iglesia

ESCRIBÍA Chesterton que el catolicismo es "la única religión que libera al hombre de la degradante esclavitud de ser un hijo de nuestro tiempo". Quienes acusan a la Iglesia de no acomodarse a los tiempos no entienden que ser católico consiste, precisamente, en oponerse a la mentalidad dominante, en conquistar un ámbito de fortaleza y libertad interior que, impulsado por la fe, permita nadar a contracorriente. Se repite machaconamente que la Iglesia es una enemiga de las ideas nuevas; machaconamente se la tilda de "carca", "casposa" y otras lindezas limítrofes. Un análisis serio de la Historia nos enseña, sin embargo, que los católicos se han caracterizado siempre por brindar ideas nuevas; y que, por sostener tales ideas, han padecido incomprensiones sin cuento. Cuando San Pablo, y con él las primeras comunidades de cristianos, se oponían a la esclavitud no estaban, precisamente, "acomodándose a los tiempos". Chesterton destaca que los católicos siempre han vindicado ideas nuevas "cuando eran realmente nuevas, demasiado nuevas para hallar apoyos entre las gentes de su época". Así, por ejemplo, el jesuita Francisco Suárez elaboró una lucida teoría sobre la democracia doscientos años antes de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos y de la Revolución Francesa; pero, desgraciadamente, aquella teoría fue formulada con dos siglos de adelanto, en una época en que los monarcas fundaban su tiranía sobre un inexistente Derecho Divino.

Los ejemplos podrían multiplicarse hasta el infinito. Cuando, en nuestros días, se caricaturiza a la Iglesia como una enemiga de las ideas nuevas se quiere decir, en realidad, que es -cito de nuevo al autor de El hombre que fue jueves- "enemiga de muchas modas influyentes y gregariamente aceptadas, muchas de las cuales se pretenden novedosas, aunque en su mayoría estén empezando a ser un pequeño fósil. La Iglesia se opone con frecuencia a las modas perecederas de este mundo; y lo hace basándose en una experiencia suficiente para saber cuán rápidamente perecen . Nueve de cada diez de las llamadas "nuevas ideas" no son sino viejos errores. La Iglesia Católica cuenta entre sus obligaciones principales con la de prevenir a la gente de incurrir otra vez en esos viejos errores No existe ningún otro caso de continuidad de la inteligencia parangonable al de la Iglesia, pues su labor ha consistido en "pensar sobre el pensamiento" durante dos mil años. De ahí que su experiencia cubra casi todas las experiencias; y, en especial, casi todos los errores".

Las palabras de Chesterton resuenan hoy con una renovada clarividencia. El error principal de nuestra época se resume en una forma deshumanizada de hedonismo que niega la intrínseca dignidad de la vida; así, se han fomentado prácticas aberrantes, como el aborto, que hoy son cobardemente aceptadas, pero que dentro de doscientos años provocarán el horror y la vergüenza de las generaciones venideras. La idea de defensa de la vida, que los apacentadores del rebaño tachan de vieja, es rabiosamente nueva; vindicarla es un modo -incómodo, por supuesto, pero por ello más excitante- de nadar a contracorriente. Naturalmente, los apacentadores del rebaño procurarán siempre soslayar el debate de las ideas, sustituyéndolo por un ofrecimiento indiscriminado de "modas influyentes" y perecederas. Frente a polémicas profilácticas con fecha de caducidad que no alcanzan el rango de verdaderas ideas, la Iglesia propone una visión humanista del sexo, encauzado por la responsabilidad y no reducido a un mero ejercicio lúdico, trivial y, a la postre, autista. Defender esta idea nueva condena a la soledad y el ostracismo; es el precio -y el premio- que acarrea liberarse de la "degradante esclavitud de ser hijos de nuestro tiempo".   
Juan Manuel de Prada
http://www.conoze.com/doc.php?doc=2431
  •  

lunes, 30 de julio de 2012

Sobre religiones y sectas

Es curioso realmente que hay que explicar un tema tan obvio pero hay quien no distingue entre una cosa y otra porque sencillamente no tiene ningún tipo de educación religiosa. Sin embargo, la historia de las religiones debería ser asignatura obligatoria en los colegios, porque sin ellas no se entiende la evolución de la humanidad, especialmente en occidente. Se podría decir que toda religión empieza siendo una secta, por el número reducido de adeptos que siguen una enseñanza espiritual. Sin embargo, con el tiempo, si el culto permanece y se universaliza, ya es una religión. Las tres religiones que comparten el Antiguo Testamento son el judaísmo (4000 años), el cristianismo (2012) y el islamismo (unos 1000 años).

Esto en un sentido teórico. En el sentido práctico, las sectas practican el proselitismo; es decir, que buscan convencer a más gente por métodos poco limpios, como visitando casas o vendiendo libros. Las sectas más peligrosas practican el lavado de cerebro, mediante técnicas bien conocidas por los psicólogos, como aislar al individuo de la sociedad y especialmente de su familia, hacerle dudar de todo y convencerle de que sólo ellos pueden ayudarle. Además, las sectas se adueñan de la vida de sus fieles hasta el punto de no dejarles trabajar, quedarse con su dinero y no permitirles abandonarlas. Hoy en día las más conocidas son los Testigos de Jehová y la Iglesia de la Cienciología.

Sin embargo, una religión no tiene por qué interferir en la vida diaria de la persona si ella no lo desea. Aunque afecte de un modo profundo a su comportamiento, no afecta a su modo de relacionarse con la sociedad, que viene a ser similar al de cualquier agnóstico. Además las sectas practican el culto a la personalidad de su lider, que pasa a ser mucho más importante que las propias enseñanzas. Existen sectas cristianas, como también existen distintas variedades de cristianismo: luteranos, anglicanos, calvinistas, ortodoxos. Y no tienen ninguna relación formal con la Iglesia católica. Sin embargo la mayoría de las religiones más extendidas comparten un sistema de valores similar, cercano a la moral universal.

sábado, 28 de julio de 2012

Juegos olímpicos y nuevas tecnologías

La ceremonia de inauguración de los juegos olímpicos de Londres consistió en un repaso de las aportaciones del Reino Unidos a la ciencia, la literatura y el progreso; con una mención especial a la Seguridad Social de allí, que no debe ser tan buena, ya que los turistas británicos vienen a operarse a España... Pero, en fin, cada uno presume de lo que quiere. El caso es que a partir de eso la ceremonia se conviertió en una fiesta, un homenaje a la televisión, el cine y muy especialmente a la música moderna. Estuvo bien, pero me hizo pensar, si los últimos cien años de historia no tienen más que ofrecer que la industria del entretenimiento es que algo estamos haciendo muy mal. Finalmente, se centró en la tecnología de los móviles, redes sociales y demás. Ahí sí que me quedé preocupada: si la gran aportación de la humanidad a este siglo es el facebook, estamos perdidos.

Al final va a resultar que vamos camino del Apocalipsis. Así que, las grandes mentes de nuestra era no están investigando sobre nuevos combustibles, aviones supersónicos o industrias punteras. No, están diseñando aplicaciones para el e-phone y similares. Los ingenieros de la actualidad dedican su tiempo a actualizar el twitter. Las industrias farmacéuticas no buscan solución para enfermedades endémicas o raras. No, investigan fármacos para adelgazar y cremas para tener la piel tersa como un bebé; que dan más dinero. Ni siquiera los organismos internacionales se preocupan como antes por los conflictos y las hambrunas. Ahora se centran en promover la ideología de género y el aborto. Estos son los grandes avances del siglo XXI. Dios nos coja confesados.

viernes, 27 de julio de 2012

Libertad y respeto

El problema no soy yo. Que me llamen prepotente por dar mi opinión y débil por sufrir por mis problemas, entra dentro del trato. Si no quisiera tener esa clase de comentarios me bastaría con eliminar la opción de permitir comentar A cualquiera, y entonces sólo podrían opinar los que tienen blog propio que son la mayoría. Pero el caso es que yo quiero dar opción también a la gente que me lee sin blog, y por eso me pasan estas cosas. Pero el problema no es ése, insisto. La cuestión es que en nuestra sociedad no se acepta que haya gente que no va con pensamiento mayoritario, o al menos con el que hace más ruido, que tampoco es seguro que sea mayoritario.

Somos muchos los que estamos en contra del aborto y al eutanasia en general, somos muchos los que opinamos que los homosexuales no deben adoptar, que la discriminación positiva es eso: discriminación. Estamos de acuerdo en que el maltrato es terrible pero también hay muchas denuncias falsas. Bastantes pensamos que ser ejecutiva de responsabilidad es incompatible con ser madre. Muchos estamos absolutamente en contra de las drogas blandas y el botellón. Pensamos que la educación de nuestros jóvenes  en general se merece un Muy deficiente de antes. Muchos estamos a favor del capitalismo y pensamos que la crisis es culpa de todos. La mayoría diría yo que no justificamos el terrorismo en ningún caso.

Muchos pensamos también que los preservativos no son la única solución contra el Sida. De hecho un porcentaje importante de los enfermos se contagiaron usando preservativo, pero eso es algo que no interesa que sepa. Hay muchos intereses comerciales por medio. La mayoría de los españoles seguro pensamos que la Iglesia tiene derecho a defender su doctrina, y al que no le interese, que no escuche. Muchos pensamos que el marxismo está renaciendo en el mundo con toda su ideología asociada contra la vida, la familia y la libertad. Muchos creemos que el respeto tiene que ser mutuo y si no no es respeto. Porque si sólo algunos tienen derecho a opinar sin que les ataquen, entonces la democracia ha muerto.

Ser o no ser

Como saben los que siguen este blog, he estado varios meses contestando a los anónimos con sus mismas armas y finalmente me he decidido a dejarlo pasar porque, la verdad, no me gusta ponerme a ese nivel. Así que ahora tengo algunos que me llaman orgullosa y prepotente. Porque parece ser que uno es libre para tener sus ideas al margen del resto, siempre que te quedes callado o al menos las defiendas con un perfil de baja intensidad. Es decir, que yo debería disculparme todo el tiempo por quien pueda leerme y no esté de acuerdo y asegurar una y otra vez que sólo se trata de mi opinión y no es inamovible. Pero el caso es que yo tengo tres o cuatro ideas no negociables.

En cuanto se refiere a la defensa de la vida en general soy absolutamente categórica y no puedo decir otra cosa. Cuando hablo de la fiesta de los toros lo llamo tortura y cuando hablo del aborto asesinato. Si eso me convierte en una intolerante, qué le vamos a hacer. Luego resulta que si estoy en horas bajas y cuento mi tristeza o mi preocupación, entonces llega alguno y me dice que soy una pusilánime y una débil. Vale tambien. De modo que soy prepotente y pusilánime, orgullosa y débil al mismo tiempo. Me parece que me van a estudiar en los libros de psiquiatría. O tal vez sólo resulte que soy una persona normal, con mis gustos y mis fobias, mis contradicciones y mis dudas.

jueves, 26 de julio de 2012

Donde lo que no se quiere se mata

Esta canción de Shakira me persigue desde ayer.

En pleno verano

No sé por qué este año me está costando mucho hacerme a la estación en que vivimos. Puede que se deba a que el fin de curso resultó muy ajetreado o a que no ha hecho demasiado calor todavía unos días seguidos. Tal vez sea que realmente todo el curso se me pasó muy rápido. Tenía unos análisis para hacerme en enero y, cuando fui a darme cuenta, era junio y no me los había hecho. Ahora estoy intentando ponerme al día con los médicos, pero me temo que en agosto se marcharán y volveré a dejarlo todo a medias. Con esta memoria mía, debería tomar hierro a diario y apenas lo tomo dos días de cada cinco... Por más que me dejo todo a mano sigo sin acabar los tratamientos.

Y es que ya tengo unos cuantos achaques - cosa que le dará una alegría a algunos -. La espalda dolorida, el colon irritable, mi anemia crónica, la insuficiencia circulatoria... En fin, que como digo yo, para la edad que tengo estoy hecha una pena; pero hay cosas mucho peores y no debo quejarme. Lo que ocurre es que en verano parece que florecen todas las dolencias y, cuando no es una cosa es otra, la verdad es que paso mucho tiempo sin poder hacer vida normal. Menos mal que tengo el pasatiempo de la escritura, aunque ya me repito más que el pepino.:), pero bueno, como entra gente distinta tampoco se nota tanto. Os deseo a todos un buen verano. No estaré la semana que viene, pero dejaré post programados.

miércoles, 25 de julio de 2012

Gallardón y el aborto

La verdad es que me da una pereza terrible meterme en este tema ahora, pero el caso es que está ahí. Las declaraciones de Gallardón sobre la posibilidad de eliminar el aborto eugenésico me parecen absurdas. No porque yo no esté en contra de todo tipo de aborto, sino porque no es esa la prioridad en este momento. La verdad es que considero que es más bien un afán de protagonismo por su parte sin ninguna base real, ya que no existe todavía proyecto de gobierno sobre ese tema. Haciendo un poco de historia, ha habido dos leyes acerca del aborto en España. En la primera, en tiempos de González se aprobaron tres supuestos: por malformación grave, por violación o por problemas de salud de la madre.

Lo malo fue que, al no existir control alguno al respecto, esta ley se convirtió en un coladero, donde una simple evaluación psicológica de la mujer bastaba para justificar el aborto. Entonces llegó Zapatero con su ley de plazos, según la cual se puede abortar libremente hasta la semana catorce y siempre en los tres supuestos. Los defensores de la vida opinamos de forma mayoritaria que habría que empezar por eliminar la segunda ley. Sobre eso existe más posibilidad de consenso en la sociedad. Sin embargo, la primera ley debería endurecerse, de modo que por ejemplo no se incluya el síndrome de down entre los problemas graves, ni se acepten causas psicológicas. En su lugar, debería haber más ayudas para las madres solteras.

Sobretodo lo que hace falta es más información verídica. Mi marido entró en un debate por internet y una persona le dijo lo siguiente: que el feto es mucho más de la madre genéticamente que del padre. Y que los fetos de gallina son iguales que los de un ser humano a las pocas semanas. Qué barbaridad. Parece que la gente no ha estudiado la educación básica o si no no se entiende tanta incultura. Basta coger un libro de sexto de primaria para saber que un feto, desde el primer segundo de la fecundación tiene un material genético que pertenece en un cincuenta por ciento al padre y un cincuenta por ciento a la madre. Y por supuesto un feto de gallina se puede parecer ligeramente, pero tiene genes de gallina.

Es como si decimos que un cachorro de perro o de gato es lo mismo porque al nacer se parecen mucho. En fin, que ante una desinformación de tal calibre ahora entiendo por qué cuesta tanto hacer entender a la gente que el aborto es un asesinato. Porque llámese embrión, feto o bebé, sigue siendo exactamente lo mismo, con más o menos células: un ser humano, que sólo con que se le deje en paz, crecerá, nacerá y llegará a ser un hombre o mujer como cualquiera de nosotros. Que tal vez el día de mañana no se hable con sus padres o viva en el otro extremo del mundo. Es decir, una persona independiente con todos sus derechos por el simple hecho de llevar más tiempo existiendo. ¿Cómo puede alguien decir que el aborto es justo?.

Por cierto, como este tema me afecta mucho no pienso admitir ningún comentario que me diga barbaridades como que el embrión es parte de la mujer, como un grano. Ya me sé todos esos argumentos.

martes, 24 de julio de 2012

Los sueños y la realidad

Cuando empecé a escribir en internet yo tenía cuarenta años y tres hijos de catorce, doce y nueve años respectivamente. Por entonces, estaba muy convencida de que mi dedicación personal a tiempo completo a mis hijos sólo podía traer consecuencias positivas. Había tenido buen cuidado de darle a cada uno una atención personalizada,  muestras continuas de cariño y al mismo tiempo mantener un mínimo de principios firmes en su educación. Así que esperaba conseguir una gran cosecha de hijos agradecidos, cariñosos, trabajadores y educados. Se puede decir que conseguí un 66% de éxito en mi tarea. Ahora que mis hijos tienen veinte, dieciocho y quince años, la suerte está echada.

Mis hijas son muy buenas estudiantes, formales y cariñosas, aunque la mayor es todo un carácter y la pequeña un poco apática. Pero mi hijo apenas consiguió terminar el bachillerato y no hay manera de que apruebe primero de carrera, ni lo va a conseguir nunca a tenor del esfuerzo que pone. Va contra mis principios permitir que pierda el tiempo de esa manera, pero cuando se trata de tu hijo, caramba, la teoría es una cosa y la práctica otra. Yo hubiera dicho hace seis años que, o estudiaba o trabajaba o se iba a la calle, pero no es tan fácil. Ya sé que no debería contar esto en el blog, que luego será utilizado en mi contra. Sólo quería aclarar que a veces, por más que pongas de tu parte, no funciona.

lunes, 23 de julio de 2012

La felicidad

Es difícil de explicar, pero yo me considero una persona feliz incluso cuando estoy deprimida. Vivo la vida que he elegido, amo a mi marido y tengo tres hijos estupendos. Vale que, mientras mis hijas han acabado el curso con sobresaliente, el chico no ha aprobado. Yo ya no sé qué hacer. Se me han acabado las fórmulas. Pero lo que realmente me hace sufrir no es eso, sino la salud de mis padres. Con mi padre en diálisis y con cáncer y mi madre con insuficiencia cardiaca y parches de morfina, es difícil disfrutar de la vida.

Así que si alguien considera que soy una persona débil por sufrir con los que sufren, por ser incapaz de olvidarme de que mis padres están mal, de que mi hijo no estudia ni trabaja, de que el mundo está dándole la espalda a la vida... pues lo seré, pero prefiero eso a ser un robot sin sentimientos.

Sola

Tal vez no debería decirlo... , pero la verdad es que esto ya ha pasado. Desde hace veinte años que nació mi hijo mayor, rara vez estoy sola en casa. Mi marido viaja a menudo, pero mis hijas suelen estar por aquí. Precisamente me ha coincidido que no van a estar mis hijas ni mi marido. Así que estoy sola, con mi hijo mayor y el gato; que es tanto como decir, acompañada pero sin posibilidades de conversación. Tendré que hacer un periplo por las tiendas donde habitualmente charlo con las dueñas o las encargadas; esto, es, la farmacia, la tienda de ropa que está en rebajas y tal vez la mercería, si estoy desesperada, porque allí estuve hace muy poco. (Finalmente lo he solucionado metiéndome al cine).

Las mujeres somos así. Necesitamos un rato de charla insustancial al día. Puedo llamar a mi madre, pero la verdad es que se preocupa mucho por cualquier cosa y prefiero no explicarle demasiado de mi vida. Bastante tienen ellos con sus propios problemas. El riesgo de estar sola consiste en tener una recaída de mis penas; así que tengo que procurar estar ocupada todo el tiempo. Pasaré más tiempo de lo normal en el ordenador, explorando a ver si conozco gente interesante. Iré adelantando posts en borrador para las vacaciones. En fin, tengo que pensar en cosas que hacer... Se me hace muy raro ver la casa tan vacía y tan silenciosa. Estoy malacostumbrada.

viernes, 20 de julio de 2012

Qué esperar cuando estás esperando

Había visto un anuncio en la televisión y no esperaba mucho de esta película. Es lo que ocurre cuando el trailer se dedica a sacar lo más llamativo de un film, pero no lo mejor. Pensaba que daba una visión superficial y tópica sobre el embarazo, pero no es así. Realmente es una película bonita, divertida, emocionante y a la vez realista sobre todas las circunstancias que pueden rodear a una madre gestante.Se trata de la historia de cinco parejas, cuatro de las cuales coinciden en un hospital y otra que quiere adoptar un niño en Etiopía. Hay una mujer que llevaba dos años intentando quedarse embarazada. Al mismo tiempo, el padre de su marido va a tener gemelas con su nueva mujer veinteañera. También hay una pareja profesional de baile y unos chicos jóvenes con embarazos inesperados.

Sin querer destripar la película, ya que todavía estar en cartel, diría que es un canto a la familia y a la vida. Las parejas pasan por todas las etapas posibles de un embarazo; desde la sorpresa, la preocupación, la ilusión, el miedo... Algunas lo llevan muy bien, otras regular y otras realmente mal. No lo plantea como algo idílico, pero tampoco como algo negativo. Yo, que he vivido tres embarazos propios y muchos ajenos, me he sentido muy identificada. Con mi primer hijo casi me muero (tuve riesgo de preclamsia), y sin embargo estaba deseando tener otro. Con la segunda estaba agotada, y con la tercera el médico me advirtió que podía sufrir una trombosis pulmonar. Sin embargo, no consiguió disuadirme. Como dice un personaje en la película: cuando me vaya, no quedarán de mi las juergas, los éxitos, el dinero..., sólo quedarán mis hijos.

jueves, 19 de julio de 2012

Seguir un blog

Como sabéis me he apuntado a la iniciativa de Inspiración sobre el sentido de mi blog. Me parece muy interesante como manera de darse a conocer y conocer a otros blogueros. Sin embargo, tengo un problema: a menudo me gustaría seguir algún blog con el google reader y no puedo, porque no tiene la RSS  o bien el botón de seguir necesario. Muchos tienen la opción de seguir por e-mail, pero es que eso no me interesa porque se me saturaría el correo. Quisiera pedirle a quien lea esto que añada el botón de seguir por RSS. Un saludo.

El sentido de mi blog

Qué pregunta más difícil... Desde que aprendí a escribir recuerdo que ponía reflexiones en papeles en blanco durante las clases, que me aburrían soberanamente. Más tarde, junté mis papeles en una caja fuerte de plástico y se conviertió en un pequeño diario que escribía sólo de vez en cuando. Me casé, crié a mis hijos y un día oí hablar de esto de los blogs y decidí probar. De eso hace seis años. Total, que el primer año tuve un blog privado porque no sabía cómo darme a conocer y no entraba casi nadie. Más tarde, empecé a enlazar otros blogs, y hasta ahora. Así que supongo que el sentido de mi blog en principio era servir de diario sin tener que guardar papeles y escribiendo a máquina.

Con el tiempo, las cosas se complicaron rápidamente. Descubrí que mis pensamientos no eran políticamente correctos y, que, precisamente por eso, sentía una cierta obligación de darlos a conocer. Me centré en el tema de la lucha contra el aborto en España y se puede decir que ése es mi principal objetivo. Otros: la defensa de la familia, la educación en valores, el matrimonio tradicional, la ecología, la libertad de expresión, la religión... En fin, toda una filosofía de vida que se puede considerar conservadora, pero que para mí ahora resulta ser rompedora, ya que va en contra de todo lo que muestran los medios de comunicación. Además, el sentido de mi blog es servirme de desahogo, hacer amistades y aprender de otras personas.


miércoles, 18 de julio de 2012

Manifestación 19 de julio contra los recortes

Cuando el maligno no sabe que hacer, con el rabo espanta moscas. Un gran refrán español. Primero aclarar que yo nunca nombro a aquel porque realmente creo en la existencia del mal en sí mismo. En segundo lugar, creo que la abulia tiene mucha culpa de los vicios que han arraigado en nuestra sociedad. Entre ellos, muy especialmente en España,  el de culpar a los demás de nuestros problemas. Este blog es un ejemplo vivo de cómo se puede ser diana de ataques desproporcionados por el simple hecho de no ir con la corriente, de decir cosas con las que algunos no están de acuerdo; por negarme a rendirme al espíritu de los tiempos y seguir empeñada en defender un pensamiento propio.

Esto que podría parecer una simple anécdota se está convirtiendo en algo generalizado, amparado por el anonimato. Muchos políticos, periodistas o simples famosos que se han significado como personas conservadoras o creyentes, están siendo blanco de los mismos ataques. Grupos antisistema se han infiltrado en organizaciones de diferente signo: ecologistas, indignados, estudiantes, funcionarios... para sembrar la crispación contra el Partido Popular. Un gobierno que se ha encontrado con la patata caliente que le pasó el Psoe. Si en este país no hubiera tanto ocioso de cuerpo y mente, no estarían ahora atacando a los bomberos y vitoreando a los pirómanos. A mí me parece estupendo que protesten, pero que vayan a Somosaguas a insultar a Zapatero.

Y qué casualidad que eso siempre ocurre coincidiendo con el verano, cuando puedes salir a la calle sin pasar frío o llevar paraguas, que manifestarse en invierno es muy incómodo. Y cuando los "estudiantes" no están de exámenes, para poder pasarse el día en el twitter malmetiendo. Y cuando los sindicalistas están todavía más liberados que de costumbre. Cuando los medios de comunicación funcionan a medio gas y las fuerzas de seguridad también suelen estar en mínimos... Esta muy bien ser rebelde siempre que no suponga esfuerzo, y mejor si puedes pasar unas vacaciones gratis acampado en pleno Madrid. Así yo también me apunto a antisistema. Veremos a ver cúanto nos cuesta el vandalismo del jueves 19. 


martes, 17 de julio de 2012

Curiosidades

El mundo de internet tiene algo de claramente aleatorio. Si no no se explica que, cuando escribo un post inofensivo desde mi punto de vista, me encuentre furibundas contestaciones; y, sin embargo, cuando escribo una bomba explosiva, la gente se calle o me conteste con moderación. No sé si precisamente porque les intimida el artículo, o por simple casualidad. El caso es que un día me levanto sin ganas de polémicas y decido poner un post sin grandes pretensiones filosóficas que, teóricamente, no debería molestar a nadie; y justo es ese día el que me entran todos los extremistas aburridos del lugar a ofrecerme imágenes ofensivas o comentarios desabridos.

Total, que como esto es una lotería, ya decía yo el otro día que, puestos a que me critiquen igual, prefiero decir claramente lo que pienso. Al fin y al cabo, qué sentido tiene publicar un blog anónimo si no es para no callarse nada... También hay quien me reprocha que cuento mis intimidades o mis miserias. Un blog tiene algo de terapéutico y si sólo sirviera para contar cosas agradables, entonces no serviría de mucho al que escribe. Como en internet hay para elegir y más, el que quiera oir sólo cosas positivas puede encontrarlo en otros muchos sitios. Ahora bien, lo que más me ha chocado siempre y me sigue chocando son aquellos que me critican pero están absolutamente al día con mis escritos. Eso tiene algo de patológico, sin duda.

lunes, 16 de julio de 2012

Arriba y abajo

Como en esta famosa serie, nuestras vidas tienen estancias superiores e inferiores. Yo me repito a mí misma que el deber de un buen cristiano es ser feliz y mostrarse así ante el mundo. Porque, ¿qué sentido tendría decir que conozco el secreto de la felicidad si luego me ven triste y cabizbaja?.  Pero cada cual vive con el carácter con el que ha venido al mundo y el mío es taciturno y melancólico. A pesar de que hago grandes esfuerzos por vivir en el presente, no puedo evitar que los recuerdos de la gente que ya no está o el temor por lo que depare el futuro a veces me sumerjan en un humor tristón que, aparte de todo, me hace sentirme culpable por no valorar más lo que tengo.

Me gustaría al menos saber expresar el torbellino de sentimientos que me rodean. Me gustaría encontrar la magia de las palabras que otorga a cada momento toda la fuerza y realismo que se merecen. A veces siento que navego sobre un mar profundo y son incapaz de sondearlo. Quisiera poder transmitir cada suspiro, cada mirada de pesar, cuando momento de entusiasmo, la pasión de vivir y la paz que recibo de la naturaleza. Pero sobretodo desearía poder expresar el manantial puro de amor que a veces me anega y la sensación de ser parte de un todo, con todos.  Siento lástima por aquellos que nunca han sentido algo así, pero yo no soy capaz de reproducirlo en palabras.

domingo, 15 de julio de 2012

Como si lo hubiera escrito yo, casi

Camino al andar

El otro día, Montserrat Caballé confesó en televisión: «Soy una mujer afortunada por muchas razones, pero, si tengo que elegir, me quedo solo con una. Soy una persona de fe, y en ella me he apoyado toda mi vida». Me sorprendió mucho su declaración. Tal vez porque en el mundo actual vivimos encasillando o etiquetando personas y no me pegaba que ella fuera una persona religiosa.
Menos aún que no le importara declararlo abiertamente y me pareció muy valiente por su parte. Si ustedes se fijan, existe un gran pudor en decir que uno es creyente. Tanto es así que, para que no la tachen de carca, la gente recurre a todo tipo de eufemismos. Por ejemplo, cuando alguien muere, sus amigos dicen que se ha ido «más allá de las estrellas» y, si uno desea fervientemente conseguir algo, declara que espera que «los dioses le sean propicios».
También es curioso resaltar cómo personas que se confiesan agnósticas e incluso ateas se pasan el día consultando el horóscopo, como si creer en los astros y en la conjunción de Venus con Marte fuera mejor o más científico que creer en san Antonio o en la Purísima Concepción.
Nada que objetar, por supuesto, a que alguien adore hasta al Pato Donald si le da la gana, allá cada uno; lo que me parece pintoresco es que hacerlo «merezca un respeto», mientras que creer en Dios se tome a chufla o produzca, como mínimo, una sonrisita condescendiente. En lo que a mí respecta, también soy una persona de fe. No es algo de lo que hable por lo general, de hecho rara vez lo digo, pues temo que se malinterprete. Y es que, por el afán etiquetador del que antes hablaba, se tiende a pensar que, si uno cree, es un meapilas o, como mínimo, alguien un poco rarito. También se nos suele asimilar a determinadas corrientes políticas, cuando no suponer que pertenecemos a alguna facción ultraconservadora dentro de la Iglesia católica. En mi caso, ninguna de esas cosas es cierta. Es más, vengo de un país tan poco religioso que la Navidad no se llama Navidad y la Semana Santa se conoce como la semana de turismo. Tal vez por eso nunca he tenido, como el resto de las personas de mi generación, esa relación amor-odio con la Iglesia.

Tampoco fui a colegio de monjas ni me he educado con principios religiosos. Lo mío ha sido una larga búsqueda y una inquietud espiritual que no tiene, por cierto, el resto de las personas de mi entorno. Si escribo ahora este artículo, y me lo he pensado mucho antes de hacerlo, no es para hablar de mi fe, pues pienso que es algo personal y cada uno debe buscar su camino, que no es necesariamente el mío. Lo único que me gustaría señalar es que tener una cierta inquietud espiritual es algo que me ha dado mucha felicidad. Por supuesto no es mi intención adoctrinar a nadie ni convencerlo de nada. Tampoco creo en una religión excluyente o desdeñosa con las demás. Lo que sí pienso, en cambio, es que vale la pena emprender la búsqueda.
No, curiosamente, como cree la gran mayoría, para encontrar explicación a los misterios que nos rodean, tampoco para tener la seguridad de que existe algo después de esta vida y ni siquiera para encontrar ayuda en los momentos de tribulación. Sino porque la simple búsqueda ya da sentido a todo lo demás y se ven las cosas de otro modo. En realidad, siempre he pensado que la religión sirve más para ser feliz en esta vida que para entrar en otra. De lo que no puedo hablarles es de qué ruta tomar. Si cada religión es un camino y todos conducen a un mismo destino, importa poco cuál se elija. Algunos, después de haberse criado en una religión que no los llenaba en absoluto, buscan una fe muy ajena a la suya. Otros, en cambio, como yo, tras rebuscar por todos lados, vuelven a la de su infancia porque tiene más referentes culturales con su vida y con su sensibilidad. Por favor, disculpen esta confesión tan privada. Lo único que pretendía con ella era decir que se hace camino al andar y que tan solo iniciar la marcha ya hace que uno vea las cosas de otro modo y disfrute más del paisaje.

Carmen Posadas
www.finanzas.com/xl-semanal/firmas/20120715/camino-andar-3063.html

sábado, 14 de julio de 2012

viernes, 13 de julio de 2012

Revistas femeninas

Me siento avergonzada cuando ojeo revistas femeninas... Se supone que queremos ser iguales que los hombres pero luego resulta que mantenemos un mercado editorial donde se da una imagen de la mujer cuanto menos ridícula. Con alguna excepción, como la revista pronto, que al menos cuenta cosas interesantes en los laterales; las revistas de cotilleo se limitan a ser fotografías con un poco de texto explicativo. Esos comentarios tratan sobre la autoría del modelo que lleva la famosa de turno o sus últimas andanzas. Cosas tan interesantes como fulanita en la playa o menganita luce ropa en una inauguración. Pero todavía hay revistas peores que nos tratan como si fuéramos lelas.

No voy a decir los nombres, pero hay un gran mercado para publicaciones donde se explica pormenorizadamente cómo adelgazar con métodos dudosos, cómo ponerse en forma al estilo de Madonna, o cómo engatusar convenientemente al amigo de turno. También hay una versión para adolescentes que ya me parece delictiva. Las mujeres tenemos algo más en la cabeza que modelitos, dietas y curiosidad por las vidas ajenas. Algunas incluso leemos reportajes sobre el mundo, la naturaleza y algo de política. Las revistas femeninas vienen a ser el equivalente de los diarios deportivos. Fomentan una visión del hombre y de la mujer maniqueísta, básica y, afortunadamente, muchas veces falsa.

jueves, 12 de julio de 2012

Normalidad

Se supone que normal significa conforme a la norma. El problema es que ya no sabemos cuál es la norma. Los que aún creemos en una moral natural universal no tenemos problemas para distinguir lo normal de lo anormal, lo bueno de lo malo. Pero como vivimos en la cultura del relativismo, resulta que ahora bueno es lo que a mí me parece bien; lo que es tanto como decir que si algo no me gusta, significa que está asqueroso y viceversa, si me gusta está delicioso. Sin embargo, hay una serie de cosas cuyo sabor parece asqueroso a la mayoría de las personas en cualquier lugar del mundo y en cualquier momento de la historia. Tal vez eso sea lo que podemos considerar un ejemplo de un conocimiento atemporal e innato a cualquier ser humano.

El otro día hablando con una pareja, ella cubana, el de EE.UU., me decían que al llegar a España y en general a Europa, pero más aquí, les había sorprendido mucho que se tomaran por normales situaciones y actitudes que no se consideran tales en la mayor parte del mundo. Entrar en una tienda y ver las revistas pornográficas mezcladas con las comunes; la publicidad, el cine y muchos programas mostrando desnudos y sexo a cualquier hora; el lenguaje soez que es tan habitual en España, sin venir a cuento, como ya he comentado en otras ocasiones; la promoción de la homosexualidad y la promiscuidad; el alcoholismo, la droga... Cosas en definitiva que, a base de verlas todos los días, ya no nos llaman la atención, pero eso no significa que sean normales.

miércoles, 11 de julio de 2012

Sobre anónimos

A mí me da igual si le gente firma con su nombre real o no, como si quieren poner Piruleta, pero, caramba, que pongan algo. Porque si no resulta que no sé si estoy contestando todo el tiempo al mismo anónimo o son varios diferentes. No es que importe demasiado, para lo que hay que decir, pero resulta un poco incómodo. Más que nada porque no sé si el diálogo de besugos lo mantengo con una persona o más. Es extraño que, yo diría que un noventa por ciento de los que firman como anónimo no tienen absolutamente nada que aportar al tema del artículo y se limitan a criticar, difamar o amenazar a un desconocido, porque supongo que no tienen nada mejor que hacer en su vida.

La lástima es que el tiempo que pierdo en contestar a los anónimos lo estoy reduciendo de los verdaderos comentaristas, los que valen la pena y dicen algo realmente interesante. Y es que no me sobra todo el día, como creen algunos para andar argumentando una y otra vez sobre los mismos temas. Así que me parece que al final optaré por no darme por enterada. La verdad es que hace mucho tiempo que me aconsejan esa estrategia, pero tengo que confesar que a veces me gusta acorralar a la gente en sus propias contradicciones, cosa de la que no estoy orgullosa, pero es que hartarían a cualquiera. De modo que cualquier día de éstos empiezo a no contestar a los anónimos, que además es lo que realmente se merecen.

Por cierto, eso no significa que vaya a publicar cualquier comentario porque venga firmado o me lo pida amablemente, si resulta ser un ataque contra mí, la Iglesia, la familia o la vida. Ésas son mis reglas.

martes, 10 de julio de 2012

Sobre móviles, chat, messenger, twitter y whassapp

He escrito otras veces lo que opino sobre el chat. Me parece una forma estupenda de perder el tiempo. Por eso no lo utilizo. Hay gente que se engancha al invento y acaban compartiendo intimidades con desconocidos. Incluso hay quien se mete en problemas por esa causa; especialmente mujeres demasiado románticas. El caso es que el chat o messenger antes era territorio exclusivo de los ordenadores, con lo cual estaba más restringido, pero ahora tenemos el "guasa" o what's up, que es su denominación original, ya que significa textualmente qué pasa, o cómo te va. Gracias a eso, o por culpa de eso, uno ahora tiene el chateo literalmente al alcance de la mano (en la mano).

Para lo cual primero habrán tenido que soltar al menos trescientos euros para comprar un móvil de nueva generación, con lo cual se supone que se ahorran los céntimos que les hubieran costado las llamadas o los mensajes. Porque se supone que el objetivo de un teléfono es la comunicación inmediata, cuando llegas tarde a una cita por ejemplo. No debería ser un medio para compartir toda clase de información inútil e insulsa. Para eso también está el twitter, por cierto. Pero hay personas que necesitan psicológicamente estar todo el tiempo comunicados, como si les diera miedo encontrarse con sus propios pensamientos. No hay problema, si van por la calle ensimismados en el móvil, como los he visto, su vida no va a ser muy larga.

Como me suele ocurrir, después de escribir esto encontré un artículo al respecto: "... No menos crítico se muestra Peter Thiel, un inversor mítico que ganó una fortuna con Paypal y fue el primer financiador de Facebook. Thiel estudió en Stanford y a veces imparte clases, pero su firma de capital riesgo ha publicado un manifiesto cuyo elocuente subtítulo es: Queríamos coches que pudieran volar... pero nos están dando memeces como Twitter. Considera que el boom de la tecnología está creando un sifín de juguetitos vistosos, pero no ha logrado mejorar el cambio climático, el problema del desempleo, el cáncer... Nada de verdadero progreso". Revista xl semanal. nr. 1288.

lunes, 9 de julio de 2012

El bosón de Higgs: ¿la partícula de Dios?

(Colaboración especial de mi marido)
Acaban de localizar el Bosón de Higgs. Se trata de una partícula que debería existir para confirmar una teoría sobre el origen de la materia. Como hemos estudiado en el colegio (supongo), todos los seres vivos o inertes se componen de moléculas, que a su vez están formadas por átomos, los cuales tienen un núcleo con protones y neutrones y unos electrones en órbita alrededor. Todos ellos a su vez, están formados por diferentes tipos de fermiones (e.g. quarks y leptones) y sus fuerzas de unión. De tal modo que, aunque parezcan sólidos, realmente los cuerpos tienen más espacio vacío que materia. Poco a poco, se van descubriendo nuevas partículas de más alta  energía que resultan de la descomposición de los núcleos de los átomos lanzados unos contra otros a gran velocidad en los aceleradores de partículas.

Ahora parece ser que han encontrado la partícula que facilita que la energía se transforme en materia. Simplemente porque crea un campo, el campo de Higgs al que tienen que enfrentarse las otras partículas. El esfuerzo contra el campo de Higgs crearía la noción de 'masa' según la 'teoría estándar'. A alguien le dió por llamarle la partícula de Dios, como podrían haberle llamado X. Esta teoría es bastante consistente y funciona muy bien pare explicar el comportamiento de la materia en casi todas las circunstancias, pero tiene sus limitaciones, como cualquier teoría. No explica el origen del universo (aunque si la evolución que siguió desde los primeros nano-micros segundos después del llamado Big-Bang) y no puede explicar el comportamiento de la materia-energía cuándo nos acercamos a los límites de Planck. Los límites de lo muy pequeño -o visto de otra forma- de lo muy muy energético. Y recordemos que tampoco se acaba de reconciliar los modelos estándar y sus fuerzas con la relatividad general y la gravitación. Hay muchas otras teorías que intentan avanzar en un campo u en otro (cuerdas, supercuerdas, n-"branas", etc), pero todas presentas problemas de consistencia (y de complejidad matemática en sí, todavía irresolubles con el conocimiento actual) todavía mayores que el 'modelo estándar'.

El caso es que ni esta teoría ni ninguna otra contradice la existencia de Dios, ya que aún suponiendo que cualquiera de éstas partículas (fermiones, cuerdas o lo que sea, y sus bosones de fuerza) sean los últimos componentes de todo lo que existe, alguien tiene que haberlos creado (y en eso, en la creación, toda teoría  falla). Y su disposición no se debe al azar, ni las relaciones que los sustentan, ni las múltiples combinaciones que puede llegar a alcanzar la materia. De hecho, lo que encuentran los investigadores, es que cualquier variación por mínima que sea en cualquiera de los parámetros que constituyen todas esas partículas y fuerzas (si el electrón tuviese un poquitito más de masa, si la fuerza nuclear débil o fuerte fuesen un poquito más fuertes o más débiles, etc., nuestro universo y la vida no habrían sido posible (o bien el universo se hubiera expandido y enfriado ya mucho o se habría colapsado, por poner un par de ejemplos). No puede ser por casualidad la inmensa variedad de seres vivos y materiales que existen. Algunos seguimos creyendo que la creación es racional (se puede comprender), pero no deja de ser sobrenatural. A veces me gusta creer en Dios sentado en su tablero de diseño (yo soy Ingeniero) ajustando y preparando todas las sutiles constantes de las leyes físicas del universo (que en realidad parece que pueden ser muy muy pocas), para terminar diciendo aquello de "¡Hágase la Luz!" ... y la Luz se hizo.

Por último, recordemos que la física crea modelos matemáticos que tratan de describir (en fórmulas ...) el universo, pero no ES el universo. Simplemente hacen predicciones de cosas que luego se pueden comprobar. Nos da una herramienta para estudiar y tratar de comprender las interacciones y la evolución de las cosas en base a 'fuerzas', 'partículas', fórmulas, etc., ¡pero no quiere decir que el Universo sea así! De alguna forma el Universo real no lo vemos con nuestros ojos, simplemente lo expresamos y tratamos de entender con fórmulas y modelos matemáticos. Puede que haya además muchas otras realidades que no vemos (que estén fuera del alcance de nuestros sentidos) y que por tanto no podemos ni estudiar ni modelizar.

domingo, 8 de julio de 2012

TED. Corrupción de menores

(Yo no soy un oso mimosón, pero me gusta que me la mimen)
¿Estamos locos o qué?. El otro día encontré este cartel en el hall de entrada de unos cines, repletos de niños pequeños. Afortunadamente me imagino que la mayoría no entendían de qué iba el asunto. Aún así me parece inadmisible. ¿Ya no existe el delito de corrupción de menores?. Porque la imagen de un oso de peluche llamado Ted parece dirigida especialmente a niños pequeños y el mensaje incita al sexo. Juntamos una cosa con otra y yo diría que es pederastia. Pero parece ser que soy la única a la que se le ha ocurrido porque no he leído nada al respecto...

sábado, 7 de julio de 2012

Jerry Maguire

Esta película trata sobre un representante de deportistas que decide dar un trato más personalizado a sus clientes, razón por la cual es despedido y tiene que volver a empezar de cero. Conoce a una joven viuda con un hijo que estaba buscando un trabajo nuevo con el que ilusionarse, y juntos asesoran a un deportista, al cual le quedan ya pocos años de carrera, pero que está felizmente casado y tiene cuatro hijos.

La película es un canto a la amistad, la familia y el trabajo bien hecho. También muestra cómo el protagonista alcanza su madurez personal y aprende a amar de forma incondicional. Así que, en total, tiene muchas enseñanzas, además de ser amena y divertida. Es una buena muestra de cómo los valores aplicados a todos los campos de la vida hacen que mejoren ostensiblemente.

viernes, 6 de julio de 2012

Sobre el saber universal y el cristianismo

Dedicado a los que no acaban de entender dónde reside la verdadera sabiduría




EUROPA CLAUDICARÁ

Juan Manuel de Prada - ABC, 1 de agosto de 2005
ESCRIBÍA hace unas semanas que Europa ha perdido la confianza en los valores y principios que fundaron su fuerza; este naufragio en las aguas del relativismo la torna más predispuesta a la claudicación. Leo en estos días un suculento libro de George Weigel, Política sin Dios (Ediciones Cristiandad), que fervorosamente les recomiendo. En él me tropiezo con una cita de Solzhenitsyn que logra designar sucintamente la razón del mal que corroe Europa: «Los fallos de la conciencia humana, privada de su dimensión divina, han sido un factor determinante en todos los mayores crímenes de este siglo, que se iniciaron con la Primera Guerra Mundial, a la que se remontan la mayor parte de nuestras desgracias. Esa guerra [...] se produjo cuando Europa, que por entonces gozaba de una salud excelente y nadaba en la abundancia, cayó en un arrebato de automutilación que no pudo más que minar su vitalidad a lo largo de, por lo menos, todo un siglo y quizá para siempre. Esa realidad sólo puede explicarse por un eclipse mental de los líderes de Europa, debido a la pérdida de su convicción de que, por encima de ellos, existía un Poder Supremo».

Las palabras de Solzhenitsyn, que explican la progresiva decrepitud de Europa a lo largo del siglo XX, adquieren una significación aún más nítida y dolorosa en los albores del siglo XXI. Una civilización sólo es grande cuando la animan ideas trascendentes. La magnitud de los logros culturales alcanzados por un pueblo depende de la altura de sus aspiraciones espirituales. Basta contemplar el páramo espiritual de la Europa contemporánea, donde un día floreció la más elevada forma de civilización, para entender que su fin está próximo. No hará falta que ningún ejército islámico la invada y conquiste; bastarán unas cuantas bombitas, sabiamente dosificadas aquí y allá, para que Europa se entregue definitivamente a «ese arrebato de automutilación» al que se refería Solzhenitsyn. Europa capitulará porque ha renegado de Dios, porque cada vez un mayor número de europeos, desgajados del patrimonio que la historia les ha confiado, carecen de raíces espirituales. Este vacío interno se plasma en un desdén por la ética y la correspondiente obsesión por los privilegios y los intereses personales. Una sociedad cuyo único objetivo es su propia satisfacción acaba destruyéndose a sí misma.

Existe un vínculo directo e indisoluble entre la fe y la voluntad de futuro. Sin fe no hay futuro. Habiendo renegado de Dios, Europa carece de recursos imaginativos y morales para mantener su civilización; carece, incluso, de razones convincentes para perdurar. La relativización del Derecho (convertido en mero instrumento legal para la satisfacción de caprichos, sin fundamentos inmanentes), la fascinación por el suicidio y la eutanasia, las cifras industriales de abortos, el estancamiento demográfico, etcétera, son fenómenos automutiladores que revelan una profunda crisis moral, una descomposición acelerada de los cimientos sobre los que durante siglos se ha sostenido nuestra civilización. El hombre europeo ha llegado al convencimiento de que, para ser moderno y libre, tiene que ser radicalmente secular. Esa convicción ha tenido consecuencias letales para la vida pública europea y para su cultura, convertida hoy en un aguachirle relativista. Los padres fundadores de la Unión Europea -Konrad Adenauer, Alcide de Gasperi, Robert Schumann, Jean Monnet- eran todos hombres religiosos que concebían la integración europea como un proyecto de civilización cristiana. Hoy, ese soñado proyecto ha degenerado en una burocracia cristofóbica. Como decía el salmista, «si el Señor no construye la casa, en vano trabajan los constructores». Europa claudicará, salvo que salga de su eclipse mental. 2005-08-01

Más dura será la caída

Lo que tiene ir cumpliendo años es que se te caen los ídolos. Sobretodo los creados por el cuarto poder, los periódicos, la televisión, también el cine. Esas personas que un día son indiscutidos e indiscutibles, si esperas lo suficiente verás cómo se convierten en objeto de mofa. Por varias razones: primero porque no suelen merecer tanta pleitesía; segundo, porque la envidia nacional acabará buscándoles defectos donde no los hay. Sin embargo, tengo que reconocer que cuando eso sucede yo me siento aliviada. Será porque no me gustan nada los ídolos de barro, especialmente cuando se convierten en ejemplo a seguir por el público y en particular por la juventud.

No se trata solamente de personas. También se crea una idolatría hacia determinadas ideas o productos, como la famosa dieta light, que resulta que ni adelgaza ni es sana. Estoy hasta donde no voy a decir del anuncio de Activia que ponen a todas horas. Eso de que quieran obligarnos a consumir un yogur por sus pretendidas cualidades mágicas me fastidia tanto que estoy pensando en dejar de comprarlo; porque yo lo tomaba antes de esa publicidad. Como la cuestión de los dos litros de agua al día, que ahora por fin dicen que no es necesario. Mención aparte para los miles de productos de belleza que resultan imprescindibles si quieres salir a la calle. Estoy ya cansada de que nos tomen por tontos, o de que lo seamos.

jueves, 5 de julio de 2012

Too much information

Como decía Police, estamos rodeados de demasiada información, lo cual produce el efecto contrario. Especialmente porque existen informaciones contradictorias sobre todo en internet. Si quieres tener mil opiniones sobre cualquier tema, basta con navegar un poco. Entre eso y los estragos de la Logse, Lode, Loe o como quiera que se llame ahora, no es de extrañar que los jóvenes no sepan ya ni discutir.  Cualquier polémica se convierte en una sucesión de lugares comunes, y ni siquiera valen las expresiones de toda la vida, porque no las conocen. Supongo que sólo valdría utilizar el lenguaje de twitter o de whassupp. El caso es que intentar razonar se ha convertido en una misión imposible.

En la televisión y en algunos medios escritos se pueden ver barbaridades de grueso calibre, sin que nadie se moleste ya en reclamar o pedir rectificaciones. Para qué, si ahora es lo normal que cualquiera opine sin tener ni preparación ni experiencia en el tema. Y luego nos extrañamos de que los políticos valgan para todo, desde economía a sanidad. Es lógico, dado el nivel de cultura general de este país cualquier puede hacer el papel sin problemas. En los concursos de televisión se oye cada respuesta que pone los pelos de punta. Pero es casi peor la publicidad, donde se comprueba lo que de verdad mueve a la gente. Y luego nos quejamos de que nos vayan bien las cosas. Lo extraño sería lo contrario.

miércoles, 4 de julio de 2012

La batalla de las ideas

De un tiempo a esta parte se ha instaurado en una nueva moralidad en el mundo occidental; al menos a un nivel oficial y de los medios de comunicación. Por ejemplo, hoy en día está mal visto defender la sociedad capitalista y la libertad de mercado; cuando, sin embargo, viene siendo lo normal en la historia de la humanidad, desde que las primeras tribus comenzaron a comerciar con sus vecinos. No sé si será el mejor sistema, pero sin duda es el único que funciona. Todos los intentos para crear un estado plenipotenciario han sido un absoluto fracaso y han acabado con la libertad individual y los derechos humanos. Creo que eso está más que demostrado. Sin embargo, los conservadores han perdido la batalla de las ideas.

No me explico por qué, especialmente en España, sigue estando mal visto declararse persona de derechas, y sigue resultando simpático ser un extremista de izquierdas o un anarquista, con todo lo que esa palabra implica. Deberíamos haber aprendido ya algo de la historia. Resulta que están mal vistos los valores conservadores, como la defensa de la familia, del matrimonio, de la vida; mientras desde todos los campos se fomentan las ideas calcadas de los libros de Marx: una sociedad no laica sino antireligiosa; relaciones sin compromiso; renuncia a la maternidad; veneración del trabajo... Una sociedad deshumanizada, cuyas consecuencias estamos viviendo actualmente. Me pregunto cuánto tardarán muchos en darse cuenta.

martes, 3 de julio de 2012

La suerte es para los que no saben

Parece ser que se lo dijo Alfredo Di Stéfano a alguien que le deseaba suerte antes de un partido. Me parece una gran frase. Efectivamente, necesitan más suerte los que no se han preparado bien. También se dice que la fortuna favorece a los audaces. O a Dios rogando y con el mazo dando. Es decir, que la suerte también hay que buscársela. No basta con sentarse a esperar a que las cosas se solucionen solas. Esto me ha recordado que a veces pienso que no tengo suerte porque mis libros no se venden. Pero supongo que no he trabajado lo suficiente, no lo merecen, o simplemente no está en mi destino. Supongo que tendré que darme por satisfecha con que se lean. Así que he puesto el último en descarga gratuita.

Como ya tengo tanta historia en el blog, más de una vez me han reprochado que soy una interesada por querer ganar dinero con mi labor. Pero es que le he dedicado miles de horas y lo sigo haciendo. No creo que sea reprochable que quiera ver algún beneficio de ello. De otro modo, a veces me parece que estoy perdiendo el tiempo, aunque lo cierto es que saber que tanta gente me ha leído y tantos me han comentado ya debería ser retribución suficiente. La labor de escribir en internet es muy solitaria. Pero yo lo he elegido así, o ha sido el resultado de las diferentes elecciones que he hecho a lo largo de mi vida y no me queda más remedio que conformarme o dejarlo, cosa que no pienso hacer de momento.

lunes, 2 de julio de 2012

Los bazares chinos y la economía parásita

Me gusta entrar en las tiendas de todo a cien y observar la variedad de cosas que tienen. Siempre acabo comprando algo aunque no fuera mi intención. Me caen bien los dependientes chinos que suelen ser gente amable y sonriente. Sin embargo, sé que no debería comprar nada en esas tiendas. Lo que pasa es que me dan lástima. Pero sé perfectamente, porque lo he visto, que son los culpables de la ruina de otros comercios pequeños regentados por españoles. Venden las mismas cosas o imitaciones a un precio mucho menor y de ese modo hacen una competencia desleal al resto de las tiendas. No sé cuántos cientos de pequeños comercios habrán cerrado por su causa.

El motivo de que puedan bajar los precios es la mano de obra barata de su país, sin unos mínimos derechos laborales. También la menor calidad de algunos productos. Y sobretodo que la gente que trabaja en la tienda son todos familia y sólo algunos declaran a Hacienda o cotizan a la Seguridad Social. De ese modo abaratan los costes. No son tontos y saben que el consumismo nos ciega. También se están quedando con las tierras fértiles de África, los yacimientos de metales raros y la industria maderera. Tienen el mundo en sus manos. El desarrollo económico de China se está consiguiendo a costa del resto del mundo, y de sus propios ciudadanos. Por eso se dice que es una economía parásita. No lo olvidemos.

domingo, 1 de julio de 2012

Confirmando mis palabras

Día del orgullo pedófilo. El vínculo con la homosexualidad.

http://xurl.es/rxgs0
Nuevamente se ha celebrado el día del orgullo pedófilo.  Así este 24 de Junio, tal como viene ocurriendo desde 1998 cuando comenzó la fecha que vino a difundirse como el Día internacional del amor por los niños, también conocido como Día del orgullo pedófilo. La fecha fijada es el primer sábado después del solsticio de verano, teniendo en cuenta los 2 hemisferios, la celebración se realiza dos veces al año.


A mediados de 2008 los medios de comunicación se hicieron eco, de forma masiva, de este hecho. En consecuencia diversas instituciones y ONG emprendieron medidas en contra y se formó gran controversia social.

Para reconocerlos ese día 24, es común que estos grupos dejen a la vista notas anónimas y velas azules encendidas en las explican el porqué de su fijación con los menores de edad. Según indica el medio internacional La Razón de España, se pretende “mostrar solidaridad entre los amantes de jovencitos, para recordar al mundo que su personalidad es buena y amorosa”.

Además de las velas azules, los miembros del Día del Orgullo Pedófilo han hecho un llamado a los seguidores de la agrupación a enviar mensajes anónimos a los periódicos de sus países dando razones de lo “bueno” que es el sexo entre un adulto y un niño.

EL ACTIVISMO PEDOFILO
Y aunque, existe gran rechazo a la pedofilia, es una realidad compartida por miles en el mundo desde larga fecha agrupados en un verdadero activismo pro-pedofilia.  Estas acciones están orientadas a:
  1. La derogación de las leyes de edad de consentimiento, a efectos de eliminar de la legislación el uso de la edad como un criterio válido para identificar el abuso sexual infantil o, como una medida provisoria, la disminución progresiva de esa edad.
  2. La eliminación de la clasificación de la pedofilia como una parafilia por parte de la Organización Mundial de la Salud, la American Psychiatric Association (Asociación Americana de Psiquiatría) y otras instituciones reconocidas.
Asimismo, dan una lucha en el plano comunicacional para promover el uso de términos tales como “pedosexual”, “boylove(r)”, “girllove(r)”, y “childlove(r)”, deseando combatir el estigma social del término "pedófilo"


EL VINCULO CON LA HOMOSEXUALIDAD
Si bien, muchos homosexuales y organizaciones que los representan, rechazan dicha posibilidad públicamente, El hecho es que públicamente también muchos lo defienden. En 1980, la COC, la mayor asociación gay en los Países Bajos, declaró en forma pública que la pedofilia es una cuestión gay (1) , y que la liberación homosexual nunca sería completa sin la liberación de los niños y los pedófilos. Entre 1979 y 1981, el último progreso positivo del activismo pedófilo en el mundo occidental se logró cuando la Dutch Protestant Foundation for Responsible Family Development (Fundación Protestante Holandesa para el Desarrollo Familiar Responsable") (PSVG) vendió y distribuyó decenas de miles de copias de un folleto titulado “Pedofilia” ilustrado en forma original con fotos dentro de y a las escuelas primarias holandesas.

ACTIVISMO PEDÓFILO ES ANTERIOR A 1940

El moderno activismo pedófilo fue fundado en los Países Bajos por Dr Frits Bernard a finales de la década de 1950. Durante los setenta y a principios de los ochenta, el movimiento logró un progreso transitorio hacia sus metas en Europa Occidental continental, especialmente en los Países Bajos.  Anteriormente a eso, la irrupción de la segunda guerra y la invasión Nazi a Holanda echó por tierra la organización que había comenzado a ampararlos, la cual fue reconstruida luego de terminada la guerra.

En 1972, Bernard publicó el libro Sex met kinderen'("Sexo con niños", no publicado por el Enclave kring sino por la organización holandesa independiente para la reforma sexual NVSH).10 El libro esbozaba la historia del Enclave kring y de la investigación internacional sobre la interacción sexual entre adultos y niños

El 22 de junio de 1979, una petición junto con una carta de contenido similar fueron enviadas al ministro de justicia holandés y simultáneamente al parlamento holandés; tanto la petición como la carta exigían la legalización de las actividades sexuales mutuas entre niños y adultos pedófilos. Esta petición fue escrita por la Sociedad Holandesa para la Reforma Sexual (NVSH)

El 5 de febrero de 1987, Bernard apareció como invitado especial en el programa en vivo de Phil Donahue a través de la NBC Television (habitualmente repetido a través de 250 canales de televisión en los Estados Unidos y Canadá) y abogó libremente por el activismo pedófilo durante una hora sin interrupciones

(1) Theo Sandfort (1990). (en inglés) "Boy Relationships: Different Concepts for a Diversity of Phenomena ("Relaciones con niños: distintos conceptos para una variedad de fenómenos").Journal of Homosexuality (Revista de homosexualidad) 20.
 http://quieronacerchile.blogspot.com.es/2012/06/dia-del-orgullo-pedofilo-el-vinculo-con.html

Respuesta a un anónimo

En primer lugar, si quieres que te hagan caso, lo primero es firmar con un nombre, aunque sea falso, nadie se va a enterar.  En primer lugar, sobre la viñeta: rezar no excluye la medicina. No estamos en la Edad Media. Los católicos españoles siguen acudiendo al médico como cualquier otra persona. Si no fuera así, sobrarían casi todos los médicos en la seguridad social y en la privada.
Segundo. Por supuesto que ninguna organización católica promueve la pederastia. Todo lo contrario, promueven la abstinencia. Que algún sacerdote (homosexual) entre cientos de miles castos haya podido caer en la tentación, no significa que la jerarquía de la iglesia lo acepte. Claro que si hablas de sectas cristianas, eso no tiene nada que ver con la Iglesia católica.
Lo de la medicina, no son chorradas. O es que ahora resulta que tú no crees en la medicina o sólo cuando te interesa. Son páginas médicas firmadas por organismos de prestigio, donde claramente se dice que esa clase de problemas en el recto y los genitales son mucho más habituales en los homosexuales. No me he inventado nada. Pero ya me imagino que esos informes no van a ser publicados en ningún medio de comunicación...

Tercero. No se puede convencer a nadie de que Dios existe. Eso es algo que se siente o no se siente. En cuanto a los niños que sólo hacen la Comunión por los regalos, en eso es totalmente de acuerdo contigo. Me parece una vergüenza, pero no es culpa suya sino de sus padres, que no siendo realmente creyentes organizan una fiesta sólo por el gusto de celebrarla. Si luego siguen yendo a catequesis, un porcentaje pequeño de ellos sí que llegan a saber lo que significa realmente.
Cuarto. Ya sé que la ideología de mi hijo es una cuestión de rebeldía adolescente, pero eso no significa que no sea una barbaridad, exactamente igual que si se hubiera hecho neonazi. Yo no tengo ningún problema con que piense por sí mismo. Mis padres me decían que cada cual tiene que aprender de sus propios errores.
Quinto. Comprenderás que yo no tengo ni idea sobre si hay cuartos oscuros en los locales heterosexuales de sexo, ni falta que hace. En ese caso me parece igual de mal. La diferencia es que los heterosexuales no suelen acudir a locales de sexo, porque tienen más ocasión de ligar de un modo natural. Los homosexuales en cambio se pasan el día en esos locales, al menos los que celebran el orgullo gay.
Vuelvo a decir que a mí los homosexuales que llevan su condición con naturalidad no me molestan lo más mínimo. Son los agresivos y provocadores los que no soporto; ni yo ni mucha gente.