Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

viernes, 6 de julio de 2012

Más dura será la caída

Lo que tiene ir cumpliendo años es que se te caen los ídolos. Sobretodo los creados por el cuarto poder, los periódicos, la televisión, también el cine. Esas personas que un día son indiscutidos e indiscutibles, si esperas lo suficiente verás cómo se convierten en objeto de mofa. Por varias razones: primero porque no suelen merecer tanta pleitesía; segundo, porque la envidia nacional acabará buscándoles defectos donde no los hay. Sin embargo, tengo que reconocer que cuando eso sucede yo me siento aliviada. Será porque no me gustan nada los ídolos de barro, especialmente cuando se convierten en ejemplo a seguir por el público y en particular por la juventud.

No se trata solamente de personas. También se crea una idolatría hacia determinadas ideas o productos, como la famosa dieta light, que resulta que ni adelgaza ni es sana. Estoy hasta donde no voy a decir del anuncio de Activia que ponen a todas horas. Eso de que quieran obligarnos a consumir un yogur por sus pretendidas cualidades mágicas me fastidia tanto que estoy pensando en dejar de comprarlo; porque yo lo tomaba antes de esa publicidad. Como la cuestión de los dos litros de agua al día, que ahora por fin dicen que no es necesario. Mención aparte para los miles de productos de belleza que resultan imprescindibles si quieres salir a la calle. Estoy ya cansada de que nos tomen por tontos, o de que lo seamos.

11 comentarios:

  1. Ni nos dejamos engañar nosotros como tontos cuando nos dicen lo que queremos escuchar (que no estamos gordos porque nos ponemos guarros de torreznos y no somos capaces de andar cien pasos seguidos, sino porque retenemos líquidos), los que realmente son carne de cañón son los pobres críos. Asco me dan pensar en lo poco que van a tardar en empezar a machacar con la campaña de juguetes para las Navidades.

    ResponderEliminar
  2. Las Navidades cada año empiezan más pronto. Cualquier día volveremos de las vacaciones de verano y ya tendremos que poner los adornos navideños.:) Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Yo cada día le encuentro mas ventajas a no ver la tele.
    Voy a cumplir 8 años de no verla y la verdad es que pienso que he salido ganando.
    Besazo

    ResponderEliminar
  4. Ocho años... Eres mi heroína. Bueno, la verdad es que yo sólo veo programas grabados de series y poco más. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Eso "del tránsito lento" ya me tiene hasta el cuello también. De repente pareciera que nadie se había dado cuenta del problema y todos tienen la solución simultáneamente.

    Soy bastante crítica de la manipulación publicitaria aunque debo reconocer que me gusta la que está bien hecha y nos hacen ver cosas que no se nos habían ocurrido sobre algunos productos, pero cuando sabes que debes ir al baño y te lo refriegan, ya no me simpatiza el asunto.

    Cariños (así decimos en este lado del mundo y lo haré mi "marca registrada". Quizás cree una moda, JA!)

    ResponderEliminar
  6. idealizar a cualquier persona suele acabar con decepciones... si algo has de admirar que sea algo eterno, perfecto, ininmutable... con eso ganas más...

    ResponderEliminar
  7. Buf! de mitos de ese tipo ni te cuento, hubo un tiempo en que el aceite de oliva era malo para la salud, sólo podías comer dos huevos a la semana, los plátanos igual, vas haciendo caso y te puedes volver loca.
    Lo último, parece ser que el colesterol no tiene tanta relevancia en los accidentes cardiovasculares, toma del frasco carrasco, generaciones enteras obsesionadas con el puñetero colesterol para esto. Personalmente llevo mi vida como quiero y no hago mucho caso de estas cosas, por pereza más que nada y porque he decidido que no quiero que me vuelvan loca.
    Que nadie empiece a rebatirme porque es una broma, pero espero cualquier día un estudio que diga que el tabaco no es tan perjudicial para la salud, que es lo único que me produce verdadero pánico aunque ahí sigo dale que te pego

    ResponderEliminar
  8. Alemamá. Yo ni siquiera tengo problemas de tránsito, pero es que ahora pretenden que hasta los niños tomen esos yogures por si acaso. Me gusta lo de Cariños. Cariños para ti.
    Marga. Todas las personas acaban decepcionando de un modo u otro, pero yo creo que especialmente aquellas que están cara al público suelen tener más vicios ocultos. Besos.

    ResponderEliminar
  9. Territorio sin dueño. Es lo que digo, que cumplir años hace que estés de vuelta de todo. Hay muchos intereses en juego y por eso cada día te quieren vender un producto milagroso a como dé lugar. Yo nunca he hecho mucho caso, la verdad. Mis abuelos comieron de todo y vivieron más de ochenta años. Un beso.

    ResponderEliminar
  10. La verdad es que la publicidad siempre ha hecho lo mismo, lavarnos el cerebro, y siempre lo ha conseguido. Besos
    Ana

    ResponderEliminar
  11. Pues sí, la verdad es que yo también pico de vez en cuando. Un beso.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.