Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

lunes, 23 de julio de 2012

Sola

Tal vez no debería decirlo... , pero la verdad es que esto ya ha pasado. Desde hace veinte años que nació mi hijo mayor, rara vez estoy sola en casa. Mi marido viaja a menudo, pero mis hijas suelen estar por aquí. Precisamente me ha coincidido que no van a estar mis hijas ni mi marido. Así que estoy sola, con mi hijo mayor y el gato; que es tanto como decir, acompañada pero sin posibilidades de conversación. Tendré que hacer un periplo por las tiendas donde habitualmente charlo con las dueñas o las encargadas; esto, es, la farmacia, la tienda de ropa que está en rebajas y tal vez la mercería, si estoy desesperada, porque allí estuve hace muy poco. (Finalmente lo he solucionado metiéndome al cine).

Las mujeres somos así. Necesitamos un rato de charla insustancial al día. Puedo llamar a mi madre, pero la verdad es que se preocupa mucho por cualquier cosa y prefiero no explicarle demasiado de mi vida. Bastante tienen ellos con sus propios problemas. El riesgo de estar sola consiste en tener una recaída de mis penas; así que tengo que procurar estar ocupada todo el tiempo. Pasaré más tiempo de lo normal en el ordenador, explorando a ver si conozco gente interesante. Iré adelantando posts en borrador para las vacaciones. En fin, tengo que pensar en cosas que hacer... Se me hace muy raro ver la casa tan vacía y tan silenciosa. Estoy malacostumbrada.

23 comentarios:

  1. Que diferentes somos unas personas de otras, a mí me encanta estar sola y rehuyo la charla insustancial sobre todo si estoy en la calle.
    Los hijos es otro tema, estás deseando que te dejen un rato en paz, y cuándo lo hacen, los echas de menos, y cuándo vuelven piensas en porqué los echaste de menos, y así todo el tiempo.
    Besitos y no te agobies, ya lo haces bien, busca cosas para ocupar el tiempo

    ResponderEliminar
  2. Cuando estoy así, pongo la radio y me meto, o en la cocina o a limpiar cualquier cosa chorra... y a hablar con el locutor...
    Pero claro, yo no tengo vecinos que puedan pensar que estoy loca... jajajajaajajajajjaja.

    Bicos, espero que no se te haga larga

    ResponderEliminar
  3. Territorio. A mí me gusta estar sola pero sólo un ratito. Mis hijas me hacen mucha compañía pero al chico no hay quien le saque una sola palabra.
    Dolores. Yo hablo con el gato. A mí tampoco me ve nadie.:)
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Aprovecha para descansar, masaje, espa, para momentos de estar contigo mismo. Es una oportunidad... para conocerte mejor. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Tu título me ha hecho pensar en la canción de Diana Navarro. Me encanta cómo canta esta chica. Su "Padrenuestro" le pone la carne de gallina al menos creyente.
    A mi me pasa como a la chica del territoriosin dueño: que no me pesa la soledad.
    Resulta chocante eso de sola, con tu hijo mayor y el gato. Cómo somos los hijos. ¿Ya has dado por perdida la posibilidad de conversar con él? Quizá sea un buen momento, pero poco a poco; sin agobiarle.

    ResponderEliminar
  6. Inspiración. El problema es que cuando estoy sola me da por pensar en mi padre, que está en diálisis y además tiene un cáncer del piel; y en mi madre, con insuficiencia cardiaca y la espalda hecha polvo, lleva parches de morfina.
    Quiero decir, que yo me considero una persona feliz, pero me duelen los dolores ajenos y así es difícil relajarse y disfrutar de la soledad. Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Macondo. Te aseguro que intento hablar con mi hijo todos los días, pero es como hablar con una pared. En fin, supongo que algún día se le pasará. Espero que no sea ya tarde... Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Como podéis ver el mal ya está hecho. Quiero decir que me quedé sola y tengo una recaída de la depre. Pero bueno, ya me estoy recuperando.

    ResponderEliminar
  9. Cuánta razón, me siento totalmente identificada con este post. Muchas veces cuando nos frenamos no sabemos relajarnos, eso es lo que tiene estar dedicada en cuerpo y alma a la familia. Un beso fuerte Susana.

    ResponderEliminar
  10. Creo que mi comentario anterior no se ha publicado porque no lo veo. Serán los duendes de internet. Un beso enorme Susana y aquí tienes una amiga para lo que necesites.

    ResponderEliminar
  11. Gracias. Es que tengo moderación en los comentarios. Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Hola Susana, sabes, yo hoy casualmente, me he pasado el día sola, lo que no es costumbre. Pero aprovecho para adelantar tareas pendientes, cosas que hacer, desde arreglar la casa, hasta estudios, buscar música que me gusta editar fotos, etc... a veces me viene bastante bien. Pero claro cuando hay problemas es muy difícil la soledad porque uno no piensa más que en ellos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también he intentado hacer cosas, pero es que me cuesta mucho. Un beso.

      Eliminar
  13. Ehhhh, dejate de tristezas, que eso no lleva a ninguna parte.
    Tu hijo cuando se le pase el sarampión tonto que tiene,volverá a ser "normal" y los dolores ajenos deja que te duelan lo justo, que sino no tendrás fuerzas para que, a los que quieres, les suba el ánimo.
    Además tienes cantidad de gente aquí a tu alrdedor.
    ¡Besazo y ánimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes, Dolega, que lo tengo bastante asumido. Pero hay días en que todo se junta. Un beso.

      Eliminar
  14. A mí me gusta estar sola, mi necesidad de charla insustancial es como de un rato a la semana; pero he sentido feo cuando he estado sola-con-compañía, eso es diferente. Lo bueno es que siempre hay modos de solucionarlo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto. La soledad en compañía es más difícil de llevar. Un beso.

      Eliminar
  15. No estás malacostumbrada es que las mujeres que además somos madres, somos así. No eres un bicho raro. Besos
    Ana

    ResponderEliminar
  16. Gracias por decirme eso. La verdad es que a veces pienso que soy un ejemplar único. Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Lo que dice aniazulada -de las mujeres que son madres- me hace pensar en mi abuela: crió siete hijos, algunos nietos, y ahora vive con mi mamá y mi hermana pequeña. Mi mamá tiene su mundo en el trabajo y casi no platica; mi hermana pequeña tiene 17 años, así que a veces tiene ganas de platicar y a veces no. No hay más familia en esa ciudad, ni mi abuela tiene ahí a sus amigas, así que en ocasiones no puede hablar con nadie, y la pasa muy mal. Creo que es porque hizo de su familia, su mundo.
    Escribí mi comentario y me vino a la mente una amiga que tiene un par de años menos que yo, está soltera sin hijos, vive sola, y también la ha pasado bastante mal cuando se le juntan días en que no socializa. Comparte casa mucho más por convivir con alguien, que por compartir el gasto... así que tal vez son las formas de ser...
    Bueno, ¡pues aquí en la plática! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón. Por lo menos una hora al día tengo plática con vosotros. Cuando dedicas tu vida a la familia es lo que pasa, que te acostumbras a estar acompañada. Un beso.

      Eliminar
  18. Hola Susana, me ha gustado particularmente esta entrada donde expresas libremente el cómo te sientes, más que compartir tu opinión sobre algún tema puntual. Y de eso se trata amiga. Es bueno estar un tiempo a solas y meditar (en tu caso no es algo habitual por lo que veo y eso es bueno). Usa estos días para pensar sólo en ti, deja un poco de lado el rol de esposa y madre (eso no te hacen una mala persona) Dedícate solamente a ti. Pero no llenes tu cabeza de malos pensamientos amiga, atrae sólo lo positivo, piensa en tus logros, en lo que vales, en lo que entregas, en todo lo que eres como SUSANA. Escribe!! Mira esta soledad como algo positivo para ti y verás que con el tiempo estos "tiempo-fuera" se empiezan a echar de menos!! Suerte amiga, un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Meditar, medito bastante. El problema es que cuando lo hago no puedo evitar pensar en todos los problemas. Por eso prefiero no pensar mucho y vivir al día, pero cuando no tengo nada que hacer me cuesta más. Un beso.

      Eliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.