Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

miércoles, 4 de julio de 2012

La batalla de las ideas

De un tiempo a esta parte se ha instaurado en una nueva moralidad en el mundo occidental; al menos a un nivel oficial y de los medios de comunicación. Por ejemplo, hoy en día está mal visto defender la sociedad capitalista y la libertad de mercado; cuando, sin embargo, viene siendo lo normal en la historia de la humanidad, desde que las primeras tribus comenzaron a comerciar con sus vecinos. No sé si será el mejor sistema, pero sin duda es el único que funciona. Todos los intentos para crear un estado plenipotenciario han sido un absoluto fracaso y han acabado con la libertad individual y los derechos humanos. Creo que eso está más que demostrado. Sin embargo, los conservadores han perdido la batalla de las ideas.

No me explico por qué, especialmente en España, sigue estando mal visto declararse persona de derechas, y sigue resultando simpático ser un extremista de izquierdas o un anarquista, con todo lo que esa palabra implica. Deberíamos haber aprendido ya algo de la historia. Resulta que están mal vistos los valores conservadores, como la defensa de la familia, del matrimonio, de la vida; mientras desde todos los campos se fomentan las ideas calcadas de los libros de Marx: una sociedad no laica sino antireligiosa; relaciones sin compromiso; renuncia a la maternidad; veneración del trabajo... Una sociedad deshumanizada, cuyas consecuencias estamos viviendo actualmente. Me pregunto cuánto tardarán muchos en darse cuenta.

17 comentarios:

  1. Pues por acomplejados. La gente suele ser acomplejada.
    La mayoría de mis amigos/conocidos son de izquierdas. Unos más y otros menos pero de izquierdas al fin.
    Yo me declaro sin tapujos ni complejo de derechas.
    Cuando sacan a pasear sus leyendas negras yo saco las suyas y se acaban los extremismos.
    Empezamos a entendernos, discutimos civilizadamente, incluso llegamos a la conclusión (ellos más sorprendidos que yo)que tenemos mucho puntos en común.
    Al final me reconocen que si más personas tuvieran la valentía de decir que son de derchas sin malas conciencias otra historia sería la política.
    Pero es que la mala conciencia pesa mucho.
    Besazo

    ResponderEliminar
  2. Susana Lamentablemente el ser humano tropieza continuamente con las mismas situaciones y cierra los ojos para no ver los errores.

    Saludos desde Abstracción texto y Reflexión

    ResponderEliminar
  3. Yo siempre digo que los que rechazan e insultan a las personas de derechas no son lo que predican, que según ellos es ser pluralistas, dialogantes y democratas, Ellos solitos se retratan. Besos
    Ana

    ResponderEliminar
  4. Augusto. No puedes estar peor informado. No sé si tú preferirías vivir en el imperio romano. Los derechos humanos universales son un invento cristiano. La idea de que todos los hombres somos iguales no existía antes de Jesucristo. Entonces no se respetaba a las mujeres ni a los niños. De hecho, a los primeros cristianos se les conocía como aquellos que no mataban a sus hijos. En cuanto a la cultura, las primeras universidades también fueron creadas por religiosos. Sin el cristianismo estaríamos todavía en la edad antigua. No digo que la Iglesia no hay cometido errores, pero sus aciertos compensan con mucho los fallos. No se puede concebir occidente y el desarrollo que hemos alcanzado sin Dios. No hay más que comparar con otras culturas, como la musulmana, que se han quedado en la edad media, y otros incluso antes. Nuestra cultura, nuestra sociedad, el arte y la historia de occidente son consecuencia directa del cristianismo, porque hasta hace muy poco absolutamente todos los europeos eran cristianos.

    ResponderEliminar
  5. Dolega. Es cierto, pero tan mala conciencia deberían tener unos como otros, porque los casos de China y la Unión Soviética no son precisamente para presumir.
    Jose Ramón. La verdad es que para no ver esos errores hace falta estar muy miope.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Aniazulada. Lo triste es que se han quedado con la exclusiva de democracia, tolerancia y pluralismo, como si los demás fuéramos una especie de monstruos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Yo,pienso,que no debería estar mal vista ninguna
    opción,ya que la democracia es eso,libertad de
    expresión.Creo que lo importante es aunar, debatir y acordar entre todos,para avanzar.
    De lo contrario,es retroceder.Perder un tiempo precioso,que nos lleva a la ruina.

    ResponderEliminar
  8. No se puede concebir occidente y el desarrollo que hemos alcanzado sin Dios. De verdad crees que el mundo ha sido desarrollado gracias a un ente que no existe..?? Claro...las personas no hacemos nada, claro...en fin. Luego quieres que te entiendan.

    ResponderEliminar
  9. El que no quiere entender eres tú. No se concibe nuestra sociedad sin la influencia de la Iglesia católica. Léete otra vez todo el párrafo despacio.

    ResponderEliminar
  10. Rosana. Estoy de acuerdo contigo. Todas las opciones tienen puntos positivos que se deberían poner en común. Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Me parece que has dejado respuestas a comentarios que no están publicados, como una a un tal Augusto en que me parece fenomenal ver escrito con todas sus letras cosas como éstas, que resumen muchas otras que has puesto:
    "Los derechos humanos universales son un invento cristiano." Así es. Suscribo todo lo dicho en este interesante post.

    ResponderEliminar
  12. Susana, de acuerdo contigo en lo que dices respecto a que la base de nuestra actual civilización es el cristianismo, no coincido en que el cristianismo de los primeros sea igual a catolicismo actual ni que los aciertos de la iglesia compense con mucho sus fallos. No coincido con esas afirmaciones, pero tienes derecho a pensar así y eso te lo respeto.
    Me parece absurdo lo que dice "Anónimo" sobre Dios, porque parte de comparar a Dios con una solo iglesia, lo que es, en resumen, aceptar el catolicismo como válido. Y así tenemos a un católico ateo... divertido, pero he visto muchos...
    Al grano, que acabo de tener una discusión similar a lo que pones en el post. Respetos guardan respetos y la gente tiene derecho a pensar como piensa siempre y cuando no sobrepase los derechos de los otros. No soy de filiaciones eternas, puedo coincidir en un punto con la izquierda, y en otro con la derecha... soy así, medio "ecléctica", me siento más libre para votar de acuerdo a mi conciencia.
    Pero no tolero eso de aferrarse a una posición solo por pose...
    Un beso, espero que se me entienda jejeje...

    ResponderEliminar
  13. Je je, pregúntale a tu hijo Susana, seguro que será interesante su opinión.
    Yo me considero de izquierdas la verdad, pero de una izquierda así universal, quiero decir con ello que me quedo con el concepto pero no me interesa ningún partido, y menos los actuales, sin embargo estoy totalmente de acuerdo con tu reflexión, mola mucho decir que eres de izquierdas, está bien visto, lo otro no.
    Mi pareja es de derechas, pero activo, con carnet del partido, e incluso fue diputado provincial nada menos que en Cataluña, que hay que echarle narices, y además de que estamos siempre muy distraidos discutiendo que no peleando, yo siempre le digo que la culpa de esa mala prensa es de las propias derechas, que nunca se han sabido vender ni a ellos mismos ni sus logros.

    ResponderEliminar
  14. Alemamá. No admito comentarios contra la Iglesia, incluso aunque sean educados. Pero sí los contesto.
    Marga. El problema es que hoy en día sólo te puedes definir públicamente si eres de izquierdas. De otro modo te consideran poco menos que una nazi (nacional socialista).
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Territorio. La opinión de mi hijo no es aceptable porque es demasiado radical. Es cierto que la derecha no tiene un buen aparato de propaganda, pero lo triste es que tengas que andar presumiendo de tus logros para que te los tengan en cuenta. Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Tienes toda la razón :)

    ResponderEliminar
  17. Es curiosa la idea de la catalogación, parece casi obligada, todo debe quedar en su sitio. Tú que llevas un tiempo leyéndome con asiduidad ¿cómo me encasillarías a mí?

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.