Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

viernes, 20 de julio de 2012

Qué esperar cuando estás esperando

Había visto un anuncio en la televisión y no esperaba mucho de esta película. Es lo que ocurre cuando el trailer se dedica a sacar lo más llamativo de un film, pero no lo mejor. Pensaba que daba una visión superficial y tópica sobre el embarazo, pero no es así. Realmente es una película bonita, divertida, emocionante y a la vez realista sobre todas las circunstancias que pueden rodear a una madre gestante.Se trata de la historia de cinco parejas, cuatro de las cuales coinciden en un hospital y otra que quiere adoptar un niño en Etiopía. Hay una mujer que llevaba dos años intentando quedarse embarazada. Al mismo tiempo, el padre de su marido va a tener gemelas con su nueva mujer veinteañera. También hay una pareja profesional de baile y unos chicos jóvenes con embarazos inesperados.

Sin querer destripar la película, ya que todavía estar en cartel, diría que es un canto a la familia y a la vida. Las parejas pasan por todas las etapas posibles de un embarazo; desde la sorpresa, la preocupación, la ilusión, el miedo... Algunas lo llevan muy bien, otras regular y otras realmente mal. No lo plantea como algo idílico, pero tampoco como algo negativo. Yo, que he vivido tres embarazos propios y muchos ajenos, me he sentido muy identificada. Con mi primer hijo casi me muero (tuve riesgo de preclamsia), y sin embargo estaba deseando tener otro. Con la segunda estaba agotada, y con la tercera el médico me advirtió que podía sufrir una trombosis pulmonar. Sin embargo, no consiguió disuadirme. Como dice un personaje en la película: cuando me vaya, no quedarán de mi las juergas, los éxitos, el dinero..., sólo quedarán mis hijos.

15 comentarios:

  1. Pues a mí me llamaba la atención verla sí, nunca sabes viendo un trailer lo que te espera, ahora con más motivo en cuanto pueda la veo

    ResponderEliminar
  2. Me has puesto ganas de verla.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta la frase final, pero permíteme que sea un poco superficial. HAy otra que dice el personaje de Cameron Díaz, "Si llego a saber que se me ponían estas tetas, me hubiera quedado embarazada antes".
    Bromas aparte, creo de verdad, que el traer hijos al mundo de la forma que sea, es un acto de generosidad, de amor y de entrega. Besos
    Ana

    ResponderEliminar
  4. A mí lo de las tetas me echaba para atrás. Fui a verla a pesar de eso. Tener hijos es lo mejor que hay. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Yo aprovecho el espacio para agradecer la definición de "hijo" de José Saramago, que tienes a un lado. Me parece más que certera, si puede haber algo más que certero. La leí varias veces ayer, y como en los gadgets no hay opción para comentar, pues lo comento ahora que más o menos puede tener qué ver con la entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me gusta mucho. Sobretodo cuando dice que los hijos son sólo un préstamo. Un beso.

      Eliminar
  6. Susana gracias por su recomendación feliz fin de semana.

    Saludos desde Abstracción texto y Reflexión

    ResponderEliminar
  7. Me encantó la trama Susana!! Haré todo lo posible por verla!!
    Que tengas un bonito finde!!

    ResponderEliminar
  8. José Ramón. Lo mismo os deseo.
    Lady blue. Espero que os guste.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. No me había llamado la atención veral, pero ahora con tu reseña, seguro. Precioso el escrito de Saramago.

    Un abraXo

    ResponderEliminar
  10. Yo tampoco pensaba verla. Entré un poco por casualidad. Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Pues mira, me has dado una buena idea... me acercaré a verla. Gracias por la recomendación.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. A ver si luego no os va a gustar. Alguna vez me ha pasado cuando he recomendado una película. Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Iremos a verla y si no nos gusta, te echaremos la bronca...:)
    Besazo

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.