Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

viernes, 13 de julio de 2012

Revistas femeninas

Me siento avergonzada cuando ojeo revistas femeninas... Se supone que queremos ser iguales que los hombres pero luego resulta que mantenemos un mercado editorial donde se da una imagen de la mujer cuanto menos ridícula. Con alguna excepción, como la revista pronto, que al menos cuenta cosas interesantes en los laterales; las revistas de cotilleo se limitan a ser fotografías con un poco de texto explicativo. Esos comentarios tratan sobre la autoría del modelo que lleva la famosa de turno o sus últimas andanzas. Cosas tan interesantes como fulanita en la playa o menganita luce ropa en una inauguración. Pero todavía hay revistas peores que nos tratan como si fuéramos lelas.

No voy a decir los nombres, pero hay un gran mercado para publicaciones donde se explica pormenorizadamente cómo adelgazar con métodos dudosos, cómo ponerse en forma al estilo de Madonna, o cómo engatusar convenientemente al amigo de turno. También hay una versión para adolescentes que ya me parece delictiva. Las mujeres tenemos algo más en la cabeza que modelitos, dietas y curiosidad por las vidas ajenas. Algunas incluso leemos reportajes sobre el mundo, la naturaleza y algo de política. Las revistas femeninas vienen a ser el equivalente de los diarios deportivos. Fomentan una visión del hombre y de la mujer maniqueísta, básica y, afortunadamente, muchas veces falsa.

28 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo, pero como siempre digo, ésta es una batalla que debéis librar (y ganar) vosotras. No por nada, sino porque sois las únicas capacitadas y autorizadas para ello.

    ResponderEliminar
  2. Es cierto. Si no compráramos esas revistas, no tendrían más remedio que cambiar. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Esa es la punta del iceberg. Yo no compro prensa rosa, ni revistas del cotilleo, ni, la verdad, revistas de "mujeres" porque no dispongo de mucho tiempo y menos para leer esas "historias", pero es cierto que algunas, por los titulares de portada ya tiran para atrás!!.
    Lo peor es que existan mujeres capaz de tragárselas semanalmente y de seguir sus milagrosos consejos! jajajajajaja

    Pero bueno, en vacaciones, de cachondeo con amigas, confieso que a veces sí que le sacamos partido a alguna de esas joyas.

    ResponderEliminar
  4. Dolores. Para reirse un rato sí que valen. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. No puedo justificar las palabras de Andrea Fabra, pero si alguien se pudiera merecer lo que nos pasa serían los votantes de Zapatero.

    ResponderEliminar
  6. Yo es que la prensa rosa no la leo. Si es cierto que cuando voy a la peluquería dos veces al año me pongo las botas y además como solo las leo ahí pues no me importa que sean viejas:)
    Pero estoy con Pater, eso quien lo tiene que evitar somos nosotras y si hay gente que las lee luego que no se quejen de que las llamen marujas, es así.
    Besazo

    ResponderEliminar
  7. Ten cuidado, porque igual que hemos encontrado los datos personales de esa zorra, incluido el movil, podemos buscar los tuyos y hacer que tengas miedo de salir a la calle. Los fachas sois la lacra de la sociedad y de éste país, y cada vez hay más gente que no tiene para dar de comer a sus hijos, yo de vosotros no iria alardeando tanto esas ideas, porque se os puede caer el pelo.

    ResponderEliminar
  8. Yo no las compro habitualmente. Sólo el Pronto de vez en cuando. Pero las que más me molestan son las que vienen en formato de lujo y encima cuesta un montón para no decir más que tonterías. Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Siento lo del anónimo, pero las amenazas las tengo que grabar para que quede constancia. Yo no soy militante del PP, aunque sí lo he votado siempre, porque me da la gana y no tengo que darle explicaciones a nadie. Por cierto, hay muchos parados del PP también. Qué asco de demagogia.

    ResponderEliminar
  10. Así que yo escribo un artículo sobre revistas de moda y tengo que aguantar que vengan a amenazarme por unas palabras de una diputada del PP, que probablemente estén fuera de contexto, no lo sé. Pero lo único que tengo que ver con esa señora es que posiblemente la haya votado, si iba en las listas del Partido Popular. Como si todos los diputados de otros partidos fueran trigo limpio...
    Y se supone que tengo que tener miedo de esta gente. Ya me asusté con razón cuando me enfrenté con los etarras en plena ola de atentados. Esto me parece una inocentada. De todos modos, me permito contestar como una víctima de eta, periodista: os habéis equivocado, no me habéis cortado las manos. Y es que me pueden partir la cara pero no pueden impedir que siga pensando lo que pienso. Es el libre albedrío. Y que siga yendo a misa y votando al PP.

    ResponderEliminar
  11. Las revistas femeninas...perezón, perezón, las de cotilleos un horror y las de consejos sobre como seducir al hombre de tu vida y cosas así, patéticas, pero ya lo dice paterfamilias, es cosa nuestra, si las seguimos comprando...pero no es cuestión de sexo Susana, es cuestión de cultura, y no vamos sobrados precisamente

    ResponderEliminar
  12. Como todo en la vida hay más o menos estilo, a mí las revistas de moda o sucedáneas del nivel de Vogue o Vanity Fair me parecen una delicia estética.
    :)

    ResponderEliminar
  13. Territorio. Como ya he dicho, su equivalente masculino vienen a ser los periódicos deportivos, sobre los que se podría decir mucho también y poco bueno.
    Sergio. Sobre estética no puedo opinar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. A ver, yo aquí voy a discrepar, o quizá coincidir con la opinión general: me queda claro (perdonen porque es viernes y vengo con poca energía). Para mí, el peor error de la liberación femenina es pretender que seamos iguales a los hombres. Pues no. Claro, muchas de las feministas que conozco se parecen tanto a los hombres que hasta les gustan las mujeres, pero a mí no, a la mayoría tampoco. La liberación femenina ha sido un hito importante para todas, sí. Sin esas mujeres valientes, no tendríamos derecho ni a aprender a leer. Ni ciudadanía, hombre, ni mayoría de edad si no llegamos a engatusar a alguien para que se case con nosotras o si nuestros padres no tienen suficiente dote.
    Tener los mismos derechos que los otros seres humanos, me parece fenomenal. Pero a mí me interesan cosas que al otro género no le interesan (mayoritariamente, porque ahora hay de todo), me planteo la vida desde distinta perspenctica, y al diablo, hay momentos en mi vida en los que sólo me logra entender otra mujer ¡y a veces sin hablarnos mucho!
    Dicho esto, sobre las "revistas femeninas" (que leen bastantes varones) he de decir que como parte de mi terapia las empecé a leer. (Terapia: si quieres cambiar la vida que tienes, haz cosas que no hayas hecho nunca y que pienses que tú jamás podrías hacer). Estéticamente son hermosas. Papel bonito. Bolsos preciosos. Las fotos muy bien hechas. Los textos pobrísimos. He pensado que (viendo cómo escribo)que yo podría fácilmente escribir en una de esas revistas. Con lo cual, no debo criticarlas.

    ResponderEliminar
  15. absolutamente de acuerdo, de hecho no debieran existir las revistas femeninas en tiempos en que se habla de igualdad... todos los temas debieran ser para todos y los contenidos debieran ser realmente contenidos interesantes, mas bien inteligentes, por que interesante queda a criterio de quien lee... inteligente es la palabra por que de verdad que pasa en todas partes que existen publicaciones que no aportan nada....

    ResponderEliminar
  16. Hoy me ha llegado una revista preciosa con puras tonterías de este tipo pero ¡para niñitas! Ya desde los 8 años pretenden que calcemos con el "modelo" de féminas estúpidas

    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Marga. No digo que no estén bien para pasar el rato, pero echo de menos un poco de contenido.
    Desparramando. Contenidos inteligentes es una buena definición de lo que busco.
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Alemamá. Las revistas para niñitas son las peores. Luego dicen que siguen los modelos de la hija de Tom Cruise o de Brat Pitt. Qué manera de estropear a una persona desde la infancia. Un beso.

    ResponderEliminar
  19. La culpa no es de las revistas, la culpa es de las madres que se las compran a sus hijas, o en su defecto les dan dinero para que se las compren, o en su defecto las dejan leerlas. No culpes a las revistas porque como todo negocio existe porque se vende. Vaya demagogia...

    ResponderEliminar
  20. No es tan fácil ser madre, y que tu hija quiera leer lo mismo que leen sus compañeras porque si no no tiene tema de conversación en clase. Sí es culpa de las revistas porque se venderían también aunque pusieran artículos más edificantes.

    ResponderEliminar
  21. Pues no sé, de todas formas yo leía esas revistas y ni por asomo quiero parecerme a las que salen en ellas, ni visto igual, ni me gusta el maquillaje, ni tacones, ni mirarme continuamente al espejo. Yo no veo culpables las revistas, veo más culpables el educar una mente influenciable y sin principios propios.

    ResponderEliminar
  22. Ese tipo de revistas han hecho un flaco favor a la mujer.

    ResponderEliminar
  23. Yo leí algunas de esas revistas, hay cosas que más allá de todo lo que puedas decir, me parecen interesantes. Todas las mujeres tenemos algo de banalidad dentro y estos ejemplares vendrían a satisfacer nuestras necesidades más nefastas. Yo soy de esas que en sus días chof prefiere leer una revista tonta y en sus días más inspiradores coger algún ejemplar extraordinario de la literatura.

    Pero no porque me parezca un pasatiempo agradable voy a fomentar el estilo de vida que reflejan. Es sólo que yo sé leerlas y diferenciar lo que veo allí de mi vida. La desgracia está en que la gran mayoría no sabe hacerlo.

    ResponderEliminar
  24. Zambullida. No me extraña que piensen que somos todas iguales.
    Rita Agustina. Entre las revistas hay de todo también. Tienes razón: el que sabe diferenciar puede leer cualquier cosa. El problema es que muchos no saben.
    Besos.

    ResponderEliminar
  25. Nunca me ha interesado esas revistas, las he hojeado en peluquerias y quizas en casa de una que otra amiga. Existen por que hay publico para ellas y es que para el gusto se hicieron los colores. Una buena crianza en valores haria que desaparezcan.


    Un abraXo!

    ResponderEliminar
  26. Creo que en algunos casos no existe crianza, ni con valores ni sin ellos. Un beso.

    ResponderEliminar
  27. Totalmente de acuerdo pero los editores saben que publicanbdo eso hay negocio, asi que algo de culpa tendrán las que las compran
    Besos
    Ana

    ResponderEliminar
  28. Lo que no explico es que las compre tanta gente... Un beso.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.