Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

viernes, 27 de julio de 2012

Ser o no ser

Como saben los que siguen este blog, he estado varios meses contestando a los anónimos con sus mismas armas y finalmente me he decidido a dejarlo pasar porque, la verdad, no me gusta ponerme a ese nivel. Así que ahora tengo algunos que me llaman orgullosa y prepotente. Porque parece ser que uno es libre para tener sus ideas al margen del resto, siempre que te quedes callado o al menos las defiendas con un perfil de baja intensidad. Es decir, que yo debería disculparme todo el tiempo por quien pueda leerme y no esté de acuerdo y asegurar una y otra vez que sólo se trata de mi opinión y no es inamovible. Pero el caso es que yo tengo tres o cuatro ideas no negociables.

En cuanto se refiere a la defensa de la vida en general soy absolutamente categórica y no puedo decir otra cosa. Cuando hablo de la fiesta de los toros lo llamo tortura y cuando hablo del aborto asesinato. Si eso me convierte en una intolerante, qué le vamos a hacer. Luego resulta que si estoy en horas bajas y cuento mi tristeza o mi preocupación, entonces llega alguno y me dice que soy una pusilánime y una débil. Vale tambien. De modo que soy prepotente y pusilánime, orgullosa y débil al mismo tiempo. Me parece que me van a estudiar en los libros de psiquiatría. O tal vez sólo resulte que soy una persona normal, con mis gustos y mis fobias, mis contradicciones y mis dudas.

9 comentarios:

  1. Creo que los haces sentir muy importantes hablando tanto de ellos. Por eso vuelven y vuelven.
    Pero esa es solo mi opinión:)
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, si seguramente tienes razón. Pero sabes lo que pasa, que están tan acostumbrados a que nos callemos que se crecen, y eso no puede ser. Tengo derecho a defender mis ideas de manera categórica y que nadie me insulte por eso. A ver si se lo meten en la cabeza. Un beso.

      Eliminar
  2. Buf! No te justifiques más Susana, que ni es necesario ni tienes porqué.
    Tu escribes lo que te da la gana, piensas lo que te sale de las narices, y es tu blog.
    Toda esta gente que no hace más que juzgar a los demás son los que necesitan el análisis psiquiátrico ¿Tienen traumas y su vida es una mierda y canalizan la rabia contigo? Pues que se abran su blog y expongan sus teorías...espera, es que va a ser que ni siquiera saben escribir, ni tienen nada que aportar

    ResponderEliminar
  3. Es cierto todo lo que dices. Lo que ocurre es que no se trata sólo de los blogs sino que es algo generalizado. Parece que algunos nunca tenemos derecho a opinar. Siempre son los mismos los que alzan la voz, llenan los periódicos y salen en las televisiones. Eso es lo que me molesta. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Pasar al ataque personal es la mejor manera de demostrar que no se tienen argumentos.

    ResponderEliminar
  5. Es muy fácil pasar del relativismo al pensamiento único. Del vale todo al sólo vale lo que diga el que más grita. Así se empieza a acabar con la libertad individual.

    ResponderEliminar
  6. Pasa de ellos (aunque te entiendo perfectamente)

    ResponderEliminar
  7. Yo creo que tienen razón las chicas, que les das demasiada importancia y terminan pensando que la tienen. Si los dejas estar terminarán aburriéndose.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Estoy de acuerdo con vosotros, pero voy a publicar otro post a ver si consigo explicar mejor el problema. Un beso.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.