Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

miércoles, 22 de abril de 2015

Justificar lo injustificable

Sobre el crimen del chico del trece años que mató a su profesor con una ballesta que él mismo había construido, escucho a un profesor diciendo que es un pobre niño y no sabía lo que hacía. Pues llevaba tiempo diciendo que pensaba matar a los profesores... La niña a quien su madre tiró por el balcón había acudido al ayuntamiento a decir que estaba asustada porque su madre estaba muy violenta. Pero se ve que no la creyeron. El hombre que mató al menos a una inquilina era conocido por sus vecinos porque hacía ritos satánicos en su casa. De vez en cuando lo ingresaban y volvía otra vez a la calle. Tres crímenes que se podrían haber evitado.

Desde que alguien decidió acabar con los sanatorios mentales permanentes porque se ve que eran centros represivos, ahora los locos peligrosos andan sueltos sin que sus familiares puedan hacer nada por controlarlos. Pero la culpa no es de la sociedad o del sistema sanitario. Es que son imprevisibles. El chico tuvo un brote psicótico, que casualidad, después de salir de casa armado hasta los dientes. Mientras los políticos no asuman que hay enfermedades incurables y hay enfermos que no se van a tomar su medicación, seguiremos en peligro. Los violadores y los pederastas tampoco pueden controlar sus impulsos. Alguien tendrá que hacerlo por ellos.

5 comentarios:

  1. Hola. también vi al profesor diciendo que era sólo un niño... ¿que se lo diga a la familia del profesor que mató? Me parece inaudito que digan que fue por un brote cuando el niño llevaba tiempo organizando y planificando todo... La culpa la tienen realmente los padres por no saber lo qué tiene su hijo en casa y cómo es realmente su hijo... También profesores como el que habló sobre el pobre niño NO ayudan a sacar de las vidas cotidianas a verdaderos locos... Lo de la madre que tiró a sus hijos me parece alucinante...y así podría seguir...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, lo raro es que no pasen mås cosas malas. Un beso.

      Eliminar
  2. Queria corregir una cosita, creo que dijeron que la ballesta era del padre. Respecto con lo demas, estoy totalmente de acuerdo contigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estoy segura. He oído varias versiones sobre ese asunto. Un saludo.

      Eliminar
  3. De acuerdo, pero el problema es que el enfermo a menudo no se medica, no sigue el tratamiento, y no puede ser que sea sólo responsabilidad de la familia mantener a una persona peligrosa bajo control. De hecho suelen ser ellos las primeras víctimas. De manera que si alguien supone un riesgo para sí mismo y para los demás y no sigue el tratamiento, lo lógico sería que viviera en una institución mental.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.