Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

miércoles, 23 de julio de 2014

Aborto: Una cosa es predicar y otra dar trigo.

Aunque suene anticlerical es todo lo contrario, porque después de todo la Iglesia es la primera ong. mundial. Me refiero a que es muy cómodo decirle a la gente lo que tiene que hacer en lugar de implicarse en ayudarles. En el caso del aborto, llevamos años oyendo decir que la mujer tiene derecho a matar a sus hijos cuando no le viene bien tenerlos. Pero ninguna mujer desearía matar a sus hijos si fuera realmente consciente de lo que está haciendo y, sobre todo si se ofrecieran ayudas y alternativas para seguir adelante con su embarazo. Una mujer es madre desde el momento en que concibe un hijo. Si aborta, es madre de un hijo muerto.

Así que el estado tiene la obligación moral de ayudar a la mujer a tener hijos, aunque sólo sea porque un país sin nuevas generaciones es inviable. ¿Quién pagará nuestras pensiones?. Los niños no son sólo parte de sus padres, son riqueza para un país, son sus futuros ciudadanos y no puede abandonarlos sin más. Decirle a la mujer que aborte es lavarse las manos de un problema y provocar otros muchos. El aborto tiene consecuencias físicas y psicológicas a largo plazo (síndrome postaborto). El aborto es la solución machista para el hombre que no quiere hacerse cargo de sus responsabilidades. Digamos no al aborto de una vez por todas.

8 comentarios:

  1. Como en tu entrada anterior, difiero de tus proposiciones, aunque en este caso, de menos que de "la mayoría" de ellas. Sin embargo, estoy de acuerdo en algo que me parece muy importante destacar: claro que el Estado tiene la obligación de proveer condiciones para que las mujeres tengan hijos, y eso va desde un embarazo saludable, hasta condiciones para criarlos -incluyendo al papá en la crianza-. No es una "obligación moral", que puede cumplirse o no, y le sitúa a uno como "bueno" o "malo", es una obligación a secas. Es mucho más sencillo -y no es tan sencillo- crear condiciones para que las mujeres aborten, que crear condiciones para que sean madres y se desarrollen plenamente en el ejercicio de la maternidad. Como con tantas cosas, se le huye a los problemas de fondo. "Decirle a la mujer que aborte" es algo que no debería ocurrir, porque nadie debería decirle a una mujer qué hacer en algo tan delicado. Pero creo que es más fácil apoyarla en el aborto -y no es fácil- que apoyarla para ser mamá. Sí: muchas veces, el aborto es una solución machista, pero no solo porque "libera" al hombre específico de una responsabilidad, sino porque muchas veces forma parte de un entendido en el que la mujer convierte su cuerpo en nada más objeto, aunque objeto-para-sí; también muchas veces es una solución clasista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es exactamente lo que quería decir: que el aborto es la solución más sencilla y barata. Un beso.

      Eliminar
  2. Me he quedado pensando en qué no estabas de acuerdo de lo anterior, ¿en que tenemos los mismos sentimientos y capacidades que nuestros antepasados?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno... prefiero enfocarme en lo que tenemos en común, pero en lo que difiero es en lo siguiente:
      - El hecho de que el papel de una persona cambie a lo largo del tiempo, no quita la importancia que tenga en un momento determinado; la mamá es todo lo importante que es para sus hijos, aunque eventualmente vaya a dejar de serlo.
      - He leído documentos históricos, e Historia -que no es lo mismo- (lo menciono porque hablas de los textos romanos y griegos), y sé que a las personas antes, no les preocupaba lo mismo que ahora. Sí: los temas fundamentales sí son los mismos: muerte, amor, vida, "economía"; pero no les preocupaban las mismas cosas en cuanto a esos temas, y no se producían los mismos sentimientos. Los sentimientos son, además de otras cosas, productos culturales, y cambian con los cambios culturales.
      - Desde una definición común de inteligencia, somos más "inteligentes" que los primeros homo sapiens. De hecho, según recuerdo, el homo sapiens no es el último en esa escalerita de evolución: le sigue el homo sapiens sapiens. Nuestra capacidad intelectual no es la misma que la de los hombres primitivos; las emociones básicas puede que sí, pero los sentimientos -que no son lo mismo que las emociones- sí difieren.
      ¡Saludos!

      Eliminar
    2. Por eso he puesto que todo tiene una importancia relativa. Lo triste del caso es que los niños a los pocos años olvidan la unión tan especial que tuvieron con sus madres.
      Puede que las leyes antiguas te permitieran por ejemplo repudiar a la esposa, pero no creo que fuera menos doloroso que ahora.
      En cuanto al homo sapiens sapiens tenía el mismo cerebro que nosotros, pero dicen que los Neandertales lo tenían incluso más grande.
      Un beso.

      Eliminar
    3. Hay mucho que comentar sobre el cerebro, la mente y la inteligencia, que son diferentes entre sí; también sobre la historia y los procesos psicológicos (el dolor sí difiere según el contexto sociocultural). Pero bueno: estamos de acuerdo en que todo tiene una importancia relativa; habría que recordarlo para no darnos mucha importancia :)

      Eliminar
  3. Estoy en desacuerdo con el aborto desde hace ocho años que tuve la desgracia de presenciar el de mi hermana, fue espontáneo, ella quería al bebé y creo que aunque ahora tenga dos hijos hermosos, eso nunca lo supero. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes tener más hijos pero nunca podrás tener el mismo hijo que perdiste. Así son las cosas. Un beso.

      Eliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.