Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

miércoles, 4 de marzo de 2015

Meter cizaña

Yo diría más bien sembrar cizaña y para hacer honor al título, esta vez voy a hacerlo. Creo que las mujeres en general somos más proclives a esto. Quiero decir que los hombres son más nobles y hacen y dicen directamente lo que quieren, mientras que nosotras vamos un poco por detrás preparando el terreno. Supongo que es un mecanismo de defensa. De todas maneras, no debería pluralizar porque la verdad, aunque suene mal, es que yo en eso soy muy poco femenina. Yo siempre digo lo que pienso y si no debo decirlo me callo, pero no voy lanzando insinuaciones o diciendo medias verdades para favorecer mis intereses. Me parece muy mezquino.

Meter cizaña viene de la Parábola del sembrador de la Biblia, donde éste iba echando semillas pero unas caían en terreno favorable y otras entre cizañas que no las dejaban crecer. Eso es real como la vida misma. Si tuviera que poner un ejemplo de alguien directo y sincero sin duda sería Jesucristo. Él jamás dijo nada para agradar a su público. Siempre hablaba de forma clara y concreta, tanto que a veces resultaba incluso brusco. No se dedicaba a dorar la píldora a unos o a otros. Creo que ése es el camino que debe seguir un buen cristiano y cualquier buena persona en general. De ese modo se hace más difícil que haya malas interpretaciones.

4 comentarios:

  1. Te doy la razón en que las mujeres, por norma general, tenemos más tendencia a eso de las "intrigas". Yo también me considero poco femenina en ese sentido. Un besote!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si hay algo que no soporto es la gente que intriga por la espalda y me temo que conozco a varios. Un beso.

      Eliminar
  2. Hola. qué razón tienes... las mujeres suelen ser cizañentas por naturaleza. Cuando están tres mujeres juntas al final se critican por detrás y sin dar la cara. No soporto la falsedad... también me gusta la gente que dice lo que piensa o quiere a la cara... al final son personas valientes y que realmente creen lo que dicen por eso no temen nada... seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, pero dar la cara tiene un precio. Un beso.

      Eliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.