Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

viernes, 9 de noviembre de 2012

Las palabras mágicas

Recuerdo que cuando empecé a ir a los bares yo sola a tomar café por las mañanas me llamó la atención que nadie utilizaba las expresiones por favor y gracias. Así que yo tampoco lo decía, porque la verdad es que me daba cierta vergüenza ser la única. Hasta que un día empecé a hacer firme propósito de ser más educada y poco a poco me fui acostumbrando y ahora me sale natural. Y es que las personas somos animales de costumbres. Llama la atención ver como los inmigrantes todavía utilizan las fórmulas de cortesía, al menos hasta que se contagian del ambiente general. No cuesta nada ser cortés y marca la diferencia.

Ocurre lo mismo con la palabra perdón. El otro día leí un post sobre eso. Yo acostumbro a disculparme continuamente sobretodo en mi casa, cuando tropiezo o me confundo o cualquier cosa. Incluso cuando no es culpa mía o no lo he hecho a propósito. Creo que en esto más vale que sobre que no que falte. Sin embargo, a veces el ejemplo no es suficiente, y noto que a mis hijos les sigue costando mucho pedir perdón. Espero que con los años vayan comprendiendo que disculparse no te rebaja lo más mínimo, sino que es una prueba de cariño, una consideración hacia los demás que, al contrario, te engrandece ante sus ojos.

28 comentarios:

  1. Es de los pocas virtudes que me alumbran y me siento muy orgullosa de ello. El "por favor" y las "gracias" y el "lo siento" siempre están en mi boca.
    Incluso he tenido que escuchar que me dijeran que era demasiado "formal".
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que viene de tu estancia en América. Un beso.

      Eliminar
  2. Pues de nuevo de acuerdo, personalmente lo tengo tan adoptado que no me doy ni cuenta, el por favor y el gracias me salen solos, bien es verdad que si algo me cabrea o no me tratan correctamente toda esa educación me desaparece por arte de magia y pierdo los papeles, me convierto es barriobajera absoluta.
    En cuanto a lo de pedir perdón, creo que alguna vez voy a contar cuantas veces lo hago al cabo del día, porque lo mío no es normal, me disculpo hasta demasiado.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que a veces me miran raro por ser tan educada. Un beso.

      Eliminar
  3. Saber disculparse, saber decir un gracias y un por favor dicen TODO de alguien Un besito

    ResponderEliminar
  4. Desde luego, marcan la diferencia. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Yo también las uso siempre, ni que costara dinero! Son cosas que no se deberían perder

    ResponderEliminar
  6. Pues debemos ser de los pocos que lo hacen. En un bar nos reconoceríamos.:) Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Yo también soy de las que lo tengo interiorizado y me sale sin más. Me pasa lo mismo con mis hijas, lo ven como formas de señoras.

    Un cariñoso abrazo:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mis hijas en casa no lo utilizan, pero fuera creo que sí. Un beso.

      Eliminar
  8. ¡Vaya! Esta entrada y los comentarios que leo me quitan un prejuicio.
    Yo nunca he salido de México, conozco pocos españoles y no los he tratado realmente, así que con base en los programas y las películas, pensaba que en España simplemente no se usaban esas fórmulas de cortesía. Por ejemplo, al ver la serie "Cuéntame cómo pasó", mi esposo y yo solíamos señalar, una y otra vez -señalamos las diferencias culturales una y otra vez, porque no dejan de sorprendernos-, que la gente no pedía por favor y no daba las gracias, ni los personajes amables o que se tienen cariño, ni en familia, ni en el trabajo, ni en los "bares".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, no te hagas ilusiones. Es que los seguidores de este blog son inusualmente educados. Me temo que por la calle encontrarías lo que esperas. :) Un beso.

      Eliminar
  9. Hace tiempo que la gente ha olvidado los conceptos de pedir perdón y perdonar ... y en cuanto a las gracias, tal vez estemos demasiado imbuidos de que tenemos derecho a todo ... que no es verdad, por cierto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algo de eso hay. Pedir por favor se ve como una humillación, cuando tenemos derecho por principio. Un beso.

      Eliminar
  10. Incluso yo, que soy un misántropo, utilizo una enorme cortesía, sobre todo en los bares, es una cuestión de egoísmo: te atienden mucho mejor.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Sin duda mostrando buenos modales con los demás se logran mejores relaciones. Cuando una persona tiene buenos modales con los demás está desarrollándose como persona y a la vez perfeccionado a la sociedad. Este ejercicio de buenos tratos sirve en todas las áreas de la vida y por supuesto es fundamental enseñarlos a nuestros hijos desde pequeños. En este tema no tranzo, SE DEBE ser bien educado. Eso te hace ser distinguido y puedes ser muy buen ejemplo para el resto, chicos y grandes, que aún no han aprendido. Feliz finde!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo procuro dar buen ejemplo en casa, pero me temo que el ambiente hace más. Un beso.

      Eliminar
  12. Si es que la educación y las buenas formas están precisamente en tomarse la molestia de hacer algo que, sin costar demasiado esfuerzo, es más cómodo no hacerlo. Me gusta utilizar esos términos, para algunos en desuso. Y tengo que decir que cuando alguien me hace algo y me pide perdón me desarma, por muy indignado que esté.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pedir perdón es doloroso pero compensa. Un beso.

      Eliminar
  13. Yo ttambién uso eso de "por favor" y "gracias", menos lo de "perdón" y esto último lo hago conscientemente, para no caer en la coletilla que usa un amigo mío. Se pasa el día pidiendo perdón, toque o no toque, y, la verdad, es muy pesado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que yo también resulto pesada. Es que cuando coges la costumbre no hay quien la suelte.:) Un beso.

      Eliminar
  14. lo cortez no quita lo valiente ,, pero se ha perdido , genial tu escrito .., te sigoo he aqui me ues tu tambien

    http://dramadeunadolscente.blogspot.com/

    te espero

    saludos...

    ResponderEliminar
  15. Qué bonito, Susana!Tienes toda la razón, no sé por qué, pero en España parece que las únicas palabras de cortesía van de la mano de los inmigrantes, aunque muchas veces queramos renunciar de ellos.
    La verdad, si todos fuésemos corteses, nos molestarían menos las cosas cotidianas que pueden hacernos enfadar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. La cortesía no cuesta nada y vale mucho. Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Es que hay gente que se cree que si enseña a sus hijos a ser educados les van a llamar carcas, y una cosa no tiene que ver con la otra. En mi portal, hay vecinos que se asombran de que mi hijo les salude o les deje pasar. Hemos perdido los valores y se los estamos haciendo perder a los niños, y de momento ya hay una generación perdida. Es una pena.
    Besos
    Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también me extraño cuando encuentro un chico educado. Un beso.

      Eliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.