Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

lunes, 26 de noviembre de 2012

Primeras parejas

Cuando se tiene hijos ya mayores como yo, llega un momento en que empiezan a tener amigos especiales y te tienes que mantener al margen. Porque ya no controlas todas las circunstancias y no sabes si realmente les conviene o si es la persona adecuada. A veces esas relaciones no funcionan y no sabes si reaccionar con alivio o con tristeza. Me gustaría tener una visión del futuro fugaz para poderles aconsejar debidamente, pero como no es así, no me queda más que confiar en su criterio. Es duro ver como tus hijos van creciendo y van eligiendo pareja y te preguntas si será la definitiva, si será el padre o madre de tus nietos, pero no puedes hacer nada más que esperar.

Y cuando la relación se acaba, es difícil consolarlos sin saber si ha sido mejor así o tenían que haber intentado mantener el fuego encendido. Intento no mezclar mis propias experiencias en sus decisiones personales, pero me resulta difícil reconocer que yo no tengo ya opinión en esa parte de su vida, que es personal y propia y no me incumbe. Supongo que forma parte del aprendizaje de ser madre y con el tiempo me iré acostumbrando. Al fin y al cabo siempre supe que mis hijos algún día serían independientes y tomarían su propio camino sin consultarme. Pero a veces me gustaría tener acceso libre a sus pensamientos.

23 comentarios:

  1. No sabes como te entiendo. Mi hijo tiene 12 años pero ya empieza a tener su propia personalidad. Dentro de nada, no podré decidir por él, y tendré que dejar que se equivoque. Todos lo hemos hecho. Besos
    Ana

    ResponderEliminar
  2. Es muy duro ver sus primeras decepciones y no poder hacer nada al respecto. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Ay, Susana... lo que más me preocupa no es que mi hija se equivoca... quién de nosotros no lo ha hecho alguna vez al elegir pareja?

    Lo que más me preocupa es ver cómo sufre... sin inmiscuirme y agarrar de la solapa al asqueroso que no me la trate bien...

    Si ya me cuesta no meterme cuando algún niño en el parque no la deja sus juguetes y ella pone cara de pena... cómo hacer para no matar al imbécil que me la haga llorar?

    ResponderEliminar
  4. Fíjate cómo será la impotencia que me decían mis hijas que parecía que era yo la que tenía el novio, de tanto que quería inmiscuirme. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Porque da mucho miedo Susana, cuesta aceptar que se tienen que equivocar y aprender, caer y levantarse, y porque sus penas son nuestras penas, que las sufrimos por igual, o hasta más.
    Lo único que nos salva de no meternos por medio es saber que cuanto más queramos aconsejar menos caso nos harán, ya ni te cuento como tratemos de impedir alguna relación.
    Duro, muy duro
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Basta que les hables a favor para que se pongan en contra. Realmente es mejor no decir nada, pero cuesta. Un beso.

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Puf, no veas lo que me está costando. Un beso.

      Eliminar
  7. Mira por donde estamos totalmente de acuerdo, tu postura me parece, no solo correcta, sino muy inteligente...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, pero nadie te prepara para este tipo de situaciones. Un beso.

      Eliminar
  8. Etapa complicada. Lo mejor es mantenerse al margen pero siempre ahí al lado para escuchar las penas y curar heridas.
    Inmiscuirse es lo peor del mundo, en mi opinión. En cuanto te metes a opinar, la has fastidiado. además todos hemos hecho igual. Es la vida.
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te metes, ya sabes a quién van a culpar de todo.:) Un beso.

      Eliminar
  9. ¡Ay, cómo pasa el tiempo!

    Pero tienes que tener cuidado, porque a las hijas no nos gusta que las madres os inmiscuyáis demasiado en estos temas, y menos con las primeras parejas: creemos que lo sabemos todo sobre el amor y en realidad no tenemos ni idea, pero creo que eso es algo que tiene que descubrir cada cual mientras las mamis estáis en un discreto segundo plano, porque si no... ¡la que se lía! Conseguirás mucho más respetando su intimidad, pero eso tú ya lo sabes.

    Un besote, Susana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, parece que fue ayer cuando jugábamos juntas. Un beso.

      Eliminar
  10. Si las madres pudieran meterse en las mentes de los hijos.....uy ¡no sé qué pasaría Susana!!! Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez sea mejor no entrar.:) Un beso.

      Eliminar
    2. Definitivamente es mejor no entrar ;)

      Eliminar
  11. Tú lo que quieres es ser Dios, Susana. :D Recuerdo el catecismo:
    – ¿Dios lo ve todo?
    – Dios lo ve todo, lo pasado, lo presente y lo futuro y hasta los más ocultos pensamientos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que me resisto a admitir que ya no son parte mía. Un beso.

      Eliminar
  12. Acceso libre a su pensamiento...jejeje, sería fantástico; de hecho, las madres siempre hemos sabido un poco qué piensan o qué sienten antes de que hablen.

    Entiendo que ver actuar a nuestros hijos y no tener parte es dificil; a mi ya me está pasando; a veces me cuentan porque quieren compartirlo y al momento siguiente me dicen que no me entrometa-porque ese día ya no quieren hablar-

    Tengo una amiga que estuvo rezando para que su hijo terminase una relación con una chica,que según mi amiga no era para su hijo.

    Yo rezo para que mis hijos encuentren una persona que les quiera y que sea capaz de tirar de ellos para arriba.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto. Nunca sabes si quieren hablar o quieren estar callados, así que es difícil acertar. O se quejan de que no les hablas o de que hablas demasiado. Me gusta tu oración. Yo también quiero alguien así, sobretodo que tire de mi hijo para arriba. Un beso.

      Eliminar
  13. Me puse a pensar en mi al leer el post.
    Saludos
    David del recordado "Cine para usar el Cerebro".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que nos pasa a todos, pero es una situación complicada. Un beso.

      Eliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.