Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

jueves, 4 de septiembre de 2014

Turismo de desenfreno en España

Esta entrada va a atraer muchas visitas... Estos días se ha armado mucho revuelo porque parece ser que en Barcelona se alquilan pisos a turistas que sólo vienen a España para emborracharse, drogarse y practicar sexo. No es nada nuevo. De hecho existen varios lugares especializados en ese tipo de turismo como Ibiza, Salou, Gandía o Mallorca. Lo que ocurre es que hasta ahora no se habían quejado mucho los vecinos porque al fin y al cabo muchos se benefician económicamente de la llegada de esos nuevos bárbaros que sólo traen ganas de divertirse a cualquier precio. Vienen a desmadrarse como nunca lo harían en su país porque no les dejan.

En cierto modo, parte de España se ha convertido en el puticlub de Europa. Pero eso es algo que se ha venido promocionando directamente durante años sin que nadie dijera nada hasta que ya la situación se ha hecho incontrolable. Habría que replantearse si queremos cantidad o calidad en los turistas que vienen a visitarnos. Eso supondría también empezar a controlar realmente a los establecimientos que venden alcohol a cualquier hora y a los traficantes, y aumentar la presencia policial. Pero el problema es que aquí en cuanto aumentas los controles hay quien apela a la libertad. De este modo, la situación tiene poco arreglo. Así que luego no vale quejarse.

8 comentarios:

  1. Hay cosas en que tienes que decir lo que opinas porque te subes por las paredes. Esos que se llenan la boca con la libertad en estos temas o no tienen hijos o son imbéciles, yo soy madre de cinco hijos 4 de ellos con edades menores de 20, aqui todos somos muy progresistas hasta que te enteras que una hija tuya va por ahí abriendose de piernas porque total es su cuerpo y es libre, también si tus hijos varones van por ahi jugando a dejar preñadas a las que se abren de piernas. Como madre me saca de mis casillas, muy nerviosa me pone, que imbéciles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me temo que muchos padres se enteran de lo que hacen sus hijos por las imágenes de televisión. A mí también me horroriza. Un beso.

      Eliminar
  2. Y Lloret. Tendrías que verlo, pa flipar. España es toda ella un parque temático dedicado a que el resto de Europa venga aquí a pasárselo de putísima madre y a hacer todo lo que no pueden hacer en sus paises, por supuesto beber sin control, ni siquiera saben beber, drogas mil, follar como conejos porque no dan para más, mear por la calle, ensuciarlo todo y armar todo tipo de espectáculos. Vienen, se desbravan y se vuelven suavecitos a pasar otro año muertos de asco en su tierra. Mientras tanto los españoles aceptamos convertirnos en servidores serviciales: camareros, croupiers, camellos, dependientes con idiomas etc etc etc, para eso nos hemos quedado, y debemos ser felices, gracias a eso tenemos trabajitos para malvivir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego. Los mismos que ahora se quejan son los que han favorecido esa clase de turismo porque les venía bien el dinero y ahora que no pueden salir a la calle no saben qué hacer. Un beso.

      Eliminar
  3. Supongo que se parece al Spring break en México. Hay algunos sitios elegidos por los jóvenes girngos, creo que porque les venden alcohol a una edad en que todavía no se los venden, en su país.

    ResponderEliminar
  4. Hay localidades temáticas para sexo, alcohol y drogas, donde el deporte es el balconing, esquivar vomiteras y el asfalto un cubo de basura de condones, cristales... Por cuatro duros alquilan apartamentos a niñatos que se creen que España es esto. Megaluf, en Mallorca, por ejemplo, cubos de fregar les venden repletos hasta el tope de gin, ron...puro matarratas. Y no hacemos nada...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luego algunos se llevan las manos a la cabeza cuando esto ya lo sabíamos desde hace años. Pero es que mirar para otro lado es más cómodo. Un beso.

      Eliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.