Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

martes, 30 de septiembre de 2014

El mercado de los vientres de alquiler

Hace poco salió la noticia de que un hombre había encargado dos niños a una mujer para que los gestara y después rechazó a uno por tener síndrome de down. Le dijo que lo abortara pero ella no quiso y pedía ayuda para mantenerlo. Después de ha sabido que ese hombre había sido acusado de abusar de un niño. De manera que está claro para qué quería los dos hijos. Parece mentira que sucedan cosas tan horribles, pero es que el tema de los vientres de alquiler está muy descontrolado. La mayoría de la gente prefiere mirar para otro lado y dar por supuesto que esos niños tienen alguien que les quiera.

Pero tener hijos no supone que estés capacitado para cuidarlos, incluso siendo biológicos, más aún en estos casos. Está el caso de Asumpta Basterra cuyos padres parece claro que la adoptaron y luego la asesinaron cuando se cansaron de ella. Por eso es una barbaridad permitir que se encarguen hijos a la carta. Más aún teniendo en cuenta la explotación de las mujeres del tercer mundo que gestan hijos ajenos por dinero. Y es que un niño es un ser humano en ciernes, como lo hemos sido cualquiera de nosotros, y debería contar con los mismos derechos y protección legal desde la concepción, y no ser nunca utilizado como mercancía de uso y disfrute para otras personas.

2 comentarios:

  1. Está claro que hay ideas que parecen buenas, a las que hay que mirarlas por detrás, por arriba, por todos lados. Simplemente la adopción de niños de países pobres, por parte de padres de países ricos, es algo que habría que examinar con frialdad en su relación con la reproducción de la pobreza. Con esto no estoy en contra de la adopción, que me parece un acto de amor supremo; solo digo que no todo lo que entraña "bonitos sentimientos", resulta ser "bueno".
    En cuanto al "alquiler" de vientres, me parece que tiene que resultar mal, un proceso en donde se hace negocio con la cuestión de la maternidad. Obvio: no estoy diciendo que ginecólogos y demás expertos, no debieran hacer negocio con su trabajo (aunque desde mi punto de vista, primero está el servicio, y luego el beneficio a obtener); estoy diciendo que desde la concepción occidental de lo que es "humano", hay límites para lo que se puede comprar/vender/alquilar, y esto rompe esos límites. Ahora: hay más que esa concepción occidental de lo humano, y ahora que tenemos acceso a muchas formas de ver las cosas, habrá que ver cómo somos capaces de dialogar con esas otras visiones.

    ResponderEliminar
  2. Cuando alguien necesita dinero para comer no hay principios que valgan, pero eso es utilizar a la mujer como ganado de cria. Un beso.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.