Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

miércoles, 13 de marzo de 2013

Una recopilación

Mi madre me decía el otro día que hay que ver que energía tiene Fulanita a su edad, entra y sale y está siempre alegre. Y yo le contestaba, que es fácil estar animado cuando no te duele nada. Si tuviera problemas de salud o de otro tipo no tendría tanto ánimo. Y es como lo que decía del cáncer, que estar animada ayudará sin duda, pero eso no quiere decir que se cure en todos los casos. La pregunta es: estás contento porque no te duele nada o no te duele nada porque estás contento. A mí la segunda opción me parece absurda. Aunque es cierto que hay dolencias que empeoran por razones psicológicas, tampoco se justifican sólo por la psicología. Parece que tenemos la obligación de encontrarnos bien y ser felices siempre.

Existe una cierta tendencia a quitarle importancia a las molestias, especialmente en las personas mayores. Naturalmente, una enfermedad siempre es más grave, pero eso no significa que una molestia no te pueda complicar mucho la vida. Y si son varias, más. Tendinitis en la brazo izquierdo, varices en la pierna derecha, cifoescoriosis, vértigo auricular, hernia de esófago, colon irritable, astigmatismo, anemia crónica, alergias, tabique nasal desviado, tendones laxos, migrañas... No son todas a la vez, afortunadamente, se van turnando, pero raro es el día en que no toca. Es muy fácil decirte que te animes en estas circunstancias, pero no es tan fácil conseguirlo.


16 comentarios:

  1. A mí me pasa lo mismo. Raro es el día que no tengo algo, y como tú dices, es muy difícil estar animada. Yo lo intento, pero hay días que me cuesta mucho arrancar. Besos y ánimo
    Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Es que la gente que tiene más energía o más salud no se ponen en nuestro lugar. Un beso.

      Eliminar
  2. Cuando físicamente te encuentras bien es más fácil ir animada por la vida, pero cuando te duele la cabeza o el estómago te ha dado mala noche es difícil afrontar el día con energía. Animo y besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso pienso yo que tiene más méritos el que sigue adelante con molestias que el que nunca las ha tenido. Un beso.

      Eliminar
  3. Anónimo. Mi Karma se llama hiperlaxitud articular y resulta que es de nacimiento, no adquirido.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tener una buena actitud ayuda, sin duda, pero no porque te quite las molestias, sino porque te olvidas de ellas por un rato.

      Eliminar
  5. El malestar, como es lógico, molesta, pero la actitud es muy importante. Ante el mismo problema, unos lucen sonrisa y otros no, luego se puede hacer algo al respecto. Habrá, claro, malos días, pero también los habrá buenos; está en nuestras manos. Yo he vivido achaques y contratiempos con pesimismo y también con alegría y no hay color, Susana. Cuando uno es apresado por las sombras, todo se siente más. Cuando se disfruta del momento, se olvidan hasta los dolores y éstos, además, se atenúan hasta desaparecer.

    P.D.: Llevo una temporada, a causa del estrés y del insomnio, padeciendo distensiones musculares de toda índole. También padezco laxitud, entre otras muchas cosas, y tengo ambas piernas vendadas desde hace días. Ahora mismo, sin embargo, me voy a pasear, pese al frío y los vendajes.

    ResponderEliminar
  6. A mí lo que me molesta es esta obsesión de que todos tenemos que ser guapos, simpáticos y estar sanos. o si no, por lo menos dar la impresión. Creo que no es natural. Precisamente esa presión social por aparecer siempre perfectos acaba trayendo más problemas que los que evita. Porque el stress sí que produce lesiones musculares, pero hay otras cosas que no tienen nada que ver con tu estado de ánimo, y al intentar estar a la altura muchos acaban empeorando su salud. Es importante también cuidarse y descansar.
    Yo también procuro pasear todos los días. Que te mejores. Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Pues sin tener más datos, lo que sí sé es que muchas veces estas dolencias, reales por supuesto, son psicosomáticas, y muy habituales en personas negativas.
    También soy de la opinión de que cuanto más te observas y más caso te haces peor, si tratas de entretenerte y ocupar el tiempo, no es que se curen, pero no se hacen tan visibles y pesadas.
    Sólo es mi opinión. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La hiperelasticidad articular se produce por falta de colágeno en los tejidos y afecta a todos los órganos del cuerpo. Dudo mucho que por no hacer caso vaya a recuperar el colágeno. Lo más que puede pasar es que me lesione. Eso es lo que ocurre cada vez que no hago caso de mis síntomas. Un beso.

      Eliminar
  8. Mai. Las riquezas de la Iglesia son obras de arte patrimonio de la humanidad. ¿Quieres que acaben en manos de particulares?. La Iglesia es la mayor ong. del mundo sin necesidad de vender nada.

    ResponderEliminar
  9. "Cada uno sabe hasta donde le llega la manta" decía mi abuela y todos somos libres de vivir nuestra vida como mejor nos parezca.
    No te dejer influir por la presión social. si te sientes mal, te sientes mal, no te sientas obligada a ser feliz si no lo eres, ni a estar contenta si estás triste.
    Simplemente vive como más placidamente puedas hacerlo. No permitas que nadie te obligue a hacer ó ser lo que no quieres.
    Besazo hermosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué buen dicho. Gracias por tu apoyo. Ya pensaba que no había conseguido hacerme entender. Un beso.

      Eliminar
  10. Me centro en un punto: el cúmulo de "molestias-dolencias" de las personas mayores. Al menos en México, parece que debieran resignarse a pasarla mal. Quien tiene que acudir a la seguridad social, es muy probable que reciba una respuesta del tipo "es la edad", y ya. Claro que es la edad, pero a eso no debe seguirle "y ya". Si no hay cura ni remedio, si habrá muchas cosas que hacer para que las personas estén menos adoloridas, menos incómodas. Importa que alguien esté adolorido o incómodo, aunque tenga noventa años; importa mucho que el dolor o la incomodidad le impidan hacer sus cosas de modo que puedan disfrutarse, así "hacer sus cosas" sea mirar la televisión. Me da la impresión que en el afán social de valorar la salud y belleza, quien ya no puede encajar en ese cuadro, mejor que ni aparezca.

    ResponderEliminar
  11. Eso es lo que quería dar a entender: que parece que los débiles, los enfermos estorban, especialmente si además son mayores. Aquí también ocurre que los médicos sólo les recetan calmantes como mucho y no les hacen caso. Como digo yo: si es invierno, te dicen que es gripe; si es primavera que es alergia; si eres joven es el crecimiento y si eres viejo, es la edad. Un beso.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.