Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

viernes, 29 de marzo de 2013

Los mercaderes del templo

Otra de esas lecturas de la Biblia que todo el mundo conoce y pocos saben interpretar. No se dan cuenta de que los que vamos habitualmente a misa, lo hacemos precisamente para que el sacerdote nos enseñe la interpretación de las lecturas. Porque cuando uno lee el texto puede sacar conclusiones erróneas, y no hay más que ver la cantidad de iglesias y sectas protestantes que han proliferado por ese motivo; tantas como interpretaciones personales. Cuando Jesús llega al templo y lo encuentra convertido en un mercado, se enfada y echa a los vendedores. Esto se enmarca en el judaísmo, que es una religión con más de seiscientas reglas o normas de obligado cumplimiento.

Es decir, que el judaísmo se había convertido en una religión de apariencias, donde eran más importantes los sacrificios que la oración. Lo que vendían en el templo eran ofrendas para el sacrificio. Pretender como eso que Jesucristo rechazaría la Iglesia católica actual porque hace negocio con las imágenes, es poner en boca de Jesús demasiadas palabras. No es comparable el judaísmo de hace dos mil años con el cristianismo actual. Nosotros, para empezar, no hacemos ofrendas al templo. Tampoco vivimos rodeados de normas, y los sacerdotes, siguiendo el ejemplo de Jesús, se dedican a servir a su comunidad sin pedir nada a cambio.

12 comentarios:

  1. Tienes razón. Nada más matizo que siguiendo este argumento, creo que sí se puede interpretar que a Jesucristo no le gustaría que fuera más importante el ritual con la imagen que la oración misma, como sucede mucho, tal vez sobre todo entre los católicos sin formación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En eso tienes razón, pero es difícil cambiar el corazón de las personas. Cada uno lo vive como sabe. Un beso.

      Eliminar
  2. Hummm! Susana, ya sabes que yo siempre opino lo mismo, que las enseñanzas de Jesús se han pervertido y tergiversado hasta la saciedad, nada que ver bajo mi punto de vista lo que el predicaba con lo que desde hace siglos se viene haciendo en su nombre, lo siento, pero esa idea creo que no la voy a cambiar.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Inma, ¿y Cáritas, y Manos Unidas y todas las miles de obras sociales de la Iglesia?, ¿no es eso lo que predicaba Jesucristo?. No te fijes en lo que se ve sino en la labor callada de millones de personas que no salen en televisión. Un beso.

      Eliminar
    2. Siiiiiiii! Claro! eso también lo hemos hablado otras veces, sabes que no pretendo atacar, por supuesto que esa parte de la Iglesia la admiro y la valoro, y cada sacerdote en su parroquia haciendo lo que puede tanto económica como moralmente, y todos los misioneros que llevan años dejándose la piel, son las altas instancias las que no me convencen jeje, ya me conoces.
      Un beso

      Eliminar
  3. Susana
    buen pensamiento el tuyo
    tendriamos que ser teólogos para entender las escrituras y Jesus vino a ponerle fin a los fariseos de Jerusalen que lo unico que hacian es cumplir simbolismo con ir a rezar y lo que hoy es la misa
    un beso enorme Felices Pascuas, hoy vine de el via crucis,
    besos Carmen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es nada fácil interpretar la Biblia. Yo he recibido catequesis y lo que cuento me lo han enseñado. Un beso.

      Eliminar
  4. A leer el post me he acordado del versículo "Misericordia quiero y no sacrificio"...

    ¿Cómo se encuentra tu padre, Susana?

    Un beso, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi padre está por el estilo. Ya es difícil que mejore. Un beso.

      Eliminar
  5. No se puede usar un templo, un lugar sagrado , para hacer negocio, es así de sencillo
    Ana

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.