Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

martes, 26 de marzo de 2013

Caridad cristiana

Una de las grandes diferencias entre el mundo judío y el cristianismo es que los antiguos judíos pensaban que, cuando alguien estaba enfermo, se debía a algún pecado que había cometido el mismo o alguien de su familia. Jesucristo creo una gran revolución al dedicarse a curar a los enfermos, independientemente de que fueran judíos o paganos, pecadores o no. También porque curaba a la gente en sábado cuando, según las normas del judaísmo, no se puede trabajar.  Por eso Jesús era considerado un revolucionario de su época. Igual que curaba a los enfermos, perdonaba los pecados e incluso resucitaba a los muertos. Muchos no entendían porque se ocupaba de gente inútil.

Por esa razón, los cristianos a través de los tiempos y en todos los lugares del mundo donde habitan se dedican a cuidar a los enfermos. Ahora parece muy obvio, pero en la antigüedad no se veía de esa manera. Había bastante costumbre de abandonar a los niños no deseados, de modo que en Roma se empezó a conocer a los cristianos como los que recogían a los niños de la calle. En las culturas orientales, por ejemplo, se tiene en consideración a los ancianos pero a los niños no se les da mucho valor. El concepto que existe en occidente de obligación de asistir a los pobres y necesitados nació con el cristianismo. Antes, cada cual se las arreglaba como podía. La caridad es un concepto cristiano.

13 comentarios:

  1. He recordado a los leprosos, Susana. Era la peor enfermedad. Quien la contraía no era digno de vivir con los demás hombres. Se les recluía en lugares alejados. Una enfermedad incurable, desagradable,degenerativa y considerada como castigo divino. Jesucristo se acercaba a ellos y los curaba. Un escándalo para los judíos.

    Gracias por los post. Son buenos recordatorios. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y sobretodo, la lepra es muy contagiosa. Por eso los evitaban. Un beso.

      Eliminar
  2. Desde luego que sí. Todavía no entiendo como hay personas que no entienden lo que es la iglesia católica y sólo se fijan en lo malo. Saludos
    Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que tiene hablar de oídas, que lo entienden todo a medias y luego se dejan malmeter por otros. Un beso.

      Eliminar
  3. En eso tenemos que estar agradecidos al cristianismo, pues.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Independientemente de que fueran lo que fueran :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Había muchos marginados en aquella sociedad. Un beso.

      Eliminar
  5. No soy una experta en la materia Susana, pero leyéndote me ha venido a la mente esa frase de: "por sus obras los conocerán" creo que decía y sigue diciendo mucho.
    Un cariñoso abrazo y felices días.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto. “Por sus obras les conoceréis”. Mateo 7, 15-20. Es otra gran frase de la Biblia. Un beso.

      Eliminar
  6. Dos cosas que belleza el cuadro de tu hijo me encanta
    y tu relato del hijo prodigo es de mucha utilidad para refrescar la memoria
    un beso enorme
    carmen

    ResponderEliminar
  7. Gracias. Mi hija tiene una sensibilidad especial para la pintura. Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Inma. No tengo comentario tuyo. Espero no haberlo borrado. Un beso.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.