Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

lunes, 29 de junio de 2015

Coger el rábano por las hojas

Eso también lo oía mucho de pequeña. Se refiere a quedarse con lo superficial y perderse lo importante. Es algo que ocurre muy a menudo pero más ahora en estos tiempos en que prima lo inmediato. La gente está al día de las últimas noticias pero se queda sólo con los titulares y no se molestan en indagar sobre lo que se esconde detrás, las causas y las consecuencias de cada situación. Es terreno abonado para oportunistas que aprovechan el descontrol para hacer su agosto (enriquecerse), como los cronistas de sociedad que nos cuentan al detalle la vida de los famosos, mientras no sabemos apenas nada sobre el resto de la humanidad.

Comprendo que es apetecible pasar el tiempo entretenido en nimiedades en lugar de preocupado por cuestiones serias, pero así es natural que los problemas no se solucionen nunca. A mí lo que nunca dejará de asombrarme es la pasión y el sentimiento que ponen algunos en el deporte, especialmente en el fútbol. Procuro no ver esa clase de programas, pero cuando cojo alguna escena y veo cómo se enfadan, se alegran, lloran y ríen por las andanzas de unos muchachos en pantalón corto, me temo que no tenemos arreglo. Da la impresión de que a algunos, a muchos, les importa eso mucho más que su propia familia. Y luego me extraño de que admitan el aborto...

4 comentarios:

  1. A mí hay partidos de fútbol que sí me gusta verlos pero lo que nunca entenderé es llevárselo al terreno personal y terminar hablando mal de otro país nada más que porque nos ganaron un partido o porque se montó tangana entre dos jugadores. Todo en su justa medida, que esa gente no nos da de comer y ganan bastante más que nosotros... Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los tratan como si fueran algo suyo y no es mås que un trabajo como otro cualquiera. Un beso.

      Eliminar
  2. La pasión del fútbol los ciega, tanto que hoy fui a un velorio y tenían la tele puesta en la calle, se supone para no incomodar al difunto, una pena por la viuda que tiene que convivir con hijos de esa clase, vaya.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.