Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

sábado, 1 de agosto de 2015

Ser uña y carne

Significa estar muy unidos. No hay unión más real que la familiar, especialmente la de los padres con los hijos, ya que comparten los mismos genes al cincuenta por ciento. Por eso no me explico que esté tan de moda ahora tener hijos de padre desconocido por inseminación artificial. Aunque te den todas las garantías no dejas de compartir un niño con una persona que no conoces de nada y a saber qué vicios ocultos tiene. Tampoco debe ser muy normal si se dedica a vender su esperma. Aparte de que por supuesto no es justo para un hijo ser privado de la figura del padre voluntariamente porque una mujer quería ser madre y no tenía pareja.

Para colmo, ahora dicen que también se puede comprar a la carta por internet y te lo envían en una especie de nevera portátil. Así que tu futuro hijo, carne de tu carne, viene envuelto para regalo y sólo tienes que introducírtelo.  La verdad es que sería cómico si no fuera tan trágico. Que algo tan bonito y tan importante como la maternidad pueda ser reducido a una transacción económica y un negocio para algunos. Luego no es de extrañar que existan tantas familias desestructuradas y que las consecuencias sean a veces nefastas. Si ya puede salir mal utilizando el conducto habitual, cuánto más con estos experimentos sociológicos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.