Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

martes, 24 de junio de 2014

Nostalgia de lo que nunca fue

La gente suele recordar con cariño su infancia y su juventud, como una época dorada. Por eso luego les cuesta adaptarse al cambio. Sin embargo a mí me pasa al contrario. Siento que perdí mucho tiempo cuando era niña encerrada en casa sola y sin hacer nada. Porque me aburría pero no estudiaba. He visto miles de horas de televisión, he leído de forma compulsiva y he escuchado música, pero apenas me relacionaba con la gente. Me faltaron las amistades, la pandilla y los primeros escarceos amorosos. Ahora me lamento de tantas horas desaprovechadas, pero el caso es que conseguí ser relativamente feliz a mi manera.

Los primeros veinte años se me hicieron inacabables, al contrario de lo que suele suceder. Los siguientes veinte pasaron volando en una vorágine de experiencias compartidas. Y ahora me queda el regusto dulce y amargo, pero al menos siento que he vivido este tiempo a fondo. De manera que estoy dispuesta a afrontar lo que venga con la satisfacción de que al menos esta etapa de mi vida no la he desperdiciado. Son ocho años ya a lo tonto en internet. Cómo pasa el tiempo. Así que esta parte de mi vida también forma parte de mí, de mis recuerdos y de la persona que soy ahora. La niña que fui supongo que se hubiera sentido satisfecha.

No os perdáis los artículos anteriores. Tienen mucha miga. :)

4 comentarios:

  1. Buenos días Susana!
    He ido primero a lo que me he saltado este puente...miga! populismos y nuevo libro! tesón no te falta, felicidades!.
    Mis lejanos primeros 20 años los sentí felices en aquel momento, sin embargo me parecen mucho más exprimidos y saboreados estos últimos: no los cambiaría. Sé lo que quiero y no pierdo el tiempo en buscarme y encontrarme. Un beso, feliz semana

    ResponderEliminar
  2. No sé cuántas horas pude pasar sola en casa y eso ya no tiene arreglo. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. A mí no me gustó mucho mi principio, así que puedo identificarme en eso contigo; pero no lo veo como tiempo perdido porque con todo y que no la pasaba muy bien, tengo hermosos recuerdos, fui querida, y eso me hizo lo que soy. ¡Luego se compuso! ¡Y fue a mejor y mejor y mejor...!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mis únicos buenos recuerdos son esos, de sentirme querida. Un beso.

      Eliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.