Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

sábado, 5 de abril de 2014

Visitas

Me decía un comentarista el otro día que no tengo éxito porque ando dando lástima a la gente. En primer lugar, el éxito es relativo y yo me doy por satisfecha con mi número de visitas (unas 250000).  En segundo lugar, esas entradas sentimentales son precisamente las que más visitas atraen. A la gente le gusta ver el lado emotivo de la persona. Si mi blog estuviera lleno de datos es posible que fuera más apreciado en internet, pero eso no me sale, yo necesito exponerlo todo de forma personalizada. Y eso es precisamente lo que gusta a la gente que me sigue, que soy una persona normal con mis dudas y mis contradicciones, y no trato de ocultarlas.

Hubo un tiempo en que quise volver a empezar dedicando un blog a los temas polémicos y otro sólo a las reflexiones personales, pero al poco tiempo me di cuenta de que eso no era posible, que todo lo interpreto desde mi experiencia personal y está ligado indisolublemente a mis sentimientos. Los post personales como éste tienen muchas más repercusión que los que se limitan a exponer un tema. También aquellos posts donde se origina una polémica con alguien que recurre al ataque personal. Por eso no rehuyo los enfrentamientos, aunque no me gusten demasiado. Son parte del precio a pagar por estar en un medio público y llegar a más personas.

Naturalmente, yo tendría la opción de limitarme a la gente con la que me llevo bien o que está de acuerdo conmigo al cien por cien. Podría tener un twitter lleno de amigos, como el facebook y no meterme nunca en problemas. Pero es que yo pesco en aguas revueltas, y mi objetivo son los tiburones, no las sardinillas. Es decir, que tengo que ir a buscarlos a su terreno o atraerlos hacia el mío. Porque si pretendo convencer a alguien no puedo esperar a que lo haga por sí mismo. Sin información alternativa es muy difícil cambiar de opinión. Que tal vez no convenza a nadie. Es posible, pero al menos lo habré intentado.

10 comentarios:

  1. Me parece que si estás resuelta a entrar en la labor de convencer, y sabes que te enfrentarás con personas, no solamente que no piensan como tú, sino a quienes les parecerás totalmente "fuera de lugar" y entre las cuales habrá personas agresivas que recurrirán a la ofensa, te convendría estar bien "armada" anímicamente para que no te lastimen. Una buena estrategia es que después de un rato de "pelea" -por decirlo fácil-, te das un descanso volviendo a hablar sobre los refranes. Pero, Susana, me parece que eso apenas te sirve para darte un respiro y luego vuelves a ponerte en el borde del "peligro" -por decirlo fácil, también- de que ataquen y se te vaya el ánimo para abajo. Si consideras imprescindible entrar al "ruedo" de la discusión para convencer, pues sí creo que necesitas una "armadura" fuerte, algo que te proteja. Te lo digo con cariño, no porque no seas fuerte -está visto que tienes aguante-, sino porque con el tiempo puede llegar a ser muy pesado estar siempre "en tensión" de "resistir". Cuídate :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando estás en la línea de fuego resulta muy difícil no lastimar ni ser lastimado. Digamos que tengo que provocar una reacción para atraerlos a mis terreno. Siempre procuro no descalificar directamente pero es complicado mantener la calma. Te agradezco mucho que te preocupes por mi. Un beso.

      Eliminar
  2. Siempre es difícil acercar posturas distantes. Piensa que igual de segura y convencida que estas tú de lo tuyo, estàn los del otro lado de lo suyo. No obstante aveces la gente cambia de opinión, pero ese cambio solo puede nacer de un diálogo abierto y pacífico. Desde la mala educación, la violencia verbal o la soberbia de creerse el único con razón, nunca se convence ni se es convencido.
    Creo que la base debe ser una actitud tipo: estoy tan seguro de mi opinión que dialogo contigo de forma abierta y educada, y si llegara el caso de que me convencieras tú lo aceptaría. Y esa misma actitud la tienen que tener las dos partes. Fíjate qué difícil. Por el contrario cuando insultas o te insultan, solo se refuerza la postura que cada uno tenga. No es posible convencer ni ser convencido.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Intento convencer con razonamientos incluso aunque me contesten con desprecios, porque sé que en internet el texto acaba donde menos te lo esperas y puede llegar a una persona más dialogante. El problema es que hay cuestiones de las que es imposible convencerme y no voy a fingir lo contrario. No me parecería justo. Un beso.

      Eliminar
    2. Estoy con Matt, pero bueno, en entradas anteriores de estos últimos días ya te he dicho lo que opinaba sobre este asunto, sigo sin comprender esa fijación por convertirte en abanderada de una causa, pero vamos, que es admirable. Yo doy mi opinión pero hace mucho que no trato de convencer a nadie de nada.
      Besos

      Eliminar
    3. No se trata de fingir, sino de que cuando uno está realmente convencido de algo, no le tiene que dar miedo una postura abierta, puesto que sabe que no le van a hacer dudar. Es difícil expresar lo que quiero decir. Lo de: "si llegara el caso de que me convencieras tú lo aceptaría", simplemente demuestra una actitud abierta, no significa que creas que puede pasar. Y el otro la percibe, y tiene más facilidad de escuchar porque siente que tú le escuchas. Hablo en genérico, sin personalizar. Pero creo que se convence más que desde la postura de"yo estoy en la razón y me siento obligada a convencerte".
      En cualquier caso, como decía, no se trata solo de tu actitud, sino de la del contrario también. Por eso lo veo tan difícil. Porque ambas partes deben estar dispuestas a un diálogo abierto y desde el respeto.
      Un beso

      Eliminar
  3. Ayer tuve 150 visitas. Mucho más de lo normal un sábado. A eso me refiero, a que mostrarse vulnerable atrae a mucha más gente. Y a mí me interesa que me lea mucha gente para ampliar el espectro de opinión en internet. No porque yo piense que valgo mucho. Sólo soy el mensajero.

    ResponderEliminar
  4. Está visto que no me explico. Llega un momento en la vida en que hay que tomar partido por las cosas realmente importantes. Yo expongo mi punto de vista porque pienso que es minoritario en internet. Naturalmente lo hago con convicción y no podría hacerlo de otra manera. Me parece sencillamente hipócrita pretender que puedo mantenerme en un lugar equidistante cuando no es cierto. Otra cosa es que procure mantener el respeto por mi parte. Eso ya lo sabéis los que me leéis.

    ResponderEliminar
  5. Creo que Matt lo ha explicado perfectamente.
    Besazo

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.