Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

martes, 15 de abril de 2014

Tanto tienes, tanto vales

Es la dura realidad. Detrás de las buenas intenciones e incluso en los lugares teóricamente más puros sigue siendo más valioso el que tiene más. Eso se comprueba cuando intentas introducirte en un nuevo círculo y ves que todo son buenas maneras pero a la larga no te admiten como uno más. Como yo soy especialista en no encajar en ninguna parte sé muy bien lo que es ser demasiado rica para los pobres, demasiado pobre para los ricos, demasiado progresista para los conservadores, demasiado conservadora para los progresistas, demasiado religiosa para los ateos, demasiado personal para los religiosos.  Pero resulta duro cuando crees que al final has encontrado tu lugar y descubres que ahí tampoco te admiten.

No nos engañemos, es más fácil tener amigos cuando eres especialmente guapo o tienes un estilo de vida despreocupado, o mejor las dos cosas. Siendo una madre de familia de mediana edad lo tienes mucho más difícil. En mi caso porque ya he comentado alguna vez que las mujeres de mi generación suelen estar trabajando y no coincidimos ni en lugares ni en horarios. Pero lo peor es cuando no consigues encajar ni en tu propia familia. Parece mentira cómo las circunstancias externas pueden tener más importancia que la llamada de la sangre. Qué complicado resulta encontrar gente que te valore como eres sin esperar nada a cambio.

9 comentarios:

  1. A veces cuanto más tratas de encajar menos encajas Susana, el deseo de agradar o ser aceptada te aleja en lugar de acercarte. En ese sentido yo siempre he funcionado de una manera muy cómoda - Ey! yo soy ésta y soy así, si te interesa bien y sino también - suena a chulería pero es más bien el miedo a que me rechacen el que me lleva a no exponerme. Siempre me ha dado buenos resultados, y en general siempre han sido los demás los que se han acercado a mí, por curiosidad, por verme rara, porque el desinterés atrae, no lo sé, pero ahí está.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo ya no lo intento tampoco, la verdad, pero sí que hubo un tiempo en que me hubiera gustado encajar en algún grupo y lo intenté, pero no lo conseguí. Un beso.

      Eliminar
  2. No intentes agradar a nadie, se siempre tu, porque por mucho que te esfuerces, siempre habrá alguien que no le gustará tu forma de ser y no te aceptará.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero a todos nos gusta formar parte de algo aunque no podamos. Un beso.

      Eliminar
  3. te entiendo. es complicado. Hubo eddes en las que hubiera dado tanto por pertenecer a un grupo, tener una amiga...... buscaba que me quisieran, no me sentía querida en mi círculo más cercano. Cuanto más maduramos, menos necesitamos de esto. Pero es complicado.

    ResponderEliminar
  4. Realmente esto viene de que me hice voluntaria de un grupo afín a mis ideas y sin embargo no conseguí encajar tampoco. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Supongo que eso de "tanto tienes, tanto vales" es cierto, pero no necesariamente tiene que ser como se piensa comúnmente, una cuestión de dinero o de imagen física. Queremos a nuestro alrededor a personas que nos aportan algo que valoramos: tranquilidad, ideas, sensación de ser aceptados, etc.

    ResponderEliminar
  6. Intentar agradar es complicado y la mayor parte de la veces inútil.
    Lo mejor es vivir con naturalidad como eres y aquel que se acerque a tí, ya sabrá lo que hay.
    Besazo

    ResponderEliminar
  7. Silvia. Ésa es una forma más positiva de verlo desde luego.
    Dolega. Es cierto, pero el aislamiento pesa.
    Besos.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.