Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

lunes, 21 de abril de 2014

Obras son amores que no buenas razones

Se dice que hay que predicar con el ejemplo y si no, no sirve de nada. Supongo que tienen razón, pero a veces el ejemplo tampoco sirve, me temo. Siento ser tan pesimista pero es lo que toca.
Ojalá escuchen hoy su voz:
«No endurezcan el corazón como en Meribá,
como el día de Masá en el desierto;
cuando sus padres me pusieron a prueba
y me tentaron, aunque habían visto mis obras».
 Sal 94,1-2.6-9:
Como decía el Viernes Santo si ni siquiera a Jesucristo le creyeron los judíos después de haber visto multitud de milagros, no es extrañar que las obras pasen desapercibidas. Pero aun así para ser una persona coherente y tener credibilidad es imprescindible obrar según lo que se predica. Yo lo sigo intentando. Si hay algo que no soporto desde niña es la hipocresía.

4 comentarios:

  1. El ejemplo deja huella, tarde o temprano. Es la mejor forma de "dar ejemplo".

    Y, sin ser muy duros con esto, es cierto que nada mejor que las obras (obras son amores, no buenas razones) para saber de verdad quien es quien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces el ejemplo no es suficiente, me temo. un beso.

      Eliminar
  2. Siempre recordaré la frase de que los niños no aprenden lo que se les enseña sino lo que viven.
    Eso mismo ocurre con los adultos.
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá estuviera yo tan segura de eso. un beso.

      Eliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.