Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

lunes, 7 de abril de 2014

Justificaciones

Dicen que me paso el día justificándome y la verdad es que tienen razón. No debería. Pero como me da vueltas la idea en la cabeza tengo que plasmarla en la pantalla. En este país tenemos un problema de mentalidad muy importante. Sucede lo siguiente: que si yo en un diario público digo que el gobierno está corrupto y habría que colgar a alguien en la plaza pública, resulta que no pasa nada (hecho cierto). Es libertad de expresión. Pero si a mí en mi página privada se me ocurre decir que los que practican vandalismo son unos vándalos por definición, entonces resulta que estoy insultando a la gente. El problema no soy yo, sino mis opiniones.

Vivimos en un país donde resulta que defender al gobierno está mal visto y ser un antisistema con reminiscencias del comunismo más rancio resulta simpático. Creo que eso sólo puede ocurrir en España. Si yo digo que los homosexuales me caen bien, todo son flores. Pero si defiendo que un niño debería crecer con su padre y su madre biológicos, entonces resulta que soy una intolerante. Pero yo sólo estoy dando mi opinión claramente y sin tapujos. A quien no le guste que no lo lea. No me considero superior a nadie. Simplemente pienso que tengo razón porque si no, no le dedicaría tanto tiempo y esfuerzo a difundir mis ideas.

Y creo realmente que mucha gente piensa igual que yo, mucha más que la que se cree. Lo que ocurre es que no se atreven a decir nada, porque en España algunas opiniones son tabú. Los medios de comunicación están todos comprometidos con los mismos pensamientos políticamente correctos y todo el que se sale de ellos es un paria. Sólo en internet es posible aportar otro punto de vista sin meterse en problemas. Aun así siempre habrá quien te juzga como si opinar distinto que la mayoría visible fuera un delito. Y ahora sí espero dejar el tema, aunque la verdad es que el blog está teniendo un éxito espectacular con esta polémica.

16 comentarios:

  1. en mi opinión, en España falta formación para escuchar las opiniones ajenas y no tomarlas como un ataque, sino como lo que son, una forma de entender la vida.

    Aquí, o piensas de una manera o mejor te callas, porque lo que te vas a llevar son discusiones que no llevan a acercar puntos de vista, sino a una pelea. Es a ver quien gana.

    Y todo esto es formación y educación. Veo en los colegios gente muy joven imponiendo sus opiniones, gritando, sin saer mantener un debate.... Y por ahí se empieza. Y los más mayores son un pésimo ejemplo.

    Nos quedan varias generaciones, y mucha voluntad de mejorar, que no la veo

    ResponderEliminar
  2. Es que se habla mucho de libertad pero se ejerce muy poco. Aquí sólo hay libertad para opinar como todo el mundo. Si opinas diferente ya dicen que estás atacando a los demás. Es sólo ofrecer otro punto de vista, porque no puede haber elección si no existen distintas opciones. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Me dicen comentaristas bien intencionados que debería disimular el hecho de que estoy convencida de lo que digo. No puedo hacerlo. Para eso mejor me dedico a hablar del tiempo. Escribo porque estoy convencida, si no no lo haría. Vuelvo a lo mismo, los que dicen lo contrario no tienen necesidad alguna de suavizar sus declaraciones.

    ResponderEliminar
  4. Es cuestión de coherencia Susana, o todos somos libres o ninguno!
    Y resulta que hoy estar a favor de la vida o las familias es sinónimo de intolerancia o facha... Bsss

    ResponderEliminar
  5. Uno es lo que es, Susana. Justificarse hace daño.

    ResponderEliminar
  6. Bueno... hay opiniones que casi por definición son de intolerancia a algo, y sus contrapartes son de tolerancia a ese algo. Así, por ejemplo, estar en contra del matrimonio homosexal es no tolerarlo, y por tanto es una posición de "no tolerancia a algo", es una posición intolerante. Su contraparte, estar a favor del matrimonio homosexual, no está en contra ni del matrimonio heterosexual ni de que haya homosexuales solteros, por lo tanto, es una posición de tolerancia. Me parece que lo congruente es que, así como una persona se puede asumir conservadora en unos temas, como tú lo has hecho, pueda asumir que su posición es de intolerancia en ciertas cuestiones. Por supuesto, sería bueno que muchos asumieran que son intolerantes a la religiosidad, a lo tradicional o a acciones "de derecha". Estaría muy bien que muchos programas que pretenden áreas "libres de humo del cigarro", se definieran como intolerantes a los fumadores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no estoy contra el matrimonio homosexual sino contra las adopciones de niños por parte de parejas homosexuales. Creo que no debería llamarse matrimonio, pero eso es lo de menos. Lo que realmente me preocupa son los niños.
      Eso me recuerda una vez que recogía firmas contra el aborto y una mujer me dijo que ella era "muy tolerante". No se puede ser tolerante con el derecho a matar a tus hijos. Es una contradicción. Un beso.

      Eliminar
    2. A lo mejor se trata de no considerar que te llamen intolerante como un desprecio o un insulto, tal y como dice Silvia, que como siempre lo ha bordado.
      Usemos las palabras correctamente, si no toleras eres intolerante, pero es que eso en si mismo no es ni malo ni bueno, no hay porqué tolerarlo todo, o no todos tienen porqué tolerarlo todo, depende de cada persona y de su visión de la vida, casi, casi, de su carácter. Lo que vengo a decir es que ser tolerante no te hace ni mejor ni peor que ser intolerante, otra cosa ya es las simpatías o antipatías que te crees con ello, y eso hay que asumirlo.
      Besitos a las dos

      Eliminar
    3. Gracias. Bueno, tal vez si se trata de que hay cosas que no estoy dispuesta a tolerar y si eso me hace intolerante, tendré que asumirlo. Un beso.

      Eliminar
    4. Añadiré que hay mucha gente que va de tolerante pero no tolera a los intolerantes ni ningún tipo de discrepancia con su posición, con lo que casi es peor, porque se contradicen en sus propios principios, un poquito de coherencia si que sería de agradecer

      Eliminar
  7. Es como si yo digo que soy tolerante con el atraco a mano armada. Hay cosas que no se deben tolerar.

    ResponderEliminar
  8. Creo que hay ciertos sectores de la sociedad que han tomado el lenguaje, lo han moldeado a su conveniencia y sencillamente van por la vida pretendiendo dar carnets de tolerancia, civismo, democracia....Ufff que miedo.
    Besazo

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.