Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

miércoles, 9 de abril de 2014

Semana Santa

Está la cosa muy parada en el blog y no sé si es que ya estáis haciendo las maletas para Semana Santa o es que en cuanto dejo los temas personales esto se paraliza. Así que, para comprobarlo, he pensado: pues meto otra entrada más polémica. Y entonces es cuando alguien dirá que estoy obsesionada, pero no, sólo es que tengo tiempo libre... Así que voy a hablar sobre la Semana Santa. Cuando yo era pequeña se trataba de una época de recogimiento casi obligado y, claro, todo lo que se fuerza resulta falso. No se puede obligar a nadie a rezar o sacrificarse. Pero ahora estamos en el otro extremo y parece que está mal visto celebrar estas fechas.

Incluso ha habido un par de veces en Madrid unas mal llamadas procesiones ateas, con el único fin de hacer escarnio de los sentimientos religiosos. Este año por suerte parece que no va a haber. Entonces es cuando entramos en el tema de la tolerancia, que yo pienso que no es tolerable burlarse de los sentimientos ajenos. Si eso me convierte en una intolerante, bienvenido sea. Comprendo que para alguien no iniciado en la religión, eso de pasear a un hombre crucificado y una mujer llorando puede resultar incomprensible, pero yo tampoco comprendo a los comentaristas deportivos y no por ello me dedico a hacer burla a los forofos del fútbol. Es cuestión de educación.

13 comentarios:

  1. Lo de las profesiones ateas querían notoriedad, pero enseguida se cansan :P
    Besazo

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que es una cuestión de respeto, uno de los muchos problemas que tuve con mi ex esposo fue precisamente cuando lleve a los niños a tomar ceniza y él se vió obligado a hacerlo. la verdad son cuestiones personales y nadie debe de hacer lo que no quiere, pero tampoco criticar lo que no conoce. Saludos

    ResponderEliminar
  3. Cuando mi hijo está enfermo (gripe, poca cosa más), o hago recados en a calle y no en la oficina, tengo menos tiempo para visitarte. Esta vez a estos dos motivos se une la llegada mañana de una de mis hijas a pasar la Semana Santa.

    Por un lado añoro cómo la vivía con mis padres. Procesiones de Cuenca y Jerez, recogimiento, tradiciones....... Algo obligado pero no hacía mal a nadie algo de reflexión. En Canarias es difícil vivirla con esa intensidad (la playa, siempre la playa) y no he sabido inculcárselo a mis hijos. Un error por mi parte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo siempre visito alguna procesión, pero tampoco se lo he inculcado a mis hijos. Un beso.

      Eliminar
  4. A mi las procesiones ateas me parecen una chorrada como un piano y ganas de molestar.

    Yo este año me acerco a ver alguna. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una chorrada pero no deberían permitirlo nunca. Un beso.

      Eliminar
  5. Soy más de interior que de procesión...la procesión va por dentro dicen!
    Buenos días Susana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo tampoco participo mucho pero me gusta que existan. Un beso.

      Eliminar
  6. Yo al contrario, creo que existe el derecho a burlarse. Creo que está mal burlarse, yo no lo hago; espero enseñar a mis hijos a no hacerlo. Creo que se debe respetar lo que es sagrado para otros; yo no siento nada especial por la bandera de mi país pero respeto mucho lo que representa para otros. Sin embargo, me parece que si alguien quiere hacer algo que está mal, como burlarse, mientras no impida el ejecución de aquello de lo que se está burlando, debe poder hacerlo. Ya se encargará la sociedad de verlo mal por burlarse, si es que a la sociedad le parece mal. Si encontramos que a la sociedad no le parecen mal las burlas a lo que es sagrado para un grupo de personas, haremos bien en recordar y promover, no tanto porqué está mal burlarse, sino porqué está muy bien respetar, que parece lo mismo, pero no lo es :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El derecho a hacer burla implica derecho a hacer daño a otro aunque sea psicológicamente. El sentimiento religioso es algo muy personal y profundo y, como he dicho alguna vez, supone lo mismo que mentar a tus padres. Por eso no me parece tolerable. Un beso.

      Eliminar
    2. Tienes razón, se trata de que tengamos derecho a hacer cosas que dañan a otro, psicológicamente. Es la cosa más políticamente incorrecta que he dicho, y sin embargo, lo sostengo. Y es que en la cuestión del daño psicológico, no es un daño directo, salvo cuando las acciones son sistemáticas. Pienso que tolerar la burla es tolerar la condición humana.
      Un beso, Susana.

      Eliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.