Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Septiembre

No sé si mis pastillas no me hacen tanto efecto como antes o es, como dice mi marido, que septiembre siempre es un mes duro por volver a la rutina. El caso es que no me siento demasiado bien. Los post que estoy publicando este mes ya los tenía escritos en agosto. Yo siempre voy con adelanto. Así que éste es el único que describe mi pensamiento actual. Mis padres siguen por el estilo de enfermos, pero parece que lo llevan con más resignación de momento. Mi hijo sigue sin decidirse sobre si quiere estudiar o qué es lo que va a estudiar el próximo curso, suponiendo que le den plaza, después de haber suspendido casi todas las asignaturas del curso anterior. Mientras tanto se pasa los días en la cama.

Mis hijas van a empezar pronto el colegio y, con ello, los horarios, las prisas, el agobio por los exámenes..., pero todo es por una buena causa, ya que sus resultados son excelentes. Yo empezaré también con mis clases de francés por la tarde y llevar y traer a las chicas de música. Mi marido ya lleva tiempo trabajando y en estos meses los viajes se le acumulan, como suele ocurrir, que siempre vienen juntos por temporadas. Me quedan dos sesiones de psicóloga y no sé si debería pedir más o dejarlo así. Al fin y al cabo mi manera de ser es genética y no creo que tenga mucha solución. Espero impaciente el mes de noviembre a ver si al menos en España empiezan a mejorar las cosas.

18 comentarios:

  1. Yo seguiría yendo al psicólogo, siempre te ayudará. Cuando empieza septiembre parece que nada va a encajar, pero luego todo se pone en su sitio.
    EN cuanto a tu hijo, comprendo tu preocupación. Sólo me queda mandarte un beso y mucho ánimo.
    Ana

    ResponderEliminar
  2. Ana. Gracias. Todo viene de lejos y no tiene mucho sentido darle vueltas, pero yo soy así. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Ánimo, septiembre es como una nueva cuesta de enero, pero siempre se acaba pasando y superando.

    ResponderEliminar
  4. A mi siempre me resulta curioso esto de las depresiones, el porqué hay gente que las tiene y gente que es capaz de superar problemas sin que su estabilidad y equilibrio sufra o se quiebre.

    A mi de todos los personajes bíblicos cuando era pequeña el que más me llamaba la atención era Job. El ejemplo bíblico de una persona que no se deprime. Conforme he ido haciendome mayor he descubierto que me parezco a Job (salvando las distancias que yo no soy una santa ni quiero por otra parte, aunque podría jajajaj si me desprendiera de esta vanidad mía...jajajaj) o que aprendí a comportarme como él ante los zarandeos de la vida que a mi me ha tocado vivir, unos más graves y otros menos.

    He aprendido a lo largo de los años "a aceptar" con esa pachorra de Job casi cualquier cosa (está claro que gracias a Dios no todo han sido grandes sufrimientos en mi vida). Y me gusta, me gusta mucho ser así, a veces me supone incomodidad porque no soy de grandes demostraciones ni de dramas ni de felicidad incontrolada y pudiera parecerle a la gente insensible. Insensible como en su día me parecía a mi Job, pero no la sensibilidad no tiene nada que ver con Job ni conmigo.

    No sé si lo que te he dicho te ha ayudado, a veces esta insensibilidad mía es lo que tiene, pero pretendía hacerlo, de corazón te lo digo.

    ResponderEliminar
  5. Querida Susana. Te escribiría largo y tendido... pero me parece que no es el lugar. Sí quiero decirte que entiendo al 100% este estado en el que te encuentras. Y da lo mismo lo que te digan porque tú eres la primera que no tienes ningún empeño en sentirte mal. Quizá es el preludio del otoño que se agrava con la preocupación, más que comprensible, por tus padres y tu hijo.

    A veces te dan ganas de tirar la toalla y dejar las terapias. Dicen que cuando hay crisis mejor que no haya mudanza. Pienso que no es bueno dejar el apoyo de la psicóloga. Y si no te va bien, igual hay otras alternativas. Pero eso es algo muy personal...

    Cuídate mucho, Susana. No te puedo decir "se pasará" porque a veces no es así. Una oración para que mejores. Un beso gordo.

    ResponderEliminar
  6. El 20 N nos traerá muchas cosas..... ANIMO y cuídate...la vuelta al cole de los niños y la rutina es necesaria después del descontrol del verano. Un beso

    ResponderEliminar
  7. Modestino. Espero que sólo sea eso.
    Amaranta. Me gustaría mucho ser como tú, pero a mí me puede mi carácter desde pequeña. Quiero pensar que todo se aprende.
    Sunsi.Gracias por tu oración. Me siento un poco tonta estando en este estado.
    Winnie. A mí la rutina en el fondo me gusta, pero es que hay cosas que parece que nunca cambian para mejor.
    Gracias a todos. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Te entiendo Susana, a veces el temperamento nos afecta, pero como todo puedes ver lo positivo de esta manera de sentir.
    A veces cuando tiendo a sentirme triste u opacada recuerdo que hay actividades que ayudan mucho a mejorar la manera como nos sentimos, por ejemplo caminar a diario, correr, nadar, el ejercicio ayuda mucho. También la música se ha comprobado ayuda, la clásica como la de Mozart.
    Leer los Salmos, la oración, hablar con Dios.
    Hablar con amigos, compartir tus sentimientos.
    Como vez se trata de nutrir el cuerpo, la mente y el espíritu.
    El psicólogo te sirve de orientador, si ves que te ayuda puedes continuar con el.
    Lo importante Susana es que sigas adelante y recobres cada día la alegría de vivir, te aseguro que eso te ayudara con tus hijos también.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. No te preocupes, en ningún momento me he sentido aludida ni por aquella entrada ni por los comentarios, simplemente no me pareció justo juzgar a mucha gente por un troll maleducado :)

    Yo seguiría con la psicóloga... a menos que realmente veas que te está resultando inútil acudir a ella. Quizás acabe ayudándote a ver la vida de otro modo.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Hola :)
    Retomar la rutina despues de un periodo de vacaciones la mayoría de las veces es un sacudón, pero conforme van pasando los días vamos agarrando el paso nuevamente.
    Animo en todo
    Saluditos:)

    ResponderEliminar
  11. Florialv. Yo también procuro hacer esas cosas, pero, cuando veo que el tiempo pasa y todo sigue por el estilo, me acaba afectando.
    Nanny. La verdad es que la psicóloga y yo coincidimos mucho, pero una cosa es la teoría y otra la práctica. ;)
    Paterfamilias. Gracias.
    detorresvianey. Bienvenido. Espero que sólo se trate del cambio de estación.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Hola. Soy nueva en este blog, te he conocido a través del blog de Jorge.

    No se que problemas puedas tener pero por lo que veo en esta entrada y las anteriores que me he leido, no me parecen de envergadura para provocar una depresión.

    Es posible que tu depresión sea por causas internas y posiblemente tanto el psiquiatra que te mande y controle medicación y el psicólogo te vengan bien.

    Muchas veces es cuestión de mentalización y pensar en positivo. Ya se que esto a una persona depresiva no se le debe decir, pero si todos tus problemas son los que describes en este post, mas bien te diría que no son problemas sino que son una bendición. Ahora mismo firmaba yo!!

    Encantada de haber llegado hasta aquí, me gustan este tipo de blogs. Animo, echa un vistazo al mío y te darás cuenta que eres una privilegiada.

    Besos. Chus

    ResponderEliminar
  13. ¡Ah, no! Tonta no, Susana. Por favorrrrrrr.
    Otro beso

    ResponderEliminar
  14. Chus. Tienes razón. El mayor problema es mi manera de ser y eso es difícil de cambiar. Gracias por tu visita. Besos.

    ResponderEliminar
  15. Perdona Chus, pero ahora que me fijo no sé el nombre de tu blog.

    ResponderEliminar
  16. Yo también creo que el 20 N está haciendo mucha falta. Pase lo que pase, al menos habrá una renovación importante.

    Ánimo.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.