Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

martes, 13 de septiembre de 2011

Tesoros

Mi marido debe pensar que tengo una especie de sindrome de Diógenes precoz, y es que lo guardo todo. Tengo la casa a rebosar de cosas y los armarios llenos de artículos "por si acaso". Además guardo recuerdos de todo lo que hacemos y los sitios donde vamos. Tengo dieciséis archivadores de tesoros de valor incalculable para mí solamente. Hay muchos tickets de comidas y aperitivos, hay resguardos de hotel, reservas de viajes e incluso etiquetas. Tengo montones de folletos de lugares y actividades variadas. Guardo entradas de cine, de exposiciones u otros eventos. Toda nuestra vida está reflejada en los tesoros archivados cronológicamente.

Supongo que es una exageración, pero me da pena deshacerme de esos recuerdos. Cuando mis hijos hagan sus propias vidas, yo espero sentarme a ver todos los archivadores, y así no olvidaré los sitios donde fuimos y las cosas que hicimos juntos. Más de veinte años reflejados en fundas de plástico. Cuando faltemos nosotros, entonces ya no tendrán sentido para nadie y acabarán en la basura; como sucedió con los álbumes que atesoraba mi tía abuela que en paz descanse. Así son las cosas. Lo que para uno es un simple papel, para otro es un retazo de su historia. Yo seguiré guardando tesoros, aunque ya no sepa ni donde meterlos. No puedo evitarlo.

14 comentarios:

  1. Yo también guardo muchas cosas, pero mi marido me gana por goleada.
    Coincido contigo en que hay cosas que para los demás no son importantes , pero que para nosotros puede suponer un tesoro. Una entrada de cine, una postal, un ticket, una foto. En fin, los que somos nostálgicos, somos así. Besitos
    Ana

    ResponderEliminar
  2. Yo es que, si no guardo algo, me parece que voy a perder el recuerdo. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Al menos no guardas cosas "por si pueden servir para algo", que sería lo preocupante. En realidad, esas cosas que guardas son pedacitos de ti, así que será mejor que no las tires nunca.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Me temo que también guardo cosas por si acaso, como toallas viejas. ;) Por suerte, mi marido que es muy pragmático, como buen ingeniero, hace limpieza de vez en cuando. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Yo tengo carpetas grandes de cada viaje que he hecho donde guardo toda la informacion del hotel, los folletos de las cosas que vi, las entradas a los sitios, las tarjetas de los restaurantes...me hago un dossier enorme y no veas si tiene exito.Luego me lo pide la gente!

    ResponderEliminar
  6. ¿no has pensado en un escaneo masivo?

    ...yo cuando me doy cuenta de tanto tiket acumulado para ese "por si acaso" grrr... Aunque puedo entender ese momento que tendrás para revisar tus tesoros. Un beso! ;)

    ResponderEliminar
  7. Pikifiore. Lo tendré en cuenta para mi próximo viaje.;)
    Tomae. Lo del escaneo no es mala idea.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Menos mal que leo que tu marido hace limpieza él de vez en cuando...sino no podríais meteros en casa.... Yo antes guardaba muchísimo...con el tiempo he aprendido a ser más selectiva...Un besote

    ResponderEliminar
  9. Yo también soy dada a guardar y me da pena tirar las cosas, sobre todo las que evocan recuerdos de mi pasado, recuerdos familiares, de personas ya fallecidas, de regalos, etc....

    Que le vamos a hacer, No se puede ser perfecto!!
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Yo antes era como tú, hasta que un día decidí tirarlo todo o casi todo. También me ocurría con la ropa: no tiraba las cosas, aunque estuviesen pasadas de moda con la esperanza de que pudieran hacerme falta en un futuro. Ahora, lo regalo todo.

    ResponderEliminar
  11. A mí también me pasa, lo que ocurre es que de vez en cuando me da por hacer limpieza y comienzo a tirar cosas, de lo que en determinados casos termino arrepintiendome.

    ResponderEliminar
  12. Winnie. No queda más remedio cuando ya no cabe nada en los armarios.:)
    Chus. Los recuerdos es lo que más cuesta tirar.
    Zambullida. Yo también guardo ropa que me queda grande o pequeña. Soy un desastre.
    Modestino. Sí eso es lo malo de tirar cosas, que a veces las acabas echando de menos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Tu marido no PIENSA que tienes síndrome de Diógenes. Ha hecho un DIAGNOSTICO.
    Hay un libro de Fernando Garcia Tola que cuenta todas las cosas que nos ponen nerviosos de las mujeres. Un capítulo es "cintas, lazos y perifollos" sobre esa extraña manía de guardar que teneis las mujeres...

    ResponderEliminar
  14. Por lo menos ya sé que no soy la única con esas costumbres. Un saludo.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.