Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

martes, 28 de enero de 2014

Pediasure o como dimitir de madre

Existen en el mercado varios complementos alimenticios pensados para niños que no comen bien, para que no les falten nutrientes esenciales. Puede ser que en algún caso concreto de malnutrición por alergias alimentarias o algo parecido sean recomendables estos productos, pero me temo que volvemos a lo de siempre: se trata de quitarles trabajo a los padres. Porque tener un niño inapetente es un latazo y más aún si es de los que no quieren ni oler la verdura. Y los padres que trabajan no tienen tiempo ni ganas para pasarse delante del plato intentando dar de comer a sus hijos. Si yo lo comprendo, pero forma parte del hecho de ser padres.

Para educar bien a los hijos y asegurarse de que tienen costumbres saludables que benefician su estado físico es imprescindible conseguir que coman un poco de todo, aunque sea poco. Cuando los niños se acostumbran desde pequeños a distintos sabores es más fácil que los acepten que si se alimentan de pasta y croquetas, porque es lo más les gusta. Un niño que no come bien será el día de mañana un adulto que siga sin comer bien lo cual perjudicará a su salud. Por eso el deber de una madre, o un padre, es perder el tiempo que sea necesario enseñándoles todos los sabores. Hay pocas cosas en la vida más importantes que una buena alimentación.

15 comentarios:

  1. Muy cierto pero en mi caso, mala comedora y caprichosa consentida, lo aprendí muy tarde. Y cuando quise rectificar, mis hijos ya tenían malos hábitos. Parece que de 3 hay 2 que lo han visto, pero sufro mucho con la mediana que, por mi culpa, tienen una pésima alimentación y ya por ello problemas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi hija pequeña comía poco de todo pero tengo sobrinos que se han alimentado de croquetas hasta los dieciocho años. Un beso.

      Eliminar
  2. Es que es una pesadilla, algunos realmente pueden convertir el momento de comer en una tortura angustiosa para los padres, pero estoy contigo, darle estos suplementos en lugar de estar ahí al pie del cañón es tirar la toalla.
    Mi experiencia con la niña es un punto intermedio, no me lo puso demasiado difícil, comía poco pero practicamente de todo, algunas cosas fue imposible y lo respeté, tampoco tiene porque gustarles todo, aunque le obligaba al menos a probarlo, verduras concretas y eso, en cuanto a la cantidad nunca me preocupó, siempre pensé que si no comía más era porque su cuerpo no lo pedía y no lo necesitaba.
    Con la fruta he de reconocer que de pequeña y después de muchos meses con las papillas naturales terminé claudicando y dándole potitos hasta que pudo comer fruta a trozos, y así hemos seguido cada día una batalla para que se coma una triste pieza de fruta. Hace medio año y ya con 13 le dije que ya no luchaba más, que ya era mayorcita y yo estaba harta, desde entonces sólo toma zumos, pero lo dicho, llega un momento en que una se planta, que 13 años luchando con la fruta es suficiente para que hubiera cogido el hábito, ahora ya depende de ella.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que ya has cumplido y si por lo menos toma zumos algo de fruta si come. Yo también alguna cosa la dejé por imposible pero como excepción. El chico no come empanada, la mayor no prueba el chorizo y la pequeña se resiste a las espinacas, pero no es porque no lo hayan probado, sino porque no les gusta y ya son mayores para decidir. Un beso.

      Eliminar
  3. Un poco injusto este juicio de valor, Susana... Presumo que ninguno de tus hijos ha comido mal.
    Mi hija es tan inapetente que ni siquiera le gustó el Pediasure cuando lo probó... Regalé los 3 briks que me habían sobrado a una amiga con una hija con el mismo problema.

    Ahora, a punto de cumplir 5 años, empieza a comer un poco mejor, y come de todo, sí, pero cuando la ves malita y no ha comido nada o casi nada en varios días, por mucho que hagas comidas caseras y "pierdas" una media de dos horas por comida.... me cuentas si le das pediasure o lo que te diga la pediatra. Que, por cierto, en nuestro caso, fue la que nos lo recomendó.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La pequeña apenas probaba el biberón siquiera, pero como crecía igual yo no me preocupé demasiado. Ahora bien, si hubiera visto que no se desarrollaba bien hubiera pedido algún complemento, pero sólo para casos especiales como digo en el post. Supongo que el tuyo es uno de ellos. Un beso.

      Eliminar
  4. Un niño inapetente es una cruz, si es por algún problema...
    Por ejemplo, a mi Ñajo, tuve que darle lactancia materna a demanda ¡un año!, tenía una inmadurez que le impedía succionar o comer nada más ¡una cruz, de veras! desconocía eso del Pediasure...
    Un beso, chata
    A

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caramba, qué faena, al menos tuviste suerte de tener suficiente leche. Yo nunca la he tenido. Un beso.

      Eliminar
  5. De lo que no se preocupe una madre...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te creas que todas se preocupan igual. Un beso.

      Eliminar
  6. Supongo que hay muchos casos por los que ese suplemento u otro sean una buena opción, para empezar, simplemente porque el estilo de vida de los padres hagan que sea una buena opción. Al final, se hace lo que se puede y si los papás sinceramente piensan primero en el bienestar del niño, no creo que esté mal decidir dar esto u otra cosa. Lo que sí me parece mal es que prácticamente sea decisión del niño. Eso de ningún modo es anteponer el bienestar del niño. Vi un comercial de televisión de un producto como éste, en el que la escena es tal cual: la niña hace gestos al plato, no quiere comer, y prácticamente se le dice a la mamá que no batalle, que le dé esta lata sabor a chocolate que sí va a querer. No se puede tratar de no batallar. La crianza supone batallar. Qué pena si tocó un niño inapetente; pero si tocó, con eso habrá que batallar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como de costumbre has dado precisamente con lo que yo quería decir, que los niños siempre preferirán el chocolate si les dejan elegir. Un beso.

      Eliminar
  7. Mi hijop no comió desde el momento en que salió del vientre materno. Incluos he lllegado apensar que dentro tampoco. Yo sé lo que es sentarme con él a la una y media de la tarde con un plato y levantarme a las seis de la tarde.
    Cuando un niño no quiere comer porque no quiere, mal asunto.
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero tal vez tampoco lo necesita tanto. Un beso.

      Eliminar
  8. Yo la verdad es que si que uso este tipo de productos porque me lo recomendaron ya que mi hijo tiene carencia de algunas proteïnas. No es que no quiera comer, lo que pasa es que no lo asimila bien y necesita un extra.Si a alguien le pasa como a mi, le recomiendo esta web que està muy bien: http://www.miotrafarmacia.com/es/comprar/pediasure

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.