Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

jueves, 23 de enero de 2014

Nunca es tarde si la dicha es buena.

Hay cosas que se hacen esperar, mucho, pero luego se disfrutan más. Como yo no trabajo, vivir con un sólo sueldo cinco personas ha resultado difícil y durante muchos años no llegábamos a fin de mes, lo cual era una preocupación constante. Ahora que por fin ha mejorado un poco nuestra situación me he quitado un peso de encima de tener que estar siempre pendiente de los gastos, y se agradece. Me hubiera gustado tener una economía estable desde el principio, pero si quería quedarme en casa con los niños era incompatible y hay veces que no te queda más remedio que hacer una elección y afrontar las consecuencias.

Hay deseos que tienes en la vida que se hacen mucho esperar, como cuando quieres que tus hijos terminen los estudios bien y acaben esa etapa. Yo ya tengo a la pequeña en bachillerato y ya me queda poco de colegio. Luego supongo que lo echaré un poco de menos pero también será un alivio haber pasado ese trance. El otro día me decía mi marido que la casa está hecha un caos y es cierto, y yo le contesté que, cuando se vayan nuestros hijos estará todo ordenado, pero entonces nos dará lástima de no tener más desorden por todas partes. Las cosas buenas muchas veces tardan más y por eso hay que intentar disfrutar de los tiempos intermedios.

13 comentarios:

  1. Me sobra demasiado mes al final del sueldo! Síguelo en facebook, me too!
    Un bs Susana

    ResponderEliminar
  2. Este refrán es uno de los más ciertos y esperanzadores, es verdad que cuando esperas una satisfacción al final de una etapa, no importa cuánto puede tardar porque la dicha final será la esperada.

    En cuanto a los niños, yo también he dicho lo mismo, nunca tienes la casa a tu gusto si hay quien va desordenando por otro lado, pero también pienso y no quiero, tenerlo todo recogido, ordenado, limpio y pulcro, porque eso significará que ya no están en casa.

    Besos apretaos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una contradicción porque hay cosas que deseas y no quieres que lleguen todavía. Un beso.

      Eliminar


  3. Debajo del mismo cielo y el mismo sol
    transitan cada día nuestros sentimientos,
    por un puente construido con amor y ternura
    que nos une de corazón a corazón…
    Un hermoso puente llamado amistad.

    Gracias por acompañarme siempre
    con la magia y el silencio de las palabras.

    Un abrazo y feliz fin de semana
    con una sonrisa en las pupilas de la ilusión.

    Atte.
    María Del Carmen



    ResponderEliminar
  4. Sí, hay cosas que tardan y hay que disfrutar en lo que llegan. Con los ciclos vitales esto es totalmente verdad, lo que cuenta no es llegar sino el camino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no disfrutas del camino te estás perdiendo media vida. un beso.

      Eliminar
  5. No quiero darte malas noticias, pero...¡No se van! :P
    Besazo

    ResponderEliminar
  6. Cierto que nos pasamos el tiempo deseando superar etapas para luego echar cositas de menos, sobre todo con los hijos, así que tienes razón, disfrutar de los tiempos intermedios, que en realidad son todos, cuando se vayan tus hijos pensarás en la jubilación de tu marido, luego en cuando lleguen tus nietos...siempre en busca de la siguiente etapa.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ése es el peligro que tiene estar siempre deseando algo y olvidarse del presente. Un beso.

      Eliminar
  7. Es cierto, nunca es tarde para nada, más si uno está dispuesto a todo, a cumplir los sueños.. siempre hay que aprovechar las oportunidades, sin dudarlo ni siquiera un segundo, hay que tomar las cosas con naturalidad, lo malo y lo bueno, si se cometen errores tratando de buscar el bienestar, de eso aprende... en fin, si te interesa, pasa por mi blog, que hablo de estas cosas y mucho más, gracias.
    blog.cheloxnz.com

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.