Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

martes, 5 de mayo de 2015

Ser hombre de palabra

Ser persona de fiar. Es algo muy pasado de moda sin duda. Ahora lo que se lleva es decirle a cada cual lo que quiere oír, ir capeando el temporal y llevarse bien con todos. Esto es una cualidad que admiro y envidio a partes iguales. A veces pienso que si existe otra vida me va a tocar ver pasar delante en la fila a todas las personas que yo pensaba que actuaban mal. Pero tal vez tengan más méritos que yo acumulados, porque de esa manera se han relacionado más y finalmente han hecho más cosas buenas que yo. Es algo que me preocupa sinceramente. Tal vez ir con la verdad por delante y ser tan consecuente, al final resulte ser un signo de fariseísmo.

Alguien me decía hace poco que parezco muy convencida de lo que pienso. La verdad es que soy un mar de dudas pero lo disimulo bien. Tal vez porque no me queda otra que dar una imagen de seguridad si quiero que lo que cuento resulte creíble. Como ya he dicho alguna vez estoy segura de muy pocas cosas. De que el aborto es matar a un niño, de que los hijos deberían estar con sus padres biológicos, siempre que sea posible, y de que la familia es el estado ideal de la persona. Lo demás..., si hago bien o hago mal, si escribo bien o soy un tostón, si soy buena esposa, buena madre..., son preguntas que siempre me atormentan, pero desde luego soy mujer de palabra.

2 comentarios:

  1. Yo creo que todo el mundo debe tener derecho a decir lo que piensa, siempre que se diga desde el respeto. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ahí está el problema, en que mucha gente no sabe hacerlo. Un beso.

      Eliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.