Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

jueves, 28 de mayo de 2015

Dar con queso

Se trata de engañar con sutileza. Imaginad que conocéis a una persona que habitualmente miente más que habla, pero no de forma directa sino con medias verdades. Suponed que la conocéis de toda la vida y siempre ha sido así. Que tiene cientos de amigos mientras que tú eres un paria. Y sabes que miente porque le pillas en todas pero no puedes demostrarlo. Y cuando dices algo la gente te mira como diciendo: ya está aquí la envidiosa, y algo de eso hay. Pero el caso es que engaña a todo el mundo y se sale con la suya. Lleva dando con queso más de cincuenta años y resulta muy desesperante. Y yo esperando inútilmente que algún día se sepa.

Hay maestros del engaño, tal vez porque ellos mismos no distinguen muy bien dónde está la verdad o se justifican de mil maneras. Con unas personas pueden ser ángeles, con otras demonios, o ambos alternativamente. Son gente inteligente para poder mantener tanta farsa y que no se note. A mí es gente que me descoloca completamente porque yo soy incapaz de planear, de fingir y pretender ser otra cosa y menos aún, una distinta con cada persona. Va absolutamente en contra de mi manera de ser. Por eso no sé cómo afrontarlo. Así que he optado por hacer como que no me entero. Total, nadie me iba a creer de todas formas.

4 comentarios:

  1. Hay gente a la que se le da muy bien eso de ir fingiendo ser quienes no son. Pero a la larga terminan cayendo. Un besote!!!!

    ResponderEliminar
  2. Pueden ser peores las medias verdades que las mentiras,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las mentiras se pillan fácilmente. Un beso.

      Eliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.