Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

viernes, 16 de enero de 2015

No está el horno para bollos

Se dice cuando alguien no está de humor. (In the mood, que dicen los ingleses). Yo hace años que no lo estoy, debido a mi depresión. Sigo un tratamiento que me ayuda a seguir adelante pero no me sobran ánimos para mucho más. Hoy precisamente me decía mi hija mayor que por qué no cocino cosas más complicadas. Resulta difícil de explicar el esfuerzo que me cuesta solamente levantarme y entrar en la cocina a cocinar algo, como para andar complicándome la vida. Y es que la gente que no lo ha sentido no entiende lo que es sentirse sin fuerzas espirituales, no tener ganas ni siquiera de relacionarte ni de salir de fiesta a divertirte.

Hace unos veinte años afortunadamente yo todavía tenía energía de sobra, porque si no hubiera sido así no sé cómo hubiera podido hacerme cargo de tres niños pequeños, que además siempre estaban malos. Pero en algún momento se me agotaron las pilas y ahora tengo que recargar todos los días la batería. Resulta muy cansado tener que hacer el esfuerzo cada día, no sólo para afrontar las obligaciones cotidianas, sino para estar de humor y no pagar con los demás el hecho de que el horno ya no esté para bollos. Especialmente cuando tienes unos jovencitos en casa poniendo a prueba tu paciencia, pero afortunadamente mi marido me apoya mucho.

10 comentarios:

  1. Hola: mucho ánimo... entiendo perfectamente el estado de ''no está el horno para bollos'. Hay épocas de nuestra vida que pasamos por esa experiencia y no tenemos fuerzas ni ganas de nada... de todas formas ya leo que tienes el apoyo de tu marido.. es una suerte tener a alguien cerca que pueda animarte o comprenderte. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al principio les costó más pero ya se han acostumbrado. Un beso.

      Eliminar
  2. Lo bueno es que luchas cada día y, aunque te cueste, sacas las fuerzas para seguir adelante. Eso ya es motivo de orgullo. Un besote.

    ResponderEliminar
  3. En muchas ocasiones no está el horno para bollos, no. Pero tú, día a día, pones de tu parte para que aunque no haya bollos sí al menos, galletas maría ;)
    Besines

    ResponderEliminar
  4. Me gusta esa frase. Pero cuántas veces es necesario que sin estar el horno para bollos, funcione el horno para lo que se necesite...
    Como te dicen más arriba, menos mal que tienes a tu marido :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son ya casi cuatro años en tratamiento. Un beso.

      Eliminar
  5. Yo creo que a todos en mayor o menor medida nos falta energía para realizar determinadas cosas, sobre todo las que menos nos gustan. Con una depresión me puedo imaginar que la sensación de no llegar, de no estar a la altura, es mayor. Susana, sin conocerte veo que escribes bien y casi todos los días!! Y para eso es necesaria esa energía que dices no tener. Chica, si las fuerzas escasean no te queda otra que optimizarlas empleándolas en aquello que más te guste que seguro será lo que menos te cueste. Mucho ánimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Escribir no me cuesta porque no es algo físico sino un desahogo. Un beso.

      Eliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.