Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

sábado, 10 de enero de 2015

Cruzar los dedos

Se supone que es una manera de conjurar la mala suerte, como tocar madera, y hay incluso quien lo hace al tiempo que lo dice. Se trata de pensar si crees en la suerte o, como dicen los gallegos: yo no creo en las meigas, pero haberlas haylas... Es decir, que cruzar los dedos se supone que atrae la buena suerte y tampoco se pierde nada con hacerlo. Allá cada cual. Estas navidades yo soñé con un número de lotería y decidí buscarlo, por si acaso. Fui hasta las afueras de Madrid a la administración donde lo tenían y lo tuve que sacar de la máquina, pero no tocó. Ahora me siento un poco ridícula con eso, pero está claro que si no lo intentas no lo consigues.

Y si hubiera tocado no me lo habría perdonado. De eso se aprovechan también los adivinos, los del tarot, los echadores de cartas y demás. Porque todos queremos pensar que existe una forma de influir en nuestro destino aunque luego la realidad nos demuestre lo contrario. Pero leer que vas a tener un buen día en cierto modo hace que te sientas más animado, aun sabiendo que es pura psicología aplicada. En cierto modo estas personas también hacen una labor social porque nos ayudan a mantener la esperanza viva. Luego ya vendrá el día a día a desmentirlo, pero nadie lee los horóscopos de ayer, ni se acuerda de si funcionó lo de cruzar los dedos.

8 comentarios:

  1. Mientras no se teman en temas de salud o similares para sacarnos los cuartos, me parece bien. No hay como darle a la gente una esperanza, aunque sea fútil. Un besote!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo los leo y me quedo con lo que me gusta. Un beso.

      Eliminar
  2. Tengo una amiga que trabajaba en un conocido periódico de la ciudad, el más vendido por aquellos tiempos. Nos explicaba cómo escribían el horóscopo y era un pitorreo, se partían de risa...

    ResponderEliminar
  3. Yo también habría ido a buscar ese número de lotería :)

    Por lo demás, me divierte pasar debajo de una escalera, me gustan los gatos negros y no suelo cruzar los dedos. Un desastre para la superchería jejeje

    Besos, muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tengo un gato negro. Me cruzo con él todos los días. Un beso.

      Eliminar
  4. Yo te auguro una sonrisita la próxima vez que te veas al espejo :D

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.